Archive for the ‘SOLSONA’ Category

DANIEL SOLSONA PUIG

11 septiembre 2009

EL NOI DE

CORNELLÀ 

 

solsona9

Daniel Solsona Puig nacido en Cornellà del Llobregat (Barcelona) el 18 de enero de 1952. Empezó a jugar a futbol en su escuela (los Escolapios de Diputación) y se asegura que los niños a la hora del recreo se quedaban sin poder jugar a futbol, ya que la pelota siempre la tenía el mismo don Daniel Solsona. Pasaban los 15 minutos de descanso y él mismo hacía de portero, defensa, medio y como no delantero. Era un talento natural para jugar al futbol.

solsona31

Solsona ya era un ídolo en los Escolapios

Un futbolista no se hace, sino que nace. Y en el caso de Solsona seguro que fue así. Apasionado por el futbol, Solsona en su casa, Rubió i Ors de Cornellà, apelotonaba más de 10 balones de futbol, aunque su pasión por el futbol no le hacía abandonar los estudios, en los cuales se mostró aplicado, hasta llegar a la primera plantilla blanquiazul, donde definitivamente se dedicó en cuerpo y alma a su gran pasión, el balompié.

FICHA POR EL ESPANYOL

Se da la circunstancia que el Espanyol descubrió el talento extraordinario de Solsona, gracias a un anuncio en la prensa, donde el club blanquiazul informaba que harían unas pruebas para reclutar a niños de categoría infantil en Sarriá. Solsona, como perico de cuna que era, su padre le llevaba a Sarrià desde los 3 años de edad, no dudó en ir tras ver ese anuncio para jugar en su Espanyol. Dani encandiló a todos los ojeadores blanquiazules y no dudaron en quedárselo.

En seguida demostró su gran clase y en todas las categorías inferiores demostraba que era superior al resto de compañeros y rivales. Ya como juvenil, fue internacional por la selección de su categoría, debutando en Lisboa frente a Portugal, donde España perdió por 4 a 0. A parte de su talento, el Noi de Cornellà ganó diversos premios como un concurso nacional de técnica individual que se celebró en Madrid y también el del mejor jugador juvenil entregado por Radio Barcelona, en un solemne acto.

solsona

Un joven Solsona anhelando triunfar en el Espanyol

La presencia de Daniel Solsona en el primer equipo no se hizo esperar y es que la parroquia espanyolista, después de una década tan triste como la del ’60, ya que se vivieron los dos únicos descensos hasta en esa fecha a la segunda división, necesitaba un nuevo ídolo y estaba claro que Solsona cumplía ese perfil a la perfección.

Ese anhelado estreno lo hizo el 3 de mayo de 1970 en Sarrià. Pero poco a poco fueron desapareciendo los Amas, Rodilla, Re, Marcial y José María. Y Solsona, finta a finta, quiebro a quiebro, pase a pase, se fue labrando el liderazgo del equipo. Para los aficionados se convirtió en un ídolo intocable; para la directiva en un filón sin explotar que podía valer muchos millones en cualquier momento; para los contrarios, una preocupación cuando tenía el balón en los pies. Sin duda hablar de la década de los setenta en el Espanyol es hablar de Dani Solsona.

SU DEBUT

Solsona debutó en un partido de Copa del Generalísmo contra el Barcelona, cuando el club en esos instantes militaba en la división de plata. Fue en una ronda de 1/16 de final en Sarrià, donde los periquitos se impusieron por 2 a 1, renta que a la postre fue insuficiente en el Camp Nou. Pero la nota histórica de esa eliminatoria copera fue el debut de un chaval de 18 años que sustituyó en la segunda mitad a Marín y que ya empezó a demostrar sus maneras de gran futbolista.

espanyolRCD ESPANYOL: Coll, Granero, Mingorance, Martínez, Glaría, Marín (Solsona, 69’), Amas, Lico, Re (Roselló, 28’), Giralt y José María.

barcelonaFC Barcelona: Reina, Rifé, Gallego, Eladio, Torres, Juan Carlos (Zabalza,’46), Alfonseda, García Castany, Martí Filosia, Marcial (Rexach, 78’) y Pujol.

Árbitro: Zariquiegui.

Goles: 1-0: Minuto 23, Amas. 1-1: Minuto 36, Alfonseda- 2-1: Minuto 72, Giralt.

Incidencias: Gran entrada en Sarrià aunque el lleno no es total. El ex-espanyolista Marcial fue silbado a lo largo de los noventa minutos. Antes de empezar el partido, el presidente espanyolista ha hecho entrega a Solsona de una insignia de brillantes, como ganador de un reciente premio Juvenil otorgado por la Federación Española al mejor jugador de técnica individual. Solsona se quedó con el balón como recuerdo, con la firma de todos sus compañeros.

solsona32

Solsona recibiendo a manos de José Fusté la insignia del club

Solsona, a banda de ese fugaz debut, sólo jugó la vuelta en el Camp Nou, donde los azulgranas remontaron, como era de prever la eliminatoria, pero ese jovenzuelo de Cornellà tenía pinta que iba a marcar una época en el Espanyol.

Solsona, guardaba un grato recuerdo de su debut como perico. “No se me olvidará nunca. Es un recuerdo para toda la vida puesto que me encontraba en el banquillo y se lesionó ligeramente Marín. Fue entonces cuando Iriondo me dijo que me preparara para jugar. Comencé a temblar como un niño y cuando salté al campo parecía como si flotará. Por fortuna me centré muy pronto e, incluso, de una jugada mía salió el que sería nuestro gol del triunfo. Sin embargo, no nos sirvió de mucho, porque en el encuentro de vuelta, que lo jugué íntegramente, perdimos por 3-1”. El Noi de Cornellà, recordaba jocosamente la anécdota de su padre, socio espanyolista, que gozaba de su localidad en primera fila de tribuna, justo detrás del banquillo periquito. Cuando Solsona le avisó que iba a salir, el padre todo nervioso, saltó el foso y le imploró que no saliera, que se quedara donde estaba, los nervios del padre eran más que evidentes.

PASA AL PRIMER EQUIPO

En la temporada 1970-71 por fin dio el salto al primer equipo y ya con el Espanyol de nuevo en primera división, jugó 25 partidos, no todos ellos de titular, pero pese a ello fue una de las revelaciones del equipo en el retorno a la primera, junto al habilidoso extremo Pepín Cabezas. Daucik quería ir con prudencia para no quemar al muchacho, pero saltaba a la vista que no hacer jugar a Solsona era una temeridad e ir contra natura, ya que su talento era inigualable e incluso sólo observarlo en un entreno valía la pena para cualquier amante al buen futbol. Así lo demostró muchas veces, pero sobretodo en un partido celebrado en Sarriá, donde Solsona puso la grada patas arriba con su futbol magistral y la víctima fue el Athletic, que cayó 1 a 0 y no se amplió la ventaja, porque delante estaba el “Chopo” Iribar que salvó a los leones de una buena goleada.

solsona2

Solsona fue una pesadilla para el Athletic

A pesar de esas buenas apariciones de gente joven como Pepín y sobretodo Solsona, en ese año hubo muchos problemas con el entrenador Fernando Daucik, ya que hizo muchos experimentos y sobretodo la gente no entendía que pusiera contra viento y marea a su hijo Yanko, el cual no demostró las cualidades que se les supone a los jugadores de primera división. Todo y así, la hinchada periquita tenía motivos más que razonables para vislumbrar un futuro mejor con las botas de ese niño prodigio nacido en Cornellà.

SOLSONA34

Solsona celebrando un gol en Sarrià

Como nota anecdótica, comentar que su primer gol en Liga fue en el Molinón, donde su tanto dio la victoria a los blanquiazules. Un pase en profundidad de Lico hacia Solsona, sorprendió la defensa gijonesa y logró batir por bajo al guardameta Castro, cuando éste iniciaba la salida para tapar la opción de disparo. La semana siguiente, Solsona se estrenó como goleador en Sarrià, lo hizo el 11 de octubre de 1970 frente al Málaga, en un partido que parecía más waterpolo que futbol, debido al estado del terreno de juego por la incesante lluvia que cayó en Barcelona. El partido se le había puesto muy complicado a los locales, ya que el Málaga en un golpe franco, ayudado por el desvío del defensa Marín que situado en la barrera despistó a un impotente Romero. Afortunadamente, minuto y medio más tarde, un corner lanzado por Martínez encontró la cabeza de Solsona, que de un impecable remate puso la igualada final.

espanyolRCD ESPANYOL: Romero, Osorio, Griffa, Martínez, Glaría, Marín, Sobona, Amas, Re (Parés, 63), José María y Amiano (Lico, 46).

malaga

C. D. Málaga: Deusto, Montero, Vilanova, Monreal, Vibertí, Martínez, Aragón, Conejo, Álvarez,  Migueli y Bua.

Árbitro: Soto Montesinos.

Goles: 0-1: Minuto 84, Bua. 1-1: Minuto 86, Solsona.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del campeonato de Liga. Terreno de juego en malas condiciones. Toda la franja de la latera frente a tribuna estaba con un pa1mo de agua. El Espanyol y el Málaga estaban de acuerdo para aplazar el partido el lunes pero el árbitro, reglamento en mano, dijo que había que jugar. Poco público debido a la climatología.

solsona14

Dani en acción en el barrizal de Sarrià frente al Málaga

 150 MIL PESETAS POR GANAR AL VALENCIA

Una de las alegrías de Solsona se produjo en la última jornada de Liga, cuando el Espanyol por fortuna del sorteo tenía que jugar en Sarrià frente al Valencia, equipo que se jugaba el campeonato de Liga. El conjunto valencianista dirigido por Di Stéfano lideraba el campeonato con un punto de ventaja sobre el Barcelona y dos sobre el Atlético de Madrid, que curiosamente se enfrentaban entre sí en el Vicente Calderón. Ambos conjuntos necesitaban un tropiezo valenciano para ser campeón, por esta razón ambos conjuntos primaron a los jugadores del Espanyol con 75 mil pesetas por jugador, un buen aliciente para tumbar a los ches.

El Espanyol hizo su trabajo y venció a un Valencia nervioso y timorato, gracias a un gol de Lamata, curiosamente formado en las categorías inferiores del At. Madrid. Sorprendentemente, en el Vicente Calderón se vivió un capítulo esperpéntico, ya que culés y  atléticos empataron a uno, con lo que hacían campeón al Valencia y encima debían de abonar la prima a los jugadores del Espanyol por hacer su parte del trato.

SOLSONA47

Lamata autor del gol frente al Valencia

Posteriormente, Solsona reconoció implícitamente que habían recibido dichas primas al comentar jocosamente: “Sólo puedo deciros que tras el partido, me pude comprar mi primer coche. Un Seat 600“, no hace falta decir nada más.

PARA EL “NEN” NO ERA EL CALVO

Había futbolistas de gran personalidad dentro del conjunto blanquiazul: José María, Glaría, De Felipe. Eran los que marcaban las pautas dentro y fuera del vestuario. A José María, excelente persona, le llamaban “el Calvo”. Calvo por aquí, Calvo por allá. Un día, en el vestuario, a Solsona se le ocurre decirle: “Oye, Calvo”. Se giró muy serio y helando el rostro del joven Solsona: “Chaval: José María, ¿eh?”. Pero luego, al chaval ni tocarlo. Iban de viaje a San Sebastián y antes de que saliera el tren, Solsona vio que los veteranos entraban en el bar. Y el “nen” Solsona, detrás. Antes de que pudiera pedir, José María dice: “Y una Coca-cola para el chaval”. Cuando iba a pagar, los veteranos dicen: “¿Pero adónde vas? Hasta que no ganes dinero, con nosotros no pagarás nunca”.

SOLSONA52

José María fue un espejo para el joven Solsona

OVEJERO DE ARMAS TOMAR

En su primer año, Solsona tuvo que lidiar con fauna futbolística ciertamente peligrosa para la integridad física, como por ejemplo eran los centrales del Atlético Panadero Díaz, que más que panes repartía tortas, e Iselín Santos Ovejero, que de santo poco. Daucik, puso al Noi de Cornellà de delantero centro frente a los rojiblancos, con 18 años y pesando tan sólo  58 kilos. Cuando la pelota estaba lejos, Ovejero se acercó a la joven promesa blanquiazul  y le comentó: “Oye chaval, tú eres muy joven, ¿verdad?”. “Sí”, contestó Solsona. “Y tú quieres jugar muchos años al fútbol, ¿no? ¿Ves aquella línea? (la del centro del campo). Pues de allí para acá, ni acercarte”. “Collons!” Pero Dani con un balón en los pies se olvidaba de las amenazas y hacía diabluras ante las defensas contrarias.

LLEGA SANTAMARÍA… DANI SE CONSAGRA

En la temporada 1971/72, llegó el técnico uruguayo José Emilio Santamaría a las filas blanquiazules, tras la tempestuosa temporada con Daucik. El conjunto blanquiazul con un Solsona cada vez más protagonista, iba tomando hechuras de gran equipo, aunque seguía sufriendo irregularidades que le condenaban a estar posiciones modestas. A nivel individual, el de Cornellà fue un indiscutible para Santamaría, pese sólo tener 19-20 años, pero su talento obligaba hasta al más conservador darle la alternativa domingo a domingo a Solsona, su talento así lo exigía. Sin duda, la presencia del Noi de Cornellà iluminaba la mirada a todos los aficionados blanquiazules, que ya lo habían constituido como patrimonio del Espanyol, que pese tener a grandes jugadores como el maestro José María o el cazagoles Roberto Martínez, Dani era especial, era el chico de casa que tantos años esperaba la sufrida parroquia perica. Pese a esa brillante temporada del imberbe de Cornellà, su sueño de ser internacional se le resistía y se tuvo que conformar con convocatorias con la selección sub’23.

solsona1

El de Cornellà ya era un ídolo en Sarrià

Evidentemente, el estrellato de Solsona no pasó desapercibido por los equipos más poderosos y los continuos rumores de la posible marcha del niño de oro a Barcelona o Madrid, por 25 millones, angustiaban a los espanyolistas que veían que con Solsona, ser una alternativa de poder era posible. Por esa razón, el máximo dirigente espanyolista, Manuel Meler, reiteraba su negativa a vender a la nueva joya blanquiazul, como así lo manifestó en la presentación a los medios informativos de la plantilla espanyolista en el verano de 1972. “Les ruego que hagan constar de manera categórica que Solsona no va ser traspasado. Va empeñada en ello mi palabra de presidente. La verdad es que tengo ganas de que comience la Liga y Solsona juegue para que se acaben los rumores”.

solsona5

Solsona era deseado por todos los equipos

LUCHAN POR LA LIGA

Una de las pocas veces que el Espanyol ha estado de coronarse campeón de Liga fue sin duda en la temporada 1972/73, donde los de Santamaría a falta de diez jornadas para la conclusión del campeonato lideraban la clasificación, con victorias de prestigio como la de 04 de marzo de 1973 en el Nou Camp, escenario que hasta entonces jamás el Espanyol había logrado salir victorioso. Desgraciadamente, el Espanyol no pudo consolidar ese liderato, sobretodo, porque fuera de Sarriá se mostró timorato y cedió demasiados puntos para alzarse campeón, finalmente tuvo que conformarse con una más que meritoria tercera plaza.

72-73

Con este equipo el Espanyol pudo ganar la Liga

A nivel particular, Solsona tuvo sensaciones agridulces, ya que por primera vez en su carrera el seleccionador Kubala le llamó en una preselección de 29 jugadores, aunque quedó fuera de la lista de 16 que se debían de enfrentar contra Grecia. Por el contrario, en enero, el de Cornellà sufrió su primera lesión de consideración al perderse un mes de competición, al sufrir una luxación en el codo izquierdo, hecho que le privó participar en el histórico triunfó en el Camp Nou.

SOLSONA33

El dolor de Dani tras sufrir la luxación es evidente

Todo y así, Solsona y el Espanyol brindaron tardes y noches de futbol memorable como la victoria frente al Real Madrid en Sarrià. Donde Solsona brilló con luz propia, llevando a los blanquiazules a la victoria final, tras una exhibición de buen futbol de los de Santamaría y sobretodo de Solsona, que a banda de ser el autor del gol, hizo un partido para enmarcar. Su juego fantasista, astuto, fue determinante para el éxito de su equipo. El Noi de Cornellà fue el foco de atracción, que atraía todas las miradas incluso las de sus propios y asombrados contrarios. Sin duda, fue uno de los más destacados partidos de toda su carrera, de los muchos partidos excepcionales que tributó Solsona a la parroquia espanyolista.

 espanyol

RCD ESPANYOL. Borja, Granero, De Felipe, Ochoa, Poli, Romero, Roberto Martínez, Solsona, Amiano, José María y Pepín. 

 realmadrid

Real Madrid: García Remón, José Luis, Benito, Touriño, Grande, Andrés,Amancio, Pirri, Santillana (Anzarda, 25), Velázquez y Aguilar.

Árbitro: Serrano Cristóbal. Amonestó a José María por el Espanyol y Anzarda por el R. Madrid.

Goles: 1-0: Minuto 65, Solsona.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada del campeonato de Liga. El Espanyol con este triunfo se colocaba segundo a un solo punto del At. Madrid. Partido disputado el sábado por la noche, ante un lleno histórico en los graderíos de Sarriá. El Real Madrid tuvo un multitudinario apoyo desde las gradas, por la nutrida presencia de madridistas que fueron acallados por la afición local, tras el gol de Solsona.

solsona15

Marcando el gol frente al Madrid

DEBUT EN EUROPA Y CON LA SELECCIÓN

La temporada 1973/74, pese que a nivel colectivo en el Espanyol no pasó de discreta y lejos de reeditar los logros de la campaña anterior, a nivel individual, Solsona por fin pudo catar dos objetivos que anhelaba: Jugar competición europea y ser internacional absoluto con España. Ciertamente, el sueño europeo se acabó en un y abrir y cerrar de ojos, ya que el primer rival, Racing White belga, goleó en Sarrià por 0 a 3, ante un conjunto blanquiazul incapaz de frenar el juego solvente y eficaz del conjunto de Molembeek. Evidentemente, fue una decepción para todos y para Solsona no fue una excepción, ya que el de Cornellà lo intentó y fue de los mejores blanquiazules, pero ni su calidad ni empeño pudo evitar el naufragio.

 espanyolRCD ESPANYOL: Borja, Granero, De Felipe, Ochoa, Poli, Glaría, Pepín, Solsona, Amiano, De Diego y José María. 

   Racing-White

  Racing White Daring Molenbeek: De Bree, Dumon, Marteens, Berghltz, De Sanguerre, Crombez (Veenstra, 82), Koens, Bjerre, Teugels,      Depireux y Polleunis.

Árbitro: Da Silva Garrido, portugués. Amonestó a Depireux a los 28 minutos del primer tiempo por dar una patada a Solsona.

Goles: 0-1: Minuto 18, Koens. 0-2: Minuto 37, Polleunis. 0-3: Minuto 80, Teugels. 

Incidencias: Primer partido de los treintaidosavos de la Copa de la U.E.F.A. Buena entrada en Sarrià aunque sin llegar al lleno completo. Estuvo presente el seleccionador Ladislao Kubala.

solsona11

Una delantera de lujo que llevó al Espanyol a la UEFA: Solsona, Roberto Martínez, Amiano, José María y Pepín Cabezas.

La primera oportunidad de Solsona de vestirse con la roja, en el equipo absoluto, fue en el partido amistoso celebrado en Turquía frente al equipo anfitrión, con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Federación Turca de Futbol. Solsona no jugó de inicio, y se tuvo que conformar en jugar 23 minutos, al sustituir a Planelles. El partido no fue nada del otro mundo, tal y como reflejó el resultado final, empate a cero.  

 turquia

Turquia: Yacio, Mehmet II, Ozer, Tuncay, Zekeriya, Bulent (Ducsal, 38), Ziya, Conil, Mehmet I, Alpaslan y Selahattin (Ender, 67). 

  bandera7781

 España: García Remón, José Luís, De Felipe, Ochoa,Villar, Costas, Becerra, Planelles (Solsona, 67), Clarés (Marianín, 67), Rojo II y Rojo I.

Árbitro: Nikola Dovcina, Bulgaria.

Goles: – 

Incidencias: Buena entrada en el Estadio Midhat Pacha donde unos 37.000 espectadores. Noche calurosa y  terreno de juego seco y duro. Partido conmemorativo del cincuenta aniversario de la Federación Turca, con el presidente de la UEFA, Artemio Franchi, presente. Debutaron en este encuentro con la selección española absoluta los espanyolistas Daniel Solsona, De Felipe y Ochoa.

012

 Ochoa, De Felipe, Solsona, José María y Roberto Martínez. Todos ellos internacionales con España

Lo cierto, es que Solsona a la temprana edad de 22 años, ya era considerado por muchos el líder natural del equipo y el heredero de un grande como el asturiano José María, tal y como se reflejaba en la entrevista concedida en el diario Mundo Deportivo en enero de 1974.

SOLSONA41

El Noi de Cornellà

– Tampoco es nueva la idea de que Daniel Solsona está llamado a ser el sucesor del capitán José María.

No creo que esté destinado a suceder a nadie. Actualmente José María continúa siendo el principal motor del equipo. Ahora bien, nadie puede pretender ignorar que los años pesan, y con el tiempo es evidente que los jóvenes vayan saliendo mientras los más veteranos les han de dejar inevitablemente paso. ¿Que puedo ser el sucesor de José Maria?, esto es cosa de los aficionados y de la prensa.

– Ve usted en Solsona jugador a una figura, a un genio?

No me fijo demasiado en estas cosas. Lo realmente importante ‘es trabajar en beneficio del conjunto.

– Se considera entonces como un mero trabajador dentro del equipo?

Digamos que Solsona es un jugador más técnico que trabajador.

– Se le acusa de individualista.

Bueno, son apreciaciones de la gente. Quizá tengan razón en algunas ocasiones, pero hay que fijarse que muchas veces cuando hago un dribling de más se debe a que tengo que esperar a que algún compañero se desmarque para poder recibir mi pase con garantías de éxito. A pesar de todo, yo no me considero individualista.

SOLSONA DESPEJA LA ZOZOBRA

La temporada 74/75, vino precedida de numerosos cambios en la plantilla blanquiazul, con la llegada de hombres que a la larga se convertirían en carismáticos e históricos como Molinos, Marañón o Manolín Cuesta, pero a la vez, el conjunto de Santamaría perdía a hombres igual de importantes como Roberto Martínez, De Diego, Poli o Pepín Cabezas. Dichas bajas, se debía sumar también la de Pedro De Felipe, que estuvo inactivo a lo largo de la temporada por una grave lesión.

Estas circunstancias condujeron a un Espanyol lleno de irregularidades en el campeonato liguero. En el primer tercio del torneo, marchó con paso firme y ocupó incluso una brillante posición, cedió después sensiblemente y a última hora sufrió por mantener la categoría, tal es así, que en el penúltimo partido de Liga, con la visita del Las Palmas a Sarrià, llegaba en medio de un clima de temores muy amenazante, ya que en caso de derrota y una serie de resultados de los equipos implicados por el descenso, podría poner al Espanyol en jaque por salvar la categoría. Por este motivo, el club había hecho un llamamiento a la afición para acudiera en masa para apoyar a los suyos en pos de la salvación, ya que una derrota frente al equipo canario hubiera complicado muchísimo la permanencia a los de Santamaría al jugar con un equipo plenamente implicado en el descenso.

Fue un partido como la situación preveía, de mucho dramatismo y nervios. Ninguno de los dos equipos jugaba con fluidez y los nervios eran los protagonistas del encuentro.

SOLSONA35

Solsona genio y figura fue vital contra el Las Palmas

En el segundo acto del partido, el Espanyol se despertó y dejó a un lado los nervios, empezando a acorralar a los canarios que cada vez veían con más dificultad mantener su punto a salvo. Tal fue así, que en el minuto 66 de encuentro, A la salida de un corner el balón fue a los pies de José María que lo bombeó sobre el marco canario. Tras un nuevo rechace, Solsona empalmó una impresionante bolea a media altura y al ángulo que hizo inútil la estirada del guardameta Carnevalli, 1-0 y salvación matemática para los de Sarrià.

 
espanyolRCD ESPANYOL: Borja, Ramos, Ferrer, Ochoa, Ortiz Aquino (Granero, 78), M. Cuesta, Solsona, Amiano, José María y Marañón.

Las-Palmas

Las Palmas: Carnevalli, Martín, Tonono, Hernández, Félix, Castellano, León (Pepe Juan, 56), Páez, Fernández, Germán y Miguel Ángel.

Árbitro: Orellana. Amonestó a Solsona por el Espanyol.

Goles: 1-0: Minuto 66, Solsona.

Incidencias: Buena entrada en Sarriá, aunque sin llegar al lleno. Hubo en los graderíos numerosas pancartas y banderas. La aparición en el palco presidencial del señor Meler fue subrayada con una larga ovación.

solsona18

El disparo de Solsona batió a Carnevalli

A la finalización del encuentro, la alegría y alivio de los presentes fue palpable y el gran agasajado fue Solsona, que evitó posibles agonías en la última jornada de campeonato y dejaba al Espanyol en primera división. Incluso el técnico rival, el señor Pierre Sinibaldi, reconoció el gol de bandera de Solsona. “Yo no contaba con que Solsona, agarrara un disparo tan potente y colocado. Ha sido un gol precioso, digno de decidir un partido como el de hoy”. La actuación de Solsona, culminaba un broche final a una temporada que fue para él, en lo personal, más queprometedora, fue el encargado de devolver la serenidad a los seguidores blanquiazules. Su estupendo gol, dejó claras las cosas deuna vez para siempre.

solsona19

Solsona agasajado tras el triunfo frente al Las Palmas

75 ANIVERSARIO DEL CLUB Y A LA UEFA DE NUEVO

La temporada 75/76 era una campaña especial para el club blanquiazul, ya que celebraba sus bodas de platino y por este motivo, Manuel Meler quiso complacer a su técnico José Emilio Santamaría y por primera vez desde que ocupaba el cargo pidió un nombre, ese era el chileno Carlos Caszely “El Gerente”. Con la incorporación del goleador chileno, más la base del equipo liderada por Solsona, los blanquiazules soñaban con repetir la hazaña de tres temporadas, volver a ser una alternativa para la Liga y clasificarse para Europa.

Lo cierto es que el conjunto blanquiazul nunca tuvo la Liga a tiro, pero si estuvo siempre en posiciones nobles de la tabla y finalizó en una brillante y meritoria cuarta posición, hecho que le permitía volver a Europa por méritos propios. Como no, destacar el buen hacer de Solsona que fue el catalizador y líder del buen hacer blanquiazul en la competición liguera.

SOLSONA40

Solsona recibiendo un galardón como el mejor jugador del Espanyol

JUEGA CON LA SELECCIÓN EN SARRIÀ

Uno de los momentos más emotivos para Solsona fue vestir la elástica roja de la selección nacional en su estadio de toda la vida: Sarriá. Con motivo del 75 aniversario del club, el Espanyol solicitó a la selección española su presencia en el Estadio de Sarriá para el partido frente a Dinamarca correspondiente a la clasificación para la Eurocopa de 1976.

El combinado español dirigido por Kubala no ofreció un buen partido y la esperada goleada a los daneses se frustró y los españoles con un juego bastante pobre tan sólo pudieron vencer por 2 a 0. Solsona disputó los noventa minutos de juego y no pudo brillar como el resto de sus compañeros, aunque se mostró muy activo y con mucha motivación con ganas de agradar tanto a Kubala como a sus fieles seguidores. Con España, también jugó el espanyolista “Pepito” Ramos.

  bandera7781

 España: Miguel Angel, Ramos, Benito, Miguel, Capón, Del Bosque (Asensi, 46), Marcial, Pirri, Solsona, Santillana y Rexach (Churruca, 86).

dinamarca

   Dinamarca: B. Larsen, J. Hansen, M. Jensen (3), L. Larsen, J. Andersen, Boerg, H. Hansen, Sorensen (Nielsen, 57), Rasmussen, Sastrup y    Dhal.

Árbitro: Bonnet, Malta. Amonestó a J. Andersen y M. Jensen por Dinamarca.

Goles: 1-0: Minuto 40, Pirri. 2-0: Minuto 85, Capón.

Incidencias: Poca afluencia en Sarriá, debido al mal tiempo. Noche bastante fría. Terrena en malas condiciones. Debido a la poca afluencia de espectadores, los aficionados pudieron cómodamente, a causa de la lluvia, trasladarse de portería en la segunda mitad pare ver más de cerca el área donde España atacaba. Antes del partido el presidente del Espanyol, Manuel Meler, impuso la insignia del 75 aniversario del club blanquiazul al presidente de la Federación Española de Fútbol, don Pablo Porta, y al  mítico portero espanyolista Don Ricardo Zamora.

SOLSONA44

Solsona en acción con la Roja

SOLSONA DESOYE LOS CANTOS DE SIRENA Y RENUEVA

El run-run de rumores sobre la posible marcha de Solsona, nunca había cesado desde su irrupción al primer equipo, equipos como el Madrid y Barcelona siempre se habían mostrado interesados por el gran jugador espanyolista. De hecho, el técnico madridista Miljan Miljanic no escondía su admiración por el juego del icono blanquiazul.

solsona12

Solsona seguiría de blanquiazul pese el interes de los “grandes”

Por este motivo y también por la insistencia de Solsona de mejorar sus retribuciones, el Espanyol en noviembre de 1976 llegó a un acuerdo con el jugador para alargar el compromiso contractual por tres años más. Esta noticia, significaba una gran alegría para el espanyolismo y también para el presidente Meler que confesaba ante los medios, tras la renovación de la estrella espanyolista. “Hace muy poco comentábamos con Daniel, recordando los doce años que lleva ya en nuestro club, la posibilidad de que en un futuro lejano pueda convertirse en el jugador que posea el récord de estancia en una misma entidad futbolísticamente, siempre y cuando las lesiones le respeten. Para mí representa un motivo de satisfacción poder anunciarles a ustedes y a toda esta familia de seguidores, la continuidad de este magnífico jugador en nuestras filas, esperando que todos estos deseos comunes de que estábamos recordando puedan cumplirse. Con este acto, desmentimos también todas estas noticias que daban como seguro el traspaso de nuestro jugador a uno de los “grandes” de España. Sería de gran incredulidad por nuestra parte renovarle el contrato bajo unas condiciones más beneficiosas para él, pensando en traspasarle en un tiempo breve a cualquier club. Además, ahora es una de las figuras de nuestro fútbol, y dada su juventud, podemos pensar que dentro de poco, con más experiencia, puede ser para nosotros una pieza más indispensable de la que ya es ahora”.

SOLSONA36

Solsona estampando su firma de renovación junto a Meler

Para Solsona, su renovación también fue un acto feliz, ya que seguía en su casa. “Estoy, naturalmente, muy contento. Llevo como ha dicho el presidente doce años de historia blanquiazul y me gustaría seguir toda mi vida deportiva. Esta renovación ha ardo la conclusión de los ideales del club y los míos. Los rumores de mi posible marcha, sólo al principio – hace ya casi cuatro años – me pusieron nerviosos. Luego, nunca he tenido ninguna noticia directa y siempre he pensado en el Espanyol”.

ENFADO CON JEREMIAS Y PIDE EL CAMBIO

El carácter de Solsona y su excesivo protagonismo a veces gastaba malas pasadas, esto se pudo comprobar en el partido de Liga disputado en Sarrià, donde los blanquiazules golearon al Salamanca por 3 a 0, con mucha plácidez. Pero todo se enturbió cuando en un ataque blanquiazul donde el brasileño Jeremías disparó a puerta, pecando de individualista, cuando Solsona le pedía insistentemente el balón. Esta situación, hizo que el de Cornellà se enfadara con el brasileño e inmediatamente pidiera el cambio a Santamaría. Entre la petición del cambio y la sustitución, el bueno de Solsona, se desentendió por completo del juego, sin mostrar ningún interés por el mismo y su enajenación mental durante el partido, casi le costó una expulsión cuando hizo una dura entrada al salmantino Galleguillos. Esta mala actitud y más llevando el brazalete de capitán, por la ausencia de José María, fue excusada por Santamaría, cuando manifestó que “Había llegado de Turquía –jugó un partido con la selección olímpica- donde recibió muchos golpes en las piernas y además el viaje de retorno fue cansadísimo. Todo esto tenía que acusarlo, ya que lleva una temporada densa y sobrecargada y éste fue el motivo por el cual pidió el cambio y accedí”. El mismo Solsona hizo la misma reflexión que el míster blanquiazul, apaciguando y matando el asunto de manera diplomática. “Estaba cansado y pedí el cambió, no hubo más. Reconozco que estaba un poco alterado. Hay veces que uno se enfada consigo mismo, porque no le salen las cosas, pero no hubo afortunadamente nada más. Entre este hecho y el cansancio que acumulaba, preferí solicitar el cambio para beneficio del equipo”. Unas declaraciones inteligentes, pero sospechosas de ser creíbles, cuando hasta ese notorio enfado de Solsona, el exquisito centrocampista no había dado muestras de flaquezas.

solsona26

Genio y polémico el Noi de Cornellà

 FESTIVAL SOLSONA FRENTE A LOS CULES

El derbi siempre está marcado en rojo para los aficionados blanquiazules y en la jornada 30 de la temporada 75/76, el conjunto azulgrana visitaba Sarrià y eso era motivo más que suficiente para que los jugadores periquitos dieran lo mejor de sí mismo para enorgullecer aún más si cabe a su afición. Esta situación se produjo y de los pies de Solsona, el Espanyol se mostró infinitamente superior a los azulgranas que se vieron vapuleados por juego y actitud. El de Cornellá, junto a los incisivos Jeremías, Caszely y Marañón fueron un vendaval para los azulgranas, que nunca fueron rival para un Espanyol motivadísimo y que destapó todas las carencias azul y granas.

solsona8

Solsona sortea a Mora para perforar la portería culé

Solsona, muy astuto, marcó el segundo gol del encuentro al aprovechar una mala cesión de Neskeens y sorteó a Mora, para entrar con el balón a la portería. El baño era un hecho y en las gradas los gritos de “Solsona, Solsona” no se hacían esperar, ya que los hinchas pericos estaban absolutamente rendidos a la maestría del de Cornellà. 

SOLSONA48

Solsona empuja el balón a la red a placer

espanyolRCD ESPANYOL: Borja, Ramos, Ferrer, Verdugo, Ortiz Aquino, Fernández Amado, Caszely, Solsona, Jeremías (M. Cuesta, 85), Osorio y Marañón.

barcelona FC Barcelona: Mora, Tomé, Miguelí, Torres (Rifé, 66), Corominas, Sánchez, Neeskens, Rexach, Marcial, Cruyff y Sotil.

Árbitro: Carreira Abad. Amonestó a Cruyff y Neeskens por el Barcelona.

Goles: 1-0: Minuto 10, Caszely. 2-0: Minuto 58, Solsona. 3-0: Minuto 70, Jeremías.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima de Liga. Buena entrada en Sarriá, aunque sin llegar al lleno.

solsona20

Euforia más que justificada por la goleada perica

Resumen de la goleada en el derbi

SUFRE UNA HEPATITIS 

Una de las lesiones más importantes que sufrió Solsona a lo largo de su carrera profesional fue una hepatitis vírica que le tuvo apartado durante unos cuatro meses de la actividad futbolística. Afortunadamente para el de Cornellà, esta afección vírica se produjo a finales del mes de junio de 1976, cuando la temporada había finalizado.

solsona21

Solsona con el balón, posando con la selección olímpica española

Esta desgraciada dolencia, le impidió ser convocado para los Juegos Olímpicos de Montreal, donde fue uno de los principales valedores para conseguir el billete olímpico y la de celebrar su boda el 30 de junio, la cual tuvo que ser aplazada al mes de octubre para certificar su compromiso conyugal con su esposa María Cruz en la localidad de Viladecans. Donde se congregó un sinfín de aficionados para agasajar a la feliz pareja y donde no faltó una amplia comitiva blanquiazul, con jugadores y directivos a la cabeza.

solsona22

La recuperación de Solsona no fue fácil

LOS RUMORES DE SU MARCHA NO CESAN

Pese a su inactividad por la hepatitis, Solsona seguía acaparando las noticias y rumores en el Espanyol, ya que diferentes clubes seguían mostrando su interés por la joya espanyolista, pese que tan sólo unos meses atrás había renovado con el club blanquiazul. El jugador no ocultó su satisfacción de ver como equipos como el Valencia, el último en mostrar interés por el jugador, se interesaban por sus servicios. “Sí, algo he leído sobre mi posible traspaso al Valencia. Mire, estas cosas ya no me afectan lo más mínimo, ya que han habido tantos, y a priori he sido traspasado a tantos equipos que ya no hago caso de nada. En fin, que es un globo-sonda. Obviamente, a nadie le amarga un dulce, y el Valencia es sin duda uno de los grandes de España, como hay otros por los que también me gustaría fichar”. Esta situación, provocó que Solsona pidiera otro aumento de ficha, pero que esta vez Meler no atendió.

SOLSONA43

Solsona siempre tentado por los “grandes” de la Liga

REAPARECE CON DERROTA

Dicha afección vírica, hizo que el elegante centrocampista blanquiazul reapareciera en los entrenos en el mes de octubre, pero no debutó en partido oficial hasta mediados de diciembre. Dicho encuentro fue en La Catedral del futbol español frente al Athletic. El conjunto de Santamaría perdió por un claro 5 a 2, donde Solsona fue de la partida inicial y jugó hasta el descanso. Poco a poco, Solsona cogía el ritmo y la forma que nos acostumbraba en el Espanyol, con el que consiguió una digna sexta posición. En Europa, Solsona apenas participó en ella, ya que solo pudo jugar un partido en Rótterdam frente al Feyenoord, cuando la eliminatoria ya estaba cuesta arriba en Sarrià por los holandeses al vencer por 0 a 1 en Barcelona. En la vuelta, Solsona jugó todo el encuentro y el equipo volvió a caer por 2 a 0.

solsona17

Solsona estuvo cuatro meses KO por una hepatitis

SU EXPERIENCIA DEPORTIVA MÁS AMARGA 

Sin duda, una de las mayores decepciones de Solsona como espanyolista y futbolista fue las semifinales disputadas frente al Betis en el Benito Villamarín. El Espanyol gozaba de una mínima renta de 1 a 0, cosechado en Sarrià, gracias al tanto de Caszely. Todos eran conscientes que la vuelta sería complicada de lidiar, ya que el infierno bético haría que los 90 minutos fueran eternos para los intereses blanquiazules.

SOLSONA54

Solsona dolido en el suelo, en el partido de ida en Sarrià

Los de Santamaría pecaron de huraños y se dedicaron a defender la pírrica ventaja de la ida, mal negocio como a la postre se demostró, ya que el Betis en la recta final igualó la eliminatoria gracias a un disparo lejano de Antonio Biosca que incomprensiblemente el guardameta Echevarría no pudo atajar. Ese gol condenaba al Espanyol ir a la indeseable prórroga con los ánimos por los suelos, ya que el conjunto bético igualó la eliminatoria en el último instante. Este golpe psicológico lo aprovecharon los andaluces para ponerse por delante en la eliminatoria nada más empezar el tiempo extra, de nuevo Biosca era el verdugo, esta vez al rematar un corner.

SOLSONA53

Echevarría ve impotente como se traga el primer gol bético

Contrarreloj, los blanquiazules quisieron enmendar sus errores y trataron de nivelar el resultado. Se demostró entonces, aunque fuera en lances aislados, que el Espanyol no debió renunciar nunca su poder ofensivo y crearon más de un problema en la prórroga a la defensa bética. En especial, en un gran remate de Osorio que Esnaola desvió apuradamente a corner y en una jugada de Caszely dentro del área, rondando ya el final, que abortó asimismo el portero bético.

En definitiva, ya era tarde y la sentencia irrevocable. El Betis, más entero físicamente y con superior garra en el conjunto de sus hombres, había logrado imponer su ley y conseguir su objetivo, llegar a la final de Copa. No hace falta decir que la decepción blanquiazul fue enorme, ya que todos se veían a la final, pero la desgraciada acción del portero Echevarría desvaneció tales ilusiones.

SOLSONA55

El Betis fue más ambicioso que el Espanyol en Sevilla

El mismo Solsona, años más tarde reconocía que este partido supuso una enorme decepción y una espina clavada difícil de superar. “Nunca olvidaré aquella semifinal, aquel gol de Biosca, que disparó desde fuera del área en semifallo, a pocos minutos del final y obligó a disputar la prórroga. Haber jugado una final de Copa con el Espanyol habría sido algo inenarrable de verdad. Realmente es el peor recuerdo que guardo en mi estancia en Sarrià. Todavía tengo presentes las escenas de dolor en el vestuario, con varios compañeros llorando”.

betisReal Betis: Esnaola, Bizcocho, Biosca, Benítez, López, Sabaté, Megido, Alabanda (Cobo, 113), Eulate (Del Pozo, 78) Cardeñosa y García Soriano.

espanyolRCD ESPANYOL: Echevarría, Longhi, Ferrer, Verdugo, Molinos, Ortiz Aquino, M. Cuesta (Osorio, 81), Solsona, Caszely, José Manuel y Marañón (Cino, 91). 

Árbitro: Lamo Castillo, colegio castellano. Amonestó a Sabaté por parte bética y a Caszely, Echevarría y José Manuel por el Espanyol.

Goles: 1-0: Minuto 87, Biosca. 2-0: Minuto 92, Biosca.

Incidencias: Partido correspondiente al partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. Noche de gala en el Benito Villamarín. Calor y color en los graderíos. Césped en perfectas condiciones. Se produjeron invasiones de campo, tras los dos goles verdiblancos, como en el final del encuentro. El partido se tuvo que dilucidar en la prórroga.

MEDIOCRE TEMPORADA, SOLSONA EN EL PUNTO DE MIRA

La temporada 77/78 no fue fácil para el Espanyol ni Solsona. El conjunto blanquiazul siempre estuvo rondando con los puestos de descenso, hecho que conllevó el irremediable cese de José Emilio Santamaría, que llegó al club albiazul en la temporada 71/72, y la llegada de Heriberto Herrera. Esta situación tempestuosa conllevó que la afición centrara sus críticas hacia dos figuras: Carlos Caszely y Daniel Solsona. El Noi de Cornellà, durante años el niño mimado de Sarrià, durante varios partidos fue el centro de las iras del público espanyolista, debido a su presunta falta de garra y también por las continuas declaraciones donde Solsona se dejaba querer por otros clubes de mayor enjundia.

Esta situación la reconocía el propio jugador que confesaba que no estaba dando el nivel deseado. “Yo, posiblemente al ser el capitán quiero hacer más de lo que me corresponde y las cosas no salen bien. Por ejemplo, el pasado domingo reconozco que jugué mal. Quería estar delante y detrás y lo que sucedió es que abandoné el centro del campo. Todo y así, creo que soy necesario dentro del equipo y físicamente me encuentro perfecto. Yo sé jugar al fútbol y esto tiene que solucionarse sin más problemas. Me preocupa la situación del equipo. Que me critiquen a mi es algo normal. Prefiero eso a que me ignoren. Comprendo que me chillen. Lo acepto, porque esa es mi obligación. Lo único que les pido es que tengan un poco de paciencia. Me parece que ya saben que Solsona no es un mal jugador…”. Sobre la situación personal y si se arrepentía de no haber marchado a otro equipo. “Es cierto que hay momentos en que uno lo piensa. Aquí me conocen mucho, pero no por ello me encuentro a disgusto, sino todo lo contrario. Lo que pasa es que afirmar estas cosas es muy arriesgado, porque es posible que si hubiese cambiado de equipo, las cosas no marcharan bien”.

solsona30

Entre la afición y Solsona hubo una relación de amor y odio 

Ese pequeño divorcio con la afición periquita se fue arreglando a base de su liderazgo indiscutible en el equipo blanquiazul, pese que este sólo daba síntomas de vida en Sarrià, ya que como visitante, los blanquiazules se mostraron incapaces a lo largo de todo el campeonato, cosechando una sola victoria en Cádiz, que fue colista ese año. El rendimiento de Solsona como el del equipo fue irregular y por debajo de sus posibilidades reales, pero las pocas dosis de buen futbol indiscutiblemente salían de sus botas y eso lo hacía indiscutible tanto para Santamaría como para Herrera.

solsona10

Uno de los clásicos disparos de Solsona: directos a la escuadra

Desgraciadamente, para Solsona se despidió como jugador blanquiazul en partido oficial con una lesión, en el muslo de la pierna derecha, en un partido de Liga frente al Racing de Santander en Sarrià, donde los locales hicieron un pésimo encuentro y perdieron por la mínima 0 a 1 obra del futuro espanyolista Orlando “Negro” Giménez.    

espanyolRCD ESPANYOL: Urruticoechea, Lanchas, Ferrer, Verdugo, Huertas, Osorio, Cuesta, Solsona (José Manuel, 71), Caszely (Flores, 46), Longhi y Marañón.

 racingRacing de Santander: Damas, Díaz, Arteche, Lolo, Geñupi, Chinchón, Jiménez (Sergio, 84), Juan Carlos (Barrero, 69), Quique, Rojo II y Marcos.

Árbitro: Sáiz Elizondo. Amonestó a Chinchón y Rojo II por el Racing de Santander.

Goles: 0-1: Minuto 40, Giménez.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada del campeonato liguero. Floja entrada en Sarrià, principalmente por ser televisado.

LOS MUNDIALES SU GRAN FRUSTRACIÓN

Daniel Solsona fue siete veces internacional, tres de ellas representando al Espanyol, pocas por la calidad que atesoraba y eso le dejó un sabor amargo. Pero además, Dani tuvo la oportunidad de llegar a ser mundialista con España un par de veces, Argentina 1978 y España 1982. Lo cierto es que el elegante centrocampista de Cornellà estuvo a punto de ir en ambas ocasiones, ya que tanto Ladislao Kubala como José Emilio Santamaría, le convocaron en la lista de preseleccionados para el Mundial, pero en la definitiva siempre quedaba descartado y el de Cornellà nunca fue a una gran cita con la selección.

Según Solsona, no fue al Mundial de España debido a los roces que tuvo con el míster en su etapa en el Espanyol, ya que Solsona de carácter rebelde e impulsivo, se las tuvo más de una vez con el técnico charrua, curiosamente las dos más sonadas fueron ante el Salamanca. El ya citado enfado con Jeremías y otra justo recién recuperado de su enfermedad de hepatitis, estando en el banquillo y mosqueado porque creía que ya estaba para jugar, el míster a poco para la conclusión y con el partido resuelto, 3 a 0, le grita “¡Caliente!”. Le preguntó Solsona cuánto quedaba: “Diez minutos”. “Pues no salgo” y no salió. El Espanyol venció finalmente 4 a o, pero el humor de Santamaría parecía como si se hubiese perdido.

Estas fechorías le pasaron factura seis años más tarde y no fue al Mundial de España, cuando había hecho méritos para ello en el Valencia. El propio Dani reconoce, que sus actitudes no fueron correctas.

SOLSONA50

La relación entre Solsona y Santamaría no siempre fueron cordiales

SE FRAGUA SU MARCHA 

Mientras el Espanyol se complicaba en las tres últimas jornadas su permanencia, que afortunadamente la logró más por deméritos del resto que méritos suyos, Solsona veía incapaz recuperarse de su lesión y lo que parecía un simple y duro golpe, significó su adiós definitivo a la temporada.

Mientras esta situación se estaba produciendo, por otro lado, se fraguaba la marcha de Solsona, el jugador quería cambiar de aires y veía que a su edad, 26 años, era el momento ideal para hacerlo, tras tener en el pasado “novias” insistentes como el Valencia y sobretodo el Real Madrid. Los primeros, de nuevo se volvieron a interesar por el de Cornellà, pese el desmentido oficial del club blanquiazul en boca del presidente Manuel Meler. “Hace más de un año y medio que Solsona viene solicitándonos que se le traspase. El chico, después de casarse quiere asegurar su futuro y lógicamente – piensa en mejorar. Si existe una buena oferta se estudiará, pero actualmente no tenemos. Hace un tiempo el Valencia estuvo interesado por el jugador, pero nadie piense que la reciente estancia de Ramos Costa en Barcelona ha sido motivada por el cierre de una negociación. Puedo asegurarles que ayer yo no vi al presidente valencianista. . Hay otros equipos que en algún momento también se han interesado por nuestro jugador, por lo que no sólo el Valencia puede hacernos una oferta por él”.

solsona4

Solsona contra el Valencia, su futuro club

La incertidumbre sobre su futuro se convirtió en un auténtico culebrón y la afición espanyolista cada vez se hacía más a la idea que su ídolo, esta vez si, marcharía definitivamente del club, tal y como era su voluntad. Entonces apareció en escena el Barcelona del nuevo presidente José Luís Nuñez, el cual también se interesó en gran manera por el icono blanquiazul y se rumoreaba que la primera oferta inicial eran 30 millones de pesetas, una oferta que parecía poco por el valor en el mercado del de Cornellá. Pero Manuel Meler seguía insistiendo que no había ninguna oferta por el jugador blanquiazul y por tanto no se podía negociar su salida.

Por su parte, Solsona miraba con cierta distancia todos estos rumores, aunque el aún jugador blanquiazul se dejaba querer por el Barcelona. “Sólo se que soy jugador del Espanyol y me debo a este club. Es muy posible que me traspasen, pero es algo que ya me dirán. Soy un profesional y me gustaría mejorar, aunque si me quedo en el Espanyol no lo haré a disgusto, sino todo lo contrario, no me importaría acabar mi carrera como blanquiazul”. Sobre su posible fichaje por el Barcelona, afirmó “a cualquier jugador del mundo le gustaría jugar en ese club”.

Finalmente el Barcelona hizo la oferta al Espanyol, aunque esta no pasó de ser cómica e insultante para la entidad blanquiazul, ya que los azulgranas pedían a prueba por un año al jugador a cambio de 10 millones, ya que argumentaban que no querían arriesgarse, tal y como afirmaba José Luís Nuñez. “Hay que tener en cuenta que Solsona estuvo enfermo y sólo él y el presidente del Espanyol conocen la verdad sobre su recuperación. Ya se ha tenido la experiencia de fichajes caros con muy poca rentabilidad. Hay que estudiar muy a fondo todos los pasos. Además, yo no sé si será por la nueva junta del Barcelona pero se nos están ofreciendo los mejores jugadores del mundo. Vienen ellos al Barcelona a ofrecerse”. Evidentemente, el Espanyol se negó en rotundo a tal operación tal y como manifestaba el presidente Meler. “Estamos abiertos a toda posibilidad de traspaso. No porque queramos hacerlo ni porque económicamente nos urja, sino atendiendo a una reiterada petición del jugador que desea aprovechar un buen fichaje. Nosotros, al igual que nos hemos venido negando desde hace siete años, podríamos seguir haciéndolo ahora. Estamos encantados con él y por nosotros puede acabar su vida deportiva en el club. Pero si accedemos es para traspasarle bien no para arrendarle. Si quieren a Solsona, hablaremos del precio. Pero siempre en base a de un traspaso firme y no buscando fórmulas poco normales y menos éticas como esa especie de arrendamiento. Si Solsona fuera un jugador desconocido, pudiera discutirse. Pero me parece que su calidad está sobradamente contrastada y que no necesita pruebas de ningún tipo. El señor Núñez está en su perfecto derecho de hacer esa oferta si quiere, pero nosotros también estamos en el nuestro de no aceptarlo”.

SOLSONA51

Nuñez y Meler no llegaron a un acuerdo por Solsona

El Barcelona tardó pocas semanas en realizar de nuevo una nueva oferta para el centrocampista espanyolista, esta vez 20 millones más Macizo, pero ya era tarde, porque el Valencia había hecho una oferta más suculenta, 35 millones y un partido en Sarrià, además para el pueblo perico era mucho menos traumático su salida a la Ciudad del Turia que en la acera del frente. Aunque realmente, la voluntad de Solsona era recalar en el Nou Camp y hasta el último momento intentó mediar para desencallar la negociación, pero sin éxito.

SE OFICILIZA SU FICHAJE POR EL VALENCIA

El 09 de agosto de 1978 Daniel Solsona oficializó su fichaje como jugador valencianista a cambio de 5 millones por tres temporadas. Mucha expectación en el momento de la presentación oficial de Solsona. En la sede  del club che se había congregado un gran número de aficionados que querían ver de cerca al nuevo jugador del Valencia. Daniel Soisona por fin ha visto hecho realidad, como él bien decía, si no un sueño, si una de sus ambiciones: cambiar de club. Aunque la nostalgia espanyolista será muy difícil de perder. “Catorce años en el mismo club no se olvidan con facilidad,  pero soy profesional y tengo que buscar el máximo para conseguir lo mejor para mí y  para mi familia. Creo que llegar al Valencia en estos momentos es un honor; cuenta con una de las mejores plantillas de España, con grandes jugadores y aquí estoy seguro que me encontraré muy a gusto. Sé que el Valencia tiene, para el puesto que ocupo en el terreno de juego, muchos y buenos jugadores, pero esto siempre sirve de acicate para que uno se esfuerce más en conseguir el puesto. No va a ser fácil, pero lo intentaré”. Con Kempes, Bonhoff y el Noi del Cornellà el Valencia hacía un equipo temible.

SOLSONA37

Solsona estampando su firma con el Valencia

En las filas del Valencia vivió una primera buena temporada, aunque su inicio, debido a su falta de adaptación no fue fácil. En la Liga, el conjunto che fracasó rotundamente y no estuvo a la altura que se esperaba y quedó en una modesta séptima posición, curiosamente empatado a puntos con el Espanyol.

Solsona23

Solsona luciendo la elástica valencianista

Su regreso a Sarrià, era uno de los momentos más esperados y especiales para Solsona, que pese su marcha, no olvidaba sus raíces blanquiazules. El partido para el Valencia ni para Solsona fue brillante, que tuvo en Molinos su auténtico guardaespaldas y no le dejó maniobrar como solía hacer en Sarrià el genio de Cornellà.  Al finalizar el encuentro, el centrocampista no pudo ocultar su tristeza. “Está visto que desde que visto la camiseta del Valencia la Ciudad Condal no se me da bien. En el Camp Nou fatal y ahora aquí en Sarriá tampoco hemos estado afortunados. Es increíble. Además pienso que mi equipo ha hecho méritos suficientes como para llevarse un punto. Hemos jugado mucho más, que el Espanyol. Ellos en cambio se han movido mucho, pero apenas han creado ocasiones de peligro, salvo el remate de Canito para colmo les ha valido un gol. Sincera y honestamente el Valencia este temporada está completamente, desahuciado para participar en competiciones europeas”, esta claro que Solsona no contaba con la Copa.

solsona27

Solsona frente al Espanyol en Sarrià

espanyol

RCD ESPANYOL: Urruticoechea, Lanchas, Canito, Verdugo, Padilla, Molinos, Díez, Azpilicueta, Flores, Fernández Amado y Marañón. 

valencia

 Valencia CF: Manzanedo, Carrete, Botubot, Cerveró, Arias, Bonhoff, Saura, Solsona, Diarte, Kempes, Félman.

Árbitro: Gallardo Fernández. Sin amonestaciones.

Goles: 1-0: Minuto 68, Canito.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima séptima jornada del campeonato liguero. Sarrià estrenó iluminación, con resultados excelentes, para hacer posible que la televisión diera el’ partido en color. La consecuencia fue una entrada más que modesta.

TRICAMPEÓN: COPA, RECOPA Y SUPERCOPA DE EUROPA

La temporada para el Valencia destacó por el papel copero. La competición no fue fácil. El conjunto dirigido por Pasieguito, que había sustituido al ex-portero Marcel Domingo, tuvo que medir sus fuerzas ante el Barça. El partido de ida tuvo un resultado esclarecedor: Barcelona 4 – Valencia 1. La eliminatoria parecía sentenciada y pocos creían en la remontada che. Pero en el partido celebrado en Mestalla el Valencia dio la vuelta a la eliminatoria y venció al conjunto blaugrana por 4-0, resultado que permitiría al Valencia seguir en la Copa… y llegar a la final.

Se llegó a la final ante el Real Madrid de su amigo y ex–compañero Roberto Martínez. El escenario, el Vicente Calderón. En las gradas, 25.000 aficionados valencianos que ondearon las senyeras en la capital de España, celebrando uno de los mejores triunfos de la historia del club che. El Valencia, que jugó con el uniforme de la senyera, formó con Manzanedo, Carrete, Arias, Botubot, Cerveró, Bonhoff, Castellanos, Solsona, Saura, Kempes y Darío Felman, y también participó Tendillo. El Valencia venció 2-0, ambos goles de la estrella argentina del equipo de Pasieguito, el primero a pase de Solsona. La alegría valenciana estaba más que justificada y las tracas se oyeron por toda Madrid y Valencia.

solsona24

Los jugadores con la Copa en el Ayuntamiento de Valencia

La siguiente temporada llegó a los banquillos el legendario y ex-jugador del Espanyol, Alfredo DiStéfano, el cual relegó a Solsona a un papel más secundario, pese ser titular, pero el de Cornellà solía ser sustituido y perdió cierta importancia en el equipo, pese que su clase era indiscutible y así lo entendía tanto el técnico como la afición. De hecho, esa temporada estuvo cinco veces saliendo desde el banquillo y en diez fue sustituido cuando salía de titular.

Pese a ello, Solsona no dejó de escribir junto a sus compañeros una de las páginas más históricas del conjunto valenciano, la conquista de la Recopa de Europa. La fecha señalada para la final era el 14 de mayo de 1980 y todo el valencianismo la esperaba ansioso. En el estadio Heysel, el Arsenal de Inglaterra le esperaba con el cuchillo entre los dientes. El equipo che estuvo integrado por Pereira, Carrete, Arias, Tendillo, Botubot, Solsona, Bonhof, Subirats, Saura, Kempes y Pablo. Ya en la prórroga, Castellanos suplió a Subirats. El partido fue muy duro, con poco fútbol y con marcajes estrechos. Terminó con empate a cero y todo se decidiría en la suerte de los penaltis. Kempes fue el encargado de lanzar el primer penalty, y falló. El valencianismo temía que se escapara la Recopa, pero Ian Brady, el cerebro del Arsenal, erró también el suyo. Posteriormente se marcaron ocho consecutivos (los valencianos por parte de Solsona, Pablo, Castellanos y Bonhof). Llegó la muerte súbita, que encumbró a Pereira. Arias marcó el 5-4 batiendo al mítico portero irlandés Pat Jennings y, a continuación, Pereira hizo una gran estirada repeliendo el tiro de Rix y dándole la Recopa al Valencia. La euforia de nuevo se desataba en la Ciudad del Turia.

solsonarecopa

Solsona y sus compañeros con la Recopa de Europa

Sólo unos meses después, aunque ya dentro de la temporada 80-81, el Valencia se coronó como ´supercampeón´ europeo, siendo el primer equipo español que lograba la Supercopa, que por aquel entonces se disputaba a doble partido. Para ello, otra vez echó por tierra los pronósticos. Porque el favorito era el intratable Nottingham Forest (ganó dos Copas de Europa seguidas y una Supercopa de Europa). En el City Ground de la ciudad de Robin Hood, el Valencia se adelantó con un gol de Felman, pero los ingleses demostraron el gran equipo que eran y se acabaron llevando el triunfo (2-1). Pero la eliminatoria quedaba en el aire para Valencia, donde el Valencia había jugado partidos memorables. Ese 17 de diciembre no sería una excepción. El Valencia saltó al campo con Sempere, Cerveró, Botubot, Arias, Tendillo, Castellanos, Saura, Solsona, Morena, Kempes y Felman. El único gol del partido lo marcó el uruguayo Fernando Morena y el valor doble de los goles en campo contrario dio al Valencia el último título europeo conseguido hasta la fecha y cerró para el conjunto che, uno de los capítulos más brillantes de su historia, donde Solsona fue protagonista en todas ellas.

solsonasupercopa2

Solsona aupando la Supercopa de Europa

EXHIBICIÓN EN EL CAMP NOU

Solsona lo que no pudo hacer nunca como espanyolista si que lo hizo como valencianista: vencer en el Camp Nou, ya que en 1973 el elegante centrocampista no pudo jugar por lesión. Y de que manera lo logró el de Cornellà, venciendo por 0 a 3, logrando dos goles (el primero de ellos de una sensacional vaselina) y siendo la estrella indiscutible del encuentro, demostrando a la directiva barcelonista que lo del año a prueba era toda una memez y que el internacional español estaba plenamente capacitado para jugar a futbol. Sin duda alguna, fue la noche que más feliz hizo Solsona a los espanyolistas sin vestir la blanquiazul. La victoria valencianista tuvo mucho mérito, más si cabe, teniendo en cuenta la ausencia de su estrella Mario “El Matador” Kempes.

 barcelonaFC Barcelona: Amador, Ramos, Migueli, Alexanko, Estella, Sánchez, Asensi, Quini, Simonsen, Krankl y Carrasco (Landáburu, 57). 

 valenciaValencia CF: Sampere, Carrete, Arias, Tendillo, Botubot, Castéllanos, Saura (Félman, 82), Solsona, Subirats, Morena (O. Giménez, 82) y Pablo.

Árbitro: Merino González, colegio canario. Amonestó a Sánchez y Estella por el Barcelona y Morena y Solsona por parte del Valencia.

Goles: 0-1: Minuto 24, Solsona. 0-2: Minuto 30, Morena. 0-3: Minuto 64, Solsona.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima séptima jornada del campeonato liguero. Noche agradable, 21° de temperatura y gran entrada en el Camp Nou. Al principio, ánimos para los azuigrana, luego bronca y finalmente aplausos y olés para el Valencia.

SOLSONA38

Contra el Barcelona siempre se crecía el de Cornellà

LA CRISIS ECONÓMICA AZOTA AL VALENCIA

Solsona veía que ese gran proyecto che se iba apagando, las marchas de Morena y Kempes, aunque volvería un año más tarde, presagiaban que el nivel competitivo de los valencianistas iba a menguar. De hecho, el mismo Solsona estaba en el mercado y sonó para el Espanyol, pero el desinterés blanquiazul en adquirir al ídolo, por su alta ficha, y la cláusula de retención hicieron que el centrocampista tuviera contrato hasta la temporada 1982/83.

Lo cierto, es que pese a estas sensibles marchas el Valencia se mantuvo firme y firmó una aceptable quinta plaza en la Liga, donde Solsona fue uno de los estandartes del equipo, junto a un joven de la cantera che, Roberto Fernández, y el danés Arnesen.  De hecho, desde Valencia se clamó contra el ex–técnico perico y buen conocedor de Solsona, José Emilio Santamaría, de no llevarlo al Mundial de España, donde el combinado español hizo un deplorable papel.

solsona7

Solsona en acción en Mestalla

En la temporada siguiente (82-83), el ambiente cada vez estaba más enrarecido en Mestalla, la filtraciones de las altas fichas de algunos jugadores, entre ellos Solsona, no ayudaron a apaciguar el ambiente. De hecho, el conjunto che apostó por la cantera, ya que el panorama económico era desalentador. Con Miljan Miljanic como entrenador, Solsona era casi siempre indiscutible, pero a falta de siete jornadas para el final, y con el Valencia en una situación agónica en la tabla clasificatoria, Koldo Aguirre tomó el relevo a Miljanic, que había sido destituido tras caer 5-2 en Sarriá,para salvar el equipo en la última jornada de Liga. Pese a ello, esa situación perjudicó a Solsona, ya que el técnico vasco no contó con el centrocampista catalán.

SU AVENTURA FRANCESA

Cuando Daniel Solsona comprendía que su etapa en el Valencia estaba a punto de acabarse, al no interesar su renovación. Comenzó a pensar en su futuro. Habló con Salvador Gomar, entonces gerente del club valencianista y máximo responsable, toda vez que Ramos Costas se había ido a mitad de la temporada. Paralelamente el, Mónaco se interesó por sus servicios, pero perdió la ocasión porque el club del principado se cansó de esperar una respuesta. Ante esta situación y a falta de un solo día para empezar la liga gala, llegó la oferta del Bastia francés, subcampeón de la UEFA en 1978, y un equipo donde habían jugado jugadores de la talla de Roger Milla, Johnny Rep, Dzajic o el futuro portero espanyolista Pascal Olmeta. Solsona aceptó la oferta y la oportunidad de jugar en una nueva liga y emprender una aventura atractiva.

Ciertamente, con el Bastia, Solsona firmó dos campañas y medias muy buenas, acompañadas con resultados más que aceptables para el conjunto corso, manteniéndose en la zona media de la tabla, marcando goles y siendo muy bien aceptado por la crítica deportiva francesa y eso que en su primer año juega casi todo el año con molestias en el pie.

Resumen entre el Bastia y el St. Etienne, con 2 golazos de Solsona

PARIS BIEN VALE 6 MESES

Finalmente, en el conjunto galo a mitad de su tercera campaña, tuvo que marchar porque los problemas económicos acuciaban a la entidad francesa y al encontrar una oferta de otro club, el Bastia le dejó libre. Ese equipo era el Racing de Paris, de la segunda división gala. Solsona pensaba que sería una cosa interina, de tal modo, que se marchó sólo a la capital francesa.

SOLSONA39

París también gozó del futbol de Solsona

Allí permanece hasta final de temporada como tercer extranjero, motivo por el cual se pierde la mayoría de partidos al sólo poder jugar dos, el uruguayo Umpiérrez y el congoleño Kabongo. Afortunadamente para Solsona, nacionalizaron al uruguayo y pudo disputar media docena de encuentros, causando una grata impresión y consiguiendo el ascenso de manera destacada. Tal fue así que el conjunto parisino le ofreció la renovación por un año, siguiendo como tercer extranjero y con la posibilidad de jugar con el equipo de tercera cada domingo para no perder la forma, cuando no lo pudiera hacer con el primer equipo parisino.

FALLIDA APUESTA POR EL RENNES   
Cuando Solsona estaba a punto de aceptar la renovación del club parisino, vino el Rennes con una propuesta irrechazable, dos años de contrato y jugar en primera división con ficha para jugar, además económicamente las condiciones también eran muy favorables. Solsona tenía claro su futuro, después del Rennes y era vincularse al Espanyol “Sé que cuando acabe mi contrato con el Rennes, dentro de dos temporadas, tendré 36 años y seguir jugando a tales alturas seria descabellado. Pero mi gran ilusión sería integrarme en el cuadro técnico del Espanyol y poder impartir las experiencias acumuladas a lo largo de todos estos años de jugador en activo”.

Su estancia en el Rennes pronto se empezó a torcerse, ya que Solsona sufre una lesión en las costillas, el equipo va fatal y sustituyen al entrenador que había solicitado al medio catalán. El nuevo técnico confía con los jóvenes y margina a los veteranos, entre ellos Solsona, pese a ello, la situación no cambia y el descenso se consuma. Esta situación y pese que Solsona tiene un año más de contrato llega a un acuerdo para rescindir su contrato al ver que su futuro en la entidad gala no es muy prometedor.

SOLSONA46
 
En el Rennes, Solsona no pudo lucir su exquisito futbol

FICHA POR EL SANT ANDREU

Cuando todo parecía indicar que Solsona colgaría las botas, tal y como así él mismo lo expresaba. “En la vida siempre llega un momento en el que tienes que poner punto final a cualquier cosa y etapa, es una ley inexorable. Y en el campo del futbolista, la honradez juega un papel muy importante cuando llega el momento del adiós. No puedes engañar a la gente haciéndole creer que puedes actuar a tope de tus facultades durante toda una temporada cuando tú sabes que no es cierto. Y por esto creo que ha llegado el momento de que Solsona se retire de los campos.” Pese a ello, el elegante centrocampista no cerraba la posibilidad a la continuidad. “La gente me para y me recuerda mi etapa en el Espanyol o Valencia y es muy gratificante. Pero yo se que tras cuatro años en el extranjero muchos se han olvidado de mi, algo por otra parte totalmente lógico. Por esto, me gustaría haber acabado jugando aquí, para que la gente me viera y se acordara de mí. Sería bonito… Sinceramente todavía no me he planteado la posibilidad de volver a jugar. Pero de seguir en activo me gustaría hacerlo en algún equipo de aquí Catalunya porque no quiero volver a trasladarme ni estar toda la vida arriba y abajo. Además, jugaría sobre toda por afición, el económico sería un aspecto secundario. Me veo en condiciones y con fuerzas suficientes para seguir un año más, pero siempre por afición”.  

Días más tarde sus deseos fueron una realidad cuando una llamada del Sant Andreu del directivo barcelonista Joan Gaspart, que militaba en la tercera división, le convenció para seguir un año más en activo, tal y como era su intención y con unas condiciones económicas muy suculentas para el de Cornellà. Pese a sus 35 años, el centrocampista demostró que era capaz de jugar a gran nivel aún y en el conjunto cuatribarrado disputó 32 encuentros y marcó la excelente cifra de 20 goles, aunque la mitad fueron desde los once metros. La única decepción en el conjunto andreuenc fue que no se consiguió el objetivo del ascenso a segunda B.

SOLSONA42

El Noi de Cornellà volvía a Catalunya esta vez con el Sant Andreu

En el club cuatribarrado permanece dos temporadas más, hasta la 89/90, siendo el capitán en su última campaña, donde finalmente el conjunto barcelonés consigue su propósito de ascender a segunda división B. Solsona se retira por la puerta grande en el conjunto andreuenc.

VUELVE AL ESPANYOL COMO DIRECTOR DEPORTIVO

Solsona tuvo siempre el deseo de volver como técnico al Espanyol y lo consiguió cuando el candidato a la presidencia Julio Pardo le propuso la dirección deportiva. El ex-jugador y leyenda blanquiazul no dudó y aceptó el reto, a pesar que otras candidaturas también se pusieron en contacto con él. Finalmente Pardo ganó las elecciones y Solsona pudo desempeñar las funciones de director deportivo con la complicada misión de ascender al equipo en plena temporada y teniendo este una marcha mediocre en la división de plata.

solsona28

Solsona se alió con Pardo para un nuevo Espanyol

Finalmente, el Espanyol consiguió su objetivo de ascender, lo hizo de manera agónica en la promoción frente al Málaga, gracias a la tanda de penalties. Ciertamente la mano de Solsona fue vital para dicho ascenso, ya que cambió el entrenador y a los dos extranjeros, y como demostró el resultado final, su decisión fue todo un acierto.

Ya en primera, Solsona contrata a Luis Aragonés como técnico y a varios jugadores, donde hay algunos que cuajan como Francisco, Biurrún o Mino, mientras tanto, otros fracasan como Sirakov, Ogris o el jerezano Nuñez. Además tampoco le ayudó el caso N’Kono, el idolatrado portero camerunés se las tuvo con él por la falta de entendimiento en la renovación del portero. El año siguiente, Solsona debe perfilar una nueva temporada, esta vez sin Luis Aragonés. Su relevo es el flamante y vigente campeón de Europa con el Estrella Roja, Ljubomir Petrovic. Con él llegan Cuxart, Alfaro Moreno, Vílchez o Mijic. Ningún fichaje rinde y demuestran ser auténticos fiascos, con el agravante que el equipo no levanta cabeza. Hecho que no ayudan a Solsona a sobrevivir sin críticas, algunas duras como la de llevarse comisiones o haber fichado por amiguismo, ya que Cuxart también era de Cornellà como él. Estas críticas le sentaron mal al Noi de Cornellà “Soy espanyolista de toda la vida y me duele esta situación en la que está inmersa el equipo, mucho más que la que atravieso personalmente con las críticas que estoy recibiendo desde diversos frentes del espanyolismo. Asumo mi parte de responsabilidad en todo ello, pero todos tenemos nuestro porcentaje de culpa. Soy consciente de estar en el ojo del huracán y si se buscan culpables, alguno será el sacrificado. No me importará que me destinen a entrenar a los juveniles, porque ello también es servir al Espanyol. Pero duele mucho que habiendo entregado toda la vida a este club, las críticas sean tan duras, por malintencionados, que provocan malestar en la entidad. Y en cuanto a los rumores de que determinados fichajes se deben a influencias o favores personales con determinados intermediarios, lo desmiento totalmente. A la hora de fichar no tengo amigos, sino que busco lo mejor para el Espanyol. Creo que soy una persona honrada en mi trabajo y nadie puede ponerlo en duda. El potencial del equipo es mucho mayor de lo exhibido hasta ahora y no somos tan malos como se ha dicho. Es cuestión de confianza y de obtener un par de buenos resultados”.

SOLSONA49

Francisco seguramente el fichaje más certero de Solsona

MARCHA POR LA PUERTA DE ATRÁS

Solsona junto a Pardo aguantaron el chaparrón y con la contratación de Clemente, más de fichajes como cuatro rusos (Galiamin, Moj, Korneiev y Kuznetsov), más Ablanedo, Urbano y Pizo Gómez, salvaron al equipo de un descenso casi cantado. Pese los intentos de renovar a Clemente, estos fueron baldíos al fichar como seleccionador nacional y el Espanyol contrató a Novoa. Con el técnico asturiano, el Espanyol hizo un esfuerzo notable para reforzar la plantilla, pero las cosas no cuajaron, la salida de Pardo por Perelló, los vaivenes del equipo, en una fase difícil y en algunos momentos turbulenta, Solsona fue apartado de sus funciones, hasta llegar a la ruptura total, ya con el Consejo de Perelló al frente del club.  Denunció su caso, y tras dos años de espera y de la evolución del caso, finalmente el Tribunal Supremo decidió no admitir a trámite la demanda de Solsona.

solsona29

Con la llegada de Perelló, Dani cayó en el ostracismo

Pese a este periplo fracasado de Solsona como director deportivo, no cabe olvidar que Solsona fue el que organizó el organigrama que posteriormente tantos éxitos le han proporcionado al Espanyol y fue el futbol base, con la designación de su ex-compañero y amigo José Manuel Casanova, el cual ha hecho una labor impagable en la cantera blanquiazul.

BREVE PASO POR LOS BANQUILLOS Y COLABORADOR CON LA PRENSA 

El gusanillo por el futbol jamás lo perdió Solsona, por esa razón, tras ser despedido en el Espanyol probó fortuna como entrenador en varios equipos, como en el Juvenil del Can Vidalet o el Vilassar de Mar (en aquel entonces equipo filial del Espanyol). Tras estas experiencias, finalmente Solsona decidió ser colaborador en diversos medios de comunicación como el diario AS, como columnista, o en TV de Catalunya, como comentarista, entre otros medios.

Pese que la relación entre Solsona y el Espanyol ha tenido altos y bajos, nadie puede negar un lugar preferente en la historia del club al Noi de Cornellà, el cual nos deleitó con su fabuloso futbol en la década de los 70 con la camiseta blanquiazul. De hecho, actualmente también lo hace, pero con los veteranos, donde pese que ya tiene unos cuantos años, el talento de Dani sigue intacto para gozo de todos nosotros y que hemos podido comprobar en dichos encuentros de las viejas glorias pericas.

solsona16

Solsona como capitán de los veteranos del club en el Nuevo Estadio de Cornellà-El Prat. Su club en su ciudad natal 

 

ESTADÍSTICAS DE DANIEL SOLSONA

SOLSONA

INTERNACIONALIDADES DE DANIEL SOLSONA CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA REPRESENTANDO AL  RCD ESPANYOL  

 SOLSONA1

_____________________________________________________

Bibliografía: Mundo Deportivo, La Vanguardia, Web Valencia CF, Diario Las Provincias, Libros de Historia del RCD Espanyol

Fotos: Mundo Deportivo, La Vanguardia, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, Revista Tot Espanyol, Arxiu Xavier Pujol, Fuerza Perica  y Libros de Historia del RCD Espanyol


A %d blogueros les gusta esto: