Archive for the ‘JOSÉ MARÍA’ Category

JOSÉ MARÍA GARCÍA LAVILLA

28 enero 2015

EL REY DE

LOS DELFÍNES

 

josé_maría-39

Hablar de José María en el Espanyol, es hacerlo de un grande en mayúsculas dentro de la dilatada historia del club blanquiazul. El asturiano dejó una huella imborrable, su zurda era todo un lujo para la vista y su etapa en el Espanyol de las más memorables que se recuerdan de un futbolista que haya lucido el escudo del club albiazul. Defendió la elástica periquita durante 11 temporadas y nadie duda de los que le hayan visto jugar, que ha sido de los jugadores más legendarios de la historia del Espanyol, donde brillaba por encima de todo, su exquisita técnica y una zurda prodigiosa.

José María nació el 23 de mayo de 1942 en la villa de Pola de Siero, Asturias, (capital del concejo o municipio de Siero), una localidad situada a la carretera de Gijón a Oviedo, a veinte kilómetros del Mar Cantábrico. José María como su padre quiso dedicarse al futbol. Inició la práctica del fútbol en el colegio, en el campo de El Jardín, de Pola de Siero. De allí, pasó al Lieres, donde le falsificaron la ficha para que pudiera jugar en Regional, cuando aún no tenía la edad suficiente para jugar en esa categoría. Esa circunstancia le llevó a firmar por el Oviedo, bajo amenazas de denuncia por esa irregularidad.

En el cuadro azulón destacó de gran manera, hecho que lo hace debutar a la temprana edad de 18 años con el cuadro ovetense. Fue el 29 de enero de 1961 frente al Atlético de Madrid  en el estadio Metropolitano. El encuentro finalizó con una victoria del Atlético por 2-0 y Sabino Barinaga fue el entrenador que le dio la alternativa en primera división.

josemaria07

Un joven José María en el Real Oviedo

Su debut fugaz en la temporada 1960/61, fue el primer paso a la consagración en el conjunto astur. Los ovetenses esa temporada lucharon hasta el final para evitar el descenso, cosa que no ayudó a José María a gozar de más minutos siendo tan joven. Los azulones lograron la permanencia en la promoción. En una emocionante eliminatoria frente al Celta de Vigo. Los asturianos vencieron por la mínima en el Tartiere, gracias a un solitario gol de Luis Aragonés. En la vuelta, el Oviedo logró empatar a dos, pese al susto final, ya que los azulones se avanzaron por 0 a 2 y vieron como los gallegos estuvieron a punto de igualar la eliminatoria.

61dcd-no-luis-aragones-luto

Luis Aragonés en el Oviedo

DESTACA EN EL OVIEDO

Ya en la temporada siguiente, se consagró como uno de los jugadores más relevantes del cuadro carbayón, siendo el jugador revelación de los azulones, teniendo notables actuaciones, llegando a jugar incluso como extremo derecho en algunos encuentros. Disputó 21 encuentros de Liga y fue el tercer máximo goleador del equipo con cuatro dianas.

josemaria00

MARCA EN SARRIÀ

Su último gol de esa temporada lo realizó en Sarrià. En un partido trascendental para evitar la siempre temida promoción, ambos equipos partían con los mismos puntos, pero en el Tartiere, en el partido de la primera vuelta, los blanquiazules perdieron 1-0, por lo que el empate era desastroso por el gol average. A los ovetenses salir invictos de Barcelona, les dejaba con opciones de evitar la promoción, no así la derrota, que les condenaba irremediablemente. Y el Espanyol necesitaba la victoria, para estar casi salvado sin mirar la promoción.

josemaria06

El Espanyol sufrió la calidad del asturiano

Los carbayones fueron superiores a un nervioso Espanyol, bajo la batuta de Sánchez Lage, los asturianos tuvieron las ideas mucho más claras e hicieron un futbol mucho más incisivo que los locales. En el minuto 34, el drama se apoderaba para los de Sarrià, cuando el joven José María aprovechaba un rechace en corto del meta Joanet, era el 0 a 1. Tras la finalización de los 90 minutos, el Espanyol solo pudo empatar, gracias a la transformación de un penalti ejecutado por Camps. Muy poco botín para el Espanyol que se la tenía que jugar en el campo del Betis y solo valía la victoria para evitar la promoción. El mismo escenario para el Oviedo, pero con un matiz importante, ya que los astures jugaban en casa frente al Mallorca, por lo que la victoria era mucho más asequible para los de José María.

Seis equipos (Betis, Mallorca, Racing, Osasuna y los citados Espanyol y Oviedo) estaban implicados en evitar la promoción y las cábalas eran muy variadas, por lo que cualquiera podía caer en la poco deseable y dramática promoción. El Espanyol no pudo más que empatar, en un partido lleno de alternativas en el Benito Villamarín y el Oviedo venció por la mínima al Mallorca, por lo que finalmente Racing y Espanyol fueron los obligados a jugar la temida promoción de descenso.

Curiosamente, otro futuro miembro de la delantera mítica de los delfines, Rodilla, con su gol, enviaba al Espanyol por primera vez a la segunda división.

EL OVIEDO TERCER CLASIFICADO

El conjunto ovetense en la 1962/63 firmó una de sus mejores temporadas de su longeva historia. Bajo las órdenes del vasco Juan Ochoantezana Milikua. Ya al final de la pasada temporada empiezan las contrataciones de distintos jugadores, sobre todo de los delanteros de conocido prestigio, como eran Girón, procedente del Real Burgos y el brasileño Joao Jorge.

Los resultados fueron los apetecidos y se logró una gran clasificación, basada principalmente a la brillante campaña como local, donde el cuadro astur solo cedió una derrota y ante el campeón de liga, el Real Madrid. Acabó, por tanto, 3º con 33 puntos, anotando 52 goles y encajando 46, solo por detrás del citado Real Madrid y el Atlético de Madrid.

equipo1962-1963

Una de las escuadras históricas del Oviedo. En el círculo José María

José María es uno de los estandartes del Oviedo y logra una notable cifra de goles en el campeonato doméstico, 9 dianas. Sin embargo esta trayectoria del Real Oviedo se vería truncada, debido a las necesidades económicas de los azulones y antes de finalizar la liga, los asturianos venden al Valencia a dos de sus jugadores básicos, Paquito y Sánchez Lage, y eso lo notarían los asturianos en las temporadas venideras. Además, la gente no quedó contenta con el dinero que recibieron los azules, ya que por Paquito se pagaron 2,5 millones de pesetas y por Sánchez Lage mucho menos, 400 mil pesetas. Curiosamente, ambos jugadores lograron esa misma temporada ganar la Copa de Ferias con su nuevo club, el Valencia.

El propio José María tuvo una oferta del Barcelona, pero las marchas de Paquito y Lage evitaron su marcha, para calmar los ánimos de los hinchas ovetenses que mostraron su enfado por las ventas de dos de sus mejores hombres por una escasa cantidad de dinero.

A pesar de todo ello, el Oviedo, por méritos propios, debía participar en la incipiente Copa de Ferias, por su clasificación liguera, pero al no celebrarse en Oviedo una feria internacional de muestras, motivo del nacimiento de la competición que sería el germen de la Copa de la UEFA, no tuvo la oportunidad de participar. Es por ello que el Real Oviedo fue a representar al fútbol español en la Liga Internacional de Clubes que entonces se disputaba en Estados Unidos, en lo que podría considerarse como el bautismo internacional de un equipo que, en aquellos años en los que las competiciones europeas y mundiales de clubes daban sus primeros pasos.

b9769-historia5

El Oviedo en Estados Unidos. En el círculo José María 

VACAS FLACAS

La pérdida de potencial deportivo por las bajas de Lage y Paquito, afectaron de gran manera al cuadro carbayón, que en la temporada siguiente se salvó en la siempre dramática promoción, curiosamente el otro equipo de primera división implicado a disputarla fue el Espanyol.

Al Oviedo le tocó en suerte al Hércules de Alicante. El primer partido fue en el Tartiere, que se llenó hasta la bandera para tal ocasión. Los locales no dieron opción a los alicantinos, donde el fabuloso extremo José María brilló con luz propia al anotar uno y asistir en otro de los cuatro goles locales. Resultado final 4 a 1 para el Oviedo. La vuelta fue un puro trámite para los asturianos que solo cedieron por 1 a 0, manteniéndose de esta manera en la primera división, como también hizo el Espanyol al superar al Sporting de Gijón en la otra eliminatoria.

En la temporada siguiente, 1964/65, el Real Oviedo consumó lo que se intuía la temporada anterior, el descenso a la segunda división. Acabó penúltimo con 20 puntos. La inestabilidad en el club, con un cambio en la presidencia, ya que desde diciembre de 1.964 el club estaría dirigido por una Junta Gestora encabezada por Felix Serrano García Solares, no ayudó la estabilidad del equipo y para postre, también cesaron al técnico Enrique Martín sustituido posteriormente por Luis Diestro.

equipo1964-1965

José María no pudo evitar el descenso de su Oviedo

El cuadro astur nunca estuvo a la altura esa temporada, donde José María, pese su evidente clase, tampoco pudo ayudar lo suficiente para evitar el naufragio. El vacío de poder en el club llevó a que nadie se atreviera a reforzar al equipo, y al final lo pagaron caro.

Su única alegría esa temporada fue el debut con la selección española B en Noviembre de 1964 en el Campo del Arcángel de Córdoba frente a Portugal B. Los españoles vencieron por 3 a 0, donde contribuiría José María con dos goles, ambos conseguidos de penalti.

Resumen del España B – Portugal B

FICHA POR EL ESPANYOL

Si un año antes, Kubala pidió sin fructificar el fichaje del joven extremo asturiano. La siguiente temporada por fin se pudo hacer realidad. Vila Reyes, vicepresidente en el cargo, pero era quien realmente cortaba el bacalao en el club, junto a Kubala (que posteriormente dimitió como técnico), el secretario técnico Emile Osterreicher y Di Stéfano, que renovó un año más como jugador, trazaron las líneas del futuro Espanyol y en ellas estaba marcado en rojo, el zurdo José María.

VILAREYES

Juan Vila Reyes quería hacer un Espanyol poderoso

El 07 de julio de 1965, por fin Vila Reyes pudo anunciar públicamente el fichaje del asturiano, por 3 temporadas a cambio de 3,5 millones de pesetas por el traspaso. Pese a ello, el fichaje no fue del todo sencillo. Tras llegar primero a un acuerdo con el Oviedo, el secretario técnico Osterreicher del Espanyol y el gerente del Oviedo Villegas, marcharon hacia la concentración de la selección militar, donde estaba José María, y le dijeron que ambos clubes habían llegado a un acuerdo para su fichaje. El jugador asturiano, no se mostró muy satisfecho con las cantidades que le ofrecían los de Sarrià. Ese escollo demoró las negociaciones, pero Vila Reyes no aceptaba negativas y tras unos días de tira y afloja entre las partes, el de Pola de Siero finalmente accedió a recalar al conjunto periquito, con una mejora contractual de la que inicialmente había presentado la entidad espanyolista.

004 002

El Espanyol se avanzó al Barcelona en el fichaje de José María

El Espanyol se marcaba un tanto, ya que el joven jugador de tan solo 23 años era pretendido por varios equipos, entre ellos el Barcelona. Posteriormente en ese mismo verano el Espanyol anunciaría la llegada de Mingorance y Miralles (ambos del Córdoba) y Amas de la Real Sociedad. Todos ellos formaron los fichajes estrellas del proyecto de Vila Reyes que tenía como objetivo un Espanyol campéon y más ese año, donde el club blanquiazul fue invitado a disputar la Copa de Ferias por segunda vez en su historia y no quería caer en el mismo error que le supuso su primer descenso en la primera participación continental.

Y llegó a Barcelona con 23 años. Gracias a Chus Pereda, estrella del Barça, al que conocía, se pudo instalar en una habitación que alquilaba un matrimonio a jóvenes futbolistas en la calle de Aribau, donde Pereda también había vivido. Encontró una habitación libre que le alquiló aquella pareja. Su novia se quedó en Asturias. Era un paso provisional mientras acumulaba ahorros para comprarse posteriormente una vivienda en la calle del Capitán Arenas. En el momento de su fichaje, estaba en período militar y debiendo permanecer en el campamento de Monte la Reina (Zamora) hasta el día 30 de agosto. Por lo que le imposibilitó realizar el stage de pretemporada con su nuevo equipo y no pudó participar en el arranque liguero de la campaña ante el Las Palmas (1-1) en el Estadio Insular.

josemaria2

Por fin de blanquiazul

Su debut en partido oficial se produjo el domingo siguiente. Es en Sarriá frente al Real Zaragoza de los 5 magníficos (1-1) el día 12-9-65, con Fernando Argila de entrenador, técnico que ya conoció en su etapa en el Real Oviedo. Aquel mismo día también debutan con el Espanyol, Carmelo Amas y Ramón Miralles. En la segunda parte los maños se adelantarían en el marcador por obra del brasileño Canario, pero Rodilla empataría poco después. Pese el empate, la imagen del Espanyol fue muy positiva y la gente preveía que ese año si había un gran equipo para soñar.

espanyolR.C.D. ESPANYOL: Carmelo, Bergara, Mingorance, Ramírez, Julián Riera, José María, Di Stéfano, Rodilla, Idigoras, Amas y Miralles. 

zaragoza

Real Zaragoza: Yarza, Violeta, Reija, Santamaría, Cortizo, Endériz, Villa, Santos, Lapetra, Marcelino y Canario.

Goles: 0-1, Min. 49, Canario. 1-1, Min. 59, Rodilla.

Árbitro: Gómez Arribas.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga de la temporada 1965/66, disputado en el Estadio de Sarrià el día 12 de septiembre en horario nocturno. Lleno con una temperatura muy agradable.

Esas sensaciones iniciales, se fueron apagando a medida de que fueron transcurriendo las jornadas y el renovado equipo que había formado Vila Reyes no acababa de arrancar en el campeonato doméstico.

El primer gol perico de José María no llegó hasta en la sexta jornada de aquella campaña. Es frente al Athletic Club de Bilbao en Sarriá, en un partido de triste recuerdo para todos los espanyolistas. El asturiano abrió la contienda en el minuto 13 de la primera mitad, que posteriormente Rodilla, y él mismo ampliarían hasta el 3-0. Luego, en un final de locos, los bilbaínos acabarían remontando increíblemente el marcador hasta llegarse al 3-4 final.

1965.1

De pie: Bertomeu, Bergara, Riera, Álvarez, Mingorance y Ramírez. Agachados: Amas, Boy, Di Stéfano, Rodilla y José María.

PRIMERA NOCHE MÁGICA EUROPEA EN SARRIÀ

El Espanyol, como ya hemos citado antes, participaba esa temporada en la Copa de Ferias. Su primer rival fue el Sporting de Lisboa portugués, que recientemente había conquistado la Recopa de Europa. La ida se disputó en tierras lusas, en el Estadio José Alvalade de Lisboa. El conjunto de Argila no sin sufrimiento, pudo conseguir un esperanzador 2 a 1 final, gracias a un gol del valenciano Miralles.

lisboa03

Once frente al Sporting Club de Lisboa: De pie: Bergara, Álvarez, Riera, Ramírez, Mingorance y Carmelo. Agachados: Amas, Rodilla, Di Stéfano, Miralles y José María. 

Así llegó la noche del miércoles 24 de noviembre, Sarrià hasta la bandera, para presenciar ese atractivo envite europeo. Los blanquiazules espoleados por su público salió con mucho ímpetu, pero el gol se le resistía. Las cosas se empezaron a torcer en el minuto 26, cuando una desafortunada cesión del capitán Riera hacia el portero Carmelo lo interceptó el hábil ariete portugués Lorenço que no perdonó y colocó el 0 a 1 en el marcador. Ese golpe afectó y de qué manera a los espanyolistas que vieron como los lisboetas harían su segundo tanto gracias a una magistral jugada de Lorenço que se deshizo de todo aquel que se interpuso en su camino para ceder a Duarte que no perdonaba. Así se marcharon al descanso, con un global en la eliminatoria de 4 a 1 para los verdiblancos.

lisboa

El once lisboeta posa en Sarrià

En el descanso, el vicepresidente Vila Reyes bajó a los vestuarios para espolear a los suyos:

  • ¿Son ustedes capaces de jugar como lo han hecho hasta el primer gol?

Todos se miraron sin decir nada, hasta que Alfredo Di Stéfano le replicó:

  • Lo somos, claro está.

El vicepresidente sonrió y les arengó:

  • Pues ánimo, ¡A darle la vuelta a la eliminatoria!

Los jugadores regresaron al césped con ánimos renovados tras la arenga del directivo, el propio Vila Reyes se quedó a pie de césped para infundir moral a los suyos. Pero cuando ese espíritu de remontada se iba empapando entre los jugadores, llega un jarro de agua helada, el tercer tanto para los lisboetas, en una contra Duarte dejaba el 0-3 en el marcador, todo un desastre para los blanquiazules. Las esperanzas de remontada para los blanquiazules eran mínimas, 5 a 1 en el global de la eliminatoria, y tan solo 40 minutos en juego, llamarlo gesta a esto se quedaba muy corto.

lisboa2

Amas y Miralles pugnando con la defensa lusa

El silencio se apoderó de Sarrià, pero a los 56 minutos de juego, José María de una espectacular bolea iba a marcar el primer gol perico, pero cuando el destino del balón era la red, el defensa Hilario sacó el puño y despejó el balón, penalti, no había discusión. El propio José María se encargó de ejecutar la pena máxima para recortar el marcador, 1-3. Ese gol, espoleó a los jugadores locales, que bajo la batuta de Di Stéfano, parecía haber rejuvenecido diez años esa noche, desarboló a un atónito Sporting de Lisboa, que vieron como el astro hispano-argentino estaba en todos los lados, siendo un primoroso director de orquesta para la nave perica. Ese espíritu de la Saeta Rubia contagió al resto de sus compañeros: José María, Miralles, Rodilla, Ramírez… A los 66 minutos de partido, José María lanzaba una falta que remató Amas, el cancerbero Carvalho despejó como pudo, el rechazo cayó en pies de Don Alfredo y este con suavidad, centró para que Miralles pusiera el 2 a 3 en el marcador. Ese gol puso el desenfreno en las gradas, que estallaban de júbilo viendo que la proeza ya no era una quimera.

lisboa04

El claro penalti de Hilario a disparo de José María

El vendaval perico era un hecho, ante un aterrorizado equipo lisboeta que no podía contener los ataques locales. En uno de los incontables ataques pericos, llegó un córner. Era el minuto 71. José María lanza desde la esquina, rechaza la defensa, el esférico vuelve al asturiano que centra de nuevo y Rodilla con un inapelable remate coloca el 3 a 3. Locura en Sarrià.

lisboa001

Rodilla establece el empate de cabeza

Tan solo dos minutos más tarde, el salmantino Rodilla con un fuerte disparo marca el 4 a 3. El estruendo en Sarrià se oyó en toda Barcelona, el Espanyol había conseguido lo imposible, igualar la eliminatoria, cabe aclarar, que en aquella época no existía el factor desempate por el número de goles a campo contrario. Ese tramo final de partido fue un auténtico suplicio para el Sporting, que pese a ello y nadie sabe como pudo aguantar ese resultado hasta el pitido final. El prestigioso periodista Alfredo Rueda en su crónica en el rotativo Solidaridad Nacional escribió: “El equipo espanyolista se negó a perder cuando todo estaba perdido, y su fe le dio alas para ganar”. Una bella frase que resume lo que fue esa noche mágica para todo el espanyolismo.

espanyol

R.C.D. ESPANYOL: Carmelo, Bergara, Mingorance, Álvarez, Ramírez, Julián Riera, José María, Di Stéfano, Rodilla, Amas y Miralles. 

sportlisb

Sporting Club de Portugal: Carvalho, Morais, Batista, Hilario, Dani, José Carlos, Ferreira-Pinto, Figuereido, Lorenço, Peres y Duarte.

Goles: 0-1, Min. 26, Lorenço. 0-2, Min. 33, Duarte. 0-3, Min. 49, Duarte. 1-3, Min. 56, José María de penalti. 2-3, Min. 66, Miralles. 3-3, Min. 71, Rodilla. 4-3, Min. 73, Rodilla.

Árbitro: Mr. Crawford (Inglaterra).

Incidencias: Partido de vuelta correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa de Ferias, disputado en el Estadio de Sarrià el día 24 de noviembre a las 20:30 horas. Lleno absoluto con una temperatura gélida, cerca de los cero grados de temperatura, aunque muy caliente en el graderío.

El sorteo para dilucidar donde se debía jugar el desempate, fue una moneda en el mismo terreno de juego, esta vez salió cara para el Espanyol y el partido decisivo se jugaría en Sarrià. Según confesó en rueda de prensa el propio técnico luso, Julio Cernades “Juca”, fue en lo único donde el Sporting de Lisboa no tuvo suerte y es que los lisboetas pese a la remontada perica, debieron perder por goleada esa mágica noche.

El desempate se disputó en Sarrià el 15 de diciembre, no cabe reseñar que el Estadio era una auténtica bombonera, quedándose gente en la calle por la imposibilidad de acceder al Estadio. El partido no fue tan memorable como el primero en Sarrià, pero el Espanyol si fue superior a los lisboetas y los superó por 2 a 1, gracias a dos dianas de Rodilla.

CESE DE ARGILA, LLEGAN RE Y MARCIAL 

La floja temporada del Espanyol en el campeonato no compensaba con la disputa de la competición europea. Los blanquiazules en octavos de final se encontraron con el Bandera Roja de Brasov rumano. La ida, fue para el Espanyol por 3 a 1, con un hat-trick de Amas. La vuelta en Brasov, bajo un campo impracticable por el barro, los catalanes sucumbieron por 4 a 2, José María marcó uno de los dos tantos. Ese resultado daba lugar a otra moneda al aire para decidir donde se jugaría el desempate. Esta vez cayó cruz y los blanquiazules debían jugar en Brasov el pase a los cuartos de final.

Este viaje ya no lo realizaría el técnico Argila, cesado por los malos resultados, su sustituto fue Di Stéfano que ejercía de jugador-entrenador junto a un hombre de la casa, Pepe Espada. En este desempate, el Espanyol ya contaba con la presencia del gran ariete paraguayo, Cayetano Re, que llegaba con la carta de libertad del Barcelona por discrepancias con los dirigentes barcelonistas. El Espanyol lograba la proeza de imponerse en tierras rumanas por 0 a 1, con gol de Re. Se da la circunstancia que el técnico Pepe Espada no pudo viajar por no obtener el visado a tiempo.

fichajere

El fichaje de Re causó sensación

El camino del Espanyol en esa aventura acabó frente al Barcelona en los cuartos de final, siendo hasta la fecha el único duelo europeo entre ambos conjuntos. El Barcelona ganó ambos encuentros por la mínima 1 a 0. El Espanyol días antes anuncia el fichaje bomba del año, el joven jugador del Elche, Marcial Pina, se enrola en el club blanquiazul. Los espanyolistas desembolsan la nada despreciable cantidad de 10 millones para su traspaso y es que el joven asturiano era pretendido por todos los grandes de España y también de Europa. Vila Reyes se sumó un tanto, en el que probablemente haya podido ser el fichaje más mediático de la historia del club blanquiazul. Lamentablemente, el genial centrocampista no pudo disputar la histórica eliminatoria por una inoportuna lesión muscular.

firmamarcial

Marcial en el día de su presentación

POR FIN LOS CINCO DELFÍNES

La temporada 1966/67 empezó con renovadas esperanzas, el Espanyol ya sin Di Stéfano, colgó las botas, pero con los fichajes de relumbrón de finales de la anterior campaña ya plenamente integrados, Marcial y Re, más la incorporación del técnico húngaro Janos Kalmar, quien lo conocía muy bien el secretario técnico del club, Emil Osterreicher, ya que eran compatriotas. Así el Espanyol en la primera vuelta solo cede dos derrotas en Zaragoza y Córdoba, pero consigue victorias de relumbrón en Sarrià vence al Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla o Valencia y a domicilio vence en San Mamés y empata en el Bernabeu, tras sufrir un arbitraje más que parcial del colegiado Gómez Arribas, anulando un gol legal a Rodilla y expulsando a Riera.

004 001

De pie: Miralles, Juan Manuel, Ramoní, Riera,Osorio y Carmelo. Agachados: Amas, Marcial, Re, Rodilla, José María.

Pero si los resultados eran positivos, lo más destacable era el juego desplegado por los blanquiazules, que era un lujo para la vista destacando sobre el resto los cinco hombres de ataque: José María, Amas, Rodilla, Re y Marcial. Esa conexión ofensiva, hizo que el periodista del diario Dicen, Josep Maria Ducamp, los equiparara como los verdaderos sucesores de la histórica delantera del Real Zaragoza, Los cinco magníficos.

Y es que los halagos hacia esos cinco jugadores vestidos de blanquiazul eran más que justificados, ya que funcionaron esa temporada como un reloj suizo, de ahí el nombre de delfín, como título nobiliario real y nada que ver con los simpáticos animales acuáticos.  (Ver Reportaje de los 5 Delfínes aquí).

DELFINES2

La célebre delantera de los 5 delfínes

En la segunda vuelta los blanquiazules se mantuvieron firmes, pero fallaron en los momentos claves, como en casa frente al Real Madrid, 2 a 3, donde Zariquiegui ayudó de manera indisimulada a los blancos a cosechar un triunfo, hasta cuatro penaltis obvió en el área blanca. Esa derrota desbancó a los espanyolistas del título. Esta dolorosa derrota, sumada a la del Camp Nou por 3 a 1, hicieron que los de Kalmar se tuvieran que conformar con la tercera plaza, que igualaba la mejor clasificación histórica del club, pero que sabía a poco a Vila Reyes. Nuestro protagonista acabó la temporada con la gran cifra de 12 tantos en el campeonato liguero, su mejor marca como profesional.

daucik-tomo-1

José María pugna con Lico del Elche

POR FIN INTERNACIONAL

Las buenas maneras del asturiano, por fin no pasaron desapercibidas por el seleccionador nacional, Domingo Balmanya,  y el 07 de diciembre de 1966 el jugador zurdo conseguiría uno de sus sueños, ser internacional absoluto con la selección. Fue en partido de clasificación para la Eurocopa frente a la República de Irlanda en Mestalla. Su debut no puedo ser mejor, ya que en el minuto 22 consigue el gol que abría el camino de la victoria. Internada por banda izquierda del asturiano, recorta a un rival con su zurda, y con la diestra hace un centro-chut que se envenena y se cuela en la portería irlandesa. Posteriormente, Pirri establecía el marcador final de dos a cero para los españoles.

La alegría de José María n pudo ser mayor como confesó al finalizar el encuentro. “Estoy muy contento por el triunfo de España y además, porque mi actuación en este partido, primero que juego como internacional, ha sido satisfactorio. Yo me encontraba un poco cohibido al principio, pero después sobre todo al marcar el gol, ya me he serenado. Impone mucho le camiseta española“.

banderaFranco.3  EspañaIribar; Sanchís, Gallego, Reija; Pirri, Violeta; Jara, Paquito, José María, Ansola y Luis Aragonés.

eire

 República de Irlanda: Kelly, Brennan, A. Dunne, Dempsey, Hurley, Meagan, O’Neill, Conway, Dunphy, Hale y Haverty.

Árbitro: Piet Roomer (Holanda)

Goles: 1-0 Minuto 22, José María. 2-0 Minuto 36, Pirri.

Incidencias: Partido celebrado en Mestalla (Valencia) a las 20:30 de la noche, el 07 de diciembre de 1966, correspondiente a la Fase de Clasificación para la Eurocopa de 1968 en Italia.

Su actuación hizo que contara en los planes de Balmanya para los próximos encuentros. Hasta seis veces, y de manera consecutiva, José María se enfunda la zamarra nacional, Su óptimo estado de forma le sitúa por delante de consagrados especialistas como Collar, Lapetra, Gento y la joven promesa bilbaína Rojo I.

josemaria04

José María fue seis veces internacional absoluto

LOS AIRES DE GRANDEZA ACABAN EN DESCENSO

La siguiente campaña las expectativas aumentaron, el Espanyol era un equipo más maduro y conjuntado bajo las órdenes de Kalmar. Sin duda los blanquiazules eran firmes candidatos al título y más teniendo en cuenta que en pretemporada los de periquitos asombraron goleando al Santos de Pelé por 4 a 1 y a una especie de selección Argentina en la final de la Costa del Sol por 2 a 1 en la prórroga. El Espanyol causaba sensación, no en vano, en Málaga, se sintió como en casa al ser arropado por los hinchas locales en todo el torneo, hecho que provocó el agradecimiento público del club blanquiazul a la ciudad andaluza. Esas elevadísimas expectativas se fueron diluyendo rápidamente, la plaga de lesiones que sufrió el equipo, hizo que el rendimiento del grupo se resintiera de gran manera. De los pocos que quedaron indemnes de las lesiones fue José María que pudo disputar todos los encuentros, marcando 11 dianas. Los blanquiazules quedaron en un discretísimo noveno puesto, muy lejos de las pretensiones iniciales.

josemaria10

José María en Sarrià frente al Sabadell 

Esa circunstancia hizo que la temporada siguiente Vila Reyes tirara la casa por la ventana y fichara a Lico por 10 millones más Ramírez al Elche y al gran Jesús Glaría al Atlético de Madrid por 8 millones. Tales fichajes debían de dar un salto de calidad al Espanyol, pero lo cierto es que el salto se dio al abismo de la segunda. Un ambiente enrarecido en la plantilla, el cese de Kalmar a las primeras de cambio y la “poca cintura” de Antoni Argilés, su sustituto, con la plantilla hizo que el grupo se descompusiera y el descenso se consumara en Málaga. Un auténtico desastre que el propio José María confesaría que fue su mayor decepción como profesional y se autoinculpaba de aquel desastre junto a sus compañeros, por eso nunca pensó en marchar pese ese amargo trago que era jugar en la división de plata para un jugador de su indudable categoría.

RENÚNCIA A EJECUTAR LOS PENALTIS

La mala marcha del equipo también afectó al asturiano, que no se libró de las críticas al fallar esa temporada dos penas máximas frente al Sabadell y Málaga ambas en Sarrià. Esas críticas y la mala marcha del equipo, provocó que el jugador zurdo renunciara a ser el primer elegido a ejecutar las penas máximas desde los once metros. Bergara y posteriormente Glaría fueron los elegidos para esa responsabilidad.

Solo en su última temporada como profesional volvió a ejecutar los penaltis, de hecho, así anotó sus dos últimos tantos con la zamarra blanquiazul, en Sarrià frente al Valencia (1-0) y el último en el Bérnabeu contra el Real Madrid (3-1).

josemaria02

CONTRAE MATRIMONIO

No todo fue malo para José María, en verano, el asturiano contrajo matrimonio en la Santina de Covadonga con Ana María Mori, también asturiana. Un inolvidable día para nuestro protagonista. Ya en Barcelona, ampliaría su familia con dos vástagos, Alfredo e Inés.

Su luna de miel en Mallorca, no fue tan agradable, ya que en plena estancia en tierras baleares estalló el caso Matesa, empresa textil donde Vila Reyes era el máximo accionista. Ese escándalo que paralizó al país llevaba en vilo a todo el espanyolismo y José María no estaba ajeno a ello, intentando desde Mallorca estar al día de todo lo que tristemente acontecía. Finalmente, Vila Reyes dimitió de su cargo como presidente del club y posteriormente en mayo de 1970 fue encarcelado por ese caso de corrupción.

ASCENSO DIRECTO

El objetivo tras el desastre de la temporada anterior era claro e ineludible, ascender de nuevo a primera división. Esa era la meta de todos, aún sufriendo la sensible baja de Marcial que marchaba al eterno rival por 17 millones, debido a los acuciantes problemas económicos que ahogaban al club, sumido en un mar de deudas por las fuertes inversiones que había realizado en los anteriores años. En la lista de altas, destaca el argentino Jorge Griffa, duro central ya veterano que tuvo una brillante trayectoria en el Atlético de Madrid.

El Espanyol logró su propósito, pese la irregularidad del equipo, sobre todo a domicilio, hecho que le costó el cargo a Fernando Riera y fue sustituido por Rafael Iriondo. El ascenso matemático se logró en la penúltima jornada al vencer por un contundente 7 a 0 al Ilicitano. Los de Sarrià volvían a primera, donde siempre tuvieron que estar.

espanyol
R.C.D. ESPANYOL: Bertomeu, Osorio, Mingorance, Martínez Vilaseca, Griffa, Glaría, José María (Juan Manuel, 64’), Lico, Rodilla, Amas y Re. 

ilicitano

Ilicitano: Zapata, Poyoyo, Cascales, Guillén, Bonet, Arribas, García (Tomás, 46’), Aranda (Ramón, 46’), Climent, Sigi y Juan María.

Goles: 1-0, Min. 7, Rodilla. 2-0, Min. 16, Rodilla. 3-0, Min. 36, 3-0, Glaría de penalti. 4-0, Min. 53, Glaría. 5-0, Min. 70, Glaría. 6-0, Min. 80, Rodilla. 7-0, Min. 83, Amas.

Árbitro: Valle Hernández (Colegio Tinerfeño).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 del Campeonato de Liga de la segunda división celebrado en Sarrià el 31 de mayo de 1970. El partido no pudo agotar los noventa minutos reglamentarios por la invasión de campo, al saberse que de manera matemática el Espanyol lograba el ascenso a la primera división.

josemaria8

En esa temporada, José María demostró un gran compromiso con el club, siendo el auténtico motor a la hora de crear futbol y la figura indiscutible del equipo. Aunque también vivió momentos amargos, como una lesión tras un entrenamiento donde sufrió una distensión inguinal que le apartó de los terrenos de juego cerca de un mes. O una bronca con un aficionado en Sarrià frente el Murcia, donde el asturiano se encaró con el espectador, tras sufrir “lindezas” verbales, un capítulo ridículo si lo comparamos con la gran adulación que le tributaba siempre la sufrida afición espanyolista.

josemaria0

José María en acción en el Estadio de Sarrià

MALOS TIEMPOS CON DAUCIK

Tras no llegar a un acuerdo económico con el técnico del ascenso, Rafael Iriondo, el elegido fue Fernando Daucik que encajaba perfectamente dentro del plan de ajuste que quería establecer Manuel Meler, presidente del club, para mantener el club saneado.

Esa elección perjudicó a los jugadores más creativos y ofensivos del equipo y obviamente José María era la enseña del Espanyol en ese sentido. El técnico retrasó la posición del asturiano a la media, ya que quería a un equipo más defensivo.  No en vano, los blanquiazules solo marcan la pobre cifra de 18 goles en 30 partidos. Pese a ello, el Espanyol mantiene la categoría, aunque con un futbol no muy académico.

013

José María supera a Ruiz Sosa del Atlético

CON SANTAMARÍA RESURGE

Tras la mala experiencia con Daucik, al que se le rescindió el contrato al final de la anterior temporada, el presidente Meler apostó por José Emilio Santamaría, seleccionador sub’23 de la selección española. Con él, llegarían cuatro refuerzos importantes que pronto se convertirían en indiscutibles como el portero Borja, procedente del Real Madrid, Poli que vino gracias al traspaso que hizo el Espanyol al Valencia por Lico a cambio del centrocampista más cinco millones y dos desconocidos: El delantero oriundo Roberto Martínez y un joven procedente del Mataró, Pepitu Ramos.

Si en la primera temporada con Santamaría no se lograron éxitos remarcables, si se vieron brotes verdes para el optimismo y esperar cosas mejores de cara un futuro. Una de las grandes alegrías fue el derbi en Sarrià, donde los blanquiazules se impusieron por un rotundo 3 a 0 a los barcelonistas del holandés Rinus Michels, cuando el encuentro ya encaraba la recta final. Hubo un cuarto gol de Amiano, pero el colegiado lo anuló nadie sabe muy bien el porqué. La última media hora de los de Santamaría fue para enmarcar y sobre todo salió la figura de José María que se erigió como el mejor del encuentro, anotando además el primer gol de una preciosa bolea. El asturiano fue el faro del equipo y el que permitió que los de Sarrià se llevaran el derbi.

espanyol

RCD ESPANYOL. Bertomeu, Carbonell, Granero, Osorio (Martínez Vilaseca, 46), Glaría, Poli, Lamata (Pepín, 70), Amas, Solsona, Amiano y José María. 

barcelona

F.C. Barcelona: Miguel Reina, Eladio, Miguelí, Torres, Gallego (Dueñas, 74), Rifé, Asensi, Zabalza (Marcial, 67), Rexach, Costas, Juan Carlos y Alfonseda.

Árbitro: Serrano Sancristóbal. Amonestó a Gallego por el Barcelona.

Goles: 1-0: Minuto 66, José María. 2-0: Minuto 73, Amiano. 3-0: Minuto 81, Eladio en propia puerta.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga. Gran entrada en Sarriá, aunque sin llegar al lleno. El Barcelona fue recibido con una sonora pitada al salir al terreno de juego.

josemaria4

Con esta espectacular bolea batió a Reina

Otra de las alegrías de la temporada fue la Copa del Rey, donde el Espanyol después de muchos años volvía a disputar los cuartos de final, donde quedó apeado por el Real Madrid, aunque no sin darle mucha guerra y que estuvo a punto de igualar la eliminatoria en Sarrià, tras perder en el Bernabeu por un claro 3 a 0. En Barcelona, los de Santamaría ganaron por 3 a 1, donde José María marcó.

ACARICIAN LA LIGA CON JOSÉ MARÍA DE ESTANDARTE

Sin lugar a dudas, la temporada 1972/73 fue de las más brillantes de la entidad blanquiazul, el cuadro de Santamaría estuvo muy cerca de conquistar la Liga, nunca ni antes ni después estuvo tan cerca para la entidad barcelonesa. El Espanyol esa campaña incorporaba un baluarte defensivo como era Pedro De Felipe del Real Madrid y De Diego del Sevilla. A todo esto, había que sumar a José María que según todos los expertos realizó su mejor temporada como profesional, siendo la auténtica alma del equipo, la velocidad de Poli y el crecimiento exponencial de hombres como Granero, Ochoa, Solsona, Amiano o Roberto Martínez que se destapó como uno de los máximos artilleros del campeonato.

72.73.1

Un once para el recuerdo: De pie; Borja, Granero, De Felipe, Glaría, Ochoa, Poli. Agachados: Roberto Martínez, Solsona, Amiano, José María y Pepín.

El cuadro de Santamaría se mantuvo firme en las posiciones de cabeza desde el primer instante, pese algunos tropiezos como en el Bernabeu o Atocha. Pero el verdadero “sorpasso” lo consiguen el 04 de marzo de 1973 cuando en el Camp Nou se imponen por 0 a 1, gracias a Glaría de penalti. Los de Santamaría se aúpan al liderato y ganan el average a los azulgranas. Los pericos que cruzaban la Diagonal como segundos y a dos puntos del Barcelona que era el líder, por lo que un empate le valía a los de Rinus Michels. Sin duda, fue el derbi más esperado de la historia, el coliseo azulgrana registraba un lleno de los históricos. El partido fue discreto, los nervios tensionaron a ambos equipos y se imponía más el miedo a no perder que el de ganar.

Pese a ello, las incursiones de Roberto Martínez creaban pánico a la defensa local y fruto de ello, el experimentado defensa gaditano Gallego de manera incomprensible al escurrirse, al ser recortado por el atacante perico que estaba en la línea de fondo pero dentro del área, corta el balón inocentemente con la mano, penalti sin discusión. Glaría lo transforma con gran sangre fría ante un Reina que solo puede hacer la estatua. Gol y liderato espanyolista, algo histórico que los aficionados pericos reflejaron al invadir las Ramblas con los colores blanquiazules, el derbi fue perico.

El gol de Glaría

barcelonaFC Barcelona: Miguel Reina, Rifé, Gallego, De la Cruz, Torres, Asensi, Pedro Mari Zabalza (Martí Filosía, 55), Juan Carlos, Barrios, Carles Rexach y Lluís Pujol.

espanyolRCD ESPANYOL. Borja, Granero, De Felipe, Ochoa, Poli, Glaría, Roberto Martínez, Romero, Amiano, José María y Pepín. 

Árbitro: Franco Martínez, murciano. Amonestó a Glaría y José María por el Espanyol.

Goles: 0-1: Minuto 67, Glaría de penalti.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada del campeonato de Liga. El Espanyol con este triunfo se colocaba líder superando al Barcelona por el gol average. Partido disputado el domingo a las 16:30 horas, ante un lleno histórico en los graderíos del Camp Nou. Presencia numerosa de aficionados blanquiazules en las gradas del eterno rival y que acabaron festejando el triunfo en Canaletes.

glariarobertomtez

Dos instantáneas del gol de Glaría, donde Roberto Martínez celebra el gol con los brazos en alto 

Esa victoria desató la euforia en los de Sarrià, el siguiente rival era el Granada en casa, por lo que no tenía que ser obstáculo para seguir mandando en la tabla, además azulgranas y colchoneros los perseguidores, iban respectivamente a San Mamés y Atocha, dos salidas complicadas y que se podían dejar puntos. Pero la realidad es que los que más sufrieron esa jornada fueron los de Santamaría. El Espanyol dominaba pero era incapaz de batir la portería nazarí, cuando en el minuto 67 Chirri avanzaba a los andaluces. Las alarmas en Sarrià se disparaban, el equipo estaba atenazado, pero un avispado José María, a falta de seis minutos para el final, ve a Amiano desmarcado, saca una falta rápido que cogió desprevenida a la defensa rojiblanca y el vasco empata la contienda.

016

José María y sus compañeros recibidos ante el Granada como héroes

Ese gol provocó el escándalo, los visitantes protestaron un más que posible fuera de juego de Amiano, el colegiado Orellana es zarandeado y en plena trifulca, el guardameta Ñito pega un codazo a José María que cae redondo, el árbitro no lo duda y expulsa al cancerbero nazarí por su antideportiva conducta. El Espanyol de manera agónica logra el segundo tanto, gracias a Solsona. Sarrià respira al ver que la victoria se queda en casa y más sabiendo que sus perseguidores tampoco fallaron.

Si en la anterior jornada el Espanyol se salvó en la campana, en la Romareda la fortuna fue esta vez esquiva para los de Santamaría. A los 25 minutos de juego, De Felipe al intentar despejar un balón, le rebota en la mano y el árbitro de manera muy discutible señala los once metros. El maño Luis Costa no falla y bate a Borja. A partir de allí, el Espanyol asfixia al Zaragoza que resiste como puede hasta llegar en el minuto 75, cuando José María rememorando sus tiempos mozos de extremo, penetra por banda, supera a Molinos y ante la entrada de Luis Costa, el asturiano cae y el colegiado Santana señala el punto fatídico, hay esperanza para los espanyolistas. Glaría ejecuta el penalti, casi de manera idéntica que en el mítico penalti del Camp Nou, pero esta vez el cancerbero Nieves logra evitar el gol. Ese jarro de agua fría fue definitiva para no poder evitar la derrota que fue a todas luces injusta.

Pese ese traspiés, el Espanyol estuvo pugnando hasta a falta de tres jornadas para el final, cuando una derrota por la mínima en San Mamés con autogol de Romero, dejó prácticamente sin opciones al Espanyol de alzarse como campeón. El Atlético fue el campeón y el Espanyol pudo obtener una mini revancha frente a los colchoneros en la Copa, donde los eliminaron en los octavos de final.

josemaria9

José María y sus compañeros dieron muchas alegrías en la campaña 72/73

Los de Santamaría, pese ese sabor amargo final, habían hecho una temporada histórica. Donde José María seguramente hizo su mejor futbol, siendo el auténtico faro de los espanyolistas que a punto estuvieron de alzarse con la gloría. Había equipo para ello, quizás faltó experiencia en luchar para esas lides y más convicción para pelear por el objetivo.

CEDIENDO EL TÉSTIGO

El crecimiento del joven valor de la cantera Dani Solsona, El Noi de Cornellà, hizo que José María perdiera protagonismo, no en cuanto a minutos, que seguía siendo un indiscutible en los onces de Santamaría, pero si en el peso del equipo. Era evidente que la progresión de Solsona, un jugador de una técnica exquisita, haría que este chico de Cornellà cogiera el timón del conjunto de Santamaría, dejando a José María como un lugarteniente de lujo.

Para esa campaña, los blanquiazules tenían el reto de participar en 3 competiciones al ganarse el billete por méritos propios a disputar competición europea, no como en las dos anteriores ocasiones. Esto permitió fichar a dos extranjeros para reforzar al equipo de cara esta exigente temporada. El paraguayo Ortiz Aquino y el argentino Suárez. Mientras el paraguayo rindió a un magnífico nivel, el argentino no tuvo tanta suerte y fue un fichaje fallido.

josemaria5

El capitán José María en un amistoso frente al Ajax

Pese a mantener el bloque y añadir piezas al puzzle de Santamaría, los periquitos tuvieron una temporada no muy brillante. En la Copa de la UEFA, fueron eliminados a las primeras de cambio por el Racing White Molenbeek belga. En la liga la irregularidad condenó al equipo a una discreta novena posición en la tabla final. Esa circunstancia hizo que el club intentara remodelar la plantilla, viendo como jugadores claves de antaño como José María, Glaría o Poli ya eran veteranos y otros no dieron lo que se esperaba de ellos como por ejemplo Pepín, que estuvo mermado por las lesiones.

RENUEVA 2 TEMPORADAS MÁS

A pesar de la reestructuración del equipo, con bajas significativas como De Diego, gran amigo de José María, Pepín, Poli o Roberto Martínez que fichaba por el Real Madrid. El Espanyol fichó de manera brillante esa temporada a jugadores que dejaron huella en el club cómo Marañón, vino como moneda de cambio de Roberto Martínez, Molinos o Manolín Cuesta. Los veteranos Glaría y José María el club los decidió renovar, al navarro por un año más y a nuestro protagonista por dos años, ya dejando claro que el asturiano casi con toda probabilidad colgaría las botas en Sarrià como así era su deseo.

El Espanyol, pese esa reestructuración en la plantilla, no pudo hacer una temporada brillante, la aclimatación de los nuevos, más infortunas lesiones no permitieron a ese ramillete de buenos futbolistas mantener una línea de regularidad. Pese a ello, dejaron buenas pinceladas de lo que aquel equipo era capaz, como encabezar la tabla de la Liga en los inicios del campeonato, hasta que en la sexta jornada el Madrid les vapuleó con un contundente 5 a 0.

El once tipo del Espanyol entrevistado por el periodista Joaquim Maria Puyal en TVE, por este orden: José María, Marañón, Amiano, Solsona, Manolín Cuesta, Bertomeu, Ramos, De Felipe, Ortiz Aquino, Ochoa y Molinos.

Esa temporada dejó partidos de gran recuerdo para el españolismo, cómo meter cinco goles al Barcelona de Cruyff en Sarrià (5-2), que aún se recuerda en el club blanquiazul como una gran hazaña. Otro partido memorable fue el 4 a 3 que ganó el Espanyol al Athletic, donde José María hizo, sino uno de sus tantos más bellos, al menos si de los más populares al ser televisado para toda España. Y es que el asturiano ejecutó con suprema maestría un golpe franco por la mismísima escuadra donde el mítico guardameta Iríbar ni la vio venir, un gol de una belleza descollante, demostrando que el asturiano fue y ha sido uno de los mejores lanzadores de falta de todos los tiempos a nivel nacional. Los de Santamaría e Iriondo, técnicos de ambos equipos, ofrecieron un bello espectáculo, donde Solsona fue el gran cerebro del equipo blanquiazul.

espanyolRCD ESPANYOL: Blanch, “Pepitu” Ramos, Ochoa, Marfil, Ortiz Aquino, Glaría, Manolín Cuesta, Solsona, Amiano, Molinos y José María.

athleticAthletic Club Bilbao: lríbar, Guisasola, Escalza, Ángel María Villar, Madariaga, Zabalza, Lasa, Amorrortu, Carlos Ruiz, Rojo II y Rojo I (Dani Ruiz, 70).

Goles: 1-0: Manolin Cuesta, min. 14. 1-1: Carlos, min. 18. 2-1: Solsona, min. 19. 3-1: José María, min. 39. 3-2: Carlos, min. 73. 4-2: Ortiz Aquino, min. 88. 4-3: Dani Ruiz, min. 90.

Árbitro: Santana Páez (Colegio Canario). Amonestó a Rojo I y a Zabalza por parte del Athletic.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima quinta jornada del Campeonato de Liga, disputado a las 20 horas del sábado del 23 de marzo de 1975. Floja entrada, ser televisado en abierto ayudó mucho a ello.

josemaria12

José María celebrando un gol

BOTAS PERSONALIZADAS

Si ahora es muy habitual a los jugadores ver que tienen sus botas personalizadas, en la época de José María se puede pensar que eso era una mera fantasía. Pues nada más lejos de la realidad, el de Pola de Siero, gracias a la estimable ayuda del utillero del club, grabó su nombre “J. María” en las botas con una cuchilla, sencillamente para reconocer al propietario de las mismas, no fuera el caso de que otro compañero se las quitara.

botas

La inscripción de J. María en sus botas como futbolista

Estas botas, confeccionadas artesanalmente, las guardas con gran cariño y como si de un tesoro se tratara nuestro protagonista. Y es que de estas botas, salió mucha magia.

SU ADIÓS

En las bodas de platino, el Espanyol hizo un esfuerzo económico para reforzar el equipo de Santamaría. El paraguayo Osorio y el gallego Fernández Amado reforzarían la medular blanquiazul, hecho que iría en detrimento de José María, más la no menos acertadas incorporaciones del defensa Verdugo o los arietes Jeremías y Caszely. Un equipo renovado, ya sin el retirado Glaría, para volver a luchar para ir a Europa.

1975-76

Plantilla de las bodas de platino del RCD Espanyol

Santamaría confía al inicio de la temporada con José María, pero el descalabro en Gijón, donde los pericos caen con estrépito por 6 a 1, hace que a partir de entonces, el asturiano cede el protagonismo al gallego Fernández Amado que ya estaba recuperado de una lesión que lo tuvo apartado en el inicio de temporada. La verdad es que la competencia en la plantilla espanyolista era muy dura y siempre había en el banquillo jugadores de gran nivel que en otra etapa hubieran sido titulares sin discusión.

Su última presencia como jugador blanquiazul en partido oficial fue contra el Elche, en la jornada 10. Tras el descalabro de Gijón, Santamaría quiso hacer cambios en el equipo y el asturiano fue uno de los grandes damnificados. José María salía en el último minuto de manera testimonial sustituyendo al paraguayo Osorio, que marchó con molestias. Pocos esperaban que en el resto de la Liga, el asturiano a pesar de sus 33 años, no gozara de ninguna oportunidad más en el campeonato doméstico ni tan siquiera en la Copa.

cuesta

Manolín Cuesta anotando el primer de sus dos goles

espanyolRCD ESPANYOL: Echeverría, Ramos, Verdugo, De Felipe, Ferrer,  Osorio (José María, 89), Fernández Amado, Manolín Cuesta, Solsona, Amiano y Jeremías (José Manuel Casanova, 82).

elcheElche C.F.: Díez, Indio, Juan Manuel Canós, Ricardo González, Oswaldo Cortés, Félix Palomares, Montero, Melenchón, Gómez Voglino, Alfonseda y Miquel Sitjà.

Goles: 1-0: Manolin Cuesta, min. 2. 2-0: Manolín Cuesta, min. 69.

Árbitro: Lamo Castillo (Colegio extremeño). Amonestó a Melenchón y González por parte del Elche. Y expulsó al debutante Fernández Amado por doble amonestación, en el minuto 80.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada del Campeonato de Liga, disputado el 23 de noviembre de 1975. Tres cuartos de entrada. Ambos equipos y el trío arbitral llevaban brazaletes de luto por la muerte del dictador Francisco Franco. Antes de comenzar el partido, con todos ellos formados en el centro del campo, Manuel Meler rezó por los altavoces un Padrenuestro en castellano y un Avemaría en catalán.

Viendo esta situación, donde apenas contaba para el técnico charrúa y conocedor que este no era amigo de realizar muchos cambios si las cosas funcionaban, al final de temporada decidió no seguir más y colgar las botas, aprovechando que finalizaba su vínculo profesional con el Espanyol. A sus 34 años años, el asturiano ponía fin a un carrera de futbolista donde el blanquiazul había sido su referente, primero en el Oviedo de su ciudad natal y posteriormente en el Espanyol de Barcelona.

josemaria01

 José María decía adiós al Espanyol tras 11 años en el club

DESPEDIDA EN SARRIÀ

En los prolegómenos del partido que disputaron el RCD Espanyol y el Rott Weiss Essen alemán en la III edición del Trofeo “Ciutat de Barcelona” del 9 de agosto de 1976. El asturiano recibió un pequeño homenaje por parte de la entidad.

001 (2)

José María recibiendo el cariño de la entidad espanyolista

El presidente del Espanyol, don Manuel Meler, le hizo entrega de una placa conmemorativa en el centro del campo como reconocimiento a sus once años en el club blanquiazul. También la Federación Catalana de Fútbol, representada por su presidente Antonio Guasch, le concedió la medalla al mérito deportivo. La afición le dedicó una más que merecida ovación en dicho acto.

ciutatbcn76

José María posando con sus antiguos compañeros

PASA A ENTRENAR

Tras colgar las botas en el Espanyol, retornó a su Pola de Siero querida para atender los negocios que había puesto allí en marcha, una tienda de deportes, cuando aún estaba en activo y regentaban sus padres. Sin embargo, el “gusanillo” del fútbol le volvió a picar y accede a ser ayudante en el Real Oviedo de Luis Diestro. Ambos debutaron sustituyendo a Manuel Ruiz Sosa “Lalo” cuando el cuadro azul militaba en la Segunda División B el 15 de enero de 1979. El resultado no pudo ser mejor, en 18 partidos, ganaron 14, empataron 2 y solo cedieron 2 derrotas, esos excelentes números llevaron que el Oviedo consiguiera el ascenso a Segunda División al final de la temporada, tras ganar al Pegaso por 1 a 0.

Tras ese ascenso, José María estudia para sacarse el carnet nacional de entrenador, para así tener la posibilidad de llevar él personalmente las riendas de un equipo. Esta oportunidad le llegó de nuevo en el Oviedo, cuando ya militaba en la división de plata, en la jornada 18 de la temporada 1981/82, sustituyendo a José Víctor, el 8 de enero de 1982, y logró la permanencia en la categoría tras finalizar en el décimo sexto puesto. Esto le permitió continuar entrenando al equipo asturiano toda la temporada siguiente, 1982/83, en la que consiguió la décimo tercera posición. 

entrenador

José María solo entrenó al Oviedo

Pese esos resultados aceptables, el peso de la historia del Oviedo exigían más a los dirigentes y José María no fue renovado de sus funciones y el de Pola de Siero decidió abandonar el mundo de los banquillos, ya que pese tener ofertas, no fueron lo suficientemente tentadoras para abandonar su tierra natal.

Al abandonar definitivamente el futbol en su vertiente más activa, pasó a regentar, en sustitución de sus padres, su tienda de deportes en Pola de Siero, hasta su jubilación en 2007.

MÁS ALLÁ DE LOS DELFINES

Los más veteranos aficionados espanyolistas aún evocan el recuerdo, de su fútbol sobrio, reposado, punzante y con dosis de genialidad. José Maria Garcia, el extremo que llegó a Sarrià procedente del Oviedo en el verano de 1965 con veintitrés años recién cumplidos, se convertiría a través de once campañas en las filas blanquiazules en uno de los mejores cerebros del fútbol español.

001

José María y su zurda exquisita

José María, al paso de los años, supo suplir su pérdida de velocidad necesaria para seguir como extremo, con una inteligencia fuera de lo común para moverse en una zona más retrasada, convirtiéndose en el auténtico director de orquesta del Espanyol. Infalible a balón parado, el público más veterano todavía se emociona con el recuerdo de sus lanzamientos de falta. Y José Maria tiene bien ganado un sitio en el corazón de todos los pericos.

Su nombre muchos lo ligan a la mítica delantera de los cinco delfines, y de hecho siempre lo estará, es algo inevitable. Pero también es justo mencionar que al cabo de los años, el gran José María se ganó por derecho propio ser recordado como una de las principales leyendas de la entidad blanquiazul y es que su paso por el conjunto barcelonés dejó una gran huella en la historia del club.

014

ESTADÍSTICAS JOSÉ MARÍA

stats josé maría

* En rojo partidos en segunda división

JOSÉ MARÍA CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

statsspainJMG

VÍDEO EN HONOR A JOSÉ MARÍA

_____________________________________________________

Bibliografía: Pericos Online, Mundo Deportivo, libros historia RCDE,  La Vanguardia, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, El Periódico de Catalunya, Oviedin.com, Web Real Oviedo.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, Diario AS, Pericos Online, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, Oviedin.com, Web Real Oviedo, Anuari Tot Espanyol.


A %d blogueros les gusta esto: