Archive for the ‘Green, Gustavo’ Category

Gustavo GREEN

3 enero 2017

escudo

gustavo-green

GUSTAVO H. GREEN

punta (2)

De Gustavo Green podemos decir que fue el Tamudo de principios de siglo, ya que su presencia fue decisiva para que el Espanyol ganara su primer título, la Copa Macaya, marcando 7 goles en la competición, dos de ellos en el partido decisivo contra el Hispania (organizador del campeonato).

Gustavo H. Green y Córdoba fue un futbolista de inicios del siglo XX. Malagueño de nacimiento, hijo de padre inglés y madre española, y catalán de adopción (contrajo matrimonio con una catalana en Barcelona) fue la primera gran estrella del fútbol catalán. Después de pasar la infancia en un barrio del sur de Londres volvió a la ciudad condal y empezó jugando amistosos con el Escocés FC, el Catalán FC, y el Team Roig.

Sus peripecias en el mundo del balón son numerosas. Fue pieza clave en la obtención de la primera Copa Macaya, el primer campeonato de futbol organizado en España, por parte del Hispania AC. El malagueño era entonces capitán y alma de los hispanos, primer equipo en derrotar en toda la historia al Barça. Green marcó en aquel encuentro los dos goles del Hispania, que elevó el color rojo de sus camisetas hasta el cielo de Barcelona para levantar la Copa Macaya en 1901. Posteriormente, disputas con su equipo provocaron su marcha y el consiguiente ingreso al FC Barcelona, donde ganó su segunda Copa Macaya en 1902.

La siguiente temporada fichó por la Espanyol, donde permaneció la mayor parte de su vida futbolística. Volvió a proclamarse campeón de la tercera y última edición de la Copa Macaya en 1903, siendo el máximo goleador de la competición y jugador fundamental para ese joven club nacido de universitarios barceloneses. Ganó por lo tanto todas las ediciones de esta competición, cada año con un equipo diferente.

La temporada siguiente el Espanyol revalidó el campeonato de Catalunya, esta vez con la denominación de Copa Asociación de Clubs de Barcelona, donde los pericos arrasaron en el campeonato ganando 15 de los 16 encuentros y cedieron tan solo un empate en casa del Barcelona.

Su peso en el equipo era tan fuerte, que debido a que en su época no existía la figura de entrenador, él y su compañero Ángel Ponz, eran los encargados de dirigir los entrenamientos. Tras estar tres años en el Espanyol, tuvo que dejar las filas blanquiazules por la suspensión de las actividades de la entidad y volvió al Barcelona en 1906, volviendo de nuevo al Espanyol en 1908, donde acabó su trayectoria en activo en 1912, donde ganó su quinto campeonato de Catalunya, tercero con el Espanyol. Una vez alejado de los terrenos de juego, no dejó de estar vinculado con la entidad blanquiazul, ya que realizó funciones como contable en la directiva del RCD Espanyol presidida por Santiago de la Riva.

Gustavo Green fue un avanzado a su época, una estrella en los tiempos heroicos del deporte, un superdotado del balón capaz de levantar títulos en todos los clubes en los que jugó, pero, sobre todo, Gustavo Green fue un malagueño casi anónimo que puso la primera bandera del fútbol en todo lo alto de la Ciudad Condal.

 


A %d blogueros les gusta esto: