Archive for the ‘BOSCH’ Category

CRISANTO BOSCH ESPÍN

8 noviembre 2009

EL HOMBRE

DE SARRIÀ 

BOSCH

Crisanto Bosch Espín, lo fue todo para su Club, el RCD Espanyol, jugador, entrenador, cuidador, encargado del campo y huésped de la residencia de jugadores del club instalada en las mismas entrañas de Sarrià y sobretodo pieza clave para la subsistencia del club, junto a Trabal y Cuervas, en la sufrida Guerra Civil Española.

Obviamente, debido a la época que le tocó vivir, al bueno de Bosch el fútbol no le dio dinero, pero fue millonario en amistades, que las ganó a pulso a base de honradez, entrega y humildad. Seguramente por esta razón, a “Tin”, así le llamaban cariñosamente, el Espanyol le realizó más de un homenaje en vida y sin duda fueron más que merecidos. Permaneció en el club casi 50 años, donde su entrega y dedicación no sólo se quedó en su persona, sino que su familia siguió su ejemplo con su esposa Encarna y sus tres hijas María, Encarna y Margarita. Crisanto Bosch puede definirse, por encima de todo, como un hombre de corazón que puso su integridad y hombría de bien al servicio del deporte, a través de los colores de su amado club el Espanyol. 

SUS INICIOS

Crisanto cuando tenía que nacer tenía que venir su abuelo materno para apradinarle, pero un imprevisto le impidió desplazarse, por lo que pidió a los padres de la criatura que por favor le llamaran como él, Crisanto. Así se hizo, aunque los problemas del nombre no acabaron aquí, ya que un amigo íntimo de la familia y el auténtico padrino de “Tin”, les pidió que le llamaran Agustín, tal como se llamaba él. Por ese motivo, al muchacho se le quedó el diminutivo de “Tin” (Crisantín y Agustín), para contentar a todas las partes.

“Tin” Bosch nació en el barrio obrero barcelonés del Poble Nou, precisamente en el Pasaje Bosch junto a Pedro IV y al lado de la Alianza, en el día de San Esteban del año 1907, justo delante del campo del Júpiter.  “Tin” empezó a dar sus primeros puntapiés al balón como todos los niños de la época, en la calle junto a la tapia que circundaba su calle, hasta que calzó las primeras botas de reglamento, de segunda mano y bastante viejas, formando parte de los infantiles del Júpiter y posteriormente para formar parte de la peña “Nova Joventut”, que tenía su lugar de reunión en el bar de “Cal Biel”. Después pasó al tercer equipo del Júpiter, aunque pronto pasó al segundo y al año siguiente, siendo aún un chaval, al primer equipo. De su época fueron Diego, más tarde extremo derecha del Barcelona, Font, otro que pasó a las filas azulgranas, que era un magnifico volante al que le llamaban “El Chato” o el portero que posteriormente también fue compañero de Tin en el Espanyol, Mañé.

bosch.10

Bosch antes de defender al Espanyol jugó en el Jupiter y Terrassa

Crisanto Bosch hizo una subida como la espuma y en su segundo año en el conjunto de la Verneda, en ocasión de jugarse un partido de Campeonato de Cataluña frente al Terrassa, donde ganaron los egarenses por seis goles a cuatro. Los seis tantos de los vallesanos fueron marcados por Broto y los cuatro del Júpiter por Crisanto Bosch. Tanto llamó la atención al Terrassa el juego del exterior grisgrana, que hicieron lo imposible por constituir el ala izquierda Broto-Bosch en el conjunto vallesano, de donde curiosamente ambos marcharían hacia el Espanyol un año más tarde.

Bosch se incorporó al Terrassa y firmó su primera ficha profesional, percibiendo seis mil pesetas. Su pase al cuadro egarense llenó el vacío que dejó Pedrol, que marchó al Barcelona, a cambio de una buena contraprestación económica, por lo que al conjunto del Terrassa no le dolió en prendas pagar la prima de fichaje al jugador del Poble Nou. Con los vallesanos permaneció tan sólo una temporada, debido a que sus buenas actuaciones no pasaron por alto al Espanyol que se lo llevó junto a sus compañeros de equipo Julio Kaiser y Domingo Broto.

DE PEQUEÑO ERA CULÉ

Todo el mundo tiene un pasado y a veces este un poco oscuro. En el caso del bueno de Tin no fue una excepción y como reconocía él a regañadientes, en el Mundo Deportivo, en su primera temporada en el cuadro blanquiazul, de pequeño era un hincha acérrimo de los azulgranas hasta llegar a las filas de Sarrià, donde obviamente cambió radicalmente de sentimientos, por el trato de la entidad perica y el de sus compañeros hacia su persona, como demostró ampliamente a lo largo de su vida. Y es que ya lo dice el dicho: Un misionero prefiere a un convertido que a mil convencidos y la verdad es que si un hombre encarnó el sentimiento espanyolista, ese fue sin duda, Tin Bosch.

SU FICHAJE POR EL ESPANYOL

Sus grandes actuaciones con el Terrassa, hizo que Don Genaro de la Riva le propusiera fichar por el Espanyol y le dijo que el dinero era lo de menos, le aseguraría la vida con un trabajo estable, o un negocio… “Piénsalo unos días y me contestas”. Nada más saber el interés del Espanyol por el joven jugador, un directivo del Barcelona le hizo una contraoferta y el propio “Tin” Bosch la contaba de esta forma: “Me dijo: tu ets catalá, veritat? Doncs, si ho ets, tens que firmar pel Barça, perquè a l’Espanyol tots són castellans…Yo era catalán hasta la médula pero firmé en blanco el contrato que me había ofrecido don Genaro”.  La palabra dada para Tin era ley y pese su reconocida simpatía por los colores azulgranas, por aquel entonces, el del Poble Nou firmó por el Espanyol.

Finalmente, el cuadro blanquiazul a finales del mes de junio de 1928 incorporó al extremo del Poble Nou, junto a sus compañeros del Terrassa Broto y Kaiser. Con el fichaje por el Espanyol, Tin cumplía un sueño, jugar al lado de Ricardo Zamora, que junto a Samitier del FC Barcelona, eran los jugadores que más admiraba de joven y de los cuales coleccionaba sus cromos que salían en las tablillas de chocolate. Llegó con veinte años y ya jamás se desvinculó de la entidad blanquiazul.

bosch

Bosch fichó por el Espanyol en junio de 1928

El debut de Tin como blanquiazul no se hizo esperar y fue frente al Europa en la popular Copa Vea, creada en 1922 por el deportista Vicente Vea y que se solía disputar a finales de temporada. Espanyol y Europa como casi siempre disputaron la Copa a dos partidos y el mejor de ambos se llevaba el preciado trofeo. En ambos encuentros Bosch estuvo presente y su debut oficial como espanyolista fue el 29 de junio de 1928 frente el conjunto de Gracia, donde ambos conjuntos empataron a tres tantos. Destacar que Tin participó activamente en dos de ellos. En el segundo tanto blanquiazul, Tena II aprovecha un gran centro de Bosch para establecer el 1 a 2 y en el tercer gol espanyolista, Bosch inició la jugada ofensiva para pasarse la a Broto y que concretó eficazmente Gallart para establecer el definitivo empate a tres.

cdeuropa

 CD Europa: Florensa, Viguera, Alcoriza, Soligó, Gámiz, Mauricio, Gándara, Bestit, Cros, Ciorda y Colls (Xifreu, 46’).

espanyol

RCD ESPANYOL: Zamora, Trabal, Saprissa, Portas, Solé, Tena I, Vantolrá, Broto, Gallart, Tena II y Bosch.

Goles: 0-1. Tena I. 1-1. Cros. 1-2. Tena II. 2-2. Cross. 3-2. Xifreu. 3-3. Gallart.

El Espanyol en el segundo encuentro se alzó con el trofeo al vencer por 2 a 1, gracias a los goles de Bosch, que se estrenaba como goleador blanquiazul, y Gallart. Por los graciencs anotó Cross de penalti. El gol de Tin Bosch fue en la primera mitad, cuando centró en busca de un compañero, pero el portero del Europa, Altés, lo blocó mal con tanta mala fortuna, que se coló dentro de la portería. 

UNA TEMPORADA GLORIOSA

La temporada 1928/29 ha sido a lo largo de nuestra historia una de las temporadas más relevantes del club. El cuadro blanquiazul logró aunar un potente equipo, con gran calidad en todas sus líneas de juego.

El cuadro blanquiazul ya empezó demostrando su potencial en la Copa Catalunya, donde acabó el campeonato de manera invicta, cediendo tan sólo un empate frente al Europa, el resto todo victorias, destacando las infligidas al Barcelona por 0 a 2 en Les Corts y 2 a 1 en Sarrià. Con este triunfo, el Espanyol se proclamó matemáticamente campeón de Catalunya a falta de una jornada, demostrando su auténtico dominio en la competición local, como así lo demuestran las estadísticas: 9 victorias y un solo empate, más 32 goles a favor por tan solo 4 en contra.

Tin Bosch, disputó  ocho de los diez encuentros, perdiéndose únicamente dos: el partido inaugural frente al Terrassa y el último frente al Sants, cuando el Espanyol ya se había proclamado campeón. El del Poble Nou, anotó un solo gol, fue frente a su ex-equipo, el Terrassa, en la goleada en Sarrià por 7 a 0.

zamora27

El equipo campeón de la Copa Catalunya

Una vez terminado el campeonato de Catalunya con éxito, el Espanyol debía de afrontar la Copa de España. El Espanyol como en el campeonato de Catalunya, empieza arrasando a sus rivales (Sporting, Arenas y Atlético de Madrid), Tin Bosch jugó todos los encuentros, excepto uno, frente el Atlético en el Metroplitano de Madrid, ya que el técnic espanyolista Greenwell decidió reservarle junto a Vantolrá, al tener la eliminatoria en franquicia, tras el 5 a 1 cosechado en Sarrià.

El Espanyol ya estaba en semifinales y el rival nada más y nada menos era el Barcelona, es decir, un derbi para dirimir quien sería uno de los finalistas. El partido de ida se celebró en Sarrià el 20 de enero de 1929. Los blanquiazules se encontraron con la ventaja que a los dos minutos, el mediocentro barcelonista Guzmán se tuvo que retirar lesionado, hecho que provocó que el partido fuera un ataque y gol de los blanquiazules, hecho que les hizo merecedores de la victoria como así sucedió, ya que los de Sarrià vencieron por 2 tantos a 0 y pudo ser 3 si Perico Solé no hubiera fallado una pena máxima.

En el encuentro brilló de sobremanera nuestro protagonista, que fue toda una pesadilla para el conjunto azulgrana que no pudo pararlo, tal fue la impotencia de los jugadores barcelonistas, que en una acción entre Bosch y Martí, el del Poble Nou comete una falta al intentar deshacerse de su marcador, pero el barcelonista se revuelve y le arremete una patada, con lo que el hábil extremo espanyolista tuvo que ser atendido durante unos tres minutos fuera del terreno de juego. El colegiado Melcón decide sólo mostrarle la tarjeta amarilla, con la inmediata repulsa del público espanyolista que abarrotaba Sarrià al entender que esa acción antideportiva era merecedora de expulsión.

Pese a la ventaja cosechada en Sarrià, el Espanyol era consciente que en Les Corts el Barcelona no les dejaría las cosas fáciles y que les harían sudar sangre para alcanzar la Final. Bosch como en la ida fue titular, aunque esta vez su juego pasó bastante desapercibido por el juego más contemplativo de los espanyolistas, que se dedicaron más a defender la renta de Sarrià, que atacar. El encuentro fue muy sufrido para los espanyolistas, sobretodo en la primera parte, pero con un poco de fortuna, lograron llegar al descanso con un meritorio empate a un gol, gracias al tanto de Padrón, en el último minuto de la primera parte, que enterró definitivamente las opciones del Barcelona. En el segundo tiempo, los blanquiazules estuvieron mucho más cómodos en el campo y ni tan siquiera la tángana que se produjo al inicio del segundo tiempo, con las expulsiones de Samitier y Tena I, hizo cambiar el rumbo del encuentro. Hecho que les hizo ser merecedores de clasificarse para la finalísima de la Copa de España, catorce años después. Esta vez, aguardaba en la Final el Real Madrid.

bosch.1

Imagenes del apasionante derbi de Les Corts

CAMPEONES DE ESPAÑA!!!

Uno de los momentos más felices para Tin Bosch, fue sin duda la Final de Copa celebrada en Mestalla frente al Real Madrid, el 3 de febrero de 1929. Mestalla estaba hecho un barrizal por las incesantes lluvias que caían en la Ciudad del Turia, y ambos equipos no pudieron practicar su futbol, por lo que tuvieron que suplir su buen juego por coraje y orgullo. Allí los blanquiazules fueron superiores a los madridistas, que se impusieron por 2 a 1 al finalizar el encuentro.

zamora51

Formación del Espanyol en la Final de Copa de España

Destacar al del Poble Nou, que fue el autor del segundo gol y a la postre el que sentenció la final. Pero como fue el gol? Restaban 20 minutos para la conclusión y el Espanyol seguía dominando 1 a 0 la final, y en una de las numerosas galopadas del canario Padrón sorprende a la zaga madridista que le persiguen, pero no se deciden a entrarle, hasta que el habilidoso interior canario decide pasarle a Bosch que con supina serenidad supera a Cabo para establecer el 2 a 0 en el marcador.

bosch.26

Una imagen vale más que mil palabras

Con ese triunfo, los blanquiazules completaban un doblete histórico para el club, demostrando que su superioridad era patente tanto en Catalunya como en España, ya que en ambos campeonatos quedaron invictos.

 espanyolRCD ESPANYOL: Zamora, Saprissa. González, Trabal, Solé, Kaiser, Vantolrá, Broto, Tena II, Padrón y Bosch.

realmadrid

R. Madrid: Cabo, Quesada, Urquizu, Prats, Esparza, Peña, Lazcano, Triana, Rubio, Morera i López.

Goles: 1-0: Minuto 55, Tena II. 2-0: Minuto 70, Bosch. 2-1: Minuto 75, Lazcano.

Árbitro: Pelayo Serrano, vizcaíno. Expulsó a González, Tena II y a Broto por parte del Espanyol, y a Triana y Rubio por parte del Madrid.

Incidencias: Partido celebrado el 03/02/1929 en el Estadio de Mestalla de Valencia, correspondiente a la Final de Copa de España. El partido estuvo marcado por la incesante lluvia. Unos 4 mil pericos se desplazaron a la ciudad del Turia, por unos 8 mil madridistas. El portero Cabo paró un penalti  a González en el minuto 3 de juego. 

LA SOCIEDAD PADRÓN-BOSCH

Una de las muchas claves que hicieron a ese Espanyol bicampeón fue la sociedad por el ala izquierda entre José Padrón y Tin Bosch. Pero que es un ala. Podríamos definirlo cuando en las líneas de ataque contaban dos jugadores por banda, ya fuera la diestra y en la siniestra.

Hubo muchas alas en el futbol español, pero pocas con la compenetración entre Padrón y Bosch. Fue cuestión de compenetración, esto es de entendimiento entre quienes la integran. Fruto de un mismo sentido, de idéntica concepción del juego. Conocimiento exacto, además, de las posibilidades de uno mismo, pero no menos de las del compañero junto al cual jugaban. Porque poseían inteligencia y porque facultades físicas, si no sobradas, las tenían más que suficientes.

Padrón, al contrario de Bosch, no nació, no fue un producto de la cantera catalana, sino de importación. Padrón vino del Las Palmas, como tantos otros excelentes jugadores. Las Islas Afortunadas han exportado muchos futbolistas.  El Espanyol tuvo la fortuna de contar con él y, doble fortuna, de que integrara con Bosch esa ala que muchos clubes soñaron y pocos equipos consiguieron. Bosch era un jugador fino, inteligente, limpio, rapidísimo, no de esos que avanzan a trompicones. Esta rapidez de Bosch, pronto la aprovechó Padrón, que le lanzaba balones largos y medidos para que el del Poble Nou arrancara como una flecha hacia el marco rival. Es decir, libre de todo obstáculo, atraídos como habían sido por Padrón un medio, o un zaguero, cuando no ambos a la vez… Pero esto sólo puede hacerse cuando, como en el caso del gran jugador canario, por otra parte, de estatura tan escasa, se mantiene el balón, se le retiene, no se desprende de él con prisas. Padrón poseía un dribling endiablado, que llegaba a marear al adversario. Pero conste: su mucho regate no le impedía ni mucho menos el tiro duro, colocado, ni que fuese a distancia.

bosch.3

Padrón y Bosch una ala izquierda inolvidable

Esta temible sociedad no sólo la gozó el Espanyol, durante dos años por el traspaso de Padrón al Sevilla, sino que también tuvo la fortuna de disfrutarla la selección española, durante tres encuentros: Portugal (ambos debutaron internacionalmente con la selección), Checoslovaquia e Italia, con tres triunfos para los españoles.

Lo cierto, es que a banda, de la gran compenetración dentro del terreno de juego fuera de él también era palpable, ya que el del Poble Nou y el canario forjaron una gran amistad. Y es como decía el canario Padrón a Bosch: “Sin ti el fútbol es para mi distinto”.

DEBUTA COMO INTERNACIONAL 

La gran actuación de Bosch con el Espanyol no pasó desapercibido por el seleccionador José María Mateos, que lo convocó por primera vez para la selección nacional absoluta en el partido amistoso frente a Portugal celebrado en el Helipolis de Sevilla el 17 de marzo de 1929.

bosch.6

Bosch posando con España

La selección brilló con luz propia y antes del descanso ya endosó los cinco goles a los portugueses, que demostraron muy poca cosa en el derbi ibérico. Los españoles fueron un ciclón y desarbolaron a los lusos, que cayeron rendidos ante la furia española. La segunda parte fue un mero trámite, donde los jugadores españoles buscaron más el lucimiento personal que el colectivo. Los portugueses desperdiciaron un penal en la recta final del partido, demostrando bien a las claras que no era su día.

bosch355

El once español donde debutó Tin Bosch

Referente a Bosch, su juego pasó bastante desapercibido, ya que el juego lo centraron principalmente por la banda derecha, donde jugaba el extremo diestro madridista Jaime Lazcano, por lo que el del Poble Nou pasó bastante desapercibido.

En este encuentro también se encontraban tres espanyolistas más, Zamora, un fijo indiscutible, y dos debutantes como Bosch. Perico Solé y José Padrón, los cuales tuvieron un brillante debut, Solé siendo el hombre más destacado del encuentro y Padrón anotando dos goles y muchas filigranas, que provocó el aplauso unánime del público sevillano.

banderaaños20.2 

España: Zamora, Quesada, Urquizu, Prats, Solé, Peña, Lazcano, Triana, Rubio, Padrón y Bosch.

portugal

 Portugal: Roquette, Alves, Oliveira, Figueiredo, Silva, Gonzalvez,  Valdemar, Tavares, Silva, Soares y Ramos.

Goles: 1-0. Minuto 2: Rubio. 2-0. Minuto 9: Rubio. 3-0. Minuto 20: Rubio. 4-0. Minuto 30: Padrón. 5-0. Minuto 45: Padrón.

Arbitro: John Langenus (BEL).

Incidencias: Partido amistoso celebrado en el Estadio Heliópolis de Sevilla, lleno. Debutaron tres de los cuatro jugadores del Espanyol que estuvieron representando a la selección española. Portugal, por mediación de Soares erró un penal.

SU DEBUT EN LA LIGA

En el año 1929 se inauguró el Campeonato Nacional de Liga y Tin Bosch debutó en esta competición en la tercera jornada el 24 de febrero de 1929 en Sarrià frente al Europa, curiosamente el mismo equipo contra quien debutó meses antes. La victoria fue blanquiazul por 3 a 1, donde una primera mitad primorosa de los de Sarrià fue suficiente para doblegar a los escapulados.

 espanyol

RCD ESPANYOL: Zamora, Saprissa. González, Trabal, Solé, Kaiser, Vantolrá, Broto, Tena II, Padrón y Bosch.

cdeuropa

CD Europa: Florensa, Viguera, Alcoriza, Soligó, Gámiz, Mauricio, Ramonzuelo, Bestit, Cros, Ursunaga y Xifreu.

Goles: 1-0. Minuto 3: Broto. 2-0. Minuto 19: Tena II. 3-0. Minuto 27: Padrón. 3-1. Minuto 87: Gámiz.

Árbitro: José Llovera, catalán.

Incidencias: Partido disputado en Sarrià, correspondiente a la tercera jornada de Liga. Tres cuartos de entrada en las gradas, donde los goles están a rebosar, no así la preferencia. El Espanyol falló dos penaltis, ambos lanzados por Perico Solé.

TRISTE ADIÓS A LA TEMPORADA 

Si la temporada para el del Poble Nou fue maravillosa desde que se vistió de blanquiazul, al ganar dos títulos, Campeonato de Catalunya y Copa de España, y logrando la internacionalidad absoluta con la selección. Esta tuvo un borrón significativo y fue la expulsión que sufrió frente al Arenas de Getxo, al intentar agredir al colegiado aragonés Antonio Adrados Martín, aunque este hecho nunca fue del todo aclarado, motivo que le ocasionó al colegiado una sanción de 15 días y 50 pesetas de multa. La peor parte se la llevó el bueno de Tin Bosch, que fue suspendido por 3 meses, perdiéndose de esta manera todo lo que quedaba de competición y también los compromisos con la selección española contra Francia e Inglaterra, ya que la Federación respetaba dichas sanciones impuestas por el Comité. Tal sanción fue descrita así por el Comité de Competición “Si es siempre doloroso el tener que aplicar sanciones por mala conducta de los jugadores, lo es más aún en éste caso, en que se trata de un jugador que forma parte del equipo nacional y que por lo tanto no podrá alinearse contra Francia el próximo 14 de abril en ella”. 

El Espanyol intentó por todos los medios reducir la dura sanción al habilidoso extremo, pero dichos intentos fueron infructuosos y el jugador tuvo que esperar hasta la temporada próxima para reaparecer en los terrenos de juego. 

SE FUNDA LA PEÑA ESPANYOLISTA BOSCH

Las actuaciones individuales de Tin Bosch y su carácter afable hizo que se ganara la admiración de los fieles de Sarrià, y estos no dudaron en crear una Peña en su nombre: La Peña Españolista Bosch. Su sede estaba ubicada en la avenida del General Martínez Anido, 140 de Badalona. Su Junta directiva estaba integrada por los siguientes señores:

Presidente honorario, Crisanto Bosch Espín.

Presidente efectivo, José Soler Barcelona.

Vicepresidente, Ricardo Barbará Eeu.

Secretario, Ildefonso Cebriano Regadera.

Vicesecretario, Cosme Núñez Porta.

Tesorero, Mario Ollearris Fasciotti.

Contador, Gregorio García Atenza.

Vocales, Victoriano Ramírez Cifuentes y Antonio Figuereo Fernández.

Dicha peña fue inaugurada aprovechando las fiestas de Badalona, mes de agosto, donde hubo banda de Jazz, y hubo varios invitados de excepción como el directivo del club don Ricardo Orós, los jugadores Trabal, Kaiser y obviamente el invitado de honor, Tin Bosch. Además de varias peñas representativas del club, como la de Ricardo Zamora o Martin Vantolrá. La fiesta fue un gran éxito y finalizó a altas horas de la madrugada.

bosch.12

Bosch reclama penalty en un partido contra el Sevilla

POLÉMICA EN LAS SEMIS FRENTE AL R. MADRID

La siguiente temporada el Espanyol no pudo reeditar los éxitos de la anterior, quedando segundo en el Campeonato de Catalunya, tras un duelo fratricida con el Barcelona que se decantó por los azulgranas en el último partido jugado en Les Corts, donde el Espanyol cayó por un apretado 3 a 2.

En la Liga, los blanquiazules quedaron en una digna cuarta posición, con goleadas de mérito como un 4 a 0 en Sarrià frente al Barcelona o las goleadas frente al Real Madrid, en Chamartin 2 a 4, donde Bosch anotó uno de los tantos blanquiazules, y en Sarrià 8 a 1, donde también marcó un tanto el del Poble Nou.

El postre de la competición fue la Copa de España, donde el Espanyol se plantó a semifinales y tenía como rival el equipo que ya había vencido en la anterior campaña en la Finalísima de Mestalla y en los dos partidos ligueros, hecho que le hacía partir como favorito en esta eliminatoria, el único inconveniente era que el partido de vuelta sería en Chamartin, que fue un factor clave.

bosch.22

Bosch era toda una pesadilla por banda izquierda

El partido de ida en Sarrià, el Espanyol se impuso por la mínima (1-0), gracias a un tanto de Padrón a los inicios del match, pero pronto la decoración iba a cambiar y a raíz de una criminal entrada sobre Tena II de Quesada, que le partió la pierna al delantero blanquiazul, hizo que el partido se convirtiera en una batalla campal, donde nadie puso el temple necesario para calmar los ánimos, ni los jugadores, ni el público ni el árbitro que se mostró contemplativo a lo largo del encuentro, esta situación afeó el encuentro y perjudicó al Espanyol que perdió el oremus, cayendo en la trampa madridista.

El partido de vuelta, en Chamartin el ambiente estaba muy caldeado por lo que sucedió una semana antes en Sarrià, el público blanco estuvo muy hostil con los jugadores blanquiazules, y Bosch fue víctima de ello, ya que cada vez que se acercaba por la banda era agarrado por los exacerbados hinchas blancos. El Madrid, que jugó más listo se llevó el gato el agua y ganó por 2 a 0, eliminando al Espanyol de la Copa. Los aficionados blanquiazules, tuvieron ocasión de desquitarse con los blancos una semana después, en el Estadio de Montjuic, donde Athletic y R. Madrid disputaron la final y varios hinchas pericos fueron a la Montaña Mágica para animar a los bilbaínos y principalmente abuchear a los blancos, el propósito tuvo su recompensa, ya que los leones vencieron en la prórroga por 3 a 2 a los merengues.

JUGADOR CON MÁS DERBIS GANADOS EN LIGA COMO LOCAL

Crisanto Bosch tiene el honor de ser el jugador que más veces ha derrotado con la camiseta del RCD Espanyol al FC Barcelona en partidos de Liga como local, concretamente en cinco: (29-30, 32-33, 33-34, 34-35 y 35-36), empatado con Benito Pérez y Perico Solé. Además, el extremo del Poble Nou, también pudo saborear la victoria en el campo enemigo, Les Corts (39-40).

bosch.7

Para Bosch y el espanyolismo el derbi era más que un partido

Los derbis en la época de Bosch eran auténticas batallas rebosantes de pasión y comparándolos con los que se transformaron luego, el bueno de Tin, afirmaba que “los de ahora son como ir a tomar un café con leche”, es decir, que estaba mucho más descafeinados que los que se celebraban en su época.

Su primer derbi en el campeonato de Liga fue en Sarrià el 19 de enero de 1931, donde los blanquiazules se impusieron de manera fantástica por 4 a 0, e incluso pudieron ser más. Los espanyolistas hicieron un juego de tiralíneas donde la delantera estuvo fantástica, sobretodo el flanco derecho con Vantolrá y Gallart, que curiosamente hicieron los cuatro goles entre ambos. Solé en la media se mostró imperial y Zamora en la portería aburrido ante el dominio absoluto de los blanquiazules. Bosch no estuvo tan activo como sus compañeros ofensivos, pero ayudó a la mágica actuación de los suyos que fue aclamada y largamente ovacionada por los seguidores periquitos.

 espanyol

R.C.D. ESPANYOL: Zamora, Saprissa, De Mur, Trabal, Soler, Espino, Vantolrá, Gallart, Alamo, Padrón y Bosch.

barcelona

 F. C. Barcelona: Plattko, Walter, Saura, Font, Guzmán, Pedrol, Piera, Sastre, Golburu, Bestit y Parera.

Goles: 1-0. Minuto 18: Gallart. 2-0. Minuto 26: Gallart. 3-0. Minuto 39: Vantolrá. 4-0. Minuto 67: Gallart.

Árbitro: Pedro Escartín, madrileño.

Incidencias: Partido disputado en Sarriá el 19 de enero de 1930, correspondiente a la octava jornada de Liga. Lleno absoluto en las gradas, desde muchos minutos antes del inicio del encuentro. El Espanyol luce brazaletes negros en memoria del fallecimiento de ex-presidente Victoriano De la Riva.

xut

El derbi desataba pasiones en la época de Bosch

LAS LESIONES LE MARCAN 

El Espanyol en la temporada 1930-31 vivió épocas de vacas flacas, ya que redujo su presupuesto en un 50% y vendió a parte de sus estrellas como Padrón y Vantolrá al Sevilla, Gallart al Oviedo y sobretodo a Don Ricardo Zamora al Real Madrid, en un traspaso record.

bosch.23

No tuvo suerte con las lesiones el extremo de la Verneda

Bosch no fue traspasado, en parte porque vivió un vía crucis con las lesiones, de hecho mentes mal pensadas especulaban que sus lesiones eran fruto de que quería marchar del club, pero nada más lejos de la realidad, Tin Bosch demostró una fidelidad a los colores blanquiazules como pocos en la historia de la entidad. De hecho, en la Liga tan sólo juega seis encuentros, en una temporada mediocre para los periquitos que quedaron novenos. 

BATIÓ A ZAMORA!!! 

Una de las alegrías más destacadas por Tin Bosch en su vida deportiva, casi, casi como la consecución de la Copa de Mestalla, fue el gol que le metió al Divino Zamora contra el R. Madrid. Fue en la temporada 1932/33, donde el Espanyol hizo un campeonato brillante y estuvo once jornadas consecutivas imbatido. De hecho, los blanquiazules finalizaron en un más que meritorio tercer puesto, record hasta la fecha del club espanyolista.

32-33

Bosch, el primero agachado por la derecha de la imagen, y sus compañeros firmaron una campaña excelente en la 1932/33

Frente al Madrid de Zamora se jugó en Sarrià en la jornada inaugural del campeonato y los espanyolistas sorprendieron a los blancos con un juego rápido y directo que dio al partido un ritmo frenético y bonito de cara el espectador. Bosch se erigió como una de las piezas claves del conjunto perico y desbordaba continuamente por su banda. Sobre la media hora de juego, su gran futbol tuvo su recompensa en un lanzamiento de esquina efectuado por Prat y ejecutado perfectamente de cabeza en el segundo palo por Bosch, que bate a Zamora.

bosch.21

Momento en que Bosch bate a Zamora

El gol, no cambió el guión, el Espanyol y Madrid daban un espectáculo de poder a poder, con la sensación de los blanquiazules iban con mucha más convicción en busca de la victoria y este esfuerzo de nuevo se reflejó en el marcador casi a la hora de partido, cuando Solé recoge un rechace desde fuera del área y empalma un disparo que se cuela en el ángulo izquierdo de Zamora. Ese gol, desquició al Madrid que empezó a perder los nervios y utilizó marrullerías para sacar del partido a los blanquiazules, cosa que casi lograron, ya que la juventud y el ímpetu local, apoyada por una grada encrespada con el juego blanco, hizo que el Madrid tuviera opciones de marcar, de hecho, el espanyolista Garreta tuvo que retirarse unos minutos del terreno de juego, por un golpe sufrido por un contrincante. Esa superioridad numérica momentánea la aprovechó el Madrid para anotar su único tanto. Bosch siempre recordaba esta hazaña con los ojos húmedos, repitiendo con cara de felicidad e incredulidad “¡Le metí un gol a Zamora!”.

 espanyol

RCD ESPANYOL: Florenza, Arater, Pérez, Trabal, Solé, Pausas, Prat, Edelmiro, Garreta, Redó y Bosch.

realmadrid

R. Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces, P. Regueiro, Valle, Gurruchaga, Eugenio, Regueiro, Olivares, Hilario y León.

Goles: 1-0: Minuto 25, Bosch. 2-0: Minuto 55, Solé. 2-1: Minuto 84, Eugenio.

Árbitro: Sanchís Orduña, valenciano.

Incidencias: Partido disputado en Sarriá el 27 de noviembre de 1932, correspondiente a la primera jornada de Liga. Lleno absoluto en las gradas, que se mostró muy hostil e irascible con los blancos a partir del segundo tiempo, cuando emplearon una dureza extrema consentida por el colegiado.

MUNDIALISTA EN ITALIA 1934

Para el recuerdo de Tin Bosch siempre estuvo que fue mundialista en Italia 1934, aunque su papel fue de reserva tuvo la oportunidad de jugar el partido de cuartos de final de desempate entre España e Italia, ya que el combinado español llegó a ese partido con sólo 11 de los 22 jugadores que se llevó a Italia. 7 de sus titulares no pudieron jugarlo, entre ellos su portero, Ricardo Zamora, y su delantero goleador, Isidro Lángara.

zamora49

Instantánea del gol de Meazza, en el partido de desempate, hubo falta previa al portero suplente español,  Juan José Nogués.

El extremo del Poble Nou tuvo la desgracia de lesionarse a los dos minutos de juego y se perdió casi la primera parte, debido a las atenciones médicas que le hicieron. Su regreso al terreno de juego, era más por presencia testimonial y ocupar una parcela para molestar a la zaga italiana que por poder jugar, ya que su lesión le impedía moverse con soltura y no podía intervenir en el juego de manera efectiva, dado que sus dolores al correr eran más que evidentes. Pese su estado mermado, logra crear peligro en un par de centros que no pudieron ser definidos por sus compañeros, hasta que en la recta final su dolencia le dice basta y muy dolorido debe abandonar definitivamente el terreno de juego, bajo la ovación del público italiano que reconoce la bravura del extremo español.

untitled

Bosch fue ocho veces internacional con la absoluta

El partido acabó con 1-0 para los italianos, con un arbitraje más que lamentable. De hecho, el colegiado del choque, el suizo Rene Marcet, fue inhabilitado de por vida por su Federación.


italia-naval 

  Italia: Combi, Monzeglio, Allemandi, Bertolini, Monti, Demaria, Ferrari, Guaita, Borel, Meazza, Orsi.

banderarepublica.2

 

  España: Nogués, Zabalo, Quincoces, Cilaurren, Lecue, Luís Regueiro, Muguerza, Campanal, Chacho, Vantolrá y Bosch.

Árbitro: Rene Marcet (Suiza).

Goles: 1-0 (11’): Meazza.

Incidencias: Partido celebrado el 01/06/1934, correspondiente al desempate de los cuartos de Final del Mundial de Italia 1934, debido al empate que se había producido el día antes entre ambos conjuntos. El encuentro fue disputado en el Estadio Comunale Giovanni Berta de Florencia, con 35 mil espectadores en las gradas. España tuvo que jugar con siete reservas debido a las bajas por lesión del día anterior.

Este encuentro fue su última presencia con la selección española, representándola un total de ocho ocasiones y habiendo marcado un tanto, frente a Bulgaria.

SU ÚNICO HAT-TRICK EN LIGA

El 13 de enero de 1935, Tin Bosch hizo su único hat-trick de su carrera en el campeonato de Liga. Fue en Getxo, donde los espanyolistas vencieron de manera inapelable por 0 a 4, marcando Bosch los tres primeros goles del encuentro, el último lo anotó Pitus Prat.

bosch.9

Tin y Pitus una pareja letal en el ataque perico

Bosch fue una centella y superaba siempre a la defensa arenera, que era incapaz de poner freno al desaguisado que protagonizaba el extremo izquierda blanquiazul. Esa contundente blanquiazul vino a calmar un mal año en las filas blanquiazules, ya que no lograron clasificarse para la Copa de España, al caer en la previa frente al Badalona y en la Liga se pasó con más pena que gloria.

  arenas-getxo   

Arenas de Getxo: Egusquiza, Egusquiaguirre, Arrieta, Ángel, Petreñas, García, Besagoiti, Larrondo, Gonzalo Irureta, Lele y Pascual.  

espanyol

 

RCD ESPANYOL: Fornies, Arater, Pérez, Martí, Solé, Cifuentes, Prat, Edelmiro I, Iriondo, Manolín y Bosch. 

Goles: 0-1. Minuto 26: Bosch. 0-2. Minuto 60: Bosch. 0-3. Minuto 62: Bosch. 0-4. Minuto 89: Prat.

Árbitro: Balaguer.

Incidencias: Partido disputado en Ibaiondo el 13 de enero de 1935, correspondiente a la séptima jornada de Liga. Floja entrada, debido al clásico txirimiri muy propio de las tierras bascas.

GIRA AMERICANA

Tin Bosch junto a varios de sus compañeros del Espanyol hizo una gira por América, emulando lo que hicieron en la década anterior para conseguir fondos, ante la situación económica delicada del club. Esta vez el Espanyol no podía hacer frente por si sólo el viaje y también le acompañó en la aventura el At. de Madrid, haciendo entre ambos un combinado para jugar en el continente americano.

La gira no pudo catalogarse como brillante a nivel deportivo, ya que ni catalanes ni madrileños hicieron ese año precisamente una buena campaña, aunque su participación haciendo las américas no fue del toda mala, cosechando dos empates contra la selección de Argentina (1-1 y 2-2). Bosch, fue indiscutible en las alineaciones del combinado periquito y colchonero.

VIVA LAS FAI!!!

Una de las anécdotas más curiosas de las mil que ha vivido Crisanto Bosch ocurrió en el Campo de Les Corts el 20 de diciembre de 1936, donde Espanyol y Barcelona disputaron la última jornada del Campeonato de Catalunya. El conjunto blanquiazul, ya era campeón, por lo que el partido carecía de importancia, pero la situación política estaba caldeada por el inicio de la Guerra Civil, meses antes. No se debe olvidar que los milicianos estaban armados y eran dueños de la situación. Los barcelonistas golearon al Espanyol por 5 a 1, pero a raíz de un incidente entre Lecuona y el ex-espanyolista Vantolrá, se armó un gran escándalo. Eso ocasionó que miembros del Estat Català saltaran al terreno de juego para atacar a los jugadores del Espanyol a gritos de “Feixistes, que sou uns feixistes”. Los jugadores pericos asustados por la situación, se agruparon en el medio del campo, temiendo lo peor. Pero por obra divina, poco después también saltaron unos milicianos miembros de las FAI (Federación Anarquista Ibérica) que eran las milicias de la CNT, con fusiles en mano, para proteger a los jugadores espanyolistas y dejaron bien claro sus intenciones a gritos de “No los toquéis!!!”. Las FAI, no se llevaban demasiado bien con los del Estat Català y por ello actuaron.

FAIES

Les FAI y el Estat Català se las tuvieron en un derbi de Les Corts

Bosch, aunque no jugó al estar resfriado, si que estaba en Les Corts y recordaba jocosamente que “Me dio ganas de gritar a favor de las FAI. Nos acompañaron hasta Sarrià y allí plantaron su bandera y dejaron una patrulla para que nadie nos molestara. Al día siguiente se presentó un jefazo de las FAI, un tal Eroles, que era muy fiero por lo visto y me pidió las listas de socios del club. Afortunadamente las había destruido, porque sus intenciones eran bien claras”.   

BOSCH Y SU FUNDAMENTAL PAPEL EN LA GUERRA CIVIL

En España se viven momentos de alto voltaje y la Guerra Civil estalla con el detonante del alzamiento militar el 19 julio de 1936. Este conflicto obviamente provoca que la competición de liga sea inmediatamente suspendida, tras su inicio en 1929. A pesar de todo, los clubes, haciendo caso de las autoridades gubernamentales (bando republicano), intentaron mantener una cierta dinámica de normalidad, ya fuera en forma de la disputa de partidos amistosos, o bien de diferentes campeonatos regionales.

bosch.14

Bosch frente al Girona en la Liga Mediterránea

Tras finalizar el Campeonato de Catalunya, se impulsó la disputa de un torneo de nueva creación, la Lliga Mediterránea, los años 1936-37, que sería jugada por los mejores equipos de la zona levantina de Valencia y Murcia (que integraban desde 1919 la Federación de Fútbol de Levante) y Cataluña. En principio tenían que disputarla los seis equipos de cada campeonato, pero los valencianos sufrieron las bajas del Hércules de Alicante, el Múrcia FC y el Cartagena FC por haber estado fuertemente bombardeadas sus ciudades, y por parte catalana el CE Sabadell y el FC Badalona también renunciaron.

Finalmente participaron ocho equipos (cuatro por cada territorial), donde el Espanyol quedó subcampeón por detrás del Barcelona. A partir de esta clasificación se decidió que los cuatro primeros disputaran la bautizada como Copa de la España Libre el año 1937, pero el FC Barcelona, el campeón, decidió marcharse a hacer las américas, en parte para preservar su plantilla, y en de otra por cuestión económica.  Por esta deserción del campeón, el quinto clasificado, el Levante, fue inscrito a la competición. Curiosamente, este invitado de última hora acabó por adjudicarse la victoria final y el trofeo del Presidente de la República, al ganar la final disputada en Barcelona el 18 de julio de 1937 por 1 a 0 en la Valencia (el Espanyol había quedado tercero igualado con los valencianistas, pero por tres goles más encajados que los chés quedó fuera).

A nivel institucional, durante el conflicto, el Espanyol quedó muy mal parado, pues sus dirigentes habían estado encarcelados, estaban muertos o escaparon a la zona nacional. Se formó un comité para regirlo, aunque el club quedó intervenido por el Frente Popular (bando repúblicano) tal y como reflejaba su gaceta, sobre una nota oficiosa del Club Deportivo Espanyol, de Barcelona:

A fin de que el Club Deportivo Español pueda seguir sin interrupción alguna su normal funcionamiento, los empleados del mismo, Ramón Trabal, Manuel Cuevas, Jaime Casamitjana, Marciano Martínez, Nicolás García-Cano, José Camarasma, José Palau, Juan Huertas, Manuel Huertas, Luis Gamito (el inolvidable Pasabalón), Patricio Caicedo, y los jugadores Crisanto Bosch, Pedro Solé y Jorge Quesada, por todos sus compañeros, se han incautado del Club, que ha sido puesto bajo la tutela de la Unión General de Trabajadores (UGT), habiéndose designado a los compañeros Manuel Cuervas, para el cargo de tesorero-contador; Ramón Trabal, para secretario; Jaime Casamitjana, delegado de los empleados, y el jugador Crisanto Bosch delegado de los jugadores.

frentepopular

Escrito del RCD Espanyol en el boletín del Frente Popular

Debiéndose, no obstante, designar a un socio para que en representación de todos los socios del Club forme parte del Comité, se ruega a los mismos se reúnan entre ellos, a fin de que acuerden el compañero en quien recaiga el nombramiento, haciéndolo así, debido a que, por las actuales circunstancias, no es posible la celebración de una asamblea general.

Se comunica igualmente a los socios, que a partir del lunes 10 del corriente, se pasará el cobro a domicilio de los carnets correspondientes al mes de agosto corriente, los que irán firmados por los compañeros Cuervas y Trabal”.

La destacadísima e impagable labor de los jugadores Trabal y Tin Bosch, más la del administrativo Manuel Cuervas, el club no desapareció se mantuvo dignamente hasta la finalización de la Guerra. Bosch, recordaba esos años con dolor y angustia, pero gracias a su extraordinaria labor en el club evitó más muertes. “Fueron días muy difíciles. El club quedó teóricamente en mis manos y lo primero que hice fue destruir los archivos y todas las listas de socios para evitar que pudieran ser perseguidos, para salvaguardar sus vidas. Nos obligaron a formar un comité y yo fui el jefe. Creo que en él estaban Solé, Espada, Trabal, Cuervas… y algunos más. Pero en realidad el auténtico dirigente, la cabeza rectora durante aquellos años fue Trabal. El hombre no podía figurar demasiado en público, porque estaba muy comprometido y tenía que actuar en la sombra, mientras yo, sin otra significación de la de ser futbolista, podía dar la cara. A Trabal, el Espanyol le debe mucho”. A Bosch, también se le debe mucho por la subsistencia del club en aquellos duros momentos.

bosch.25

Bosch, junto a Navés y Caicedo, el extremo fue clave junto a Trabal y Cuervas para la supervivencia del club en el conflicto bélico en España

Una vez acabada la guerra, y en recuerdo de aquellos socios que fallecieron, un total de 63 mayoritariamente del bando nacional, cuya relación equivalía a un 10% de los socios del club, siendo la entidad más duramente castigada por el conflicto bélico. Fue presentado un proyecto de monumento encargado a los hermanos Luciano y Miquel Sáenz de Medrano, que fue incluido en los famosos dos álbumes que las autoridades de la ciudad entregaron al general Francisco Franco como homenaje de Cataluña liberada a su Caudillo. El monumento que se erigiría en el gol sur de Sarrià, era presentado en el álbum con estas palabras: “(los autores) se distinguieron siempre por su inspiración patética y viril, de raigambre austeramente popular y social. Este acento es bien perceptible en el majestuoso proyecto de Monumento a los Caídos del Real Club Deportivo Español que será erigido en el campo del mismo y que nos parece modélico por la manera con que, en lo figurativo y expresivo, se subordinan sus autores a la rigurosísima función arquitectónica de realzar los nombres de los Gloriosos Caídos por Dios y por España”. Evidentemente, en la nómina real de difuntos en el conflicto había personas de los dos bandos, pero como uno puede imaginarse los muertos y represaliados republicanos no llegaron a figurar nunca.

bosch.13

Monumento a los caídos en el Estadio de Sarrià

LESIÓN Y RETIRADA MOMENTÁNEA

La Liga 39/40 empezaba tras la sangrante Guerra Civil Española. El Espanyol como el resto de equipos querían pasar página a tan triste suceso. El debut liguero no podía empezar mejor para los espanyolistas, ya que vencieron al eterno rival por 0 a 1 en Les Corts, donde Bosch fue titular en ese choque. El partido fue de baja calidad técnica, debido a la falta de rodaje de ambos equipos, por motivos obvios. El Espanyol, con el trio Bosch, Martínez Català y Prat, sobretodo este último, demostraron su calidad y eso fue suficiente para imponerse en el clásico.

bosch.15

Tin en acción

Desgraciadamente, la alegría duró poco, debido a una lesión frente al Racing al sufrir una entrada del jugador Ceballos, hecho que le fracturó parte del peroné, afortunadamente esa fractura fue parcial y sólo era para un par de meses, pero su recuperación no va como esperaba y decide retirarse de la práctica del futbol. Pese a esta retirada, pasó a ser segundo de Patricio Caicedo hasta el final de temporada, donde el Espanyol volvió a ganar la Copa once años más tarde, de nuevo frente al Real Madrid por 3 a 2.

VUELVE A VESTIRSE DE CORTO

Meses más tarde, concretamente el 30 de octubre de 1940, Bosch decide, con el visto bueno del club, regresar como jugador de la primera plantilla blanquiazul. El jugador blanquiazul tuvo un papel marginal, ya que sus principales funciones estarían como ayudante de Patricio Caicedo. Estuvo como jugador en activo donde jugó 21 partidos de Liga y 2 de Copa, donde pese a su veteranía dejó imprenta de la calidad que atesoraba por la banda izquierda blanquiazul. Su último partido oficial como espanyolista y jugador en activo fue frente al eterno rival, el FC Barcelona en el Estadio de Sarrià, donde los blanquiazules sucumbieron por 1 a 3.

 espanyol

RCD ESPANYOL: Trias, Elías, Mariscal, Casas, Fabregas, Llimós, Macala, Jorge, Juncosa, Barceló y Bosch. 

 

barcelona

FC Barcelona: Miro, Curta, Benito, Raich, Rosalench, Calvet, Sospedra, Escolà, Martín, César y Bravo. 

Goles: 0-1. Minuto 5: Bravo. 0-2. Minuto 53: Martín. 1-2. Minuto 70: Juncosa. 1-3. Minuto 72: Escolà.

Árbitro: Fombona, asturiano.

Incidencias: Partido disputado en Sarrià el 07 de marzo de 1943, correspondiente a la vigésima segunda jornada de Liga. Lleno hasta la bandera, colgando el cartel de no hay billetes.

bosch.29

“Tin” Bosch ejerciendo de capitán en un derbi de la postguerra

 

MÍSTER A REGAÑADIENTES 

Tras la marcha del legendario técnico blanquiazul Patricio Caicedo, el del Poble Nou fue requerido por el presidente blanquiazul, Paco Román, para que ocupara el banquillo espanyolista: “Tú has de ser el entrenador, aunque sea para unas semanas”, dicha decisión no agradaba al bueno de Tin, pero como hombre de club aceptó esa nueva función. En dicha temporada, Bosch junto a otro mito espanyolista como Pitus Prat, llevaron las riendas del equipo, quedando en una modesta undécima posición. Destacar la victoria en Les Corts en partido de Liga del Espanyol por 1 a 3.

bosch.4

Bosch estuvo en dos etapas en el banquillo periquito

Dicha experiencia, como hombre de club que era, la volvió a repetir en la temporada 1945/46, cuando fue cesado el técnico Baltasar Albéniz y tenía la ardua tarea de salvar el equipo de la segunda división. Bosch no lo tuvo fácil, ya que consiguió dicho objetivo en la siempre dramática promoción, donde los blanquiazules lograron imponerse al Nàstic de Tarragona en el partido de desempate por 3 a 0, tras empatar a 0 en el primero, ambos partidos celebrados en el Estadio de Montjuic. Era a partido único y los noventa minutos acabaron sin que se moviera el marcador, por ello se tuvo que disputar una prórroga, pero tampoco se movió el resultado.

bosch.27

Nastic y Espanyol se jugaron la categoría en una drámatica promoción en el Estadio de Montjuic

La resolución se haría esperar siete días, en el mismo escenario y con un solo cambio respecto a las formaciones Perdomo sustituía a Barceló para el conjunto grana. En los minutos 31,40 y 53, el Espanyol sentenciaba la suerte de la eliminatoria, con goles de Diego, Hernández y Calvo. Salvando así la categoría los hombres de Tin Bosch.

espanyol

 

RCD ESPANYOL: Trias, Casas, Mariscal, Celma, Fábregas, Venys ,Segarra, Rosendo Hernández, Calvo, Vicente Hernández y Diego.

 nastic

Nàstic de Tarragona: Soro, Babot, Pérez, Aylagas, Català, Conesa, Ricart, Perdomo, ColI, Balmaña, Sánchez.

Goles: 1-0. Minuto 31: Diego. 2-0. Minuto 40: Hernández. 3-0. Minuto 53: Calvo.

Árbitro: De la Riva, valenciano.

Incidencias: Partido disputado en Montjuic el 26 de mayo de 1946, correspondiente al partido de desempate de la promoción de ascenso/descenso a primera división la vigésima segunda jornada de Liga.

EL INOLVIDABLE CHALET MARCA SU VIDA

Tras su retirada como jugador, Bosch estuvo a cargo de los cuidados del campo de Sarrià, aprovechando que ya tenía establecido su domicilio en el antiguo Chalet del club, desde que estalló la Guerra Civil Española, donde también residía la familia Camarasa, que eran los que se encargaban de cuidar a los jugadores solteros del club. El Chalet, en sus inicios también se le conocía como el “Cal poc oli”, debido a que a banda de su función agrícola, al ser una masía, también tenía la utilidad de ser una sala de fiestas en los fines de semana, donde los huéspedes bailaban con sus respectivas parejas o futuras parejas, y en las paredes del salón habían unas lámparas de aceite que iluminaban el recinto de la casa. Los más avispados y con ganas de conquista, rebajaban al máximo la luz para hacer la velada mucho más íntima, de allí la expresión “Cal poc oli”.

bosch.5

Imagen del Chalet de Sarrià

El antiguo y entrañable Chalet existía mucho antes que el Estadio de Sarriá, estaba rodeado de una frondosa vegetación, donde las palmeras sobresalían en dicho paisaje, de allí el sobrenombre de la Manigua. A principios de los años 20 vio como a su lado se construía, bajo la dirección del arquitecto y socio del club, Matías Colmenares, el Estadio de Sarrià, gracias al dinero de la familia De la Riva. Finalmente el 18 de febrero de 1923 fue inaugurado oficialmente el terreno de juego blanquiazul. La compra de dichos terrenos más la masía, conocida posteriormente como Chalet, fueron sin duda alguna, todo un acierto.

bosch.17

Gamito “Pasabalón” y Tin Bosch en Sarrià

Aquella vetusta masía estaba ubicada en el gol sur del Estadio de Sarrià. Durante la semana en ella se podían ver su actividad agrícola donde florecían unas deliciosas hortalizas (tomates, pepinos, lechugas, etc.) y en los fines de semana se transformaba en una sala de baile. El local tenía dos pisos, además de una planta baja, construido con todo confort. En él, que venía a ser el local del club estaban el vestuario de los jugadores y árbitros con entrada subterránea al terreno de juego. En la terraza del mismo se hallaban diecisieta palcos, casi todos reservados para los directivos del club. La distribución del Chalet era la siguiente: en la planta baja, vestuario del Espanyol, con sus lavatorios, baños y servicios… Por separado, un departamento idéntico para los jugadores visitantes y otra habitación para el colegiado, todo con sus baños independientes. En la misma planta se encontraba la enfermería, con un médico permanente de guardia y con todo lo necesario para practicar los primeros auxilios. Además, había un gimnasio.

bosch.19

Croquis del Chalet de Sarrià

En el primer piso se encontraba el departamento que habitaba el secretario general del club, sala de billares, secretaría y otras dependencias sociales. En el segundo piso, las habitaciones del cuidador del terreno de juego (la familia Camarasa y la de Tin Bosch), además de diez pequeños dormitorios que servían para alojar a los jugadores solteros del club o que también eran utilizados para concentrar al equipo en vísperas de grandes partidos donde el Espanyol jugaba como local.

La familia Bosch se creó en el campo del Espanyol, concretamente en el Chalet, y allí se instalaron Crisanto y su Encarna, esposa de Tin, amiga desde la infancia de nuestro protagonista. Se casaron en 1934 en la Iglesia Santa María del Poble Nou, donde Paco Subirán, periodista de la época, fue padrino de boda. Bosch tuvo del matrimonio tres hijas, todas ellas nacidas en dicho local, Margarita, Susana y María, la mayor, la cual fue apadrinada por el administrador del club el señor Cuervas. El bueno de Tin desempeñaba sus funciones con amor, simpatía y afectuoso trato. La jubilación del señor Camarasa, hizo que Bosch y su mujer se hicieran cargo de la residencia para los jugadores solteros del club, donde también allí puso de manifiesto su eficacia y bondad.

bosch.20

La família Bosch junto a sus huéspedes en el Chalet

La Encarna, mujer de Bosch, era la encargada de guisar para los jugadores que habitaban en el Chalet y según decían era una excelente guisadora, donde destacaban los pies de cerdo, la paella o los huevos fritos con patatas, tal era así, que muchos directivos se dejaban caer por allí para degustar los excelentes platos de la Encarna.

bosch.18

Los jugadores solteros disfrutaban tanto jugando como comiendo los guisos de la mujer de Bosch, Encarna Martínez

ADIÓS AL CHALET

La modernidad llamaba a las puertas del club y para ello era necesario derribar el viejo Chalet de Sarrià, ya que el club quería ampliar las gradas del Gol Sur. La familia Bosch estaban ya preparados para ubicar su nueva vivienda en el nuevo Chalet ubicado en la Tribuna. El dolor de los Bosch era evidente, tanto fue así que la madre de Encarna, la señora Dolores Cayuela, se plantó en el viejo Chalet con una silla. “De aquí no me mueve nadie”, desafiaba la suegra de Bosch, al final la tuvieron que sacar con silla incluida del lugar para proceder al derribo. Cuando Sarriá perdió su viejo chalet, algo importante murió en el alma blanquiazul. La historia de los clubes está escrita a menudo en base a estas pequeñas anécdotas. En el periódico Mundo Deportivo recogía en sus páginas este auténtico acontecimiento espanyolista y ciudadano, sucedido el 7 de julio de 1951. “Fue el día de ayer, un San Fermín radiante, día señalado para los navarros y para los espanyolistas. Estos no lo comenzaron prácticamente hasta la seis de la tarde, hora en la cual, destacadas personalidades federativas, directivos españolistas prensa, socios y representación de varios clubes regionales se reunieron en el terreno blanquiazul de la Carretera de Sarrià para proceder a la inauguración de las obras proyectadas con el derribo inicial del chalet. El señor Arañó, presidente de la Federación Catalana a, quien le tocó el honor de iniciar, simbólicamente, el derribo del chalet, en unas palabras enternecedoras se lamentó de que lo sentimental sea sacrificado en aras de lo práctico y necesario, ya que, el viejo chalet era un glorioso recuerdo, testigo de centenares de grandes partidos, pero que el sacrificio era del todo inevitable pues abriría un nuevo y esplendoroso capítulo en la vida del club. Acto seguido el presidente de la Federación con un brazo y un vigor insospechados no tan simbólicamente como era de esperar derribó a golpes de mazo buena parte del marcador. A continuación y, en una de las dependencias del chalet que ya está condenada a ‘muerte ’,se sirvió a los invitados al acto un delicado ‘lunch’ durante el cual se brindó por el Espanyol y para que las obras tuvieran feliz y pronta terminación.”

bosch.28

El último derbi que vivió el Chalet fue el más amplio de la historia en un partido de Liga. Fue el 15 de abril de 1951, inolvidable fecha.

Tras el derribo del viejo Chalet fue levantado otro en la tribuna por la directiva que era presidida entonces por don Francisco Sáenz, se edificó un pequeño chalet refugiado en el graderío noroeste de tribuna para la familia Bosch y algunos jugadores albergados en él. Esta nueva edificación llegó a ser insuficiente y tras poco más de una década ubicados bajo la tribuna de Sarrià, Tin Bosch con sus familiares bajo las directrices de los dirigentes del club buscaron un nuevo destino para poder albergar a los jugadores espanyolistas venidos fuera de Barcelona y solteros. Este nuevo domicilio se hallaba en la Avenida Nuestra Señora del Coll en el número 81. Era una torre, ubicada en la zona noble de Barcelona, tenía dos plantas, además de dos jardines y también un par de terrazas. Bosch y su familia cuidaban a los jugadores blanquiazules solteros como auténticos hijos y a pleno confort, tal y como reconocía el propio Tin. “Los chicos están muy bien, antes dormían en casa pero comían en hoteles y les salía la torta de un pan. El Club adquirió esta casa y aquí pagan su pensión, lavado de ropa, etc. y se ahorran mucho dinero. Tienen además el calor familiar y de calefacción. Mucha comodidad. En el restaurante si pedían un poco de vino tenían que pagar “extras”. Aquí tiran de la nevera como en su casa. Tienen dos televisores. Uno en el comedor y otro en el salón. Baño, dos espléndidas terrazas para sentarse al sol. Viven estupendamente”.

bosch.11

La família Bosch con los jugadores solteros del club en la Avenida de Nuestra Señora del Coll

Además de ser el cuidador de los jóvenes jugadores pericos, Bosch también se encargaba del material del primer equipo y a los jugadores nunca les faltó de nada, ya que la dedicación del de Poble Nou era digna de encomio. A finales de los 60, debido a la avanzada edad de Tin y Encarna, el club decidió no seguir con la pensión en la Avenida de Nuestra Señora del Coll, ya que no había ningún candidato de confianza capaz de reemplazar dicha faceta que desempeñaban los Bosch. Tras ese cierre, Bosch siguió hasta los principios de los setenta con la tarea de ser el cuidador de Sarriá. Su delicada salud le hizo sufrir varios achuchones, hasta que el 13 de abril de 1981 nos dejó definitivamente. No hace falta decir que el Espanyol se tiñó de luto por esta triste noticia, ya que Bosch era toda una institución en la entidad blanquiazul. A primeras horas de la tarde del día siguiente de su fallecimiento, recibieron en Barcelona cristiana sepultura los restos mortales de “Tin” Bosch. Al acto del sepelio acudieron conocidas personalidades de la vida deportiva catalana. Entre otros Nicolau Casaus, Ramón Capdevila, Francisco Platón, así como la totalidad de la Junta Directiva del club blanquiazul, a excepción de su presidente, Manuel Meler, que se encontraba de viaje por Italia cuando supo de la triste noticia. También la totalidad del cuadro técnico y de la plantilla profesional perica rindió su último adiós a una leyenda en blanquiazul que dedicó casi medio siglo a los colores del RCD Espanyol.

MARIA SU LEGADO EN BLANQUIAZUL

Su hija mayor, nacida bajo las paredes del Chalet de Sarrià, Su vida, al igual que la de su padre, llevaba inherente la del Espanyol. Por ahí vio pasar desde el mítico Ricardo Zamora a todos los ‘cracks’ de diferentes épocas. Por eso puede decirse que María nació en el seno del RCD Espanyol. De joven ayudaba a su padre a cuidar el césped, hacía la lavandería de los jugadores, ayudaba en la cocina a su madre, etc. El 11 de febrero de 1963 de la mano del presidente en aquel entonces José Fusté Noguera, entró como telefonista de la entidad y a los seis meses su eficacia y dedicación fue premiada con la designación de ser la secretaria de la entidad albiazul. Allí perduró al igual que su padre, casi cincuenta años, demostrando una fidelidad y dedicación a los colores del club espanyolista incuestionables.

bosch.16

María en las oficinas de Sarrià

María fue una ayuda notoria para todos los presidentes que tuvo el club, Fusté, Vila Reyes, Meler, Baró, Martorell, Pardo, Perelló y Sánchez Llibre, hasta que obtuvo la jubilación en 2005 y con ello un merecido homenaje por parte de la entidad. Su mayor decepción como no fue el adiós de Sarrià en 1997, ya que con él se hicieron añicos muchos recuerdos y momentos imborrables, ya que en el mítico estadio espanyolista nació la entrañable María.

bosch.24

Una joven María en el homenaje de su padre en Sarrià en el año 1944

HOMBRE DE SARRIÀ

Crisanto “Tin” Bosch o “El Conill” tal y como le bautizó la revista “El Xut” por su endiablada rapidez y habilidad que demostraba desde la banda izquierda, puede definirse, por encima de todo, como un hombre de corazón que puso su integridad y hombría de bien al servicio del deporte, y a través de los colores de su querido club el Espanyol lo demostró en todas las facetas posible, jugador, entrenador, directivo, empleado, etc. Hizo de Sarrià su hogar, donde formó una envidiable familia entregada por y para el Espanyol, además de demostrar una sencillez y honradez como pocos. Su entrega hacia los colores del club le ubican directamente y por méritos propios en el Olimpo espanyolista y así se le reconoció el club al realizarle dos homenajes en vida y otro la Federación Catalana de Futbol.

bosch.8

Bosch homenajeado en Sarrià por la Federación Catalana

 

ESTADISTICAS DE CRISANTO BOSCH

BOSCH

INTERNACIONALIDADES DE BOSCH CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA REPRESENTANDO AL  RCD ESPANYOL 

BOSCH1

_____________________________________________________

Bibliografía: Mundo Deportivo, Libros historia RCD Espanyol, Llibre les històries més insòlites del RCD Espanyol y La Vanguardia.

Fotos: De l’encís de Sarrià al Somni de Cornellà-El Prat, Mundo Deportivo, Libros historia RCD Espanyol, Llibre les històries més insòlites del RCD Espanyol y La Vanguardia.


A %d blogueros les gusta esto: