Archive for the ‘– 0LIMP0 BLANQUIAZUL’ Category

ALBERTO MARTORELL OTZET

8 marzo 2015

UN DOCTOR

BAJO LOS PALOS

martorell

Referirse a Martorell dentro del Espanyol es hablar de uno de los míticos porteros que ha gozado la entidad blanquiazul a lo largo de sus más de cien años de historia. Era un gran atleta, destacaba por su sobriedad, nada amigo de las florituras ni de lucirse innecesariamente, su misión era simple, intentar evitar que el balón entrara y lo hacía a la perfección. Sin lugar a dudas, Martorell marcó una época en sus doce años en el primer equipo blanquiazul, once de ellos, lo hizo sin percibir ni un céntimo.

COMO JUGABA 

Si el mítico Zamora era la brillantez y la espectacularidad hecha portero, Martorell podemos decir que era la contraposición a ese estilo. Poco amigo a las filigranas, todo lo hacía sencillo y buscaba el camino más fácil para atajar el balón, sin necesidad de alardes de cara a la galería. Se estiraba lo justo y necesario, pues siempre que le era posible detenía los balones en pie, con un rápido y leve desplazamiento hacía un lado u otro de la portería y en muchas ocasiones se limitaba a cortar la trayectoria con sus grandes manos, para dejar botar el balón en el suelo y blocarlo después con suma facilidad contra su pecho.

Valga como aclaración, que pese no era amigo de blocar los balones a la primera, pero cuando eso resultaba imperiosamente necesario, lo hacía con un resultado excelente. Era habitual verle atrapar el balón con una sola mano y atrayéndose el esférico, con un giro casi de malabarista, hacia su cuerpo, en los lanzamientos de esquina del rival. En cambio, no le gustaba despejar de puños, en esa faceta se sentía muy inseguro.

En los mano a mano con los atacantes, Martorell tenía un estilo muy peculiar y casi siempre efectivo. No se tiraba a la desesperada contra el jugador en busca del balón, sino que se estiraba en el césped, ocupando mucho espacio, teniendo el cuerpo y las manos extendidas, mientras la cabeza quedaba apartada de las piernas del adversario.

mart15

Clásica salida de Martorell a pies del delantero

Su serenidad y sangre fría eran una de sus principales virtudes, los que le vieron jugar aún recuerdan su temple cuando el rival atacaba y él con suma tranquilidad se ponía bien los guantes dispuesto a desbaratar la jugada si le llegaba a sus dominios. Para muchos era una estatua de hielo que solo se movía lo imprescindible y en el momento oportuno. Su colocación era de manual, parecía que llevara una escuadra y cartabón en su mente, porqué difícilmente se le encontraba descolocado bajo los tres palos.

En definitiva, fue un gran cancerbero, con un estilo inconfundible y genuino, que le aúpan entre los que supieron aportar su sello en el futbol español. Y es que como él mismo decía, su misión era que el balón no entrara, lo demás, no tenía ningún tipo de importancia.

mart14

Espectacular imagen blocando el balón

SUS INICIOS

El cancerbero nació en Madrid el 13 de marzo de 1916, sus padres eran de Barcelona, pero su padre al ser ingeniero militar, el capitán Vicente Martorell, estaba destinado a Madrid cuando Alberto nació. Su estancia en la capital española, fue muy corta, ya que su madre, Emilia Otzet, estaba empeñada en volver a vivir a Barcelona, cosa que la familia hizo cuando Alberto tenía tan solo dos años.

Ya en Barcelona, fue su hermano Vicente, según manifestaba el propio Alberto, quien lo llevó por el camino del deporte y no sólo el mundo del fútbol. Siempre al acabar las clases del Colegio Ibérico de la calle Lauria, de vuelta a casa, jugaba al fútbol con sus amigos. Lo hacían en el Paseo de San Juan, muy cerca de la Diagonal, alrededor de la estatua de Verdaguer. Curiosamente, Martorell no jugaba de portero, sino de lo que más disfrutaba era jugar de delantero.

DE DELANTERO A PORTERO

Esa afición futbolística le acabó llevando a la Peña Montserrat. Al ser perteneciente de una familia bien acomodada, tuvo la suerte de con 6 y 7 años jugar con chicos de 10-12 años. No por su destreza futbolística, que aún no la había desarrollado, sino porque poseía algo que no muchos se podían permitir, unas botas de futbol. Jugaba por la banda, así molestaba lo justo a los más mayores. Dichos partidos tenían lugar en la explanada que existía delante de las obras de la Sagrada Familia. Más tarde la Peña Montserrat pasó a jugar sus partidos cerca del campo del Europa y fue precisamente allí donde por primera vez tuvo que colocarse bajo palos.

Sucedió en el transcurso de un partido, cuando el árbitro castigó con penalti en contra a su equipo. La decisión enfureció al portero, después de discutir de manera acalorada con el colegiado, el guardameta se negó a jugar y marchó del terreno de juego, diciendo:”Que tiren todos los penaltis que quieran que yo no los paro”. Esa circunstancia surrealista, provocó que sus compañeros de la Peña Montserrat, bajo la insistencia del árbitro decidieran que uno de los jugadores de campo debía colocarse en la portería, hubo sus más y sus menos dentro del equipo. Al final le tocó intentar parar el penalti a Martorell, que era el más joven del equipo. El delantero lo tiró hacia la derecha, Martorell se lanzó de manera admirable… pero a la izquierda, gol. A pesar de no atajar el balón, Alberto consiguió ganarse la admiración de todos, diciendo que tenía buenas cualidades como portero por la manera de tirarse, esos críos no se equivocaban. Desde entonces, ocupó el puesto de portero en el equipo de la Peña Montserrat.

SE INCORPORA A LA PEÑA SAPRISSA

Al poco tiempo un compañero suyo pasó a jugar en el infantil del Espanyol y habló de él a Pasabalón (Luis Gamito Iturralde), personaje fundamental de la época en la captación de talentos para el club blanquiazul y encargado de la Penya Saprissa, la escuela de futbol base del Espanyol. Martorell, con tan solo 8 años, fue citado para efectuar una prueba. Una vez realizada, Pasabalón le comentó: ”Muy bien, muchacho. Tú puedes llegar a ser un buen delantero”. Y de este modo, Martorell pasó a formar parte de la plantilla de la Penya Saprissa, donde demostró sus dotes de guardameta, cultivando sus innatas cualidades y perfilando su estilo propio del cual ya hemos descrito. A pesar, de ser portero, Martorell también jugó como delantero y muy bien. Alberto era un buen ariete, pero obviamente todavía era mejor como guardameta. También hizo sus pinitos como interior o defensa, aunque esta última demarcación no le gustaba nada.

Tras su paso por la Penya Saprissa, Alberto a los 14 años pasó a formar parte del tercer equipo espanyolista y a los 16 ya era suplente del primer equipo.

mart21

Junto al mítico Pasabalón

DEBUTA CON EL ESPANYOL

Su estreno con el Espanyol fue a la temprana edad de los 17 años, el 29 de octubre del año 1933, frente al Granollers en un partido del Campeonato de Catalunya. Sin nada en juego, ya que el Espanyol no podía alcanzar al Sabadell, campeón del campeonato, el míster Ramón Trabal ante esta circunstancia quiso hacer unos cambios en el equipo y pensó en Martorell. Debido a su edad adolescente, Trabal quiso antes de tomar la decisión, hablar con el joven guardameta. “¿Tú te atreverías a jugar con el primer equipo?”, Alberto sin pestañear le contestó. “Por supuesto, quien debe atreverse es usted a ponerme.” Esa breve conversación hizo que Trabal decidiera probar a Martorell como guardameta y ver sus evoluciones bajo los palos, pese que aún era todo un crío. El encuentro se jugó en Sarriá y ganó el conjunto perico por 3 goles a 0. Cabe destacar, que fue un debut muy plácido, ya que los vallesanos apenas inquietaron a la defensa espanyolista, que demostró una clara superioridad a lo largo de todo el encuentro, pese que el partido estaba descafeinado por estar todo resuelto en el campeonato territorial.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Oro, Pérez, Solé, Layola, Cristià, Prat, Edelmiro I, Iriondo, Edelmiro II y Serra.

GranollersGranollers: Gallofré, Sanfelíu, LIado, Argemí, Sala, Torras, Lluch, Cari, Vila, Galvany y Guix.

Árbitro: Señor Castarlenas.

Goles: 1-0: Iriondo, min. 19. 2-0: Prat, min. 61. 3-0: Prat, min. 76.

Incidencias: Última jornada del Campeonato de Catalunya, debido a la imposibilidad de que el Espanyol fuera campeón y el mal tiempo reinante, se registró una pobre entrada en Sarrià.

Su estreno liguero se produjo tres semanas más tarde, también en Sarrià, frente al Racing de Santander el 18 de noviembre. Los blanquiazules sentenciaron en los primeros 25 minutos de encuentro a los cántabros, endosándoles cuatro goles, para finalizar con un contundente cinco a cero definitivo. Pese ese resultado abultado, esta vez sí que el joven Martorell tuvo que lucir sus habilidades, hecho que hizo ganarse los aplausos en más de una ocasión, demostrando que el joven guardameta tenía un gran porvenir bajo los palos.

MART1

Debutó en el Espanyol con 17 años

En esa su primera temporada, cabe destacar la victoria en el derbi frente al Barcelona en Sarrià. Era el primero que disputaba el joven meta perico, eso le hizo mostrarse un poco nervioso en los minutos iniciales, pero a medida que estos pasaron, Martorell se agrandó y cuajó un gran partido, obteniendo como recompensa la victoria frente al eterno rival.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Arater, Pérez, Solé, Martí, Cristià, Prat, Edelmiro I, Iriondo, Edelmiro II y Bosch.

barcelona

FC Barcelona: Nogués, Villacampa, Zabalo, Goiburu, Guzmán, Salas, Vantolrá, De Santos, Padrón y Morera.

Árbitro: Señor Balaguer.

Goles: 1-0: Iriondo, min. 17. 2-0: Iriondo, min. 31. 2-1: Vantolrá, min. 52. 3-1: Edelmiro II, min. 72. 3-2: Vantolrá, min. 84.

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de Liga, disputado en Sarrià el 13 de enero de 1934. Lleno absoluto.

Martorell ese año alternó la portería con Florenza, pero ya se vislumbraba que el Espanyol tenía un portero de gran calibre, pese a su bisoñez. Esa temporada el meta blanquiazul jugó 9 de los 18 partidos de Liga que tenía el campeonato.

REGALO ENVENENADO

Una anécdota curiosa que sufrió el bueno de Martorell fue cuando el Espanyol, justo tres meses antes de estallar la guerra civil, como contraprestación a sus servicios le regaló un vehículo Ford de 10 caballos, que en aquel entonces tenía un valor aproximado de 9.500 de las antiguas pesetas. La alegría de Alberto fue indisimulada, hasta que se dio cuenta que dicho regalo tenía trampa. El club había puesto 12 letras bancarias a nombre del guardameta, pagando el club solo el primer plazo. Lo que molestó a Martorell y aceptó de mala gana ese “regalo”. Genaro de la Riva, presidente de la entidad, viendo el enfado de Martorell, le ofertó 1.000 pesetas por el coche. El cancerbero perico se negó a ello, ya que si alguien haría negocio con el vehículo, seria él mismo y no los demás.

Cuando estalló la Guerra Civil, se da la circunstancia, que Martorell para salvar el vehículo de la incautación, se lo llevó a la casa Ford, quienes se lo desmontaron por piezas. Una vez acabada la Guerra Civil, en 1940, le devolvieron el Ford tal y como lo había dejado Martorell, hecho que Alberto agradeció eternamente.

LA MEDICINA SU VERDADERA PASIÓN

Pocos futbolistas tienen más aspiraciones en la vida que llegar a ser futbolista de élite, pero la realidad en el caso de Martorell era bien distinta. El guardameta su verdadera pasión era estudiar medicina y seguir los pasos de su otro hermano, Fernando. El deporte para él era un hobby, no una profesión. Su gran vocación era la de ser médico y lo hizo con mucho éxito, de hecho, compaginó los estudios de medicina con el futbol, hasta que logró obtener la graduación para ejercer de médico y es que Martorell tenía claro que una vez acabada la carrera de medicina y ejerciera de médico, dejaría el futbol, ya que como decía: “Es incompatible recibir en mi consulta a gente, que antes te ha insultado desde la grada y hacer como si nada“.

mart18

Estudió medicina

POLIDEPORTIVO MARTORELL

Alberto Martorell no solo destacó como deportista siendo futbolista, sino también hizo sus pinitos en otros deportes a nivel de competición con verdadero éxito como fue el caso del Rugby, el hockey sobre hierba, tenis de mesa o el tenis, su otra gran pasión deportiva junto al futbol. El bueno de Martorell demostraba una capacidad atlética como pocos a nivel nacional, de hecho, también practicó ya fuera de la competición en otros deportes como el excursionismo de montaña, ciclismo, natación, submarinismo a pulmón libre o voleibol.

mart9

Martorell era todo un atleta

EJERCE DE MÉDICO EN LA GUERRA CIVIL

Uno de los capítulos más sangrientos que se vivieron en Barcelona se produjo el viernes 7 de mayo de 1937. Los tiroteos eran constantes en las calles de la Ciudad Condal, pese el alto al fuego ordenado por la CNT a sus hombres, para poner fin a la revuelta anarcosindicalista que enfrentó de manera sangrienta al gobierno de la República y a la Generalitat. La lucha contra la sublevación franquista se convirtió en una guerra fratricida entre los partidos y sindicatos de la izquierda catalana. Alberto Martorell en esas fechas ya ejercía de médico en prácticas en el hospital Clinic de Barcelona. El portero del perico compaginaba el futbol con su trabajo como médico al lado de su hermano Fernando.

guerra

Barricadas en Barcelona, eran tiempos difíciles

Alberto que seguía estudiando medicina, aprovechaba para ayudar como cardiólogo en las urgencias que minuto tras minuto llegaban al hospital que tenía la entrada en el Carrer Villarroel.

Martorell se desplazó junto al Espanyol el sábado 1 de mayo en autobús para desplazarse hasta Valencia, donde los blanquiazules se jugaban el título de la Liga Mediterránea, el torneo con equipos catalanes y valencianos que se jugó entre el 31 de enero y el 2 de mayo de 1937 en la zona controlada por el gobierno republicano.

Una semana antes, el Espanyol había perdido con el Barcelona 2-0 y en la última jornada llegaba con un punto de ventaja respecto a los culés. Los pericos debían de viajar a Mestalla y el Barça jugaba contra el Nástic en Les Corts. El título se vistió de azulgrana, ya que Martorell y los suyos perdieron el domingo 2 de mayo 4-3 en Valencia y el Barcelona venció su partido por 5-1.

Al regreso de Valencia, Martorell se encontró con una ciudad envuelta en llamas, llena de barricadas y cadáveres. Barcelona fue el foco principal en la primera semana de mayo de la lucha entre el POUM (Partido Obrero Unificado Marxista), seguidores de las tesis de Trotski, y que se había posicionado contra la URSS de Stalin, y la Generalitat y el Gobierno de la República, ambos ya bajo el único apoyo, y a la vez control, de la Unión Soviética. La lucha provocó cerca de un millar de muertos y uno de los casos más controvertidos de la Guerra Civil, la desaparición y muerte de Andreu Nin, dirigente del POUM. Con el paso de los años se supo que fue ordenada por Alexander Orlov, miembro del NKVD soviético que en 1938, temeroso de ser víctima de la Gran Purga de Stalin, desertó a los Estados Unidos.

MEDICO

Ejerciendo su gran vocación

Durante esos días, Alberto Martorell fue uno más de los médicos que en el Clinic, hospital y Universidad, trabajó a destajo para salvar vidas. No podía saber que su afán por ejercer su vocación de médico, sin mirar carnets ni banderas le iba a pasar factura en un futuro próximo.

LA COPA DE LA ESPAÑA LIBRE EN PLENA GUERRA

Esta competición, que se sigue sin homologar como oficial, fue creada a petición del Valencia C.F., que tras finalizar la Liga Mediterránea donde participaron los mejores equipos de cada región, creyeron oportuno que sería una buena iniciativa de jugar una competición copera. Barcelona, Espanyol, Valencia y Levante eran los escogidos, por ser los mejores clasificados de cada bando. La particularidad de la competición fue que en vez de disputarla en el clásico sistema de eliminatoria a doble partido, esta sería disputada a modo de liguilla y los dos mejores clasificados jugarían la gran Final en Barcelona. El FC Barcelona desestimó disputar la competición, ya que tenía planificada una gira por América para recaudar fondos y así salvaguardar a sus jugadores del conflicto bélico que azotaba a España. Su sustituto fue el Girona.

Martorell jugó como titular esta competición todos los partidos, excepto los dos desplazamientos a Valencia, donde el meta perico no viajó, siendo suplido con poca fortuna por Ruiz, hecho que fue clave para la clasificación final, donde el conjunto espanyolista no pudo meterse entre los dos primeros.

mart22

Martorell frente al Girona

No fue la última competición del Espanyol, ya que meses más tarde se disputaría el campeonato de Catalunya, aunque el conjunto periquito presentó un equipo de circunstancias con la ausencia de casi la totalidad de su primer equipo, solo Tin Bosch participó en ella. No cabe decir, que el resultado fue calamitoso para los intereses blanquiazules quedando antepenúltimos de un total de ocho equipos.

SU FAMILIA MARCADA POR LA GUERRA

Alberto era el menor de 4 hermanos, Ramón, Vicente y Fernando. Los dos mayores, siguieron los pasos de su padre, eran ingenieros militares y el tercero Fernando, se dedicó a la medicina. Por avatares del destino, Ramón luchó con el bando republicano, convirtiéndose en Comandante General del ejército rojo, y Vicente, por desavenencias con los dirigentes de la República, hizo que se pasara al bando nacional. Un hecho desgarrador para cualquier familia. De hecho, Vicente fue capturado por el bando republicano y estuvo encarcelado en el buque de guerra “Uruguay” en los muelles de Barcelona, la suerte y la influencia de su hermano Ramón, evitaron una más que segura ejecución.

Militar catala al Marroc

Vicente Martorell junto a su esposa en la postguerra

La victoria del bando franquista hizo que Vicente fuera liberado y su hermano Ramón huyera del país, junto su esposa e hijo, destino a la República Dominicana. Tras unos años en el país caribeño a mediados de los cuarenta emigró a México hasta su fallecimiento en 1967. Nunca quiso volver a España bajo la dictadura de Franco, pese que fueron varios los intentos de convencerle a regresar. Cabe decir, que fue un brillante ingeniero y sus obras aún se mantienen en vigencia y son una referencia en la República Dominicana.

Por su parte, Vicente Martorell Otzet estuvo muy ligado al Ayuntamiento de Barcelona como especialista de obras públicas y de urbanismo. Tras un paréntesis de 13 años entre los años 40 y 50 en Marruecos, para diseñar planes de urbanismo. Volvió a Barcelona y participó a las obras de los cuarteles de Pedralbes y de caballería de Barcelona. El 1955 fue nombrado gerente del plan comarcal de la comisión de urbanismo de Barcelona, y en 1957-70 fue delegado del ministerio de la vivienda en Barcelona. Fue autor de La gestión urbanística en el orden funcional (1959), y colaboró a la Historia del urbanismo en Barcelona (1970).

1149

La familia Martorell-Otzet sufrió en sus carnes la Guerra Civil

Vicente Martorell Otzet fue también el primer presidente de la comisión de urbanismo de Barcelona, en el momento de su creación en 1953. Geografía, ordenación del territorio y colonialismo español.

En cuanto a su hermano Fernando, siguió como doctor en la Clínica Platón de Barcelona, atendiendo a soldados malheridos. Pese a tener rango militar, por órdenes de la República, nunca quiso inmiscuirse en asuntos bélicos y no dejó de llevar jamás la bata blanca. Tras la victoria de los nacionales con la entrada de las tropas del General Yagüe, Fernando fue encarcelado, por su rango de militar, pero pronto fue excarcelado, debido a su nula participación en el conflicto bélico. Se da la circunstancia, que Fernando se había casado antes de la guerra con Maite Oliveras de la Riva, sobrina del presidente del club en aquella época, Don Genaro, hecho que convertiría a Alberto y Don Genaro en parientes lejanos.

Por último, Alberto también le salpicó la Guerra y se vio obligado a ir al frente con la Quinta del Biberón, por su juventud, afortunadamente volvió ileso.

SANCIONADO TRAS LA GUERRA CIVIL

Tras acabar la cruenta Guerra Civil española, el bando franquista fue el vencedor. Esta situación produjo que el mítico guardameta blanquiazul viviera un triste episodio. Los ánimos aún estaban a flor de piel y Martorell sufrió las consecuencias al ser acusado de traicionar a la causa franquista, al no pasarse al bando nacional , a raíz de la Olimpiada Popular que se celebró en Amberes de 1937 por ser suspendida en Barcelona, por la Guerra que estaba sufriendo el país.

mart8

Un año sancionado sin estar bajo los palos

La entrada de las tropas nacionales en Barcelona (26 de enero de 1939 al frente del general Yagüe) convirtió en sospechoso a todo aquel que decidió quedarse en su ciudad y no mostró su apoyo a Franco. Fue el caso del meta perico, pese que nunca se interesó por la política y su vida se centraba en el deporte y la medicina.

Gracias a las tareas de los dirigentes del club, encabezados por el presidente Genaro de la Riva con el General Moscardó, pudieron demostrar que su única tarea durante la guerra fue la de salvar vidas y jugar al fútbol, lo que evitó que fuera fusilado o enviado a presidio, pero lo que sí no pudieron evitar es que estuviera sancionado durante un año de cualquier práctica deportiva, al ser acusado de no haberse pasado a la zona nacional. Ese castigo hizo que no pudiera ser campeón de Copa en 1940 (Espanyol 3 – R. Madrid 2).

A pesar de esta injusta sanción, Alberto siguió ejerciendo de futbolista en el Espanyol, pero en el segundo equipo de manera clandestina, jugando de extremo izquierdo y con su nombre de pila, Alberto, para esquivar la sanción que la Comisión Nacional de Deportes le había impuesto. Durante ese año, anotó muchos goles, demostrando que a más de ser un extraordinario portero, también era un gran jugador de campo.

Cabe destacar, que durante esa sanción, Martorell aprovechó también para jugar a Rugby con el SEU en el campo de la Foixarda, gracias a ello conoció a su futura esposa Mari Paz Lossius.

VUELVE AL PRIMER EQUIPO

En 1941, a tan solo 7 jornadas para que acabara la Liga, por fin se le levantó el castigo al guardameta y pudo reaparecer oficialmente el 19 de enero en San Mamés, pese que fue de los más destacados, no pudo evitar una contundente derrota, cayendo por 6 a 2. En ese campeonato doméstico, Martorell jugó cuatro encuentros más, uno de ellos el derbi de Sarrià, donde los blanquiazules se impusieron por 3 a 1, donde hizo un partido sencillamente magnífico.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Teruel, Pérez, Cardús, Rovira, Llimós, Gonzalvo I, Jorge, Martínez Català, Ara y Más.

barcelonaFC Barcelona: Nogués, León, Benito, Anguera, Franco, Raich, Quique, Escolà, Vergara, Gracia y Valle.

Árbitro: Señor Torres Martín (Colegio Castellano).

Goles: 0-1: Cardús (pp), min. 17. 1-1: Martínez Català, min. 48. 2-1: Jorge, min. 55. 3-1: Ara, min. 77.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 17 del campeonato de Liga disputado en el Estadio de Sarrià. Lleno para presenciar el derbi de la ciudad barcelonesa.

mart24

Martorell con seguridad frente al azulgrana Quique

FINALISTA DE COPA

Lo más destacado esa temporada de regreso en la portería blanquiazul para Martorell, fue en la Copa del Generalísimo, donde el Espanyol alcanzó la final por segunda vez consecutiva, única vez que lo ha logrado la entidad. Pese que en un inicio, Trias fue el escogido por el técnico Caicedo, a partir de los cuartos de final, Martorell fue el titular y ya no abandonó esa condición hasta llegar a la Gran Final frente al Valencia.

La final se disputó en Chamartín el 29 de junio, donde se pudo ver que la pasión por el futbol era ya toda una realidad y en el Estadio madridista no cabía ni un alfiler. El Espanyol que presentaba dos bajas muy considerables en ataque como Gonzalvo I y Martínez Catalá, fueron claves para el resultado final del encuentro.

Valencia_CF_y_el_RCD_Espanol_1941

Los jugadores de ambos equipos obligados a hacer el saludo fascista

El partido no pudo empezar peor para los blanquiazules, ya que a los nueves minutos de juego, un ataque ché iniciado por Lelé que cedió el esférico a Asensi y este conectó rápidamente con el ariete Mundo que de un fuerte disparo escorado a la izquierda de la portería de Martorell, que logra desviar el disparo, con la mala fortuna que ese desvío toca el palo y el rechace impacta en su espalda y se introduce en la portería.

Este gol noqueó al Espanyol que nunca encontró el modo de hacer daño al Valencia mucho más asentado, sobre todo por la falta de “punch” del conjunto barcelonés, que notaba en exceso sus ausencias en ataque. Solo el trio en la medular, Arasa, Rovira y Llimós, daban la talla y generaban problemas a los del Turia, pero era insuficiente por la escasa llegada que generaban.

Por si las cosas pintaban mal, aún empeoró cuando en el minuto 25, el Valencia lanzó una falta lateral, Martorell rechaza de puños, pero el balón cae a pies de Asensi que centra y Mundo, de nuevo, remata al fondo de la red. 2-0, el partido ya era toda una montaña para los espanyolistas. Los de Caicedo, con más corazón que cabeza, se volcaron al ataque, pero el Valencia las resolvía sin muchos apuros.

En la reanudación, el partido resultó más pausado y no tan frenético como el primer tiempo. Pero los valencianistas lograron su tercer gol, gracias a un corner en el minuto 64. Lo lanza Epi, Pérez rechaza mal, en su segundo intento de rechace el balón impacta en Lelé con fuerza, Mundo no logra conectar con el balón, hecho que engaña a Martorell que se estira para evitar el lanzamiento, pero el balón cae a pies de Asensi que a placer nota el tercer tanto valencianista.

Valencia41

Martorell no pudo evitar la derrota

El gol del honor espanyolistas, tras unos minutos de dureza por ambos equipos, llegó de penalti en el minuto 74, al ser derribado claramente Chas por Pío. Teruel de un fuerte disparo, logró el único gol perico que subió esa tarde en el marcador. El resultado no se movió y el Valencia resultó ser el justo ganador, en una final donde la emotividad imperó más que el juego, que más bien fue bastante pobre. Un día triste para el espanyolismo y Martorell que no tuvo su mejor tarde.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Teruel, Pérez, Arasa, Rovira, Llimós, Macala, Jorge, Chas, Oliva y Más.

valencia

Valencia CF: Pío, Álvaro, Juan Ramón, Bertolí, Sierra, Lelé, Epi, Amadeo, Mundo, Asensi y Gorostiza.

Árbitro: Señor Iturralde Gorostiaga.

Goles: 0-1: Mundo, min. 9. 0-2: Mundo, min. 25. 0-3: Asensi, min. 64. 1-3: Teruel de penalti, min. 74.

Incidencias: Partido correspondiente a la Final del Generalísimo disputada en el Estadio de Chamartín de Madrid. Lleno a reventar. El capitán valencianista, Juan Ramón, recibió a manos del General Moscardó la Copa, la primera que ganaba el Valencia en su historia.

 DEBUTA COMO INTERNACIONAL    

El rendimiento de Martorell no pasó desapercibido y el seleccionador Eduardo Teus, el primero de la postguerra, un ex portero del Real Madrid, luego periodista, que falleció en San Mamés en 1961, viendo jugar al equipo de sus amores, el Real Madrid.

El debut de Martorell fue el 28 de diciembre de 1941 en el Estadio de Mestalla, en un amistoso frente a Suiza. En ese encuentro también debutó el espanyolista y buen amigo del guardameta, el defensa Ricardo Teruel. Se da la circunstancia, que ambos jugaron los mismos partidos internacionales con la selección nacional. En su estreno con la selección no pudo dejar mejor sabor de boca, ya que la España se impuso a Suiza por 3 a 2, donde Martorell demostró todas las cualidades que le habían catapultado a ser el mejor portero nacional de su época: Sobriedad, una excepcional colocación bajo palos que le hacía atajar los balones con mayor facilidad y poco o nada pudo hacer en el gol helvético. El segundo tanto lo recibió el meta deportivista Acuña, que lo sustituyó a falta de un cuarto de hora para la conclusión.

banderaFranco.3 España: Martorell (Acuña, 74), Teruel, Oceja, Raich, Germán, Machín, Epi, Herrerita, Mundo, Campos y Gorostiza.

suiza Suiza: Ballavio, Minelli, Lehman, Fornara, Andreoli, Rickenberg, Aebi, Weber, Bickel, Amado y Kappenberger.

Árbitro: Señor Canuto (Portugal).

Goles: 1-0: Campos, min. 5. 1-1: Kappenberg, min. 25. 2-1: Mundo, min. 64. 3-1: Mundo, min. 69. 3-2: Aebi, min. 88.

Incidencias: Partido amistoso celebrado en Mestalla. Terreno de juego irregular. Lleno a reventar donde se pudieron ver banderas rojigualdas y del movimiento franquista, dejando bien a las claras la gran exaltación patriótica que se vivía en aquellos tiempos de postguerra.

mart13

Fue 4 veces internacional

“CARGARSE” A PIOLA

En abril de 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, la selección española realizó una pequeña gira para enfrentarse con la Alemania de Hitler, en Berlín, y la Italia de Mussolini, en Milán. De este segundo partido, el 19 de abril, se recuerda una anécdota que define el carácter de aquel fútbol y de aquella época.

Sucedió en el vestuario de San Siro, cuando Teus instruía a sus jugadores.

Oye, Gabilondo, procura marcar bien a Ferraris, que es rápido y peligroso, aleccionó el seleccionador.

 –Tú, Emilín, te las verás con el defensa Foni, que es bastante lento.

 Hasta que Teus llegó al dúo de defensas, formado por Teruel y el valencianista Juan Ramón, otro tipo pétreo que asustaba con la mirada.

 – Vosotros, dijo Teus, además de cerrar el paso a los interiores, vigiladme al Piola, el delantero centro, que es el más peligroso de los italianos. Tiene un cañón en cada pierna y remata de cabeza con una potencia tremenda.  En cuanto se le escape a Guzmán, cerrarle el paso como sea.

El enviado de Radio Nacional de España, que asistía a la escena, es quien dejó fiel constancia escrita de lo sucedido. Según relató, Teruel y Juan Ramón guardaron un largo silencio, hasta que fue roto por el españolista:

 –¿Qué te parece?

 – Bien, respondió Juan Ramón.

 Hubo otra larga pausa, mientras se ajustaban las botas. De repente Teruel espetó:

 –¿Y si nos lo cargásemos?

 Bueno, respondió Juan Ramón. Pero ¿cuándo?

 –Cuando yo diga: ¡ahora!

 –Procura que sea fuera del área, apostilló el valencianista.

El periodista, Enrique Mariñas, se dirigió a la cabina de retransmisión “poseedor del terrible secreto”. El partido llegó al descanso con 0-0, pero en la segunda parte Italia, con mucha mejor preparación física, empezó a amenazar de forma incesante el marco de Martorell. Piola entraba en tromba y finalmente, cuenta Mariñas, “salieron a su encuentro Teruel y Juan Ramón”. Juraría que desde mi lejana cabina oí la voz de ‘ahora”. Hubo como un crujir de huesos y Piola quedó tendido al borde del área, en medio de un griterío ensordecedor”, afirmaba Mariñas. La estrella italiana salió renqueante, pero pudo seguir e incluso marcar uno de los cuatro tantos que le endosaron a España. Pese a la goleada, Martorell fue considerado, por todas las crónicas de tirada nacional, como el mejor de los españoles, incluso los más de setenta mil entusiastas tifosi, aplaudieron sus intervenciones con admiración.

mart5

Teruel, Martorell y Mariscal

Ese resultado el régimen franquista lo consideró humillante, pese que Italia en aquellos momentos era la vigente bicampeona del Mundo. El seleccionador Teus dejó el cargo y la selección española pasó casi tres años sin volver a jugar un partido, gracias también al recrudecimiento de la Segunda Guerra Mundial. También fue el último encuentro como internacional del guardameta espanyolista, el balance no fue malo, 2 victorias (Suiza y Francia), un empate contra Alemania y la citada derrota en Milan frente a Italia. Teniendo en cuenta de donde venía el futbol español, sus resultados no podían ser catalogados ni mucho menos malos y Martorell dejó impronta de su valía. Seguramente su estilo poco dado a florituras, tampoco le ayudó a ser más veces internacional y es que para Martorell le gustaba más ser práctico que espectacular.

POR AMOR AL DEPORTE

Si algo podía presumir Martorell a lo largo de toda su carrera, como guardameta blanquiazul, es que nunca se preocupó de ganar dinero. El fútbol lo consideraba como un hobby y no pretendía ganar dinero con ello. De hecho, su objetivo era sacarse la carrera de medicina para ganarse la vida como médico, no como portero. Tan solo percibió dinero del futbol en su último año como futbolista. Le exigió al club un sueldo mínimo como portero internacional que por derecho le pertenecía, tras ver que Paco Román, el presidente de la época, le dijo con cierta sorna “que igual se lo agradecerían, el jugar sin cobrar“. Ese hecho molestó bastante al guardameta y exigió el salario que percibía un profesional internacional que eran 6.000 pesetas anuales como ficha, con un salario de 1.000 pesetas mensuales, ya que además, no quería ser una carga para su familia, teniendo en cuenta, que estaba casado desde julio de 1942 con María Paz Lossius. Con ella, tendría dos hijos, Alberto y Mari Paz, ambos también se dedicaron al mundo de la medicina y concretamente a la angiología como su padre hizo una vez retirado del futbol.

mart16

Recién casado con su esposa Mari Paz

BARCELONA Y REAL MADRID LE DESEAN

Martorell le daba tan poca importancia el dinero del futbol que rechazó ofertas suculentas del Barcelona y del Real Madrid, él en el Espanyol estaba muy a gusto y jugaba al futbol porque le gustaba competir y hacer deporte, no por dinero.

El Barcelona, le ofreció de manos de un directivo azulgrana, un cheque en blanco, para que el cancerbero pusiera la cifra que considerara, pero toparon con la integridad de Martorell, que simplemente jugaba por diversión, no por dinero. También el Real Madrid se interesó por el meta internacional, donde su ex-seleccionador Eduardo Teus estaba vinculado. Finalmente tampoco marchó a la capital, esta vez también influyó el Espanyol con sus argucias, quien engañó a Martorell diciendo que le ofrecían una ficha de 40 mil pesetas, cuando la realidad, tal y como le confesó Teus, era que el conjunto de Chamartín le ofrecía 380 mil pesetas, una cantidad muy considerable en aquella época.

mart25

Siempre fue un portero muy cotizado

MALOS TIEMPOS

La pérdida de jugadores que fueron la base para alcanzar dos finales consecutivas de Copa, como el capitán Benito Pérez, Rovira, Gonzalvo I o Martínez Catalá, etc. Hizo que el conjunto perico perdiera potencial deportivo paulatinamente. Si bien en la siguiente temporada, ya se vio un Espanyol más gris, en las posteriores se convivió con el drama de la promoción en diversas ocasiones. Tampoco ayudaron las graves disputas entre las altas esferas directivas, sobre todo la que mantuvieron Don Genaro de la Riva y Don Paco Román por la presidencia del club y donde tuvo un papel clave también la Federación del Futbol Español, que no ayudaron a mantener la estabilidad que requería cualquier club.

mart23

Martorell en un derbi en Les Corts

LAS TEMIDAS PROMOCIONES

De hecho, en la 1942/43, el Espanyol por primera vez tuvo que pelear la permanencia en la siempre dramática promoción a partido único en el desaparecido Estadio Metropolitano frente al Sporting de Gijón el 18 de abril de 1943. Afortunadamente para los intereses blanquiazules, el partido salió cara y pudo mantener la categoría en detrimento de los asturianos que por tercera vez consecutiva perdían en la promoción y se quedaban en la división de plata.

mart10

Martorell no pudo evitar los malos resultados

El ambiente en el Estadio no fue precisamente neutral, el público apoyó de manera decidida a los gijoneses. Ser catalán y favorito para la contienda, no ayudaba mucho estando en Madrid. Tras breves minutos de tanteo, es el Sporting quien se anima al ataque, pero sus acometidas fueron brillantemente atajadas por Martorell, quien se ganó el aplauso del respetable. Pronto se avanzó el equipo blanquiazul, tras una bonita combinación de los atacantes periquitos, donde Oliva con un pase cruzado, asistió a Huguet que remató con éxito a la portería asturiana. Ese gol, espoleó al Espanyol, que minuto a minuto demostraba su superioridad de categoría. Esa condición, aún se vio más acentuada, cuando producto de un lance desafortunado el portero Leicea se tuvo que marchar lesionado en el minuto 19, tras un fuerte choque con el espanyolista Huguet. Esa circunstancia hizo que el Sporting se quedara con un jugador menos, ya que en aquella época no existía la posibilidad de hacer cambios y en su lugar se puso el medio ala Tamayo.

promsporting

El once del Espanyol que salió contra el Sporting en el Metropolitano

Con el Sporting diezmado, los blanquiazules marcaron el segundo gol en el minuto 26, gracias a una combinación entre el canario Jorge, Huguet y que finalmente materializó el goleador de les Borges Blanques, Juncosa, para establecer una distancia que parecía definitiva para la suerte del partido. Pese a ello, el partido dio un giro de rumbo inesperado, cuando el guardameta Leicea se reincorpora renqueante a la portería sportinguista. Esa situación, animó a los gijoneses que pronto recortarían distancias, en el minuto 37, gracias a un tanto de Paladini. La incertidumbre de nuevo se apoderaba del encuentro y con el Metropolitano claramente volcado con los asturianos, que parecía que jugaran en El Molinón.

Tras el descanso, el Espanyol aguantó las acometidas del rival, con un Martorell primoroso. Ese ímpetu asturiano poco a poco se fue apagando y el Espanyol pudo manejar cada vez mejor el partido, hasta pudo ampliar la ventaja, pero la falta de acierto en los metros finales, dejaron el 2 a 1 final. El Espanyol se salvaba por los pelos del descenso.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Elías, Mariscal, Torrents, Fábregas, Llimós, Macala, Jorge, Juncosa, Oliva y Huguet.

sportingSporting de Gijón: Leicea, Ceballos, Simón, Tamayo, Calleja, Cervigón, Díaz, Paladini, Chipia, Bachiller y Liz.

Árbitro: Señor Pedro Escartín.

Goles: 1-0: Huguet, min. 15. 2-0: Juncosa, min. 26. 1-2: Liz, min. 37.

Incidencias: Partido correspondiente a la Promoción por dirimir quien conseguiría plaza para la primera división. El Metropolitano se llenó y se volcó con el equipo asturiano.

Si la temporada anterior había sido angustiosa, para los de Martorell la siguiente no fue mucho mejor. Pese a repescar a viejas glorias como Rovira, tras su paso fallido en el R. Madrid, y Martínez Català, el club blanquiazul volvió obtener pobrísimos resultados en la Liga. Solo gracias a un “rush” final muy bueno con 4 victorias consecutivas, las mismas que había cosechado en las 21 anteriores, ganando por 1 a 3 en Les Corts y en Nervión por 1 a 2 y en casa al Deportivo por 7 a 0 y al Granada por 2 a 0. En esta recta final fue clave, el joven extremo aragonés Viela, que fue todo un descubrimiento y toda una pesadilla para los defensas rivales con sus regates inverosímiles que dejaban boquiabiertos a los espectadores. Tristemente su carrera se vio truncada por dos lesiones de gravedad, la primera producida en un amistoso contra la selección catalana, en el homenaje a “Tin” Bosch, por una impresentable entrada del barcelonista Soto, que le fracturó la tibia y peroné. Su desgracia no acabó aquí, en su reaparición en el último partido de Liga frente al Murcia, el defensa Telechía literalmente se lo “cargo” al fracturarle la pierna, poco antes de irse al descanso. El defensa pimentonero fue expulsado, pero la carrera de ese valioso extremo fue definitivamente truncada.

viela2

El extremo Viela tuvo muy mala suerte

Volviendo de nuevo a la temporada anterior, el Espanyol gracias a esa recta final, pudo lograr evitar el descenso directo, pero no la promoción. Esta vez, le tocó en suerte el Alcoyano en el Estadio de Les Corts, el 16 de abril de 1944. Por fortuna, los espanyolistas resolvieron por la vía rápida y golearon a los alicantinos por un rotundo 7 a 1, con tres goles de Jorge, más los tantos de Viela, Teruel, Mendoza y Sáenz en propia puerta.

martorell

Martorell de capitán en un derbi

FRENTE AL SEVILLA CASI DE “9”

Una de las anécdotas más curiosas de su carrera, es que como ya hemos comentado, Martorell se defendía bien jugando de delantero y en los entrenamientos hacía sus pinitos, de hecho siempre reconoció que él disfrutaba más jugar de atacante que de portero. Ante la afinada puntería de Martorell de cara a puerta en los entrenamientos. Los jugadores, con el visto bueno de los técnicos Prat y Bosch, decidieron por votación que Alberto dejara los guantes a Trias y que jugara de delantero.

Alberto estaba feliz de tal efeméride, ya que por fin, jugaba donde más le gustaba. Pero poco antes de salir a jugar contra el Sevilla, “Tin” Bosch cambió de idea y le dijo a Martorell que mejor no hacer locuras, “ponte de portero, ya que si por desgracia nos golean, nos matan a todos“. Un debut frustrado de Martorell en primera división como ariete. Por cierto, el Espanyol ganó por 1 a 2 en el Nervión.

mart12

Martorell era un porterazo, pero con alma de delantero

CUELGA LOS GUANTES 

Combinar la profesión de médico y de futbolista cada vez le resultaba más difícil, hecho que su hermano Fernando cada vez le insistía que escogiera una de las dos profesiones, porque necesitaba un doctor con plena dedicación y no como hacía él. Martorell que tenía claro que su intención era abandonar el futbol, una vez acabara la carrera de medicina, ya que para él, el futbol era un divertimiento y que lo practicaba por amor al arte.

20150310_012052

El presidente Don Paco Román le hace entrega de un obsequio a Martorell, tras un amistoso 

Por ese motivo, decidió que la medicina sería más productiva para su carrera, ya que el futbol estaba muy bien, pero con una fecha de caducidad. Por lo que anunció al club su intención de dejar el futbol. Este anuncio sorprendió a los dirigentes blanquiazules y más con la marcha obligada de Trias al Murcia, ya que debía de realizar el servicio militar en Cartagena.

La directiva presidida por Paco Román suplicó a Martorell que siguiera ese año, ya que si no dejaría desguarnecida la portería espanyolista. Alberto tras esta circunstancia, accedió a las presiones del club y se comprometió ese año a seguir defendiendo la meta blanquiazul. De hecho, el presidente le quiso conquistar regalándole un coche, pero Martorell rápidamente desestimó viendo lo sucedido la anterior ocasión.

mart4

Desviando un balón a córner

Martorell afrontaba su última temporada como futbolista de élite. Lo cierto, según reconoció, había perdido parte de su motivación, ya no disfrutaba de los partidos como antaño, incluso estos se les hacía largos. En cuanto a la temporada blanquiazul en la Liga, fue más tranquila que las dos anteriores, pero tampoco brillante. Las alegrías vinieron en la Copa, donde el Espanyol logró alcanzar las semifinales, donde el Athletic Club fue el rival. El partido de ida los blanquiazules no pudieron pasar del empate en Sarrià (0-0), por lo que la eliminatoria se antojaba muy complicada de superar, teniendo como rival a los leones en San Mamés.

Ese fue el último partido oficial de Martorell, el 10 de junio de 1945, en la vuelta de la semifinal de Copa en San Mamés. Los blanquiazules salieron a sorprender a los locales y a punto estuvieron de lograrlo al cuarto de hora del encuentro, cuando Agustí de un tiro formidable sorprende a Lezama, pero el balón sale por poco fuera. Esa gran ocasión pudo cambiar el signo del encuentro, pero la realidad es que posteriormente el potencial rojiblanco fue un rodillo que poco o nada pudo hacer el Espanyol, salvo caer con honor y mereció un resultado más honroso, ya que nunca dejó de buscar la portería bilbaína, no en vano, los blanquiazules lanzaron 7 corners por tan solo uno el Athletic. Cabe decir, que Martorell poca cosa pudo hacer para evitar los cuatro goles locales.

mart3

Martorell era el capitán del equipo

La atmósfera del encuentro para Martorell fue muy especial. Por la mañana, la radio local de Bilbao lo entrevistó en directo para despedirse de la afición rojiblanca. Ese exquisito trato, se trasladó en el mismo terreno de juego, desde que saltó al verde, donde los aplausos atronaron en San Mamés, conocedores de su adiós al mundo del futbol. Esa ovación, aún se incrementó cuando se fundió en un emotivo abrazo con el capitán local Bertol. Y al finalizar el encuentro, el club bilbaíno le obsequió con una pitillera, donde se volvieron a repetir los mismos gestos de afecto hacia la persona de Martorell. Sin duda, fue un emotivo detalle de los vizcaínos que Martorell no olvidaría nunca.

athleticAthletic Club de Bilbao: Lezama, Bergareche, Mieza, Celaya, Bertol, Nando, Bilbao, Panizo, Zarra, Garate y Gaínza.

espanyolRCD Espanyol: Martorell, Teruel, Casas, Veloy, Fábregas, Llimós, Ortí, Jorge, Segarra, Calvo y Agustí.

Árbitro: Señor Celestino Rodríguez.

Goles: 1-0: Zarra, min. 26. 2-0: Gárate, min. 55. 3-0: Zarra, min. 58. 3-1: Agustí, min. 63. 4-1: Gaínza, min. 83.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Generalísimo disputado en San Mamés el 10 de junio de 1945. Llenó absoluto, registrando la mejor entrada de la temporada. Temperatura muy agradable y ambiente festivo en las gradas, donde el Espanyol fue recibido y despedido con aplausos.

NO ACABA SU VINCULACIÓN CON EL CLUB

Martorell pese abandonar la práctica del futbol, siguió vinculado al RCD Espanyol, primero recibiendo un más que merecido homenaje el 22 de diciembre de 1946. El homenaje se demoró tanto, para encontrar una fecha idónea, ya que el club tenía la intención de hacerlo un año antes, pero el choque entre el Barcelona y el Athletic en la Copa de Oro “Argentina”, organizada por la Federación Catalana de Futbol, que equivalía a la actual Supercopa, impidió que se hiciera dicho acto.

mart6

Abandonaba el futbol en el año 1945

A pesar de que el futbol catalán y español, se volcó en dicho homenaje, la entrada que registró Sarrià fue bastante pobre, también debido al fuerte viento que azotaba la Ciudad Condal ese día. El choque fue entre el Espanyol y el Nàstic de Tarragona, donde los blanquiazules se impusieron por 2 a 0. Antes de iniciar el encuentro, Martorell, acompañado de su esposa, saltó al terreno de juego para hacer el saque de honor. Se le dieron diferentes obsequios, entre ellos destacar un libro con la firma de los jugadores del resto de equipos del futbol español, reconociéndole su brillante etapa como portero. Como curiosidad, al descanso del partido, se hizo un breve partido de veinte minutos entre un combinado de periodistas catalanes y el Colegio de árbitros de Catalunya, para delicia de los asistentes. Y es que ningún estamento quiso perderse el merecido homenaje a Alberto Martorell.

mart20

Martorell de paisano a punto de hacer el saque de honor

Destacar que en esa misma temporada, Martorell fue nombrado miembro de la Junta Directiva del club blanquiazul presidida por Paco Román, como reconocimiento a su carrera en el Espanyol, el 20 de octubre de 1945. Aunque su estancia en la directiva solo duró un año. Posteriormente, también fue directivo bajo la presidencia de José Fusté, entre los años 1963 y 1966.

Martorell fue directivo del club en dos etapas

DOCTOR MARTORELL

Una vez finalizada la carrera como futbolista profesional se convirtió en el colaborador más estrecho de su hermano Fernando, en el increíble proceso de la creación de la nueva especialidad médica, la Angiología y sus consecuencias derivadas. Esta especialidad se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los vasos sanguíneos (arterias y venas) quedando excluidos el corazón y las arterias intracraneales. Los Martorell para estudiarla y darla a conocer a fondo, fundaron una revista, formaron una sociedad científica, convocaron congresos o jornadas angiológicas españolas y cursos de formación de especialistas.

Conviene no olvidar, el elevado nivel de prestigio científico y profesional en aquella época de Fernando Martorell y sus colaboradores del departamento de Angiología del Instituto Policlínico Platón de Barcelona, que les permitió la iniciativa y la aceptación, por parte de la comunidad científica internacional, de la nueva especialidad de Angiología, cuyo primer congreso presidió en 1951 en Atlantic City.

1153

Alberto al fondo, delante su hermano Fernando

El mismo Fernando Martorell, al relatar el proceso en el prólogo de su libro Angiología, estima que «para crear una nueva especialidad es conveniente fundar una sociedad científica y tener una revista». Pues bien, el 7 de julio de 1959 se constituyó en Barcelona la Sociedad Española de Angiología por iniciativa de Alberto Martorell, José M. Zaldua y Francisco Gutiérrez Vallejo, y en enero de 1949 (un año antes que las anglosajonas Angiology y Circulation) se publicó el primer número de la revista Angiología , figurando como redactores: Albert Martorell, J. Valls-Serra, L. Oller-Crosiet, Víctor Salleras y Tomás Alonso.

Durante 44 años Alberto Martorell lo fue todo en la revista Angiología , corrigiendo originales, gestionando la correspondencia y responsabilizándose del resto de apartados clásicos, como eran “Extracto de revistas”, “Crítica de libros”, “Información” y “Galería de angiólogos ilustres”. Y todo ello, con el mérito de no disponer de las tecnologías de hoy en día. Sus dos hijos, Albert y Mari Paz, también siguieron sus pasos como angiólogos-cirujanos vasculares.

VEINTE AÑOS DEL FUTBOL ME ENSEÑARON QUE…

Así se titula el libro que escribió Alberto Martorell el año 1945 y que se publicó en 1948. En él, Martorell quiso reflejar y explicar el futbol, tanto su reglamento como los actores que lo componen, desde el jugador hasta el aficionado, pasando por los periodistas que le rodean. En definitiva explicar al lector lo que es el futbol y todo su entorno. En los dos últimos capítulos del libro explica cómo es la vida de un futbolista y también da a conocer varias anécdotas que vivió o simplemente le contaron. Al contrario de lo que pudiera parecer, no se trata de un libro autobiográfico, sino más bien didáctico sobre el futbol y su entorno.

llibre

Portada del libro

De las trece anécdotas que explica Martorell en su libro, haremos reseña a la última de ellas, donde explica que en una concentración en un Hotel de Madrid en pleno verano, por lo que todas las ventanas estaban abiertas. Los jugadores estaban alojados en los pisos superiores y a uno de ellos, sin poder conciliar el sueño, se le ocurre sorprender a uno de sus compañeros de otra habitación, ya que las cornisas que estaban debajo de las ventanas daban esa posibilidad, con cuidado eso si, de saltar a la ventana de la habitación del lado. El jugador inconsciente, se enfila a la cornisa, que estaba a unos veinte metros de altura, y da el paso a la cornisa de la ventana del lado. Observa y ve a un hombre estirado en la cama, con la luz abierta, leyendo un periódico. El jugador convencido que era un compañero suyo, ya que ese compañero tenía la misma maleta que ese señor al que no se le apreciaba la cara y también el mismo periódico. Era demasiada coincidencia para que no fuera su amigo. Saltó dentro de la habitación y lanzó un grito para asustar al huésped que estaba en la cama, con la sorpresa desagradable que no era uno de sus compañeros, sino un desconocido que montó en cólera. Tal lío se montó, que el jugador le temblaron tanto las piernas que no pudo volver a saltar por la cornisa. Afortunadamente, el malentendido no fue a mayores y todo acabó como una simple anécdota, pudiendo salir el jugador por la puerta con un cigarrillo rubio en la mano, para atemperar los nervios sufridos.

Reseñar, que a la hora de escribir este libro, Martorell tuvo la gran fortuna de recibir consejos del gran poeta y escritor catalán Salvador Espriu.

SU OTRO CLUB: EL BARCINO

Alberto Martorell tuvo dos clubes en su corazón, el RCD Espanyol y el Club de Tenis Barcino. En el el Barcino se hizo socio en el año 1955, donde empezó a practicar más en serio un deporte que más adelante se convirtió en su favorito, el tenis. Posteriormente fue delegado de la sección de hockey sobre patines y también delegado de los tenistas juveniles del club barcelonés.

1367507618_extras_ladillos_3_0

Martorell fue un gran campeón senior

En el año 1971, el Club atravesaba una situación muy difícil, tenía un déficit de unos 93 millones de pesetas y la junta le pidió encarecidamente que aceptara la presidencia. Martorell, que otra cosa no, pero un trozo de pan si era, aceptó el reto y lo sacó adelante, tanto fue así, que en 1975 fue reelegido y el 1977, sin acabar el mandato pero habiendo cumplido su misión, se retiró y fue nombrado presidente de honor de la entidad.

Martorell aparte de escribir el libro de 1945 y hacerse cargo de la revista médica de Angiología, también fue director y colaborador del boletín del Club Tenis Barcino durante muchos años.

Además de su brillante trayectoria como futbolista en sus años mozos, en el mundo del tenis, en la categoría de veteranos o como decía él de los “podridos”, también logró varios campeonatos. En los años 1974, 1976, 1979, 1981 y 1982 quedó campeón de España y de Cataluña de tenis con el Club de Tenis Barcino.

tenis

Nunca dejó de practicar el tenis

RECONOCIMIENTOS A SU CARRERA EN EL DEPORTE

Sus logros y admiración de sus compañeros y contrincantes hizo que recibiera muchos galardones y es que Martorell fue un deportista ejemplar. En el año 1978 el Consejo Superior de Deportes, a propuesta de la Real Federación Española de Tenis, le concedió la Medalla de Plata al Mérito Deportivo. También tiene las Insignias de Oro de la Federación Catalana de Tenis, del Club Tenis Barcino y de la Peña Blanquiazul de Barcelona. En 1989, el President de la Generalitat, Jordi Pujol, le concedió la Medalla de Forjador de la historia deportiva de Cataluña.

El Club de Tenis Barcino tampoco quiso olvidarse de su figura. El 13 de marzo de 2013, una vez fallecido, bautizó la pista número dos del club con su nombre. Como no podía ser de otra manera, el Espanyol también estuvo presente, con la presencia de la Consejera del club, Ana María Fusté, en tan merecido homenaje al legendario guardameta que militó tantos años en el Espanyol.

barcino

La pista nº2 del Club Barcino lleva su nombre

MARTORELL: UN NOMBRE CON SOLERA PERICA

Sin lugar a dudas, el apellido Martorell siempre estará ligado a la historia del club. No tan solo con la legendaria estancia de Alberto en la portería perica, sino que también con su sobrino, Ferran Martorell Oliveras. Donde estuvo muchos años como directivo en las etapas de Manuel Meler y Antonio Baró y cogió la presidencia del club en un momento muy delicado. El club tras sufrir uno de los mayores desencantos de su historia, la derrota de la Final de la UEFA de Leverkusen en 1988, descendió el año siguiente a segunda en la promoción de Mallorca, hecho que hizo dimitir al presidente, Antonio Baró, el cual tenía guerras más importantes que lidiar en su carrera, como la de ser Presidente de la Liga de Futbol Profesional. Ese vacío de poder y la negativa del resto de directivos de coger la presidencia, tal y como mandaban los estatutos de la entidad, dejaban al club en una situación muy difícil. Esa negativa, significaba que si ningún directivo hacia el paso al frente, se debía de crear una comisión gestora, encabezada por el presidente de la Federación Catalana de Fútbol. Resultó que en esos momentos, la Federación también estaba a la espera de elecciones y carecía de presidente, por lo que la gestora había de quedar en manos del vicepresidente federativo. Que no era otro que Joan Gaspart, vicepresidente del Barcelona y reconocido anti-espanyolista, aparte de pésimo gestor, como ya demostró más tarde siendo presidente del Barcelona.

Ante ese panorama tan desolador, el Espanyol en segunda y con la amenaza de que lo presidiera Joan Gaspart. Ferran Martorell Oliveras asumió la presidencia, con el compromiso que convocaría elecciones lo antes posible para que hubiera un presidente elegido por los socios, la única vez que los socios blanquiazules han podido escoger democráticamente a su presidente. De esta manera, Ferran Martorell evitó que el Espanyol estuviera en manos de un enemigo declarado del club blanquiazul.

ferran

Alberto Martorell junto a su sobrino Ferran

Se da la circunstancia, que el tío-abuelo de Ferran Martorell, fue Don Genaro de la Riva y su tío Victoriano Oliveras de la Riva, ambos presidentes de la entidad en su momento, por lo que sus vínculos periquitos son de pura cepa. Incomprensiblemente, los dirigentes actuales del club no le reconocen a Ferran Martorell tal presidencia y no tiene su retrato junto al resto de presidentes que ha habido a lo largo de la historia del club. Un hecho ridículo, que seguramente, tarde o temprano, alguien con sensatez reparará.

También el sobrino nieto de Alberto Martorell, Josep María Piera Martorell, fue directivo del club en la etapa de Antonio Baró y de Ferran Martorell, aparte de cofundador de la Plataforma 3.0, que pugnó para arrebatar, sin éxito, la presidencia del club a Daniel Sánchez Llibre en 2004.

EL ESPANYOL NO LE OLVIDA

Alberto Martorell no era muy amigo de ir a presenciar partidos de futbol, le aburría soberanamente el juego practicado desde los 60 hasta ahora, donde la mayoría de equipos miraban más de defender que buscar el gol. Para él, eso era inconcebible y detestaba ver ese futbol, por ese motivo dejó de ir, justo cuando abandonó la directiva del Espanyol, si no lo hubiera hecho mucho antes.

A pesar de ello, Martorell si estuvo en la inauguración del Centenario del club blanquiazul, el 14 de noviembre de 1999. Alberto Martorell fue escogido junto a otras dos leyendas de la entidad, Julián Arcas y Josep Trias, para la izada de la bandera del Espanyol en el Estadio Olímpico, como señal de la inauguración oficial del Centenario de la Entidad, sin duda un momento inolvidable para todo el espanyolismo y especialmente para los tres elegidos que recibieron tal honor.

El último acto oficial del club hacia su persona se produjo el 15 de marzo de 2009, cuando fue invitado al palco, en una bonita iniciativa que hizo la entidad de invitar cada semana a una leyenda del club. Obviamente, Alberto no declinó la invitación y estuvo presente en dicho partido. Parecía que el destino no le quería defraudar y el partido acabó con un emocionante empate a tres goles frente al Mallorca.

llotja

Junto al presidente Daniel Sánchez Llibre en 2009

A la edad de 95 años, El 22 de noviembre de 2011, se apagó la vida del portero que hizo olvidar al gran Ricardo Zamora. Se iba un perico de corazón, un hombre del que nadie nunca habló mal, que se volcó en ayudar a los demás desde su especialidad, la medicina. Un amante del deporte y de sus valores, que pese su retirada prematura, dejó una huella imborrable en el Espanyol, siendo sin duda, una de las figuras más relevantes del club a lo largo de la historia. No quisiera acabar este pequeño homenaje a Alberto Martorell, sin agradecer, a su sobrino Ferran Martorell por su amabilidad a la hora de contar anécdotas y detalles sobre la figura del que fuera legendario portero de la entidad blanquiazul.

sel

Una leyenda del Espanyol

ESTADÍSTICAS ALBERTO MARTORELL

stats

INTERNACIONALIDADES DE MARTORELL CON LA SELECCIÓN 

STATS2

VÍDEO TRIBUTO A ALBERTO MARTORELL

_____________________________________________________

Bibliografía: Mundo Deportivo, web oficial RCDE,  La Vanguardia, El País, Marca, Pericos Online, Libros Historia del RCD Espanyol, El Españolista, Veinte años de Futbol que me enseñaron que…, Galeriametges.cat, Finestresdelamemoria.org, Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores, Club de Tenis Barcino.

Fotos: Mundo Deportivo, web oficial RCDE,  La Vanguardia, Marca, Pericos Online, Libros Historia del RCD Espanyol, El Españolista, Galeriametges.cat, Finestresdelamemoria.org.

JOSÉ MARÍA GARCÍA LAVILLA

28 enero 2015

EL REY DE

LOS DELFÍNES

 

josé_maría-39

Hablar de José María en el Espanyol, es hacerlo de un grande en mayúsculas dentro de la dilatada historia del club blanquiazul. El asturiano dejó una huella imborrable, su zurda era todo un lujo para la vista y su etapa en el Espanyol de las más memorables que se recuerdan de un futbolista que haya lucido el escudo del club albiazul. Defendió la elástica periquita durante 11 temporadas y nadie duda de los que le hayan visto jugar, que ha sido de los jugadores más legendarios de la historia del Espanyol, donde brillaba por encima de todo, su exquisita técnica y una zurda prodigiosa.

José María nació el 23 de mayo de 1942 en la villa de Pola de Siero, Asturias, (capital del concejo o municipio de Siero), una localidad situada a la carretera de Gijón a Oviedo, a veinte kilómetros del Mar Cantábrico. José María como su padre quiso dedicarse al futbol. Inició la práctica del fútbol en el colegio, en el campo de El Jardín, de Pola de Siero. De allí, pasó al Lieres, donde le falsificaron la ficha para que pudiera jugar en Regional, cuando aún no tenía la edad suficiente para jugar en esa categoría. Esa circunstancia le llevó a firmar por el Oviedo, bajo amenazas de denuncia por esa irregularidad.

En el cuadro azulón destacó de gran manera, hecho que lo hace debutar a la temprana edad de 18 años con el cuadro ovetense. Fue el 29 de enero de 1961 frente al Atlético de Madrid  en el estadio Metropolitano. El encuentro finalizó con una victoria del Atlético por 2-0 y Sabino Barinaga fue el entrenador que le dio la alternativa en primera división.

josemaria07

Un joven José María en el Real Oviedo

Su debut fugaz en la temporada 1960/61, fue el primer paso a la consagración en el conjunto astur. Los ovetenses esa temporada lucharon hasta el final para evitar el descenso, cosa que no ayudó a José María a gozar de más minutos siendo tan joven. Los azulones lograron la permanencia en la promoción. En una emocionante eliminatoria frente al Celta de Vigo. Los asturianos vencieron por la mínima en el Tartiere, gracias a un solitario gol de Luis Aragonés. En la vuelta, el Oviedo logró empatar a dos, pese al susto final, ya que los azulones se avanzaron por 0 a 2 y vieron como los gallegos estuvieron a punto de igualar la eliminatoria.

61dcd-no-luis-aragones-luto

Luis Aragonés en el Oviedo

DESTACA EN EL OVIEDO

Ya en la temporada siguiente, se consagró como uno de los jugadores más relevantes del cuadro carbayón, siendo el jugador revelación de los azulones, teniendo notables actuaciones, llegando a jugar incluso como extremo derecho en algunos encuentros. Disputó 21 encuentros de Liga y fue el tercer máximo goleador del equipo con cuatro dianas.

josemaria00

MARCA EN SARRIÀ

Su último gol de esa temporada lo realizó en Sarrià. En un partido trascendental para evitar la siempre temida promoción, ambos equipos partían con los mismos puntos, pero en el Tartiere, en el partido de la primera vuelta, los blanquiazules perdieron 1-0, por lo que el empate era desastroso por el gol average. A los ovetenses salir invictos de Barcelona, les dejaba con opciones de evitar la promoción, no así la derrota, que les condenaba irremediablemente. Y el Espanyol necesitaba la victoria, para estar casi salvado sin mirar la promoción.

josemaria06

El Espanyol sufrió la calidad del asturiano

Los carbayones fueron superiores a un nervioso Espanyol, bajo la batuta de Sánchez Lage, los asturianos tuvieron las ideas mucho más claras e hicieron un futbol mucho más incisivo que los locales. En el minuto 34, el drama se apoderaba para los de Sarrià, cuando el joven José María aprovechaba un rechace en corto del meta Joanet, era el 0 a 1. Tras la finalización de los 90 minutos, el Espanyol solo pudo empatar, gracias a la transformación de un penalti ejecutado por Camps. Muy poco botín para el Espanyol que se la tenía que jugar en el campo del Betis y solo valía la victoria para evitar la promoción. El mismo escenario para el Oviedo, pero con un matiz importante, ya que los astures jugaban en casa frente al Mallorca, por lo que la victoria era mucho más asequible para los de José María.

Seis equipos (Betis, Mallorca, Racing, Osasuna y los citados Espanyol y Oviedo) estaban implicados en evitar la promoción y las cábalas eran muy variadas, por lo que cualquiera podía caer en la poco deseable y dramática promoción. El Espanyol no pudo más que empatar, en un partido lleno de alternativas en el Benito Villamarín y el Oviedo venció por la mínima al Mallorca, por lo que finalmente Racing y Espanyol fueron los obligados a jugar la temida promoción de descenso.

Curiosamente, otro futuro miembro de la delantera mítica de los delfines, Rodilla, con su gol, enviaba al Espanyol por primera vez a la segunda división.

EL OVIEDO TERCER CLASIFICADO

El conjunto ovetense en la 1962/63 firmó una de sus mejores temporadas de su longeva historia. Bajo las órdenes del vasco Juan Ochoantezana Milikua. Ya al final de la pasada temporada empiezan las contrataciones de distintos jugadores, sobre todo de los delanteros de conocido prestigio, como eran Girón, procedente del Real Burgos y el brasileño Joao Jorge.

Los resultados fueron los apetecidos y se logró una gran clasificación, basada principalmente a la brillante campaña como local, donde el cuadro astur solo cedió una derrota y ante el campeón de liga, el Real Madrid. Acabó, por tanto, 3º con 33 puntos, anotando 52 goles y encajando 46, solo por detrás del citado Real Madrid y el Atlético de Madrid.

equipo1962-1963

Una de las escuadras históricas del Oviedo. En el círculo José María

José María es uno de los estandartes del Oviedo y logra una notable cifra de goles en el campeonato doméstico, 9 dianas. Sin embargo esta trayectoria del Real Oviedo se vería truncada, debido a las necesidades económicas de los azulones y antes de finalizar la liga, los asturianos venden al Valencia a dos de sus jugadores básicos, Paquito y Sánchez Lage, y eso lo notarían los asturianos en las temporadas venideras. Además, la gente no quedó contenta con el dinero que recibieron los azules, ya que por Paquito se pagaron 2,5 millones de pesetas y por Sánchez Lage mucho menos, 400 mil pesetas. Curiosamente, ambos jugadores lograron esa misma temporada ganar la Copa de Ferias con su nuevo club, el Valencia.

El propio José María tuvo una oferta del Barcelona, pero las marchas de Paquito y Lage evitaron su marcha, para calmar los ánimos de los hinchas ovetenses que mostraron su enfado por las ventas de dos de sus mejores hombres por una escasa cantidad de dinero.

A pesar de todo ello, el Oviedo, por méritos propios, debía participar en la incipiente Copa de Ferias, por su clasificación liguera, pero al no celebrarse en Oviedo una feria internacional de muestras, motivo del nacimiento de la competición que sería el germen de la Copa de la UEFA, no tuvo la oportunidad de participar. Es por ello que el Real Oviedo fue a representar al fútbol español en la Liga Internacional de Clubes que entonces se disputaba en Estados Unidos, en lo que podría considerarse como el bautismo internacional de un equipo que, en aquellos años en los que las competiciones europeas y mundiales de clubes daban sus primeros pasos.

b9769-historia5

El Oviedo en Estados Unidos. En el círculo José María 

VACAS FLACAS

La pérdida de potencial deportivo por las bajas de Lage y Paquito, afectaron de gran manera al cuadro carbayón, que en la temporada siguiente se salvó en la siempre dramática promoción, curiosamente el otro equipo de primera división implicado a disputarla fue el Espanyol.

Al Oviedo le tocó en suerte al Hércules de Alicante. El primer partido fue en el Tartiere, que se llenó hasta la bandera para tal ocasión. Los locales no dieron opción a los alicantinos, donde el fabuloso extremo José María brilló con luz propia al anotar uno y asistir en otro de los cuatro goles locales. Resultado final 4 a 1 para el Oviedo. La vuelta fue un puro trámite para los asturianos que solo cedieron por 1 a 0, manteniéndose de esta manera en la primera división, como también hizo el Espanyol al superar al Sporting de Gijón en la otra eliminatoria.

En la temporada siguiente, 1964/65, el Real Oviedo consumó lo que se intuía la temporada anterior, el descenso a la segunda división. Acabó penúltimo con 20 puntos. La inestabilidad en el club, con un cambio en la presidencia, ya que desde diciembre de 1.964 el club estaría dirigido por una Junta Gestora encabezada por Felix Serrano García Solares, no ayudó la estabilidad del equipo y para postre, también cesaron al técnico Enrique Martín sustituido posteriormente por Luis Diestro.

equipo1964-1965

José María no pudo evitar el descenso de su Oviedo

El cuadro astur nunca estuvo a la altura esa temporada, donde José María, pese su evidente clase, tampoco pudo ayudar lo suficiente para evitar el naufragio. El vacío de poder en el club llevó a que nadie se atreviera a reforzar al equipo, y al final lo pagaron caro.

Su única alegría esa temporada fue el debut con la selección española B en Noviembre de 1964 en el Campo del Arcángel de Córdoba frente a Portugal B. Los españoles vencieron por 3 a 0, donde contribuiría José María con dos goles, ambos conseguidos de penalti.

Resumen del España B – Portugal B

FICHA POR EL ESPANYOL

Si un año antes, Kubala pidió sin fructificar el fichaje del joven extremo asturiano. La siguiente temporada por fin se pudo hacer realidad. Vila Reyes, vicepresidente en el cargo, pero era quien realmente cortaba el bacalao en el club, junto a Kubala (que posteriormente dimitió como técnico), el secretario técnico Emile Osterreicher y Di Stéfano, que renovó un año más como jugador, trazaron las líneas del futuro Espanyol y en ellas estaba marcado en rojo, el zurdo José María.

VILAREYES

Juan Vila Reyes quería hacer un Espanyol poderoso

El 07 de julio de 1965, por fin Vila Reyes pudo anunciar públicamente el fichaje del asturiano, por 3 temporadas a cambio de 3,5 millones de pesetas por el traspaso. Pese a ello, el fichaje no fue del todo sencillo. Tras llegar primero a un acuerdo con el Oviedo, el secretario técnico Osterreicher del Espanyol y el gerente del Oviedo Villegas, marcharon hacia la concentración de la selección militar, donde estaba José María, y le dijeron que ambos clubes habían llegado a un acuerdo para su fichaje. El jugador asturiano, no se mostró muy satisfecho con las cantidades que le ofrecían los de Sarrià. Ese escollo demoró las negociaciones, pero Vila Reyes no aceptaba negativas y tras unos días de tira y afloja entre las partes, el de Pola de Siero finalmente accedió a recalar al conjunto periquito, con una mejora contractual de la que inicialmente había presentado la entidad espanyolista.

004 002

El Espanyol se avanzó al Barcelona en el fichaje de José María

El Espanyol se marcaba un tanto, ya que el joven jugador de tan solo 23 años era pretendido por varios equipos, entre ellos el Barcelona. Posteriormente en ese mismo verano el Espanyol anunciaría la llegada de Mingorance y Miralles (ambos del Córdoba) y Amas de la Real Sociedad. Todos ellos formaron los fichajes estrellas del proyecto de Vila Reyes que tenía como objetivo un Espanyol campéon y más ese año, donde el club blanquiazul fue invitado a disputar la Copa de Ferias por segunda vez en su historia y no quería caer en el mismo error que le supuso su primer descenso en la primera participación continental.

Y llegó a Barcelona con 23 años. Gracias a Chus Pereda, estrella del Barça, al que conocía, se pudo instalar en una habitación que alquilaba un matrimonio a jóvenes futbolistas en la calle de Aribau, donde Pereda también había vivido. Encontró una habitación libre que le alquiló aquella pareja. Su novia se quedó en Asturias. Era un paso provisional mientras acumulaba ahorros para comprarse posteriormente una vivienda en la calle del Capitán Arenas. En el momento de su fichaje, estaba en período militar y debiendo permanecer en el campamento de Monte la Reina (Zamora) hasta el día 30 de agosto. Por lo que le imposibilitó realizar el stage de pretemporada con su nuevo equipo y no pudó participar en el arranque liguero de la campaña ante el Las Palmas (1-1) en el Estadio Insular.

josemaria2

Por fin de blanquiazul

Su debut en partido oficial se produjo el domingo siguiente. Es en Sarriá frente al Real Zaragoza de los 5 magníficos (1-1) el día 12-9-65, con Fernando Argila de entrenador, técnico que ya conoció en su etapa en el Real Oviedo. Aquel mismo día también debutan con el Espanyol, Carmelo Amas y Ramón Miralles. En la segunda parte los maños se adelantarían en el marcador por obra del brasileño Canario, pero Rodilla empataría poco después. Pese el empate, la imagen del Espanyol fue muy positiva y la gente preveía que ese año si había un gran equipo para soñar.

espanyolR.C.D. ESPANYOL: Carmelo, Bergara, Mingorance, Ramírez, Julián Riera, José María, Di Stéfano, Rodilla, Idigoras, Amas y Miralles. 

zaragoza

Real Zaragoza: Yarza, Violeta, Reija, Santamaría, Cortizo, Endériz, Villa, Santos, Lapetra, Marcelino y Canario.

Goles: 0-1, Min. 49, Canario. 1-1, Min. 59, Rodilla.

Árbitro: Gómez Arribas.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga de la temporada 1965/66, disputado en el Estadio de Sarrià el día 12 de septiembre en horario nocturno. Lleno con una temperatura muy agradable.

Esas sensaciones iniciales, se fueron apagando a medida de que fueron transcurriendo las jornadas y el renovado equipo que había formado Vila Reyes no acababa de arrancar en el campeonato doméstico.

El primer gol perico de José María no llegó hasta en la sexta jornada de aquella campaña. Es frente al Athletic Club de Bilbao en Sarriá, en un partido de triste recuerdo para todos los espanyolistas. El asturiano abrió la contienda en el minuto 13 de la primera mitad, que posteriormente Rodilla, y él mismo ampliarían hasta el 3-0. Luego, en un final de locos, los bilbaínos acabarían remontando increíblemente el marcador hasta llegarse al 3-4 final.

1965.1

De pie: Bertomeu, Bergara, Riera, Álvarez, Mingorance y Ramírez. Agachados: Amas, Boy, Di Stéfano, Rodilla y José María.

PRIMERA NOCHE MÁGICA EUROPEA EN SARRIÀ

El Espanyol, como ya hemos citado antes, participaba esa temporada en la Copa de Ferias. Su primer rival fue el Sporting de Lisboa portugués, que recientemente había conquistado la Recopa de Europa. La ida se disputó en tierras lusas, en el Estadio José Alvalade de Lisboa. El conjunto de Argila no sin sufrimiento, pudo conseguir un esperanzador 2 a 1 final, gracias a un gol del valenciano Miralles.

lisboa03

Once frente al Sporting Club de Lisboa: De pie: Bergara, Álvarez, Riera, Ramírez, Mingorance y Carmelo. Agachados: Amas, Rodilla, Di Stéfano, Miralles y José María. 

Así llegó la noche del miércoles 24 de noviembre, Sarrià hasta la bandera, para presenciar ese atractivo envite europeo. Los blanquiazules espoleados por su público salió con mucho ímpetu, pero el gol se le resistía. Las cosas se empezaron a torcer en el minuto 26, cuando una desafortunada cesión del capitán Riera hacia el portero Carmelo lo interceptó el hábil ariete portugués Lorenço que no perdonó y colocó el 0 a 1 en el marcador. Ese golpe afectó y de qué manera a los espanyolistas que vieron como los lisboetas harían su segundo tanto gracias a una magistral jugada de Lorenço que se deshizo de todo aquel que se interpuso en su camino para ceder a Duarte que no perdonaba. Así se marcharon al descanso, con un global en la eliminatoria de 4 a 1 para los verdiblancos.

lisboa

El once lisboeta posa en Sarrià

En el descanso, el vicepresidente Vila Reyes bajó a los vestuarios para espolear a los suyos:

  • ¿Son ustedes capaces de jugar como lo han hecho hasta el primer gol?

Todos se miraron sin decir nada, hasta que Alfredo Di Stéfano le replicó:

  • Lo somos, claro está.

El vicepresidente sonrió y les arengó:

  • Pues ánimo, ¡A darle la vuelta a la eliminatoria!

Los jugadores regresaron al césped con ánimos renovados tras la arenga del directivo, el propio Vila Reyes se quedó a pie de césped para infundir moral a los suyos. Pero cuando ese espíritu de remontada se iba empapando entre los jugadores, llega un jarro de agua helada, el tercer tanto para los lisboetas, en una contra Duarte dejaba el 0-3 en el marcador, todo un desastre para los blanquiazules. Las esperanzas de remontada para los blanquiazules eran mínimas, 5 a 1 en el global de la eliminatoria, y tan solo 40 minutos en juego, llamarlo gesta a esto se quedaba muy corto.

lisboa2

Amas y Miralles pugnando con la defensa lusa

El silencio se apoderó de Sarrià, pero a los 56 minutos de juego, José María de una espectacular bolea iba a marcar el primer gol perico, pero cuando el destino del balón era la red, el defensa Hilario sacó el puño y despejó el balón, penalti, no había discusión. El propio José María se encargó de ejecutar la pena máxima para recortar el marcador, 1-3. Ese gol, espoleó a los jugadores locales, que bajo la batuta de Di Stéfano, parecía haber rejuvenecido diez años esa noche, desarboló a un atónito Sporting de Lisboa, que vieron como el astro hispano-argentino estaba en todos los lados, siendo un primoroso director de orquesta para la nave perica. Ese espíritu de la Saeta Rubia contagió al resto de sus compañeros: José María, Miralles, Rodilla, Ramírez… A los 66 minutos de partido, José María lanzaba una falta que remató Amas, el cancerbero Carvalho despejó como pudo, el rechazo cayó en pies de Don Alfredo y este con suavidad, centró para que Miralles pusiera el 2 a 3 en el marcador. Ese gol puso el desenfreno en las gradas, que estallaban de júbilo viendo que la proeza ya no era una quimera.

lisboa04

El claro penalti de Hilario a disparo de José María

El vendaval perico era un hecho, ante un aterrorizado equipo lisboeta que no podía contener los ataques locales. En uno de los incontables ataques pericos, llegó un córner. Era el minuto 71. José María lanza desde la esquina, rechaza la defensa, el esférico vuelve al asturiano que centra de nuevo y Rodilla con un inapelable remate coloca el 3 a 3. Locura en Sarrià.

lisboa001

Rodilla establece el empate de cabeza

Tan solo dos minutos más tarde, el salmantino Rodilla con un fuerte disparo marca el 4 a 3. El estruendo en Sarrià se oyó en toda Barcelona, el Espanyol había conseguido lo imposible, igualar la eliminatoria, cabe aclarar, que en aquella época no existía el factor desempate por el número de goles a campo contrario. Ese tramo final de partido fue un auténtico suplicio para el Sporting, que pese a ello y nadie sabe como pudo aguantar ese resultado hasta el pitido final. El prestigioso periodista Alfredo Rueda en su crónica en el rotativo Solidaridad Nacional escribió: “El equipo espanyolista se negó a perder cuando todo estaba perdido, y su fe le dio alas para ganar”. Una bella frase que resume lo que fue esa noche mágica para todo el espanyolismo.

espanyol

R.C.D. ESPANYOL: Carmelo, Bergara, Mingorance, Álvarez, Ramírez, Julián Riera, José María, Di Stéfano, Rodilla, Amas y Miralles. 

sportlisb

Sporting Club de Portugal: Carvalho, Morais, Batista, Hilario, Dani, José Carlos, Ferreira-Pinto, Figuereido, Lorenço, Peres y Duarte.

Goles: 0-1, Min. 26, Lorenço. 0-2, Min. 33, Duarte. 0-3, Min. 49, Duarte. 1-3, Min. 56, José María de penalti. 2-3, Min. 66, Miralles. 3-3, Min. 71, Rodilla. 4-3, Min. 73, Rodilla.

Árbitro: Mr. Crawford (Inglaterra).

Incidencias: Partido de vuelta correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa de Ferias, disputado en el Estadio de Sarrià el día 24 de noviembre a las 20:30 horas. Lleno absoluto con una temperatura gélida, cerca de los cero grados de temperatura, aunque muy caliente en el graderío.

El sorteo para dilucidar donde se debía jugar el desempate, fue una moneda en el mismo terreno de juego, esta vez salió cara para el Espanyol y el partido decisivo se jugaría en Sarrià. Según confesó en rueda de prensa el propio técnico luso, Julio Cernades “Juca”, fue en lo único donde el Sporting de Lisboa no tuvo suerte y es que los lisboetas pese a la remontada perica, debieron perder por goleada esa mágica noche.

El desempate se disputó en Sarrià el 15 de diciembre, no cabe reseñar que el Estadio era una auténtica bombonera, quedándose gente en la calle por la imposibilidad de acceder al Estadio. El partido no fue tan memorable como el primero en Sarrià, pero el Espanyol si fue superior a los lisboetas y los superó por 2 a 1, gracias a dos dianas de Rodilla.

CESE DE ARGILA, LLEGAN RE Y MARCIAL 

La floja temporada del Espanyol en el campeonato no compensaba con la disputa de la competición europea. Los blanquiazules en octavos de final se encontraron con el Bandera Roja de Brasov rumano. La ida, fue para el Espanyol por 3 a 1, con un hat-trick de Amas. La vuelta en Brasov, bajo un campo impracticable por el barro, los catalanes sucumbieron por 4 a 2, José María marcó uno de los dos tantos. Ese resultado daba lugar a otra moneda al aire para decidir donde se jugaría el desempate. Esta vez cayó cruz y los blanquiazules debían jugar en Brasov el pase a los cuartos de final.

Este viaje ya no lo realizaría el técnico Argila, cesado por los malos resultados, su sustituto fue Di Stéfano que ejercía de jugador-entrenador junto a un hombre de la casa, Pepe Espada. En este desempate, el Espanyol ya contaba con la presencia del gran ariete paraguayo, Cayetano Re, que llegaba con la carta de libertad del Barcelona por discrepancias con los dirigentes barcelonistas. El Espanyol lograba la proeza de imponerse en tierras rumanas por 0 a 1, con gol de Re. Se da la circunstancia que el técnico Pepe Espada no pudo viajar por no obtener el visado a tiempo.

fichajere

El fichaje de Re causó sensación

El camino del Espanyol en esa aventura acabó frente al Barcelona en los cuartos de final, siendo hasta la fecha el único duelo europeo entre ambos conjuntos. El Barcelona ganó ambos encuentros por la mínima 1 a 0. El Espanyol días antes anuncia el fichaje bomba del año, el joven jugador del Elche, Marcial Pina, se enrola en el club blanquiazul. Los espanyolistas desembolsan la nada despreciable cantidad de 10 millones para su traspaso y es que el joven asturiano era pretendido por todos los grandes de España y también de Europa. Vila Reyes se sumó un tanto, en el que probablemente haya podido ser el fichaje más mediático de la historia del club blanquiazul. Lamentablemente, el genial centrocampista no pudo disputar la histórica eliminatoria por una inoportuna lesión muscular.

firmamarcial

Marcial en el día de su presentación

POR FIN LOS CINCO DELFÍNES

La temporada 1966/67 empezó con renovadas esperanzas, el Espanyol ya sin Di Stéfano, colgó las botas, pero con los fichajes de relumbrón de finales de la anterior campaña ya plenamente integrados, Marcial y Re, más la incorporación del técnico húngaro Janos Kalmar, quien lo conocía muy bien el secretario técnico del club, Emil Osterreicher, ya que eran compatriotas. Así el Espanyol en la primera vuelta solo cede dos derrotas en Zaragoza y Córdoba, pero consigue victorias de relumbrón en Sarrià vence al Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla o Valencia y a domicilio vence en San Mamés y empata en el Bernabeu, tras sufrir un arbitraje más que parcial del colegiado Gómez Arribas, anulando un gol legal a Rodilla y expulsando a Riera.

004 001

De pie: Miralles, Juan Manuel, Ramoní, Riera,Osorio y Carmelo. Agachados: Amas, Marcial, Re, Rodilla, José María.

Pero si los resultados eran positivos, lo más destacable era el juego desplegado por los blanquiazules, que era un lujo para la vista destacando sobre el resto los cinco hombres de ataque: José María, Amas, Rodilla, Re y Marcial. Esa conexión ofensiva, hizo que el periodista del diario Dicen, Josep Maria Ducamp, los equiparara como los verdaderos sucesores de la histórica delantera del Real Zaragoza, Los cinco magníficos.

Y es que los halagos hacia esos cinco jugadores vestidos de blanquiazul eran más que justificados, ya que funcionaron esa temporada como un reloj suizo, de ahí el nombre de delfín, como título nobiliario real y nada que ver con los simpáticos animales acuáticos.  (Ver Reportaje de los 5 Delfínes aquí).

DELFINES2

La célebre delantera de los 5 delfínes

En la segunda vuelta los blanquiazules se mantuvieron firmes, pero fallaron en los momentos claves, como en casa frente al Real Madrid, 2 a 3, donde Zariquiegui ayudó de manera indisimulada a los blancos a cosechar un triunfo, hasta cuatro penaltis obvió en el área blanca. Esa derrota desbancó a los espanyolistas del título. Esta dolorosa derrota, sumada a la del Camp Nou por 3 a 1, hicieron que los de Kalmar se tuvieran que conformar con la tercera plaza, que igualaba la mejor clasificación histórica del club, pero que sabía a poco a Vila Reyes. Nuestro protagonista acabó la temporada con la gran cifra de 12 tantos en el campeonato liguero, su mejor marca como profesional.

daucik-tomo-1

José María pugna con Lico del Elche

POR FIN INTERNACIONAL

Las buenas maneras del asturiano, por fin no pasaron desapercibidas por el seleccionador nacional, Domingo Balmanya,  y el 07 de diciembre de 1966 el jugador zurdo conseguiría uno de sus sueños, ser internacional absoluto con la selección. Fue en partido de clasificación para la Eurocopa frente a la República de Irlanda en Mestalla. Su debut no puedo ser mejor, ya que en el minuto 22 consigue el gol que abría el camino de la victoria. Internada por banda izquierda del asturiano, recorta a un rival con su zurda, y con la diestra hace un centro-chut que se envenena y se cuela en la portería irlandesa. Posteriormente, Pirri establecía el marcador final de dos a cero para los españoles.

La alegría de José María n pudo ser mayor como confesó al finalizar el encuentro. “Estoy muy contento por el triunfo de España y además, porque mi actuación en este partido, primero que juego como internacional, ha sido satisfactorio. Yo me encontraba un poco cohibido al principio, pero después sobre todo al marcar el gol, ya me he serenado. Impone mucho le camiseta española“.

banderaFranco.3  EspañaIribar; Sanchís, Gallego, Reija; Pirri, Violeta; Jara, Paquito, José María, Ansola y Luis Aragonés.

eire

 República de Irlanda: Kelly, Brennan, A. Dunne, Dempsey, Hurley, Meagan, O’Neill, Conway, Dunphy, Hale y Haverty.

Árbitro: Piet Roomer (Holanda)

Goles: 1-0 Minuto 22, José María. 2-0 Minuto 36, Pirri.

Incidencias: Partido celebrado en Mestalla (Valencia) a las 20:30 de la noche, el 07 de diciembre de 1966, correspondiente a la Fase de Clasificación para la Eurocopa de 1968 en Italia.

Su actuación hizo que contara en los planes de Balmanya para los próximos encuentros. Hasta seis veces, y de manera consecutiva, José María se enfunda la zamarra nacional, Su óptimo estado de forma le sitúa por delante de consagrados especialistas como Collar, Lapetra, Gento y la joven promesa bilbaína Rojo I.

josemaria04

José María fue seis veces internacional absoluto

LOS AIRES DE GRANDEZA ACABAN EN DESCENSO

La siguiente campaña las expectativas aumentaron, el Espanyol era un equipo más maduro y conjuntado bajo las órdenes de Kalmar. Sin duda los blanquiazules eran firmes candidatos al título y más teniendo en cuenta que en pretemporada los de periquitos asombraron goleando al Santos de Pelé por 4 a 1 y a una especie de selección Argentina en la final de la Costa del Sol por 2 a 1 en la prórroga. El Espanyol causaba sensación, no en vano, en Málaga, se sintió como en casa al ser arropado por los hinchas locales en todo el torneo, hecho que provocó el agradecimiento público del club blanquiazul a la ciudad andaluza. Esas elevadísimas expectativas se fueron diluyendo rápidamente, la plaga de lesiones que sufrió el equipo, hizo que el rendimiento del grupo se resintiera de gran manera. De los pocos que quedaron indemnes de las lesiones fue José María que pudo disputar todos los encuentros, marcando 11 dianas. Los blanquiazules quedaron en un discretísimo noveno puesto, muy lejos de las pretensiones iniciales.

josemaria10

José María en Sarrià frente al Sabadell 

Esa circunstancia hizo que la temporada siguiente Vila Reyes tirara la casa por la ventana y fichara a Lico por 10 millones más Ramírez al Elche y al gran Jesús Glaría al Atlético de Madrid por 8 millones. Tales fichajes debían de dar un salto de calidad al Espanyol, pero lo cierto es que el salto se dio al abismo de la segunda. Un ambiente enrarecido en la plantilla, el cese de Kalmar a las primeras de cambio y la “poca cintura” de Antoni Argilés, su sustituto, con la plantilla hizo que el grupo se descompusiera y el descenso se consumara en Málaga. Un auténtico desastre que el propio José María confesaría que fue su mayor decepción como profesional y se autoinculpaba de aquel desastre junto a sus compañeros, por eso nunca pensó en marchar pese ese amargo trago que era jugar en la división de plata para un jugador de su indudable categoría.

RENÚNCIA A EJECUTAR LOS PENALTIS

La mala marcha del equipo también afectó al asturiano, que no se libró de las críticas al fallar esa temporada dos penas máximas frente al Sabadell y Málaga ambas en Sarrià. Esas críticas y la mala marcha del equipo, provocó que el jugador zurdo renunciara a ser el primer elegido a ejecutar las penas máximas desde los once metros. Bergara y posteriormente Glaría fueron los elegidos para esa responsabilidad.

Solo en su última temporada como profesional volvió a ejecutar los penaltis, de hecho, así anotó sus dos últimos tantos con la zamarra blanquiazul, en Sarrià frente al Valencia (1-0) y el último en el Bérnabeu contra el Real Madrid (3-1).

josemaria02

CONTRAE MATRIMONIO

No todo fue malo para José María, en verano, el asturiano contrajo matrimonio en la Santina de Covadonga con Ana María Mori, también asturiana. Un inolvidable día para nuestro protagonista. Ya en Barcelona, ampliaría su familia con dos vástagos, Alfredo e Inés.

Su luna de miel en Mallorca, no fue tan agradable, ya que en plena estancia en tierras baleares estalló el caso Matesa, empresa textil donde Vila Reyes era el máximo accionista. Ese escándalo que paralizó al país llevaba en vilo a todo el espanyolismo y José María no estaba ajeno a ello, intentando desde Mallorca estar al día de todo lo que tristemente acontecía. Finalmente, Vila Reyes dimitió de su cargo como presidente del club y posteriormente en mayo de 1970 fue encarcelado por ese caso de corrupción.

ASCENSO DIRECTO

El objetivo tras el desastre de la temporada anterior era claro e ineludible, ascender de nuevo a primera división. Esa era la meta de todos, aún sufriendo la sensible baja de Marcial que marchaba al eterno rival por 17 millones, debido a los acuciantes problemas económicos que ahogaban al club, sumido en un mar de deudas por las fuertes inversiones que había realizado en los anteriores años. En la lista de altas, destaca el argentino Jorge Griffa, duro central ya veterano que tuvo una brillante trayectoria en el Atlético de Madrid.

El Espanyol logró su propósito, pese la irregularidad del equipo, sobre todo a domicilio, hecho que le costó el cargo a Fernando Riera y fue sustituido por Rafael Iriondo. El ascenso matemático se logró en la penúltima jornada al vencer por un contundente 7 a 0 al Ilicitano. Los de Sarrià volvían a primera, donde siempre tuvieron que estar.

espanyol
R.C.D. ESPANYOL: Bertomeu, Osorio, Mingorance, Martínez Vilaseca, Griffa, Glaría, José María (Juan Manuel, 64’), Lico, Rodilla, Amas y Re. 

ilicitano

Ilicitano: Zapata, Poyoyo, Cascales, Guillén, Bonet, Arribas, García (Tomás, 46’), Aranda (Ramón, 46’), Climent, Sigi y Juan María.

Goles: 1-0, Min. 7, Rodilla. 2-0, Min. 16, Rodilla. 3-0, Min. 36, 3-0, Glaría de penalti. 4-0, Min. 53, Glaría. 5-0, Min. 70, Glaría. 6-0, Min. 80, Rodilla. 7-0, Min. 83, Amas.

Árbitro: Valle Hernández (Colegio Tinerfeño).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 del Campeonato de Liga de la segunda división celebrado en Sarrià el 31 de mayo de 1970. El partido no pudo agotar los noventa minutos reglamentarios por la invasión de campo, al saberse que de manera matemática el Espanyol lograba el ascenso a la primera división.

josemaria8

En esa temporada, José María demostró un gran compromiso con el club, siendo el auténtico motor a la hora de crear futbol y la figura indiscutible del equipo. Aunque también vivió momentos amargos, como una lesión tras un entrenamiento donde sufrió una distensión inguinal que le apartó de los terrenos de juego cerca de un mes. O una bronca con un aficionado en Sarrià frente el Murcia, donde el asturiano se encaró con el espectador, tras sufrir “lindezas” verbales, un capítulo ridículo si lo comparamos con la gran adulación que le tributaba siempre la sufrida afición espanyolista.

josemaria0

José María en acción en el Estadio de Sarrià

MALOS TIEMPOS CON DAUCIK

Tras no llegar a un acuerdo económico con el técnico del ascenso, Rafael Iriondo, el elegido fue Fernando Daucik que encajaba perfectamente dentro del plan de ajuste que quería establecer Manuel Meler, presidente del club, para mantener el club saneado.

Esa elección perjudicó a los jugadores más creativos y ofensivos del equipo y obviamente José María era la enseña del Espanyol en ese sentido. El técnico retrasó la posición del asturiano a la media, ya que quería a un equipo más defensivo.  No en vano, los blanquiazules solo marcan la pobre cifra de 18 goles en 30 partidos. Pese a ello, el Espanyol mantiene la categoría, aunque con un futbol no muy académico.

013

José María supera a Ruiz Sosa del Atlético

CON SANTAMARÍA RESURGE

Tras la mala experiencia con Daucik, al que se le rescindió el contrato al final de la anterior temporada, el presidente Meler apostó por José Emilio Santamaría, seleccionador sub’23 de la selección española. Con él, llegarían cuatro refuerzos importantes que pronto se convertirían en indiscutibles como el portero Borja, procedente del Real Madrid, Poli que vino gracias al traspaso que hizo el Espanyol al Valencia por Lico a cambio del centrocampista más cinco millones y dos desconocidos: El delantero oriundo Roberto Martínez y un joven procedente del Mataró, Pepitu Ramos.

Si en la primera temporada con Santamaría no se lograron éxitos remarcables, si se vieron brotes verdes para el optimismo y esperar cosas mejores de cara un futuro. Una de las grandes alegrías fue el derbi en Sarrià, donde los blanquiazules se impusieron por un rotundo 3 a 0 a los barcelonistas del holandés Rinus Michels, cuando el encuentro ya encaraba la recta final. Hubo un cuarto gol de Amiano, pero el colegiado lo anuló nadie sabe muy bien el porqué. La última media hora de los de Santamaría fue para enmarcar y sobre todo salió la figura de José María que se erigió como el mejor del encuentro, anotando además el primer gol de una preciosa bolea. El asturiano fue el faro del equipo y el que permitió que los de Sarrià se llevaran el derbi.

espanyol

RCD ESPANYOL. Bertomeu, Carbonell, Granero, Osorio (Martínez Vilaseca, 46), Glaría, Poli, Lamata (Pepín, 70), Amas, Solsona, Amiano y José María. 

barcelona

F.C. Barcelona: Miguel Reina, Eladio, Miguelí, Torres, Gallego (Dueñas, 74), Rifé, Asensi, Zabalza (Marcial, 67), Rexach, Costas, Juan Carlos y Alfonseda.

Árbitro: Serrano Sancristóbal. Amonestó a Gallego por el Barcelona.

Goles: 1-0: Minuto 66, José María. 2-0: Minuto 73, Amiano. 3-0: Minuto 81, Eladio en propia puerta.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga. Gran entrada en Sarriá, aunque sin llegar al lleno. El Barcelona fue recibido con una sonora pitada al salir al terreno de juego.

josemaria4

Con esta espectacular bolea batió a Reina

Otra de las alegrías de la temporada fue la Copa del Rey, donde el Espanyol después de muchos años volvía a disputar los cuartos de final, donde quedó apeado por el Real Madrid, aunque no sin darle mucha guerra y que estuvo a punto de igualar la eliminatoria en Sarrià, tras perder en el Bernabeu por un claro 3 a 0. En Barcelona, los de Santamaría ganaron por 3 a 1, donde José María marcó.

ACARICIAN LA LIGA CON JOSÉ MARÍA DE ESTANDARTE

Sin lugar a dudas, la temporada 1972/73 fue de las más brillantes de la entidad blanquiazul, el cuadro de Santamaría estuvo muy cerca de conquistar la Liga, nunca ni antes ni después estuvo tan cerca para la entidad barcelonesa. El Espanyol esa campaña incorporaba un baluarte defensivo como era Pedro De Felipe del Real Madrid y De Diego del Sevilla. A todo esto, había que sumar a José María que según todos los expertos realizó su mejor temporada como profesional, siendo la auténtica alma del equipo, la velocidad de Poli y el crecimiento exponencial de hombres como Granero, Ochoa, Solsona, Amiano o Roberto Martínez que se destapó como uno de los máximos artilleros del campeonato.

72.73.1

Un once para el recuerdo: De pie; Borja, Granero, De Felipe, Glaría, Ochoa, Poli. Agachados: Roberto Martínez, Solsona, Amiano, José María y Pepín.

El cuadro de Santamaría se mantuvo firme en las posiciones de cabeza desde el primer instante, pese algunos tropiezos como en el Bernabeu o Atocha. Pero el verdadero “sorpasso” lo consiguen el 04 de marzo de 1973 cuando en el Camp Nou se imponen por 0 a 1, gracias a Glaría de penalti. Los de Santamaría se aúpan al liderato y ganan el average a los azulgranas. Los pericos que cruzaban la Diagonal como segundos y a dos puntos del Barcelona que era el líder, por lo que un empate le valía a los de Rinus Michels. Sin duda, fue el derbi más esperado de la historia, el coliseo azulgrana registraba un lleno de los históricos. El partido fue discreto, los nervios tensionaron a ambos equipos y se imponía más el miedo a no perder que el de ganar.

Pese a ello, las incursiones de Roberto Martínez creaban pánico a la defensa local y fruto de ello, el experimentado defensa gaditano Gallego de manera incomprensible al escurrirse, al ser recortado por el atacante perico que estaba en la línea de fondo pero dentro del área, corta el balón inocentemente con la mano, penalti sin discusión. Glaría lo transforma con gran sangre fría ante un Reina que solo puede hacer la estatua. Gol y liderato espanyolista, algo histórico que los aficionados pericos reflejaron al invadir las Ramblas con los colores blanquiazules, el derbi fue perico.

El gol de Glaría

barcelonaFC Barcelona: Miguel Reina, Rifé, Gallego, De la Cruz, Torres, Asensi, Pedro Mari Zabalza (Martí Filosía, 55), Juan Carlos, Barrios, Carles Rexach y Lluís Pujol.

espanyolRCD ESPANYOL. Borja, Granero, De Felipe, Ochoa, Poli, Glaría, Roberto Martínez, Romero, Amiano, José María y Pepín. 

Árbitro: Franco Martínez, murciano. Amonestó a Glaría y José María por el Espanyol.

Goles: 0-1: Minuto 67, Glaría de penalti.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada del campeonato de Liga. El Espanyol con este triunfo se colocaba líder superando al Barcelona por el gol average. Partido disputado el domingo a las 16:30 horas, ante un lleno histórico en los graderíos del Camp Nou. Presencia numerosa de aficionados blanquiazules en las gradas del eterno rival y que acabaron festejando el triunfo en Canaletes.

glariarobertomtez

Dos instantáneas del gol de Glaría, donde Roberto Martínez celebra el gol con los brazos en alto 

Esa victoria desató la euforia en los de Sarrià, el siguiente rival era el Granada en casa, por lo que no tenía que ser obstáculo para seguir mandando en la tabla, además azulgranas y colchoneros los perseguidores, iban respectivamente a San Mamés y Atocha, dos salidas complicadas y que se podían dejar puntos. Pero la realidad es que los que más sufrieron esa jornada fueron los de Santamaría. El Espanyol dominaba pero era incapaz de batir la portería nazarí, cuando en el minuto 67 Chirri avanzaba a los andaluces. Las alarmas en Sarrià se disparaban, el equipo estaba atenazado, pero un avispado José María, a falta de seis minutos para el final, ve a Amiano desmarcado, saca una falta rápido que cogió desprevenida a la defensa rojiblanca y el vasco empata la contienda.

016

José María y sus compañeros recibidos ante el Granada como héroes

Ese gol provocó el escándalo, los visitantes protestaron un más que posible fuera de juego de Amiano, el colegiado Orellana es zarandeado y en plena trifulca, el guardameta Ñito pega un codazo a José María que cae redondo, el árbitro no lo duda y expulsa al cancerbero nazarí por su antideportiva conducta. El Espanyol de manera agónica logra el segundo tanto, gracias a Solsona. Sarrià respira al ver que la victoria se queda en casa y más sabiendo que sus perseguidores tampoco fallaron.

Si en la anterior jornada el Espanyol se salvó en la campana, en la Romareda la fortuna fue esta vez esquiva para los de Santamaría. A los 25 minutos de juego, De Felipe al intentar despejar un balón, le rebota en la mano y el árbitro de manera muy discutible señala los once metros. El maño Luis Costa no falla y bate a Borja. A partir de allí, el Espanyol asfixia al Zaragoza que resiste como puede hasta llegar en el minuto 75, cuando José María rememorando sus tiempos mozos de extremo, penetra por banda, supera a Molinos y ante la entrada de Luis Costa, el asturiano cae y el colegiado Santana señala el punto fatídico, hay esperanza para los espanyolistas. Glaría ejecuta el penalti, casi de manera idéntica que en el mítico penalti del Camp Nou, pero esta vez el cancerbero Nieves logra evitar el gol. Ese jarro de agua fría fue definitiva para no poder evitar la derrota que fue a todas luces injusta.

Pese ese traspiés, el Espanyol estuvo pugnando hasta a falta de tres jornadas para el final, cuando una derrota por la mínima en San Mamés con autogol de Romero, dejó prácticamente sin opciones al Espanyol de alzarse como campeón. El Atlético fue el campeón y el Espanyol pudo obtener una mini revancha frente a los colchoneros en la Copa, donde los eliminaron en los octavos de final.

josemaria9

José María y sus compañeros dieron muchas alegrías en la campaña 72/73

Los de Santamaría, pese ese sabor amargo final, habían hecho una temporada histórica. Donde José María seguramente hizo su mejor futbol, siendo el auténtico faro de los espanyolistas que a punto estuvieron de alzarse con la gloría. Había equipo para ello, quizás faltó experiencia en luchar para esas lides y más convicción para pelear por el objetivo.

CEDIENDO EL TÉSTIGO

El crecimiento del joven valor de la cantera Dani Solsona, El Noi de Cornellà, hizo que José María perdiera protagonismo, no en cuanto a minutos, que seguía siendo un indiscutible en los onces de Santamaría, pero si en el peso del equipo. Era evidente que la progresión de Solsona, un jugador de una técnica exquisita, haría que este chico de Cornellà cogiera el timón del conjunto de Santamaría, dejando a José María como un lugarteniente de lujo.

Para esa campaña, los blanquiazules tenían el reto de participar en 3 competiciones al ganarse el billete por méritos propios a disputar competición europea, no como en las dos anteriores ocasiones. Esto permitió fichar a dos extranjeros para reforzar al equipo de cara esta exigente temporada. El paraguayo Ortiz Aquino y el argentino Suárez. Mientras el paraguayo rindió a un magnífico nivel, el argentino no tuvo tanta suerte y fue un fichaje fallido.

josemaria5

El capitán José María en un amistoso frente al Ajax

Pese a mantener el bloque y añadir piezas al puzzle de Santamaría, los periquitos tuvieron una temporada no muy brillante. En la Copa de la UEFA, fueron eliminados a las primeras de cambio por el Racing White Molenbeek belga. En la liga la irregularidad condenó al equipo a una discreta novena posición en la tabla final. Esa circunstancia hizo que el club intentara remodelar la plantilla, viendo como jugadores claves de antaño como José María, Glaría o Poli ya eran veteranos y otros no dieron lo que se esperaba de ellos como por ejemplo Pepín, que estuvo mermado por las lesiones.

RENUEVA 2 TEMPORADAS MÁS

A pesar de la reestructuración del equipo, con bajas significativas como De Diego, gran amigo de José María, Pepín, Poli o Roberto Martínez que fichaba por el Real Madrid. El Espanyol fichó de manera brillante esa temporada a jugadores que dejaron huella en el club cómo Marañón, vino como moneda de cambio de Roberto Martínez, Molinos o Manolín Cuesta. Los veteranos Glaría y José María el club los decidió renovar, al navarro por un año más y a nuestro protagonista por dos años, ya dejando claro que el asturiano casi con toda probabilidad colgaría las botas en Sarrià como así era su deseo.

El Espanyol, pese esa reestructuración en la plantilla, no pudo hacer una temporada brillante, la aclimatación de los nuevos, más infortunas lesiones no permitieron a ese ramillete de buenos futbolistas mantener una línea de regularidad. Pese a ello, dejaron buenas pinceladas de lo que aquel equipo era capaz, como encabezar la tabla de la Liga en los inicios del campeonato, hasta que en la sexta jornada el Madrid les vapuleó con un contundente 5 a 0.

El once tipo del Espanyol entrevistado por el periodista Joaquim Maria Puyal en TVE, por este orden: José María, Marañón, Amiano, Solsona, Manolín Cuesta, Bertomeu, Ramos, De Felipe, Ortiz Aquino, Ochoa y Molinos.

Esa temporada dejó partidos de gran recuerdo para el españolismo, cómo meter cinco goles al Barcelona de Cruyff en Sarrià (5-2), que aún se recuerda en el club blanquiazul como una gran hazaña. Otro partido memorable fue el 4 a 3 que ganó el Espanyol al Athletic, donde José María hizo, sino uno de sus tantos más bellos, al menos si de los más populares al ser televisado para toda España. Y es que el asturiano ejecutó con suprema maestría un golpe franco por la mismísima escuadra donde el mítico guardameta Iríbar ni la vio venir, un gol de una belleza descollante, demostrando que el asturiano fue y ha sido uno de los mejores lanzadores de falta de todos los tiempos a nivel nacional. Los de Santamaría e Iriondo, técnicos de ambos equipos, ofrecieron un bello espectáculo, donde Solsona fue el gran cerebro del equipo blanquiazul.

espanyolRCD ESPANYOL: Blanch, “Pepitu” Ramos, Ochoa, Marfil, Ortiz Aquino, Glaría, Manolín Cuesta, Solsona, Amiano, Molinos y José María.

athleticAthletic Club Bilbao: lríbar, Guisasola, Escalza, Ángel María Villar, Madariaga, Zabalza, Lasa, Amorrortu, Carlos Ruiz, Rojo II y Rojo I (Dani Ruiz, 70).

Goles: 1-0: Manolin Cuesta, min. 14. 1-1: Carlos, min. 18. 2-1: Solsona, min. 19. 3-1: José María, min. 39. 3-2: Carlos, min. 73. 4-2: Ortiz Aquino, min. 88. 4-3: Dani Ruiz, min. 90.

Árbitro: Santana Páez (Colegio Canario). Amonestó a Rojo I y a Zabalza por parte del Athletic.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima quinta jornada del Campeonato de Liga, disputado a las 20 horas del sábado del 23 de marzo de 1975. Floja entrada, ser televisado en abierto ayudó mucho a ello.

josemaria12

José María celebrando un gol

BOTAS PERSONALIZADAS

Si ahora es muy habitual a los jugadores ver que tienen sus botas personalizadas, en la época de José María se puede pensar que eso era una mera fantasía. Pues nada más lejos de la realidad, el de Pola de Siero, gracias a la estimable ayuda del utillero del club, grabó su nombre “J. María” en las botas con una cuchilla, sencillamente para reconocer al propietario de las mismas, no fuera el caso de que otro compañero se las quitara.

botas

La inscripción de J. María en sus botas como futbolista

Estas botas, confeccionadas artesanalmente, las guardas con gran cariño y como si de un tesoro se tratara nuestro protagonista. Y es que de estas botas, salió mucha magia.

SU ADIÓS

En las bodas de platino, el Espanyol hizo un esfuerzo económico para reforzar el equipo de Santamaría. El paraguayo Osorio y el gallego Fernández Amado reforzarían la medular blanquiazul, hecho que iría en detrimento de José María, más la no menos acertadas incorporaciones del defensa Verdugo o los arietes Jeremías y Caszely. Un equipo renovado, ya sin el retirado Glaría, para volver a luchar para ir a Europa.

1975-76

Plantilla de las bodas de platino del RCD Espanyol

Santamaría confía al inicio de la temporada con José María, pero el descalabro en Gijón, donde los pericos caen con estrépito por 6 a 1, hace que a partir de entonces, el asturiano cede el protagonismo al gallego Fernández Amado que ya estaba recuperado de una lesión que lo tuvo apartado en el inicio de temporada. La verdad es que la competencia en la plantilla espanyolista era muy dura y siempre había en el banquillo jugadores de gran nivel que en otra etapa hubieran sido titulares sin discusión.

Su última presencia como jugador blanquiazul en partido oficial fue contra el Elche, en la jornada 10. Tras el descalabro de Gijón, Santamaría quiso hacer cambios en el equipo y el asturiano fue uno de los grandes damnificados. José María salía en el último minuto de manera testimonial sustituyendo al paraguayo Osorio, que marchó con molestias. Pocos esperaban que en el resto de la Liga, el asturiano a pesar de sus 33 años, no gozara de ninguna oportunidad más en el campeonato doméstico ni tan siquiera en la Copa.

cuesta

Manolín Cuesta anotando el primer de sus dos goles

espanyolRCD ESPANYOL: Echeverría, Ramos, Verdugo, De Felipe, Ferrer,  Osorio (José María, 89), Fernández Amado, Manolín Cuesta, Solsona, Amiano y Jeremías (José Manuel Casanova, 82).

elcheElche C.F.: Díez, Indio, Juan Manuel Canós, Ricardo González, Oswaldo Cortés, Félix Palomares, Montero, Melenchón, Gómez Voglino, Alfonseda y Miquel Sitjà.

Goles: 1-0: Manolin Cuesta, min. 2. 2-0: Manolín Cuesta, min. 69.

Árbitro: Lamo Castillo (Colegio extremeño). Amonestó a Melenchón y González por parte del Elche. Y expulsó al debutante Fernández Amado por doble amonestación, en el minuto 80.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada del Campeonato de Liga, disputado el 23 de noviembre de 1975. Tres cuartos de entrada. Ambos equipos y el trío arbitral llevaban brazaletes de luto por la muerte del dictador Francisco Franco. Antes de comenzar el partido, con todos ellos formados en el centro del campo, Manuel Meler rezó por los altavoces un Padrenuestro en castellano y un Avemaría en catalán.

Viendo esta situación, donde apenas contaba para el técnico charrúa y conocedor que este no era amigo de realizar muchos cambios si las cosas funcionaban, al final de temporada decidió no seguir más y colgar las botas, aprovechando que finalizaba su vínculo profesional con el Espanyol. A sus 34 años años, el asturiano ponía fin a un carrera de futbolista donde el blanquiazul había sido su referente, primero en el Oviedo de su ciudad natal y posteriormente en el Espanyol de Barcelona.

josemaria01

 José María decía adiós al Espanyol tras 11 años en el club

DESPEDIDA EN SARRIÀ

En los prolegómenos del partido que disputaron el RCD Espanyol y el Rott Weiss Essen alemán en la III edición del Trofeo “Ciutat de Barcelona” del 9 de agosto de 1976. El asturiano recibió un pequeño homenaje por parte de la entidad.

001 (2)

José María recibiendo el cariño de la entidad espanyolista

El presidente del Espanyol, don Manuel Meler, le hizo entrega de una placa conmemorativa en el centro del campo como reconocimiento a sus once años en el club blanquiazul. También la Federación Catalana de Fútbol, representada por su presidente Antonio Guasch, le concedió la medalla al mérito deportivo. La afición le dedicó una más que merecida ovación en dicho acto.

ciutatbcn76

José María posando con sus antiguos compañeros

PASA A ENTRENAR

Tras colgar las botas en el Espanyol, retornó a su Pola de Siero querida para atender los negocios que había puesto allí en marcha, una tienda de deportes, cuando aún estaba en activo y regentaban sus padres. Sin embargo, el “gusanillo” del fútbol le volvió a picar y accede a ser ayudante en el Real Oviedo de Luis Diestro. Ambos debutaron sustituyendo a Manuel Ruiz Sosa “Lalo” cuando el cuadro azul militaba en la Segunda División B el 15 de enero de 1979. El resultado no pudo ser mejor, en 18 partidos, ganaron 14, empataron 2 y solo cedieron 2 derrotas, esos excelentes números llevaron que el Oviedo consiguiera el ascenso a Segunda División al final de la temporada, tras ganar al Pegaso por 1 a 0.

Tras ese ascenso, José María estudia para sacarse el carnet nacional de entrenador, para así tener la posibilidad de llevar él personalmente las riendas de un equipo. Esta oportunidad le llegó de nuevo en el Oviedo, cuando ya militaba en la división de plata, en la jornada 18 de la temporada 1981/82, sustituyendo a José Víctor, el 8 de enero de 1982, y logró la permanencia en la categoría tras finalizar en el décimo sexto puesto. Esto le permitió continuar entrenando al equipo asturiano toda la temporada siguiente, 1982/83, en la que consiguió la décimo tercera posición. 

entrenador

José María solo entrenó al Oviedo

Pese esos resultados aceptables, el peso de la historia del Oviedo exigían más a los dirigentes y José María no fue renovado de sus funciones y el de Pola de Siero decidió abandonar el mundo de los banquillos, ya que pese tener ofertas, no fueron lo suficientemente tentadoras para abandonar su tierra natal.

Al abandonar definitivamente el futbol en su vertiente más activa, pasó a regentar, en sustitución de sus padres, su tienda de deportes en Pola de Siero, hasta su jubilación en 2007.

MÁS ALLÁ DE LOS DELFINES

Los más veteranos aficionados espanyolistas aún evocan el recuerdo, de su fútbol sobrio, reposado, punzante y con dosis de genialidad. José Maria Garcia, el extremo que llegó a Sarrià procedente del Oviedo en el verano de 1965 con veintitrés años recién cumplidos, se convertiría a través de once campañas en las filas blanquiazules en uno de los mejores cerebros del fútbol español.

001

José María y su zurda exquisita

José María, al paso de los años, supo suplir su pérdida de velocidad necesaria para seguir como extremo, con una inteligencia fuera de lo común para moverse en una zona más retrasada, convirtiéndose en el auténtico director de orquesta del Espanyol. Infalible a balón parado, el público más veterano todavía se emociona con el recuerdo de sus lanzamientos de falta. Y José Maria tiene bien ganado un sitio en el corazón de todos los pericos.

Su nombre muchos lo ligan a la mítica delantera de los cinco delfines, y de hecho siempre lo estará, es algo inevitable. Pero también es justo mencionar que al cabo de los años, el gran José María se ganó por derecho propio ser recordado como una de las principales leyendas de la entidad blanquiazul y es que su paso por el conjunto barcelonés dejó una gran huella en la historia del club.

014

ESTADÍSTICAS JOSÉ MARÍA

stats josé maría

* En rojo partidos en segunda división

JOSÉ MARÍA CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

statsspainJMG

VÍDEO EN HONOR A JOSÉ MARÍA

_____________________________________________________

Bibliografía: Pericos Online, Mundo Deportivo, libros historia RCDE,  La Vanguardia, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, El Periódico de Catalunya, Oviedin.com, Web Real Oviedo.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, Diario AS, Pericos Online, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, Oviedin.com, Web Real Oviedo, Anuari Tot Espanyol.

IVÁN DE LA PEÑA LÓPEZ

28 mayo 2011

DESTELLOS

DE UN GENIO

 

Soccer - UEFA Cup - Final - Espanyol v Sevilla - Hampden Park

Iván De la Peña marcó una huella inolvidable en el club blanquiazul durante casi una década, su visión de juego único, de un talento sin igual, dieron muchas tardes de gloria a la entidad blanquiazul, formando una conexión letal con Raúl Tamudo. Una Copa del Rey, una Final de la UEFA y sobretodo mucho pero mucho futbol.

Sus reiteradas lesiones, a lo largo de su carrera, impidieron que el jugador cántabro tuviera una repercusión mucho mayor de la que su futbol merecía, aunque seguramente de esto se aprovechó el Espanyol, ya que sin duda, el santanderino sin lesiones por el medio, hubiera sido uno de los jugadores más importantes del futbol español y quién sabe si mundial.

Pese ser un icono como jugador barcelonista en sus comienzos, su compromiso y su futbol pronto hicieron que la afición periquita le cogiera un gran afecto y convirtiéndolo en uno de los más legendarios jugadores de la entidad.

 SUS INICIOS 

Iván de la Peña López nació en Santander el 6 de mayo de 1976, hijo de restauradores, regentaban “Los Peñucas”, un Restaurante ubicado en la calle Marqués de la Ensenada 32, dentro del famoso barrio de Santander, Los Pescadores.

Delapeña10

Iván de pequeño con la zamarra del Racing

Sus primeros años los pasó correteando detrás de un balón y estudiando, su madre le insistía en ello y él se aplicaba. Su padre, gran aficionado al mundo del balompié, le transmitió en los genes el amor al fútbol. Empezó a darle al balón a la temprana edad de cinco años jugando al fútbol-sala en el equipo Sotileza, del barrio Pesquero para, posteriormente, traspasar su innato talento al futbol grande, en el conjunto del San Francisco. De allí ingresó en el Racing de Santander, equipo en el que estaría durante dos años. Tras no ver muy claro el futuro de la entidad cántabra en su futbol base, Iván jugaría durante una temporada en el Perinés, donde destacó sobremanera. Iván recordaba aquellos años con gran cariño e incluso los definía como: “Fueron los mejores años de toda mi vida futbolística, disfruté muchísimo jugando con todos mis amigos que conocía del barrio, jugábamos simplemente para divertirnos” Laureano Ruiz, técnico racinguista y de reconocido prestigio, que captó a muchísimos talentos durante toda su carrera como técnico. No dudó en repescarlo para el cuadro racinguista.

LAUREANO RUIZ SU MENTOR

Sin duda, el entrenador-profesor que más marcó la carrera deportiva de Iván de la Peña fue el prestigioso técnico Laureano Ruiz. Una anécdota que siempre recuerda el formador cántabro sobre De la Peña fue en la final del campeonato escolar de Cantabria. Iván, ya mediada la segunda parte, con su equipo arriba en el marcador, y él, con el 10 en la espalda, sólo trabajaba en defensa, cosa muy extraña en él y en 10 minutos se dedicó a pegar balonazos, unos seis o siete, fuera del campo que alertaron al maestro Laureano.

laureanoruiz

Laureano Ruiz

Al lunes siguiente, la final se disputó en sábado, cuando Iván volvió a la Escuela Municipal, Laureano habló con él. Le dijo que estaba decepcionado por su fútbol. De la Peña contestó que quería ganar esa final como fuese. “Oye Iván, tú eres un artista, puedes ganar jugando bien al fútbol. Tú tienes que llegar a donde estas capacitado, ¿Pero tirando balones fuera, te va a fichar a algún equipo de primera división?  Pegando esos balonazos debes sentir la misma frustración que cuando te metas un gol en tu propia puerta. Allí cambió todo y se dedicó a desarrollar toda su calidad”. A fe que lo hizo.

LOS PEÑUCAS: UN TEMPLO EN HONOR A IVÁN

Llegar a Santander y no pasar por ‘El templo del Pequeño Buda’ sería un pecado deportivo que no se puede cometer. ‘Los Peñucas’ es una de las referencias históricas de Santander, uno de los puntos fijos en el Barrio Marítimo de la capital cántabra donde el marisco se “pasea y provoca” para delicia de todos los paladares, pero por encima de todo porque es el Museo que sus dueños, Agustín y Fidel De la Peña, padre y tío de Iván respectivamente. Exponen a todo el público y que gira en torno a Iván. Son innumerables las fotografías que están colgadas en las paredes de este rincón santanderino que recogen con todo lujo de detalles lo que ha sido y es la vida de un chaval que salió de aquí con 14 años para hacerse persona y futbolista en el FC Barcelona. Su paso por el Lazio, Marsella y Espanyol y, por supuesto, su dilatada trayectoria en todas las categorías de la selección completan un historial cuyo corolario se confirmó en la categoría absoluta.

Delapeña41

Una pequeña muestra de las paredes de “Los Peñucas

Juan Carlos I, Rey de España, toreros famosos como Enrique Ponce, José Mari Manzanares o Francisco Rivera son personajes que han desfilado por ‘Los Peñucas’ cuando actúan aquí aunque la historia habla de innumerables protagonistas deportivos como Johan Cruyff, Quique Setién, Migueli, Asensi, que posteriormente se convertiría en el suegro del Calvo y tantos otros también se dejaron ver por uno de los lugares de visita obligada para cualquier comensal, pero, por encima de todo, para cualquier amante del fútbol y, particularmente, de Iván de la Peña.

MARAVILLÓ A MICHEL

Se da la circunstancia que el gran interior derecho del Real Madrid, Michel, en el descanso del amistoso disputado en Santander en la inauguración del Nuevo Estadio del Sardinero, disputado entre el Real Madrid y el Everton inglés, en el año 1988, los chavales de la escuela de Laureano Ruiz saltaron al césped del Nuevo Sardinero a jugar un partidillo. A la vuelta de la ducha, Michel se quedó inmóvil viendo las maniobras de un niño que apenas se elevaba un palmo por encima de la hierba: “Míster, ¡cómo juega el del pelo pincho!, le comentó el dueño de la banda derecha madridista al técnico cántabro. Jugaba con el 10 y tenía entonces 12 años. Era Iván de la Peña y Michel lo caló antes que nadie.

michel

Iván junto a Michel

EN EL RACING DESLUMBRA A TODOS

La primera vez que llegó información de Iván al Barça fue el 6 de septiembre de 1990. Mundo Deportivo lo detallaba así años después: “A primera hora de la mañana llegó a las oficinas del club un sobre en el que se adjuntaba un informe y una gran fotografía en la que aparecía un jovencito de 14 años con la indumentaria del Racing. La misiva, dirigida a Oriol Tort, la suscribía un ciudadano cántabro muy bien relacionado con el mundillo del fútbol y a la vez acérrimo seguidor blaugrana. Este ciudadano se apellidaba Gurruchaga y aseguraba que estábamos ante un futuro crack”. En el Campeonato de España infantil Iván, entonces ariete pese a su corta estatura, le marcó tres goles al Atlético.

Siendo aún un adolescente con 14 años, ya que era todo uno de los personajes más conocidos en su Santander natal hasta el punto de haber aparecido en publicaciones como “Diez Minutos” y “Tribuna”. Ya destacaba por tener una derecha mágica, con un regate fuera de lo común y especialista en el lanzamiento de faltas. Solía jugar con el “8” en la espalda, y podía jugar como delantero centro, media punta o como centrocampista organizador, aunque ya de pequeño su debilidad era asistir a sus compañeros y es que Iván llevó hasta el fin de sus días, la célebre frase del legendario baloncestista croata, Toni Kukoc: “Una canasta hace feliz a uno, una asistencia a dos”, en este caso, De la Peña lo aplicó con los goles en toda su carrera deportiva.

Delapeña11

Iván agachado en el centro de la imagen

Su talento fuera de lo común, traspasó las tierras cántabras y pronto los ojeadores de Barcelona y Real Madrid se interesaron por aquel chico de 14 años que todo el mundo hablaba maravillas. El Barcelona tenía la ventaja que en el club santanderino estaban Laureano Ruiz, ex técnico del club azulgrana, como entrenador de Iván de la Peña y Juan Carlos Pérez, secretario técnico del Racing, y ex jugador del Barcelona. El jugador acababa contrato con el conjunto racinguista y la repercusión mediática por aquel chaval que jugaba en el cadete era máxima. De hecho, el Madrid intentó su fichaje mediante el legendario Paco Gento, el futbolista cántabro más universal, el Barcelona mediante Martínez Vilaseca y Antonio Olmo, más la inestimable colaboración de Laureano Ruiz y Juan Carlos, pese militar en el Racing, sus preferencias era que el jugador hiciera las maletas hacia la Ciudad Condal, viendo inviable que el conjunto santanderino pudiera mantener a esa joya que brillaba con tanta potencia, ya que con un simple cambio de residencia, el jugador podía marchar libre. También el Atlético de Madrid de Jesús Gil, se sumó a la fiesta con una oferta mareante, como los equipos de la Roma y Ajax de Amsterdam. El fenómeno Iván se había convertido en una auténtica locura que escapaba de toda lógica. El propio chico confesaba su sorpresa ante la exagerada expectación que había generado su futuro y las indecentes cifras que se manejaban para convencerlo, y es que no hay que olvidar que era tan sólo un niño de 14-15 años. “Mi familia va loca con todo esto y yo ya no me aclaro. Todo empezó hace unos días que, al salir de un entrenamiento, mi padre me comentó que habían llamado del Barcelona para ver si quería ir allí. Dos días más tarde se pusieron en contacto con nosotros los del Real Madrid y ayer, el Atlético. Es demasiado. Todavía no me lo creo. Soy muy joven y no es normal que los tres equipos más importantes de España se interesen a la vez por mí. De todas formas, me siento satisfecho y contento por ello. ¿Por quién tengo más simpatías? Tanto mi familia como yo hemos sido del Barça de toda la vida así que si tuviera que elegir, me decantaría por los azulgrana. Pero tengo catorce años y no me quiero marchar todavía. Me cambiaría la vida y no sé si estoy preparado”. La afición culé de la familia De la Peña, según reveló su padre Agustín que “toda la familia fue siempre del Barça Todo comenzó con mi padre: pasó la guerra en Mollet, allí le trataron muy bien y desde entonces fue un culé empedernido. Y tanto Iván como yo seguimos la tradición”.

Otro escaparate más para De la Peña, fue el campeonato de España cadete celebrado en Barcelona, en las instalaciones de Can Salvi. Multitud de ojeadores y periodistas se amontonaron para ver in situ al nuevo fenómeno. Pese que la actuación colectiva de su equipo no fue muy brillante, séptimos de ocho equipos. De la Peña no decepcionó a nadie y todos los halagos recibidos hasta esa fecha no eran infundados.

RECALA EN LA MASIA DEL FC BARCELONA

Finalmente en el mes de julio, tras meses de ardua lucha con el Real Madrid, el Barcelona se hizo con los servicios del talentoso jugador cántabro, a cambio de pagarle la residencia en la Masía y los estudios. A más, recompensaba al Racing de Santander realizando un amistoso en el Sardinero. El jugador y sus padres, Agustín y Maite, sentimientos a parte, se decantaron por el conjunto barcelonista por las instalaciones de La Masía. Una imagen decidió por encima de todo: esa casa de piedra rústica, con aspecto de hotel con encanto, a dos pasos de los imponentes edificios de la Diagonal. Una idílica residencia para niños a la sombra del Camp Nou, que contrarrestaba con la pensión de barriada y de poca calidad que ofrecía el Real Madrid, para un chaval tan joven.

Delapeña14

Fichó por el Barcelona en 1991

El Barcelona lo blindó con una cláusula de 300 millones de las antiguas pesetas, 1,8 millones de euros, todo un escándalo en aquella época para un chaval de su edad y que levantó todo tipo de comentarios. Sin ir más lejos, el internacional del primer equipo barcelonista, Roberto Fernández, tenía la misma cláusula que Iván.

Pese su fama y ser internacional con España con la sub’18, teniendo tan sólo 15 años, su adaptación a la Ciudad Condal no fue nada fácil, al estar alejado de los suyos, pero poco a poco se fue aclimatando y enamorando de Barcelona. Su fiel amigo en las categorías inferiores era Óscar Arpón, quien ayudó mucho en los primeros años a Iván a integrarse mejor en la ciudad barcelonesa.

UNA ATRACCIÓN EN EL MINI

Tras proclamarse campeón de manera brillante de la Liga y la Copa con el Juvenil barcelonista, junto a sus compañeros Roger, Celades, Velamazán, Moreno, Mingo, Arnau, etc., bajo la batuta de Juan Miguel Asensi. Por aquel entonces la familia Asensi le acogió como si fuera uno de los suyos, “sólo tengo palabras de agradecimiento con mi suegro, me ayudó en todo, me formó como futbolista y, lo más importante, como persona”. Gracias a aquella proximidad conoció en un torneo a la hija del mito barcelonista, la que en un futuro sería mujer y con la que tendría dos hijos: “es lo más grande que me ha pasado en la vida poder conocer a mi mujer”. Es tal el cariño que guarda este jugador con su familia política que hay una anécdota que desde el balcón de la Generalitat dedicó un título de Copa del Rey a su suegra.

La Ivánmania se disparó en el barcelonismo, su “look” rebelde a lo “skinhead”, nada habitual en los deportistas de aquella época. Su talento descollante y el trauma que supuso la descomposición del llamado “Dream Team”, tras la humillante derrota en la Final de la Copa de Europa en Atenas frente al Milan por 4 a 0, fueron motivos más que suficientes para que los barcelonistas encontraran en esos chavales su gran esperanza en busca de nuevos éxitos para el primer equipo y estos eran capitaneados por De la Peña, que sin duda era quien brillaba con más luz propia.

dlpeña14

Iván todo un espectáculo en el Mini

Ir a ver la quinta de los del Mini ilusionaba e incluso lo llenaban, cosa nada habitual en el mini coliseo, pero los barcelonistas anhelaban y disfrutaban de la calidad de Iván de la Peña, todos querían verlo en acción, desde su inauguración en 1982, jugó el primer equipo y con Maradona, el coqueto estadio no se había llenado por completo como sucedía con la quinta del Calvo Iván de la Peña. Jugó un total de 31 partidos con el filial, todos ellos de titular, marcando 4 goles.

MUNDIAL DE QATAR JUVENIL

Iván afrontaba su primer test internacional de gran magnitud en 1995, junto la emergente promesa madridista, Raúl, eran los responsables de tirar del carro del combinado de Andoni Goikoetxea, aunque no estarían solo y España presentaba un buen ramillete de buenos jugadores como Michel Salgado, Morientes, Roger o Etxeberria, que acabó como bota de oro del campeonato al ser el máximo realizador con 7 dianas.

España ganó con facilidad en su estreno con Burundi, por un claro 5 a 1, la nota negativa la protagonizó Iván al ser expulsado por protestar. El cántabro tras cumplir un partido de sanción, reapareció en el intrascendente tercer partido frente a Chile, ya que España ya era primera de grupo. Los de Goiko volvieron a golear esta vez por 6 a 3 e Iván marcó de penalti el sexto gol español. En cuartos aguardaba Rusia, donde los españoles le dieron buena cuenta ganando por 4 a 1, bajo la batuta de Iván y los goles de Etxeberria.

Delapeña2

Raúl y De la Peña, las auténticas estrellas de ese juvenil español

En semifinales, el rival fue la siempre temible Argentina. Los albicelestes no dieron opción a España y vencieron por 3 a 0, el sueño español se esfumaba. La selección acabó dejando un mal sabor de boca al perder también el partido de consolación frente a Portugal por 3 a 2, cuando los españoles ganaban por 2 a 0, marcando De la Peña el segundo tanto en su cuenta particular. En total, 5 encuentros disputados, todos ellos de titular y 2 goles.

Fue una pequeña decepción ese Mundial, ya que el cuadro español tenía un potencial enorme, pero sus expectativas no acabaron de cumplirse. Pese a ello, De la Peña era muy codiciado, su buena relación con la nueva estrella blanca, Raúl González, y la admiración pública de los técnicos, Jorge Valdano y Ángel Capa, preparadores blancos, hizo que el Madrid intentara su fichaje, ya que el santanderino, pese sus cualidades, no gozaba de la confianza de Cruyff y veía que chicos de su quinta como Arpón o Roger, ascendían antes que él al primer equipo. Pese a esa tentación, Iván se mantuvo firme, al igual que el Barcelona, y quería cumplir su sueño, triunfar y hacer disfrutar el Camp Nou.

El cántabro, ya  a punto de subir a la primera plantilla, el Barça se vio obligado a revisarle su contrato. Cruyff había negociado personalmente el último contrato de Iván y, siguiendo su filosofía de que las cláusulas de rescisión debían equipararse a lo que cobraba el jugador, había cifrado su carta de libertad en 150 millones, cuando la que tenía establecida era de 300. Lógicamente varios equipos ansiaban su fichaje, como el Real Madrid, el Atlético y el Valencia y, Núñez se vio obligado a revisarle el contrato. Se lo amplió hasta el año 2000, con una opción por tres años más, y la cláusula de rescisión quedó fijada en 600 millones. El Barça se comprometió a abonarle 193 millones por cinco años, aparte de sueldos y primas. Iván seguía soñando con triunfar en el Camp Nou. 

DEBUTA EN PRIMERA DIVISIÓN       

Por fin, el barcelonismo podía ver a su niño prodigio con el primer equipo, aunque Johan Cruyff muy reticente a ello, le dio dorsal del filial, en aquel entonces sólo se permitían 22 fichas, y tuvo que lucir el “23” que le acompañaría el resto de su carrera barcelonista.

Su debut oficial con el Barcelona fue el 3 de septiembre de 1995 en el Nuevo Zorrilla de Valladolid. Era la primera jornada del campeonato liguero, el Barcelona estaba atascado jugando de manera vulgar, pero la entrada a los diez minutos de la reanudación del cántabro, sustituyendo a Bakero. Su presencia cambió el panorama, siendo el auténtico motor de los hombres de Cruyff. Lanzó el córner que originó el primer gol de Popescu y redondeó el marcador con un gol oportuno al recoger un rechace en el área y deshacerse de dos contrarios y de la amenaza del portero. Su debut como azulgrana, sin duda, fue redondo. El cántabro no podía mostrar más satisfacción por su anhelado debut oficial con el Barcelona “No podía ser mejor. Ganar fuera la primera jornada y marcar un gol es un balance inmejorable Quisiera agradecer al entrenador la oportunidad que me ha concedido de cumplir el sueño de debutar en Primera. El míster me apoya en todo momento y me ayuda mucho a corregir mis defectos. Tengo mucha confianza en él. Si triunfo, en gran parte se lo deberé a él.

dlpeña5

En su debut en primera división

CRUYFF Y CLEMENTE POR FIN DE ACUERDO EN ALGO

La fiebre entre los medios y aficionados barcelonistas que había desatado ese chico cántabro, más por lo que podía hacer de lo que realmente había hecho. Contrastaba con el parecer de su técnico en el Barcelona y el seleccionador nacional, Javier Clemente. A Cruyff no le gustaba esa aureola alrededor del jugador y no dudó en descalificarlo en rueda de prensa, al cual la vox populi lo alzaban como el mejor talento surgido de la cantera azulgrana. “Si tengo que escoger a alguno de la cantera, escojo Rexach. Si De la Peña llega estar quince años en el primer equipo podrá decirse que lo ha logrado. ¿Su técnica? A mi juicio es mediocre. Si sólo se juega con una pierna no puede tenerse una técnica perfecta. Por ejemplo, Ángel Mur, nuestro masajista, con 53 años juega perfectamente con las dos piernas. Un jugador de 19 años no puede aceptar jugar sólo con una pierna, tiene que aprender a jugar con las dos. Si se dice que tiene una técnica fabulosa, yo digo que con la derecha sí, pero con la izquierda aún tiene que empezar a jugar. Sí, desequilibra un partido pero, por ejemplo Jordi (su hijo) juega perfectamente con las dos piernas ¿Si Iván es el mejor? Ya veremos. Últimamente muchos se quejaban de la posición en que hacia jugar a De la Peña y en la segunda parte ante el Hapoel lo coloqué en su sitio y pudo lucirse. Había que buscar un equilibrio porque lo que yo no quiero es que se suba a las nubes, pero tampoco que se hunda .Quiero prepararlo porque puede ser un jugador fabuloso los próximos diez años”.

dlpeña13

Cruyff siempre le exigió el máximo a “Lo Pelat”

El seleccionador nacional por su parte, quiso bajar el soufflé que había generado la Ivanmania. “Iván de la Peña está en periodo de aprendizaje y necesita, todavía, regularizar su rendimiento, es decir, ser efectivo con más continuidad y no brillar un día y desaparecer al siguiente. Hay jugadores que están más hechos y tienen más personalidad a los 19 años que otros a los 21. Me parece fantástico que elogien a los jóvenes, pero desgraciadamente ello comporta que luego reciban críticas atroces. Convierten en figuritas a chavales de 18 años y en fracasados a los de 21”.

Pese estas declaraciones, el cántabro cada vez que salía al césped enamoraba a la grada, el culmen de su status como estrella azulgrana fue en el Benito Villamarín, donde la quinta del Calvo al completo arrasaron al Betis. Roger, Velamazán, Celades y el propio De la Peña marcaron 4 de los 5 goles azulgrana, desatando una euforia desmedida por el futuro que auguraban esos chicos.

Delapeña17

La Quinta del Mini: Celades, Roger, Iván, Velamazán, Quique Álvarez y Moreno

ARMA CONTRA EL CRUYFF

El divorcio entre el presidente Nuñez y Johan Cruyff era más que evidente y como arma arrojadiza estaba la figura de Iván, el cual Johan lo sobreprotegía de manera, a veces, excesiva. Los malos resultados del equipo, tampoco ayudaban a calmar esa tensa relación y los continuos rumores sobre la posible marcha del cántabro, por la poca confianza del técnico holandés, ponía de los nervios al presidente barcelonista, sabedor que era de las pocas alegrías que tenía la afición y que era la gran esperanza para construir un gran Barça y su cláusula de 600 millones invitaba a otros clubes a pujar seriamente por el talento del santanderino. “Iván de la Peña es patrimonio del club y por tanto tomaremos las medidas oportunas”, afirmaba Nuñez, dispuesto a blindar a la joya azulgrana.

dlpeña16

Ver a De la Peña en el banquillo, con Cruyff, no era novedad

Lo cierto es que el talento de Iván se veía solo en cuentagotas por capricho de Cruyff, que daba mucha más bola a gente de su quinta como Celades o Roger y la gran masa barcelonista no entendía tal manía persecutoria, hecho que haría que la figura intocable del holandés cada vez estuviera más en entredicho, y más viendo como la joya blanca del Madrid, Raúl, era indiscutible para Valdano.

CALVO, PEQUEÑO BUDA, LO PELAT

La imagen de Iván de la Peña dio a lo largo de su carrera mucho juego gracias a su particular “look”. Su cabeza rapada hizo que desde sus inicios fuera llamado calvo, hasta que el capitán del Barcelona, José Mari Bakero, lo apodó “El Pequeño Buda”, a raíz de la eclosión de la figura santanderina a la par con la película de Bernardo Bertolucci. Pero finalmente, el término que más cuajó fue el de “Lo Pelat”. Fue  en un partido contra el Tarrega de la Copa Catalunya, su técnico, Carles Viladegut, le bautizó como ‘Lo Pelat’, de manera involuntaria, cuando a uno de sus jugadores de manera insistente le dijo que cubriera al santanderino, pero ante la imposibilidad de entendimiento, finalmente le dijo “Marca a Lo Pelat” y las cámaras de TV3 cazaron esa instantánea, que causó furor. Un buen número de apodos y es que el fenómeno Iván, era toda una mina.

Delapeña8

De la Peña y Alfonso rodando un spot

El boom mediático del cántabro también lo aprovecharon las marcas comerciales, haciendo de su imagen un reclamo para el público, como fue Nocilla o Renault Clio con su famoso JASP (Jóvenes aunque sobradamente preparados).

DECEPCIÓN CON LA SUB’21 Y LA OLÍMPICA

Tras eliminar en los cuartos de final a la República Checa, España sub’21 jugaría la fase final (formato final four) en el Estadio Olímpico de Montjuic en Barcelona. Los españoles partían como favoritos, por jugar en casa y disponer de jugadores como Raúl, De la Peña, Lardín o Morientes en sus filas.

Para esta cita, el seleccionador de la sub’21 fue relegado en un segundo término por el seleccionador de la absoluta, Javier Clemente, que dirigiría al equipo. El primer rival de la selección fue Escocia, en un partido gris de los españoles pudieron deshacerse de los británicos, no sin dificultades, por 2 a 1, gracias a los goles de Óscar García e Iván de la Peña, tras un magistral lanzamiento de falta. La final sería contra la siempre temible Italia que se deshizo por 1 a 0 a Francia.

Delapeña49

De la Peña celebrando su gol con la sub’21

La gran final contra el cuadro transalpino se presentaba apasionante, la squadra azzurra de Cesare Maldini tenía jugadores de gran nivel como Panucci, Totti, Cannavaro, Nesta, Del Vecchio, Tacchinardi. El partido fue mediocre pero épico. Italia salió con fuerza, sorprendiendo a España, a los 12 minutos, Idiakez se metió un gol en propia puerta, dando ventaja a los italianos. Este gol, hizo reaccionar a los de Clemente que poco a poco se fueron adueñando del encuentro. El premio llegó a falta de tres minutos para el descanso, cuando Raúl ejecutó una falta superando a Pagotto. La cosa pintaba bien, cuando a los 35 minutos expulsaron al italiano Amoruso y más aún cuando a falta de 15 minutos Italia se quedaba con nueve hombres, por expulsión de Ametrano. El equipo español cansado por momentos dominó. La superioridad obligaba, y parecía que acabaría ganando por pura lógica. Pero para superar a Italia, hay que poner algo más que lógica y los azzurri aguantaron bravamente hasta el final del encuentro y la prórroga. Se llegaba al punto que no deseaban los españoles, la fortuna de los penaltis. Allí, los italianos estuvieron más acertados y se llevaron la Eurocopa. Curiosamente, De la Peña y Raúl fueron los que fallaron los penaltis españoles.

Delapeña45

Iván no pudo celebrar el campeonato

Tras la cita de la Eurocopa, España debía de afrontar los Juegos Olímpicos de Atlanta, de nuevo De la Peña y Raúl lideraban el cuadro español, de nuevo dirigido por Clemente. España con muchas dudas por su pobre juego, pese a tener a hombres de gran calidad, superó la primera fase, como segunda clasificada, no sin llegar al sufrimiento extremo, cuando a priori tenía un grupo accesible. Arabia Saudí (1 a 0), Francia (1-1), con De la Peña saliendo desde el banquillo y Australia (3 a 2), donde los españoles estaban fuera a falta de cinco minutos, pero 2 goles de Santi y Raúl, salvaron los muebles para los españoles.

Esa segunda plaza, condenaría a los de Clemente a enfrentarse a uno de los “cocos” de la competición: Argentina. Los españoles tenían reciente el varapalo de las semifinales de Qatar en el Mundial Juvenil y era una buena oportunidad para devolver el golpe. Pero nada más lejos de la realidad, Argentina arrolló a los españoles ganándoles por un contundente 4 a 0, el Piojo López y Valdanito Crespo desarbolaron a los de Clemente que encajarían los cuatro tantos en un segundo tiempo para olvidar. De la Peña, de nuevo en el banquillo, salió ya con el resultado en contra de 2 a 0, huelga decir, que su entrada no sirvió para mucho. Un decepcionante final, para una selección que no dio nunca la talla en las Olimpiadas.

Delapeña26

Raúl y De la Peña se estrellaron de nuevo con Argentina

ADIÓS CRUYFF… LLEGAN ROBSON Y RONALDO

El Barcelona afrontaba una etapa difícil, tras la destitución de Johan Cruyff, santo y seña del barcelonismo, que había generado un cisma de grandes proporciones con la directiva presidida por José Luis Nuñez. Por esta razón, el presidente barcelonista había apostado fuerte haciendo una inversión muy importante trayendo a jugadores de gran nivel como Vitor Baía, Couto, Giovanni y sobretodo el ariete brasileño Ronaldo, fichado por 2.500 millones de las antiguas pesetas (15 millones de euros), una auténtica barbaridad en aquellos tiempos y que dispararía el mercado futbolístico a cuotas de fichajes inesperadas. Además, recuperaría a Stoichkov, descartado un año antes por Cruyff, y blindaría a De la Peña con una cláusula de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros), todos ellos en manos de un hombre experto, Sir Bobby Robson. Cabe decir, que Iván decidió prescindir de su representante, Josep María Minguella,  a favor de Manuel Ferrer, el hermano de futura suegra, un intermediario que rompió con Minguella, por entender que operaba más en beneficio del club barcelonista que del futbolista.

El cambio de técnico para De la Peña, no le ocasionó muchas mejoras, ya que el técnico inglés no le daba muchos minutos, prefería jugar con un doble pivote (Guardiola-Popescu) y un media punta con más gol como el brasileño Giovanni. Esta situación, no agradaba al público culé que no dudaba en abuchear al técnico y corear el nombre del cántabro. Además, Ronaldo, estrella indiscutible de ése Barcelona, declaró públicamente con el que mejor se entendía en el terreno de juego era con Iván, hasta le propuso que se nacionalizara brasileño, debido a la nula confianza que Clemente tenía en él para la absoluta.

dlpeña15

Robson dando órdenes a Iván

Esta situación, curiosamente fue aprovechada por los cruyffistas para atacar a Nuñez y el juego defensivo del Barcelona. La situación del cántabro cambió radicalmente en el ecuador del campeonato, Popescu aconsejó al míster que pusiera a Iván en su lugar, aunque muchas veces jugaría en lugar de Giovanni. El Barcelona con el santanderino hizo un salto de calidad, la sociedad con Ronaldo era letal para cualquier defensa, ya que la visión mágica de Iván era aprovechada por la potencia y velocidad del astro brasileño. Ambos al final de sus carreras, que su tándem fue magnífico para ambos.

Delapeña12

Ronaldo e Iván, una pareja letal

El Barcelona no pudo conseguir la Liga, se la llevó el Madrid de Capello. Pero esa temporada ganó la Supercopa de España, con una exhibición de los dos calvos del Barcelona, la Recopa de Europa y la Copa del Rey, esta sin Ronaldo al estar con la selección en la Copa América. Fue el mejor año del cántabro a nivel profesional, desde que debutó con el Barcelona.

dlpeña24

Iván fue titular en la Final de la Recopa frente al PSG

LLEGA VAN GAAL, SE ACABA SU MAGIA

Tras la gran temporada del cántabro, el Barcelona blindó a su joven icono con una cláusula de 10 mil millones de pesetas (60 millones de euros), fruta prohibida para cualquier club, después que perdieran a su gran estrella, Ronaldo que se fugó al Inter de Milan por 4 mil millones. Esa marcha fue un shock para el barcelonismo, que recuperaron el ánimo con la llegada de Rivaldo, 4 mil millones abonaron al Deportivo, y el técnico Louis Van Gaal, que había triunfado plenamente en el Ajax, ganando una Champions y una UEFA, rememorando los años ’70.

Delapeña28

No tuvo buen feeling con Van Gaal

Van Gaal de ideas rígidas, jamás tuvo confianza en “Lo Pelat”. Pese a ello, el cántabro empezó jugando con el holandés, pero la falta de sintonía entre Iván y Van GaaI estalló con claridad en un partido frente al Tenerife en el Camp Nou. En el minuto 28 de aquel encuentro el técnico holandés sustituyó al cántabro por Couto. La afición se enfadó y expresó su repulsa con una pañolada que recordó a las de la “era Robson”. El partido, de todos modos, se ganó y Van Gaal explicaría “No era popular cambiar a Iván, pero como técnico tenía que hacerlo. Avisé a Iván en la reunión táctica de que era muy difícil controlar a Juanele”. Después de alinearlo ante el Mallorca y Compostela ya no volvió a ponerlo en Kiev. Nuevamente fue titular ante el Racing y el Real Madrid. Pero en el Bernabéu lo reemplazó en el tempranero minuto 24 por Abelardo. Entonces ya iban 0-1 y Van Gaal lo que quería según expuso era “reforzar atrás”.

 dlpeña18

Ver a Iván en el banquillo era lo habitual

Tras esta amarga, pero no nueva situación, el cántabro se lesionó muscularmente que lo tuvo apartado de los terrenos de juego durante dos meses. Tras recuperarse, Van Gaal, ya no contaría con el cántabro, que incluso quedaría fuera de muchas convocatorias. El público azulgrana veía como su “protegido” era de nuevo maltratado por la rigidez táctica y era el grito de guerra contra el holandés, cuando el equipo no funcionaba. Lo que quedaba claro, que De la Peña no tenía hueco en la libreta de Van Gaal. El holandés comentó del cántabro que “él levantaba al público de su asiento tres o cuatro veces por partido, pero a mí me hacía saltar 10 del banquillo“, refiriéndose al poco rigor táctico de “Lo Pelat”.

GAFADO EN LOS DERBIS 

Iván con el Barcelona, en sus duelos contra el Espanyol, no se puede decir que tuviera mucha suerte en los partidos de la máxima barceloneses. Jugó un total de cuatro partidos, tres de Liga y uno de Copa. El cántabro siempre se mostraba revolucionado frente al cuadro blanquiazul. Su temperamento le jugaba malas pasadas. Tanto fue así, que en su primer derbi fue expulsado, en el segundo fue cambiado por estar demasiado nervioso y jugarse también la expulsión. En el tercero, el primero que lo hacía en terreno blanquiazul, estuvo nervioso y nada preciso, además el público tenía fijada sus iras hacia su persona, cosa que no le ayudó a centrarse en su juego. El cuarto y último derbi, fue suplente y jugó los últimos veinte minutos.

dlpeña17

Frente al Espanyol nunca pudo brillar

Un pobre balance personal para el cántabro en el partido de la máxima catalán, donde jugó 4 partidos, 3 de titular y uno de suplente, disputando un total de 238 minutos. Donde vio 1 roja y 2 amarillas. Su consuelo, es que ganó tres derbis y empató uno. 

MARCHA AL LAZIO

Los rumores de su marcha al Calcio, fueron constantes debido a su poca presencia con Van Gaal. Parecía que el Inter de Ronaldo, por petición del brasileño sería el beneficiado del ostracismo de Iván en el Barcelona. Pero fue finalmente, el Lazio quien se hizo con sus servicios por 2.650 millones de pesetas, su presidente Sergio Cragnotti era un auténtico enamorado de la magia del calvo y por fin, pudo hacer su deseo realidad.

La locura en Roma, tras su fichaje fue apoteósica. Miles y miles de tifosi laziale se agolparon en Formello (Ciudad Deportiva del Lazio) para recibir a su nuevo ídolo. Las cosas para Iván empezaron bien, gozaba de la confianza del técnico sueco, Sven Goran Eriksson. De hecho, Pepe Carcelén, segundo del seleccionador español Camacho, viajó expresamente a Roma para ver in situ a Iván en el partido de la Recopa contra el Lausanne suizo, con la clara idea de convocarlo para la selección. Peor fortuna no pudo tener Iván, ya que se lesionó muscularmente que lo dejó KO algo más de dos meses.

Delapeña7

Iván luciendo la celeste de la Lazio

La situación, tras la lesión volvía a recordar su instancia en Barcelona, ya que Ericksson lo relegaba al banquillo en detrimento del veterano Roberto Mancini, el hombre de confianza del sueco. Su participación fue testimonial, entre lesiones y decisiones tácticas. Aunque también tuvo momentos alegres, como el gol que consiguió en los cuartos de final de la Recopa frente al Panionios en el Olímpico de Roma, para alegría de los tifosi y de Cragnotti, que tenía mucha debilidad por el juego del cántabro, el 21 de la Lazio, lo celebró con rabia y con la esperanza que su suerte cambiara, no fue así. Iván, jugó un total de 19 partidos oficiales, marcando un solo gol. En ese año, el Lazio conquistaría la Recopa en Birmingham frente al Mallorca, donde “Lo Pelat” no disputó la final.

CEDIDO AL MARSELLA

La nula confianza de Ericksson en De la Peña, hizo que el Lazio aceptara su cesión al Marsella de Pires, Blanc, Dugarry, Ravanelli o Maurice, un equipo talentoso y que era el vigente subcampeón de la UEFA. El cuadro galo dispondría de la magia del cántabro durante un año, donde el jugador español intentaría reivindicarse en un futbol menos táctico y más técnico. El presidente Cragnotti lo dejaba marchar con la esperanza que en el año siguiente volviera a Roma para triunfar.

Lo cierto, es que su estancia en Marsella estuvo casi siempre relacionada con las malditas lesiones que no paraban de acompañarle. Su musculatura de cristal, le impedía desenvolver su magia dentro de un terreno de juego. Su debut, como suplente frente al Saint-Ettienne, dejó muy buen sabor de boca a su técnico, Rolland Courbis, pero la semana siguiente, Iván recibía un balonazo en el muslo derecho que le rompería, causando baja para varias semanas, el mal fario le perseguía.

Delapeña29

Celebrando un gol con el Marsella

De nuevo y de manera paulatina, iba entrando en los planes del técnico tras su lesión, pero durante el partido de Liga de Campeones frente el Sturm Graz, a los tres minutos de salir desde el banquillo, recibió una dura entrada que le dejó en el dique seco durante varios meses, sus lesiones ya se habían convertido en una auténtica pesadilla para el cántabro. Esa lesión coincidió con los malos resultados del equipo, que para más males, sufría una crisis económica galopante, que provocaría las marchas de hombres importantes como Dugarry (Girondins), Blanc (Inter), Diawara (PSG) y Ravanelli (Lazio). Además, Courbis también dejaría su cargo, que lo ocuparía el ex jugador del Olympique, Bernard Casoni.

El santanderino reapareció con el conjunto marsellés tres meses después. Con un cambio de técnico, Bernard Casoni. “Lo Pelat” seguía sin ser titular y era utilizado como revulsivo en los segundos tiempos. Poco a poco, se fue ganando la confianza y disputó varios partidos de titular, uno bien especial, ya que se enfrentó al que tenía sus derechos, el Lazio. En el Estadio Olímpico, De la Peña y sus compañeros se vieron desbordados por los romanos y perdieron por un contundente 5 a 1, el gol francés vino gracias a un centro de falta del cántabro, pero poca cosa para hacer frente a los italianos.

Delapeña6

Iván frente a la Lazio con el Olympique

La agonía del Marsella para eludir el descenso duró hasta la última jornada, el cuadro marsellés se jugaría el descenso en la visita a Sedan. Los de Casoni estuvieron descendidos durante varios minutos, al caer por 1 a 0, pero Leroy y Bakayoko dieron la vuelta al marcador. Finalmente, el Sedan logró el empate, pero este punto fue suficiente para que Iván y los suyos salvaran la categoría gracias a su mejor ‘goal average’ con respecto al Nancy. El cántabro jugó la última media hora de encuentro y ayudó a los suyos para mantener la categoría.

De la Peña en Marsella tampoco pudo estallar como futbolista, 19 partidos en total (12 en Liga y 7 de Champions) con un solitario gol, en el partido liguero frente al Girondins, controló un balón en el área y de media volea incrustó el balón en la red.

PASA POR LA VICARIA

El 6 de junio de 2000, Iván contrajo matrimonio con la novia de toda su vida, Lorena, hija de Asensi. La ceremonia fue en la barcelonesa parroquia de Santa María Reina de Pedralbes y el banquete nupcial, tuvo lugar en el Hotel Juan Carlos I, acudieron aproximadamente 300 personas, donde estuvieron muchos VIPS, como ex compañeros suyos como Óscar García (padrino de boda), Arpón, Quique Álvarez, Celades o Arnau. Tampoco faltó a la cita Johan Cruyff, Carles Reixach, Quique Costas, Laureano Ruiz o su representante Manel Ferrer. O los directivos de la entidad barcelonista, Joan Gaspart o Josep Mussons. Sin duda, un día señalado en la vida del cántabro.

 Delapeña5

Iván y Lorena en su boda

VUELVE AL BARCELONA

Tras tres años de desengaños futbolísticos, De la Peña buscaba nuevos horizontes. Era consciente que con Ericksson lo tenía crudo en el cuadro laziale, en el Marsella era inviable su continuidad, por su pobre bagaje y su altísima ficha (3 millones de euros anuales). Varios equipos estuvieron interesados por sus servicios, el Racing de Santander, el Real Madrid, pero finalmente fue el Barcelona del presidente Joan Gaspart, en plena depresión tras la fuga de Figo a su archirrival quien lograría hacerse con sus servicios como cedido.

Delapeña4

“Lo Pelat” regresaba al Barcelona

“Lo Pelat” volvía a casa, sin duda, se mostraba feliz por ese hecho, ya que Van Gaal ya no estaba y eso era un alivio para el cántabro. El técnico mallorquín, Serra Ferrer, había declarado su admiración por el juego de Iván, que lo comparaba con el del danés Michael Laudrup. El barcelonismo también expresaba su alegría por la vuelta de su hijo pródigo.

Delapeña48

Iván brilló poco en su retorno al Barcelona

Los inicios para el divino calvo fueron buenos, contaba con el técnico, alternando partidos de titular y suplente, pero los malos resultados del Barcelona y sobretodo una debacle frente al Besiktas en Estambul (3-0), le relegaron al banquillo de manera perenne. Esa situación, provocó que el santanderino se preguntará el ¿por qué? De su situación y no entendía que fuera el cabeza de turco, por la derrota frente el Besiktas. Esas declaraciones no gustaron nada a Serra Ferrer, que le condenó al ostracismo más absoluto, dejándolo fuera de las convocatorias. Además, esa marginación del entrenador se sumó una nueva lesión muscular, esta vez, una contractura en el recto anterior del muslo de la pierna derecha.

INTENTO DE SECUESTRO

El 29 de enero de 2001, De la Peña vivió uno de sus momentos más tensos. Poco antes de las ocho de la tarde, Iván abandonaba el Camp Nou. Un Ford Escort con dos ocupantes le seguía. Llegó al domicilio de sus suegros, cerca del Camp Nou. El Ford Escort también entró en el parking. En la tercera planta, Iván se percató de que uno de ellos se tapó la cara con un pasamontañas. Rápidamente, volvía al coche y se daba a la fuga. El cántabro, demostrando una gran sangre fría, se dirigía hacia Avenida de Pedralbes, mientras que el Escort salía en dirección opuesta, hacia una calle sin salida. Iván esperó que volvieran, anotando la matrícula y se dirigió de nuevo al Camp Nou. El número anotado por De la Peña permitiría horas después detener a uno de los individuos que presuntamente intentaron secuestrarle. En primer lugar, la Policía pudo saber que se trataba del mismo coche que había sido robado violentamente el pasado día 23 por una persona a punta de pistola. El delincuente, que según la policía fue S.C.M., un delincuente con numerosos antecedentes policiales, y que recientemente se había fugado de la cárcel Modelo de Barcelona. El fugitivo fue detenido horas después en la localidad barcelonesa de Castelldefels. Durante el forcejeo que condujo a la detención del delincuente resultó herido un agente de la policía local.

Delapeña30

La fama de Iván le costó un buen susto

Este suceso, impactó al mundo del futbol, y al mismo Iván, tras el gran susto que había vivido. Durante los días posteriores el cántabro iba con escolta para evitar que viviera otra pesadilla, que por fortuna acabó felizmente.

TRISTE ADIÓS EN EL BARCELONA

Tras recuperarse de su lesión, para alegría del público del Camp Nou, De la Peña parecía que paulatinamente iba entrando de nuevo en los esquemas del técnico balear. El público barcelonista jaleaba las apariciones del cántabro, pero esta se vio truncada de nuevo, tras una absurda expulsión en Pamplona, por una dura entrada a Caicedo. Le cayeron dos partidos de sanción, además para acabarlo de redondear, sufrió un esguince de tobillo. Ni tras el cese de Serra Ferrer por la entrada de Carles Rexach, que fuera segundo de Cruyff, mejoraron las cosas para “Lo Pelat”, que seguía viendo los encuentros desde el banquillo, sin gozar de oportunidades. Esa situación le hizo estallar públicamente: “Me arrepiento de haber venido porque me esperaba muchísimo más. Si lo sé, no vengo. Para que volviese por tercera vez tendrían que cambiar muchas cosas, entre otras que no estuviesen según qué gente en el club. He visto muchas cosas raras y me fastidia. No me han dado oportunidades para demostrar si soy bueno o malo”. Lo cierto, es que Iván en su segunda etapa como barcelonista tuvo un pobre bagaje con tan sólo 12 partidos oficiales disputados.

Delapeña27

Iván marchó decepcionado del Barça

INÉDITO EN EL LAZIO

Tras sus fallidas cesiones, Iván regresaba con nulas esperanzas de jugar en la Lazio. El cuadro romano, ya sin Ericksson, pero con Dino Zoff seguía sin contar en los planes. De hecho, tan sólo jugó 20 minutos de Liga y 22 en Copa, un pobre balance para un jugador de la calidad del cántabro. El cese de Zoff y la entrada de Zaccheroni, parecía que las cosas iban a mejorar para el santanderino, peor parecía imposible.

Pero las cosas, tampoco mejoraron nada con Zach, incluso tuvo problemas con él, ya que en una ocasión lo expulsó del entrenamiento, previo al partido frente al Piacenza por insultar a Agresti, segundo entrenador ‘laziale’. El cántabro se resistió a dejar el campo y sólo la intervención del ‘Piojo’ López evitó peores consecuencias. ‘Lo Pelat’, fue multado con 30.000 euros. Esa insostenible situación hizo que su nombre sonara para varios equipos como el Galatasaray y sobretodo el Benfica, pero las negociaciones no fructificaron. En definitiva, 42 minutos jugados, todos ellos saliendo de suplente, 20 en Liga y 22 en la Copa.

Delapeña50

Iván junto a Guardiola en la grada

De la Peña vivió en sus últimos meses en Roma un calvario, apartado del equipo y entrenando con el equipo primavera y no percibiendo parte de la ficha que tenía por contrato, toda una pesadilla. Hecho que le conllevó llevar a los tribunales meses más tarde al conjunto italiano por impago.

SE DESVINCULA DEL LAZIO

En junio de 2002, De la Peña se desvinculaba por fin de contrato con el cuadro romano, tras cuatro años auténticamente para olvidar. El cántabro parecía que iba a fichar por el Oporto de Mourinho, pero finalmente, se torció la operación y no se incorporó en la filas de los dragones. El verano lo pasó entrenándose en solitario a la espera de ofertas, muchos eran los rumores, el que más fuerte pujó fue el Betis de Lopera, le ofrecía cuatro años, también el Besiktas turco y el Espanyol. El cuadro blanquiazul dirigido por Juande Ramos que emprendía un nuevo proyecto en el conjunto periquito propuso el nombre del cántabro, hecho que provocó muchas divergencias de opinión. Los favorables decían que la aportación del santanderino era un plus de calidad impresionante, los más reacios temían sus continuos fracasos y que era más marketing que futbolista, además su pasado como icono del Barcelona no agradaba a la afición.

La primera intentona para incorporarlo, a principios de agosto no fraguaron, el Espanyol rechazó las condiciones del jugador, pese que este renunció buena parte de su ficha. La secretaría técnica, compuesta por Sergio Morgado y Ramón París, estaba en contra de la incorporación de Iván al no considerarlo necesario para la plantilla blanquiazul. En cambio, a Juande Ramos le gustaba la idea de tener a De la Peña, pero las carencias del equipo, prefirió posponer el fichaje, para traer otras prioridades, sobretodo en defensa como fue Domoraud.

FICHA POR EL ESPANYOL 

Los malos resultados del club blanquiazul en pretemporada, hicieron que las urgencias apretaran y el deseo de Juande Ramos de incorporar la magia cántabra se reactivara. A finales del mes de agosto, ambas partes volvieron a sentarse. Esta vez, hubo fumata blanca, el 28 de agosto se hizo oficial su incorporación por un año en el conjunto periquito. El santanderino se mostró muy ilusionado con esta nueva aventura “Llego con mucha ilusión. Estoy muy contento” y agradecido al Espanyol por la oportunidad que me ha dado de volver a jugar. Llego con toda la ilusión del mundo, después de haberlo pasado muy mal, y vengo dispuesto a demostrar todo lo que llevo dentro. Quiero dar a la afición del Espanyol momentos de fútbol especiales. Este año en Montjuic, lo afronto como una oportunidad muy importante para mí. Conozco bien a este equipo y además me han hablado muy bien de este Espanyol”, no en vano, en la plantilla estaban Roger, Velamazan u Óscar, todos ellos ex compañeros suyos en el Barcelona y miembros de su Quinta. Iván prosiguió diciendo que  “El míster ha apostado por mí y voy a dar lo máximo. Sólo espero que me respeten las lesiones. Durante quince años siempre he jugado con presión. He triunfado cuando me han dejado jugar. Estoy muy orgulloso de mi pasado, pero mi presente es el Espanyol y daré todo por este club. Deseo hacer una gran temporada”. Sobre la reacción del público espanyolista y la amenaza de que se dieran de baja, Iván se mostraba incrédulo. “¿Qué se darán baja muchos socios? Lo dudo. Quizá haya gente que se haga socia.”, sentenció el nuevo flamante jugador periquito.

Delapeña3

Presentado como espanyolista

Ramon Condal, vicepresidente de la entidad, por su parte, deseó suerte al cántabro en su nueva andadura como blanquiazul. “No hace falta hablar de la calidad de Iván. Sólo le deseo que le respeten las lesiones y que se quede muchos años con nosotros”.

DEBUT CON MORBO

El debut de Iván de la Peña, tras ponerse a tono físico, debido a la pretemporada atípica que hizo al no tener equipo se produjo en la jornada tres. Contra el Barcelona de Van Gaal, que regresaba al club azulgrana, y en el Camp Nou. Fue recibido con más muestras de cariño que de acritud. Sonaron mayoritariamente los aplausos cuando desde la megafonía se pronunció su nombre –haciendo una pequeña pausa previa, un guiño a la grada–, pero el regreso de Iván de la Peña al Camp Nou no fue el deseado, ya que el conjunto blanquiazul cayó por 2 a 0. Jugó con muchas ganas, con la intención de demostrar que su futbol aún valía muchos quilates. Aún sin ritmo, fuera de su mejor forma, sin conocer aún suficientemente a sus nuevos compañeros, su actitud fue sobresaliente y con ganas de ser el líder del juego perico.

 dlpeña6

Su debut con el Espanyol fue en el Camp Nou

barcelonaFC Barcelona: Valdés, Puyol, De Boer, Navarro, Xavi (Gabri 75), Cocu, Mendieta, Motta (Riquelme 46), Saviola (Geovanni 87), Luis Enrique y Kluivert. 

espanyolRCD ESPANYOL: Argensó, Navas, Lopo, Domoraud, Amaya, Morales, Fredson, Maxi (Milosevic 71), De la Peña (Velamazán 63), Luque y Tamudo (Boghossian 79).

Goles: 1-0: Minuto 60, Kluivert. 2-0: Minuto 71, Luis Enrique. 

Árbitro: Carlos Megía Dávila (madrileño). Tarjetasamarillas a Lopo, Luis Enrique, Tamudo y Mendieta.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del Campeonato de Liga. 85.358 espectadores en el Camp Nou.

Las alegrías para el cántabro duraron bien poco, porque a la semana siguiente, volvió a tener una dolencia muscular que le apartaría del equipo durante dos semanas, un contratiempo más. En su regreso, “Lo Pelat” tenía nuevo técnico, las malas relaciones entre Juande Ramos con plantilla y directiva hizo que se le fulminara en la previa del partido del Recreativo en Montjuic, su sustituto el técnico del filial, Ramón Moya. El Espanyol ganó con dos golazos de Roger, el primero desde el medio del campo, e Iván salió en los últimos minutos, despejando todas las dudas sobre su recibimiento, el cual fue muy caluroso. El cántabro aportó su calidad asistiendo a sus compañeros con pases marca de la casa.

PROBLEMAS CON MOYA…LLEGA CLEMENTE

El espanyolismo vivió uno de sus mejores partidos en la Rosaleda, el conjunto blanquiazul perdía 3 a 1 en el descanso, pero la salida de Tamudo y De la Peña, revolucionaron el encuentro y los periquitos se llevaron el partido por 3 a 4. La alegría pese a la derrota en casa frente al Valencia, seguía intacta, el equipo de Moya daba buenas sensaciones y por este motivo el presidente Sánchez Llibre renovó por un año a Moya, aunque como empleado del club, no de entrenador. Pero las cosas a partir de ese momento se empezaron a torcer, coincidiendo con la presencia de Tamudo y De la Peña como titulares, derrota tras derrota, eso provocó que Moya prescindiera de Iván, incluso pidió a la directiva que le rescindieran el contrato, al igual que a Óscar. “Necesito jugadores más físicos y en la posición de Iván, hay 5 o 6 jugadores”, afirmaba Moya. De nuevo, Iván vivía una pesadilla solo dos meses después de firmar con el Espanyol.

Delapeña32

Iván no sintonizó con el técnico Moya

LA LLEGADA DE CLEMENTE SALVA A IVÁN

La situación del cántabro cambió radicalmente con la llegada de Clemente, un entrenador que siempre se mantuvo crítico con el juego de Iván, incluso cuando lo entrenaba en la selección. Pero el técnico de Barakaldo cambió el discurso: “es un jugador cojonudo, importante y muy bueno. Lo tuve dos años en la Sub’21. Pero tiene que ser importante para él mismo y para el equipo”. Los piropos de Clemente fueron correspondidos por Iván: “Es el técnico idóneo para este club y para la situación en que estamos. Tiene las ideas muy claras y va de cara al jugador”. De la Peña de nuevo entraba en los planes del Espanyol y con Clemente fue un fijo en los partidos, aunque alternaba la titularidad con la suplencia.

dlpeña8

Clemente e Iván se reencontrarían en el Espanyol

El equipo remontó el pésimo comienzo liguero de Juande y Moya, la calidad de Iván, Tamudo, Milosevic y sobretodo de un sensacional Roger, permitieron al Espanyol afrontar con cierta tranquilidad el final de campeonato, que durante algunas fases había sido agobiante por estar en zona de descenso. De la Peña cumplió ese año en el Espanyol, aunque no acabó de maravillar y mostrar ese futbolista que todos auguraban en su adolescencia.

  dlpeña9

Iván en su primer año ya demostró su calidad

EL TREN DE LAS 5 NO PASA A LAS 5:05

Las negociaciones de renovación de Iván fueron todo un culebrón, el jugador a través de su representante, Manel Ferrer, pedía un año de contrato con una mejora sustancial de la ficha, el Espanyol mediante el director general, Josep Lluís Marcó, le ofrecía un año, con otro opcional, y una ligera mejora en la ficha. Esa negociación se enquistó durante más de un mes y medio por motivos económicos. Clemente quería su continuidad, pero también veía otras alternativas como el canario Carmelo del Las Palmas, que exigían 1,8 millones de euros, y Jordi Cruyff. El Espanyol le impuso un ultimátum “la oferta que cursamos al jugador es muy digna y para el club, definitiva”, manifestaba el presidente de la entidad blanquiazul, Daniel Sánchez Llibre.

Finalmente, Clemente se hartó de esta situación y dijo basta, que ya no quería al cántabro, tras un mes de negociaciones infructuosas. La opción escogida fue Jordi Cruyff que llegaba libre, ya que Carmelo era considerado muy caro. El presidente blanquiazul justificó la no renovación del santanderino. “Hubo un poco de revuelo con su representante. Iván sí quería seguir con el Espanyol, lo que pasó entre el agente y el jugador no tengo ni puñetera idea. Lo que sí es cierto es que el chico se movió en las últimas horas y estaba interesado, pero el tren pasa a las cinco. A las cinco y cinco este tren ya no existe”, manifestó de manera enérgica el máximo dirigente espanyolista.

De la Peña, tenía otros equipos interesados como el Racing, de su Santander natal, como el Mallorca, Tenerife de segunda división, una oferta de Qatar o el Celtic de Glasgow escocés, donde incluso llegó a pasar la revisión médica, pero no se concretó nada finalmente. El cántabro se quedaba sin equipo.

EL TREN PASA CUATRO MESES MÁS TARDE

La mala situación deportiva del Espanyol, con la consabida marcha de Iván, y la de dos piezas claves más como las de Roger y Milosevic, hicieron que el cuadro de Clemente fuera colista con tan sólo cinco puntos de 30 posibles. La grada estaba indignada por la pésima marcha del equipo y pedía dimisiones. El presidente reconocía sus errores: “La culpa es nuestra. Nos hemos equivocado y deportivamente la hemos cagado”. La reacción no se hizo esperar, cesaron al director deportivo Sergio Morgado y al entrenador Javier Clemente, en sus lugares llegaron Miquel Corominas y Cristóbal Parralo (ambos ex jugadores de la casa) en la dirección deportiva y como técnico el francés Luis Fernández.

Delapeña46

El presidente del Espanyol presentando de nuevo a Iván

La segunda medida, fue negociar el regreso de Iván de la Peña, que no tenía equipo, el acuerdo se selló el 10 de noviembre, casi cuatro meses más tarde del famoso tren que pasaba a las cinco, ese retraso ni en RENFE. Citaron a su agente, Manel Ferrer, en Vilassar de Mar y en tres horas ventilaron el asunto. Al presidente le acompañaron el director general, Josep Lluís Marcó, y el consejero miembro de la Comisión Deportiva, Joan Collet. Entre todos pusieron punto y final a un culebrón que se remontaba a final de la pasada Liga. Fue entonces cuando Clemente reclamó su continuidad. Las altas pretensiones del jugador impidieron un acuerdo. Las negociaciones se eternizaron hasta que el ex técnico dijo basta. El tren pasa a las cinco y a las cinco y cinco ya no está, recordó el presidente.

Iván de la Peña inmediatamente viajaba hacia Peralada, donde el equipo estaba realizando un mini-stage, para ponerse a las órdenes de Luis Fernández. El cántabro se mostró feliz de volver a sentirse futbolista. “Parece extraño pero en junio no pedí nada. Lo pasado, pasado está y es mejor no remover estos asuntos. No vengo a salvar a nadie. Esto hay que sacarlo adelante entre todos, afición, club y jugadores. He seguido unas tablas que tenía e hice un poco de musculación para no perder el tono en las piernas. Ya estaba cansado de estar en casa con los enanos”, en referencia a sus dos hijos. En esta ocasión el cántabro luciría el dorsal 9, número que acabó llevando hasta el final de su carrera.  

Su reestreno como blanquiazul fue el 23 de noviembre de 2003, el Espanyol necesitaba la victoria como el comer, pero las cosas no podían ir a peor, Lopo fue expulsado a 25 minutos para el final y la parroquia blanquiazul ya temía otra derrota. Pero la presencia de Tamudo y De la Peña cambiaron el panorama. Una falta lateral provocada por el delantero blanquiazul en el último minuto, fue perfectamente lanzada por “Lo Pelat” y el central marfileño Domoraud conectó un inapelable cabezazo que batía la portería sevillista. La euforia estalló en Montjuic, era la primera victoria como local de la temporada y llegó cuando peor pintaba el partido.

Delapeña33

De la Peña celebrando el gol junto a Domoraud y Tamudo

espanyolRCD ESPANYOL: Toni; Domoraud, Lopo, Soldevilla, David García, Morales (Tayfun, 67), Fredson, Velamazán (Tamudo, 53), Jordi, Héctor Simón y Maxi Rodríguez (De la Peña, 71).

sevillaSEVILLA: Esteban; Redondo, Javi Navarro, Pablo Alfaro, Marañón, Casquero, Martí, Gallardo (Jesús Navas, 79), Reyes, Antoñito (Carlitos, 85) y Germán Hornos.

Goles: 1-0: Minuto 90, Domoraud.

Árbitro: Lizondo Cortés (Valenciano). Amarillas a Domoraud, Pablo Alfaro, Morales, Gallardo, Tayfun, Antoñito, Casquero, De la Peña, Marañón, Tamudo y L. Fernández. Expulsó a Lopo por doble amarilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima segunda jornada del Campeonato de Liga. 17.100 espectadores en el Olímpico de Montjuic. 

SU CONEXIÓN CON TAMUDO SALVA AL ESPANYOL

Las duras navidades de 2003 que pasaron los pericos, con la penosa situación del equipo, los vaivenes en la dirección técnica, el carrusel de nombres en el mercado de invierno, los problemas en el vestuario por el conflicto entre Lemmens y Toni o el abandono parcial de la práctica del futbol de Toni Soldevilla, no auguraba un buen futuro para la entidad.

Pero teniendo a dos cracks en el campo, todo era un poco más fácil y así fue. Tamudo, ya plenamente recuperado de sus continuas molestias en la primera vuelta, y un De la Peña físicamente inmejorable, hicieron posible el sueño de la salvación. Su conexión fue sencillamente mortal para el resto de equipos, la precisión de Iván y la infalibilidad de Tamudo hicieron que el Espanyol resurgiera de sus cenizas. El cántabro acabó siendo el máximo asistente del campeonato. Tal fue así, que el propio técnico de Tarifa, Luis Fernández, no dudó en calificar como “galáctico” a Tamudo y equiparar a Iván al nivel de Ronaldinho o Zidane.

Delapeña37

Tamudo e Iván fueron claves en la salvación

Aún así, el camino para la salvación no fue fácil, hubo momentos de auténtico desespero, ya que los resultados no acababan de llegar, pero el equipo poco a poco fue cogiendo confianza con victorias a domicilio vitales como la de Villarreal, Vigo o Pamplona y en casa frente a Valencia, Athletic o Atlético de Madrid. Esa situación, daba el Espanyol dependiendo de sí mismo en la última jornada, si ganaba se salvaba. El rival, un descendido como el Murcia. Todo estaba a favor de los blanquiazules y estos no fallaron, gracias de nuevo a la conexión De la Peña-Tamudo. El conjunto periquito se salvó.

Iván disputó un total de 25 encuentros, marcando un gol, contra el Deportivo, el primero que hacía con la zamarra blanquiazul. Dando un total de 12 asistencias de gol, el que más hizo en esa temporada, con el mérito que no empezó el campeonato hasta mediados de noviembre.

Delapeña35

Iván siempre se sintió a gusto a las órdenes de Luis Fernández

¡¡¡A LA UEFA!!!

Iván en verano renovó por 3 temporadas con el Espanyol, también se hizo esperar pero sin tantos culebrones como el año anterior. El Espanyol era consciente de su participación en el equipo se presentaba como fundamental. El cántabro perdía por eso, a su gran revitalizador, Luis Fernández y también al físico Feliciano Di Blasi, ambos recuperaron el gran juego del santanderino y sin tener prácticamente lesiones. El técnico fichado para la temporada 2004/05 fue Miguel Ángel Lotina, un entrenador con fama de defensivo, que podía frenar el liderazgo del cántabro en el equipo.

Delapeña39

El presidente en la renovación de Iván

El gran inicio del equipo, siempre en posiciones nobles, chocaba con la situación de Iván, que en varios partidos no contaba en los planes del de Meñaka, que buscaba un centro del campo mucho más físico con Ito, Fredson y Álex. Eso les llevó a un conflicto público, ya que Lotina estaba harto de que siempre se le preguntara por la situación de “Lo Pelat” y le acusó de que perdía excesivos balones. Iván le contestó, que ese era su estilo y que dar el último pase es el que genera más dificultad. El debate lo cerró el cántabro con actuaciones magníficas que Lotina supo reconocer y lo colocó como imprescindible para el Espanyol.

Delapeña38

Con Lotina tuvo una relación de altos y bajos

De la Peña fue uno de los motores del equipo para la clasificación a la Copa de la UEFA, ayudando al equipo a hacer una temporada espectacular y no clasificándose para la Champions League por un solo punto. El cántabro jugó 29 partidos y marcó 3 tantos (Málaga, Osasuna y Betis).

dlpeña12

De la Peña brilló con luz propia

POR FIN INTERNACIONAL

El 4 de febrero de 2005, el seleccionador nacional Luis Aragonés anunció algo nadie antes había hecho, el nombre de Iván de la Peña para la convocatoria de un partido de la selección absoluta. A los 28 años y 9 meses, el niño prodigio de Santander, por fin veía recompensado su futbol yendo con los mejores jugadores españoles para representar a la selección. El “Sabio de Hortaleza” manifestó su incredulidad de que nunca antes hubiera ido a una convocatoria. “Quizás en su puesto ha habido gente que es muy buena, porque es anormal que un jugador como Iván no haya estado nunca en la selección absoluta, cuando ha tenido siempre una calidad extraordinaria; ni yo me lo creía. Es junto a Guti y Xavi el más importante en el último pase”. Iván, por su parte, expresaba su felicidad. “Se lo debo a mis compañeros, al entrenador y al club. Me siento muy feliz, la verdad es que ya no pensaba en la selección sino en hacer las cosas bien con el Espanyol. Llegar a la selección siempre es difícil, estés donde estés, ahora sueño en poder debutar”. Su único lamento fue que no le acompañara su buen amigo Tamudo, que esta vez se quedaba fuera de la convocatoria.

El día del debut fue contra San Marino, el 9 de febrero en Almería, donde España se impuso cómodamente por 5 a 0. Jugó como titular y lo hizo durante 76 minutos, el calvo lució el ‘ 8’. Dio el pase profundo que precedió el gol de Torres e inició la jugada que acabó con el tanto de Guti. Estuvo bien, aunque más correcto y contenido de lo que en él era habitual. Sin lugar a dudas, fue la gran atracción de la noche.

Delapeña40

Su anhelado debut con la selección absoluta

El cántabro a la conclusión del partido se mostró muy feliz. “Ojalá se repita muchas veces. Jugar con la selección española es lo máximo para un futbolista. He madurado mucho y he corregido algunos defectos. Por ejemplo, creo que defensivamente he mejorado, gracias a la ayuda de Lotina este año y Luis Fernández la temporada pasada. Aunque aún me queda mucho por aprender”. El jugador espanyolista se llevó la camiseta de su deseado debut como recuerdo.

 bandera_espana

 España: Casillas, Salgado, Puyol, Marchena, Del Horno, Joaquín, Xavi, De la Peña (Guayre, 76), Luque (Villa, 46), Raúl (Guti, 46) y Torres.

smarino

 

 San Marino: Gasperoni, Valentini, Andreini (B. Gasperoni, 55), Albani, Della Valle, Bacciocchi, Domeniconi (Moretti, 72), Vannucci, A.Gasperoni (Ciacci, 86), Marani y Selva.

Goles: 1-0. Minuto 15, Joaquín. 2-0: Minuto 33, Torres. 3-0: Minuto 43, Raúl. 4-0: Minuto 65, Guti. 5-0: Minuto 79, Del Horno.

Árbitro: Kenneth Clark (Escocés). Sin amonestados.

Incidencias: Partido correspondiente a la clasificación para el Mundial de Alemania 2006. Juegos del Mediterráneo, 15.000 espectadores. Almería se volcó con la selección en una noche muy especial para la ciudad, que estrenó el estadio donde ese verano se disputarían los Juegos del Mediterráneo. Debutaron De la Peña, Villa y Guayre.

Iván jugaría un total de 5 partidos de la selección, tres de ellos oficiales. Su último encuentro internacional fue precisamente también contra San Marino en el Olímpico de Serravalle, donde España se impuso por 0 a 6 y el cántabro disputó todo el encuentro.

 Delapeña36

Tamudo e Iván también jugaron juntos en la selección

NUEVA CONTROVERSIA CON LOTINA

La temporada 2005/06 empezó con el mismo inquilino que la anterior temporada, Miguel Ángel Lotina. La temporada no empezó demasiado bien para el club, además se reabría el cisma entre el técnico y el cántabro. En las vísperas de la segunda jornada de la Liga en Málaga, el de Meñaka expulsó del entrenamiento al jugador por bajo rendimiento y falta de compromiso. Después de una breve charla, con la prensa como testigo en una de las bandas del campo, De la Peña arrojó el peto al suelo y tomó en solitario el camino de los vestuarios con cara de pocos amigos. Algo grave había sucedido porque ‘Lo Pelat’ ni entraba en la lista.

Las explicaciones, al menos la versión del técnico, se conocía en la posterior rueda de prensa. Lotina desveló ya en su primera respuesta que le había expulsado por bajo rendimiento. Y fue duro. “Iván ha hecho un muy mal entrenamiento. Le he pedido explicaciones y me ha dicho que no estaba contento por algunas razones que él debe explicar. Entonces le he invitado a que se marche porque me parecía que el entrenamiento no era digno de un profesional. Que se quede en casa, que descanse y a ver si el lunes se compromete con el equipo. Iván y yo teníamos una muy buena relación hasta hoy”. Para el técnico, el enfado pudo originarse el mismo viernes cuando intuyó que no iba a ser titular en Málaga. “Ensayé una manera de jugar y quizá pensó que no iba a entrar . Quiero gente que esté comprometida y él no lo está. Veremos en unos días”.

Delapeña42

Lotina y De la Peña de nuevo a la greña

En la primera sesión de entrenamiento posterior al partido de Málaga, jugador y técnico apenas cruzaron la mirada. De la Peña participó de los ejercicios como cualquier otro día. Iván, posteriormente fue el que salió en rueda de prensa para explicar la versión de los hechos. Sensiblemente enfadado y nervioso, manifestó: “No admito a nadie que dude de mi compromiso con este club porque creo que ya lo he demostrado más de una vez. No se lo tolero a nadie, ni al entrenador ni a nadie. Por lo demás voy a seguir entrenando como siempre, con las mismas ganas y el mismo compromiso. Lo que no me gusta es la mentira. Me podía haber ido a otros clubs cobrando el doble de dinero y me quedé aquí. Llegué en noviembre con cinco puntos y el club como estaba. Nadie puede dudar de mi compromiso”, insistió, de la misma manera que admitía que no había completado una buena sesión. “Lo reconozco, sí, sí. Soy humano. Me invitó a irme y me fui pero nadie me echó”.

A De la Peña le escoció enterarse por la prensa de que sería uno de los sacrificados por la derrota ante el Getafe. “Un martes, diez días antes del partido ante el Málaga, ya se sabía quién iba a pagar los platos rotos y parece que fue así, pero no pasa nada. Es el mundo del futbol. El código del vestuario. Las cosas hay que decirlas dentro. Aquí (en una rueda de prensa) nunca vendré a decir nada. Mi intención es seguir entrenando, darlo todo por el club y que el míster tome las decisiones que tenga que tomar”. Desde el club el presidente dejó claro que no se abriría expediente al jugador al calificar de “calentón” su reacción y dejó claro su apoyo total y absoluto al técnico blanquiazul. Lotina no quiso enquistar más el asunto y el partido entresemana de la Copa de la UEFA en la República Checa frente al Teplice, se llevó al jugador cántabro, que jugó una media hora y como no, demostró su enorme calidad, resultando clave para que el Espanyol no saliera derrotado.

dlpeña4

De la Peña celebrando un gol

CAMPEONES DE COPA

En esa campaña, el club volvió a clasificarse para la Final de la Copa del Rey. La gran final, disputada en el Santiago Bernabeu frente al Zaragoza. “Lo Pelat” junto a Tamudo y Luis García desarbolaron al cuadro maño venciendo por un contundente 4 a 1, donde Iván participó activamente en todos ellos, pese no marcar.

espanyolRCD ESPANYOL: Kameni, Zabaleta, Lopo, Jarque, David García, Ito (Coro, min. 61), Costa, Fredson (Moisés, min. 61), Luis García, De la Peña y Tamudo (Pandiani, min. 77).

zaragozaReal Zaragoza: César, Ponzio, Álvaro, Gabi Milito, Toledo (Valbuena, min. 75), Óscar (Savio, min. 50), Celades (Movilla, min. 66), Zapater, Cani, Ewerthon y Diego Milito.

Árbitro: Luis Medina Cantalejo (Comité andaluz). Mostró cartulina amarilla a Jarque (16”), Ito (18”), Tamudo (74”), del Espanyol y a Oscar (26”), Gabriel Milito (36”), Celades (48”), del Real Zaragoza. Expulsó a César por doble amarilla en el minuto 74.

Goles: 1-0. Minuto. 2. Tamudo; 1-1. Minuto 28. Ewerthon; 2-1. Minuto 33. Luis García; 3-1. Minuto 71. Corominas; 4-1. Minuto 86. Luis García.

Incidencias: 78.000 espectadores acudieron al estadio Santiago Bernabéu. Noche primaveral. El Rey Juan Carlos presidió la final en un palco donde también acudieron Angel Villar, presidente de la RFEF, José Montilla, Ministro de Industria, Pascual Maragall, presidente de la Generalidad de Cataluña, Marcelino Iglesias, presidente del Gobierno de Aragón, Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid, Fernando Martín, presidente del Real Madrid, Joan Clos, alcalde de Barcelona y Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza. Los espanyolistas vivieron una fiesta increíble y memorable.

Para Iván ese título, según confesó, fue el más celebrado de su carrera: “Todos los títulos han sido importantes para mí, pero el que más ilusión me hizo sin duda fue ese. El hecho de que estuvieran mis hijos en el campo y lo pudieran ver me emocionó de manera especial. Lo que se vivió aquel día con toda la afición en la Castellana y en el campo me hizo disfrutar como un enano. En los clubs grandes ganar es una obligación y quedar segundo es un fracaso, aquí las alegrías se disfrutan mucho más y en los momentos difíciles sientes mucho más apoyo y eso en ocasiones aún se valora más que un titulo”.

dlpeña25

Tamudo e Iván celebrando el título de Copa del Rey

DE LA EUFORIA COPERA AL DRAMA LIGUERO

Si en la Copa el Espanyol escribió uno de sus capítulos más bonitos de su historia. En la Liga, el conjunto perico estuvo a punto de hacer un borrón también histórico. El cuadro de Lotina, que nunca acabó de arrancar en la Liga. El equipo se mostraba muy irregular y esto provocó que se llegara a la última jornada aún en vilo por evitar el descenso. De la Peña que se había perdido los últimos tres encuentros por los clásicos problemas musculares, forzó su reaparición para ayudar al equipo ante el decisivo encuentro frente a la Real Sociedad en Montjuic.

Los periquitos dependían de sí mismos, si ganaban salvados, sino, había que esperar un pinchazo del Alavés. Ambos equipos eran claros favoritos, jugaban en casa frente a dos equipos que no se jugaban nada. El equipo se salvó en el último suspiro del descenso, al anotar un gol Coro en el tiempo de añadido, que precisamente sustituyó a De la Peña que abandonó el terreno de juego minutos poco antes del descanso. Destacar que el cántabro, aguantándose el hielo en el muslo, no paró de espolear a la grada para que no cesaran de animar. Afortunadamente, no todos los dramas acaban mal y el Espanyol pudo dar fe de ello esa noche.

CÓMPLICE DEL TAMUDAZO

La temporada 2006/07, en lo que se refiere la Liga, el Espanyol vivió cómodamente instalado en la media tabla, sólo un inicio dubitativo enturbió la temporada, pero a medida que transcurrieron las jornadas, el equipo de Valverde, que sustituía a Lotina en esa campaña, auparon al Espanyol a una zona mucho más tranquila, haciendo partidos memorables como frente al Sevilla, Athletic o Barcelona en Montjuic o en el Calderón, donde Iván de la Peña, junto a Luis García y Tamudo, destrozaron a la defensa rojiblanca.

Delapeña43

De la Peña desplegó su gran magia en la 2006/07

Pero si un partido restará en las retinas de por vida de los aficionados españoles y sobre todo de los pericos, es el que se disputó en el Camp Nou, donde los azulgranas se jugaban el título y el Espanyol nada. La exhibición del cántabro sentó cátedra, asistiendo mortíferos pases al espacio para Tamudo y Luis García, que rompían a la zaga azulgrana frecuentemente. Finalmente, el conjunto blanquiazul logró el empate en el último suspiro, arrebatando el campeonato de Liga al eterno rival cuando ya entonaba el alirón. En uno de los finales de Liga más impactantes que se recuerda, ya que en 18 segundos la Liga cambió de dueño, siendo el Real Madrid el gran favorecido del gol que marcó Tamudo, que a la postre significó que la Liga fuera a la capital.

De la Peña, en esa temporada jugó más atrasado de lo que en él era habitual, ya que no era el mediapunta del equipo, sino que jugaba más atrasado en el doble pivote con Moisés Hurtado, su gran guardaespaldas, que le permitió brillar y dirigir con maestría al equipo. Sólo con Lotina, en escasas ocasiones, había jugado en el Espanyol en esa posición, al lado del extremeño Ito. Pero realmente, fue Valverde, el gran valedor de Iván como mediocentro del equipo.

SUBCAMPEONES DE LA UEFA

Si en la Liga, el Espanyol dejó partidos para el recuerdo, la gran hazaña del cuadro periquito fue en la Copa de la UEFA. Los de Valverde llegaron a la final invictos, dejando en la cuneta equipos de postín como el Ajax, Benfica o Weder Bremen. De la Peña, como director de orquesta, comandaba un equipo letal a la contra, que era capaz de desarbolar a cualquier equipo europeo de postín.

Delapeña16

De la Peña frente al Benfica

En la final, el rival fue el Sevilla.  Este suceso desató la locura entre el espanyolismo y la fiebre para ir a Glasgow entre todos era brutal. Lamentablemente, el día de la final (16/05/2007) ya empezó con muy mal pie, porque más de 400 pericos no pudieron viajar a Escocia por una estafa de una compañía de viajes. Pese este mal augurio, la comunión entre equipo y afición en Hampden Park fue descomunal y nunca visto, ni siquiera en las dos anteriores finales.

El partido entre Sevilla y Espanyol fue de vibrante desde el primer minuto, a pesar de que los catalanes fueron remando contracorriente, ya que los andaluces se avanzaron en el marcador y cuando el Espanyol logró el empate y estaba avasallando a su rival se quedó de manera muy injusta con diez hombres. Este hecho, conllevó que Tamudo primero y luego “Lo Pelat” abandonaran el terreno de juego antes de lo previsto, cuando su presencia en las finales solían ser decisivas.

dlpeña28

De la Peña en la Final de Glasgow

El Espanyol, pese a la inferioridad numérica, mantuvo el tipo incluso pudo igualar un gol en contra sufrido en la prórroga. Sólo en la tanda de penalti, el Sevilla pudo doblegar a un bravo Espanyol. Las lágrimas de Iván y todos sus compañeros, eran de rabia, pero también de orgullo, ya que ese equipo murió de pie. Pese la dolorosa derrota, los jugadores y técnicos fueron recibidos en Barcelona como auténticos campeones, ya que el equipo de Valverde en toda la competición continental no conoció la derrota, siendo el único finalista invicto de la historia en una competición europea, hecho que resalta el enorme mérito de la plantilla espanyolista.

espanyolRCD ESPANYOL: Gorka; Zabaleta, Jarque, Torrejón, David García; Moisés Hurtado, De la Peña (Jonatas, m.87); Rufete (Pandiani, m.56), Riera, Luis García y Tamudo (Lacruz, m.72).

sevillaSevilla F.C.: Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Dragutinovic, Puerta; Martí, Poulsen, Maresca (Jesús Navas, m.46), Adriano (Renato, m.76); Kanouté y Luis Fabiano (Kerzhakov, m.64).

Árbitro: Massimo Bussaca (Suiza). Expulsó por doble amarilla al espanyolista Moisés Hurtado, que las vio en los minutos 12 y 68. Además, amonestó a los sevillistas Luis Fabiano (m.62), Kanouté (m.81) y Puerta (m.115).

Goles: 0-1 (min.18, Adriano), 1-1 (min.28, Riera), 1-2 (min. 105, Kanouté), 2-2, (min. 116, Jonatas). Penaltis:0-1. Kanouté. Gol.0-1. Luis García. Para Palop.0-2. Dragutinovic. Gol.1-2. Pandiani. Gol.1-2. Alves. Fuera.1-2. Jónatas. Para Palop.1-3. Puerta. Gol.1-3. Torrejón. Para Palop.

Incidencias: Final de la UEFA disputada en el estadio de Hampden Park de la ciudad de Glasgow, ante 52.000 espectadores. Con la presencia de miles de aficionados de ambos equipos. Desgraciadamente 400 pericos, se quedaron en Barcelona, por problemas en sus vuelos.

ELS TRES TAURONS

Iván de la Peña y Tamudo desde 2002 formaron una sociedad letal en el conjunto periquito, pero con la llegada de Luis García en el verano de 2005, formalizó un trío fabuloso, que aupó al Espanyol a vivir grandes cuotas deportivas, como la Copa del Rey en 2006, donde los tres estuvieron sublimes o la campaña de la UEFA de 2007, donde el conjunto de Valverde alcanzó la Final. Ellos eran el alma y la viva imagen del éxito blanquiazul.

La magia de “Lo Pelat”, la movilidad del asturiano Luis García y la picardía y olfato goleador de Tamudo, hacían de ese trío las delicias de la parroquia blanquiazul y generaba un terror nada infundado a las defensas rivales.

Esa fama ganada a pulso, les hizo bautizar en un principio como “El trío maravillas”, pero posteriormente en el programa de Catalunya Ràdio, “Els millors anys de la nostra vida”, dirigido por el periodista Bernat Soler, los bautizaron como “Els tres taurons”, en honor a la mítica delantera de los años ’60 que tuvo el Espanyol, “Los cinco delfines”. También sería injusto nombrar sólo a ellos tres como los grandes éxitos del club, ya que hombres de extrema calidad como Riera, Pandiani, Jarque o Kameni, ayudaron y mucho a escribir esos años con letras de oro en la historia del club. Aunque indudablemente, ellos tres se llevaban la mayor fama.

 dlpeña26

Els taurons, un trío mágico

Ese reconocimiento, no siempre fue elogioso, ya que también tuvieron que cargar con duras críticas del entorno, sobre todo cuando las cosas no iban bien. Se les acusaba de mandar en exceso en el vestuario y generar mal ambiente en él. Tanto en la era Lotina, como en la era Ernesto Valverde, soportaron duras críticas y ser bautizados como “El eje del mal”, un mal que condujo al Espanyol a unas cuotas inimaginables como ya hemos recordado antes.

Hablar de “Els tres taurons” en el Espanyol, es referirse a una de las sociedades atacantes más exitosas y prolíficas en la historia del club, estando a la altura de otras míticas delanteras que tuvo el club a lo largo de su longeva historia.

VUELVEN LAS LESIONES 

En la siguiente temporada Iván prolongó su contrato dos años más, para alegría de todos los pericos. Pero esa temporada fue bastante dura para el cántabro, ya que si hasta aquel momento el divino calvo pudo disputar muchos partidos, ya que las lesiones que sufría eran esporádicas, en esa campaña fueron una constante. Unos problemas en la rodilla derecha, seguidos de los inacabables problemas musculares le hicieron pasar un auténtico via crucis, solo pudiendo disputar la pobre cifra de 12 partidos ligueros y 3 en la Copa.

Delapeña44

De la Peña recuperándose junto a Dani Jarque

Pese a ello, el equipo realizó una primera vuelta inmaculada, logrando la tercera plaza con 36 puntos. La segunda vuelta fue otro cantar bien distinto. El equipo bajó el nivel de manera alarmante, también gracias a otras lesiones como las de Tamudo o Jarque, o la marcha durante mes y medio de Kameni a la Copa África. En esa vuelta el equipo logró la pobre cifra de 12 puntos, quedando desahuciado para las plazas europeas.

HUNDIDOS…LLEGA SU GRAN AMIGO POCHETTINO

La temporada 2008/09 empezó con Márquez en el banquillo, que fue segundo con Lotina y Valverde. Iván pudo empezar la temporada con el equipo y de hecho, colaboró a sumar los dos primeros triunfos, pero a raíz de allí volvieron las pesadillas de las lesiones musculares. En la primera vuelta solo pudo jugar 7 partidos, 6 con Márquez y un con su sustituto Mané, un balance muy pobre que recrudecía lo sufrido la temporada anterior.

Si la mala fortuna del cántabro era notoria, no lo era menos la del Espanyol que estaba hundido en la tabla. Ese hecho hizo que la entidad estrenara técnico por tercera vez, una vez caídos Márquez y Mané. Esta vez el escogido era Mauricio Pochettino, ex compañero e intimo amigo de Iván. El cántabro no escondió su satisfacción por el nuevo nombramiento. “Estamos en una situación difícil, pero se muestra ambicioso y recuerda que podemos salir de aquí. Hay que luchar hasta el final para intentar dejar al Espanyol en Primera. Pochettino es el entrenador ideal para nosotros. Nos transmite mucha moral. Quiere que el grupo crea en lo que hace y le deseo lo mejor porque también será lo mejor para nosotros”.

Delapeña51

Pochettino y De la Peña dos buenos amigos

DE LA PEÑAZO EN EL CAMP NOU

El derbi barcelonés se presentaba como uno de las más desiguales de la historia. El Barcelona líder intratable, invicto en su feudo, y el Espanyol colista, que no ganaba un partido de liga desde hacía cuatro meses. La afición barcelonista iba predispuesta a ver un festín de los suyos, acostumbrados a golear a rivales sin piedad ese año, y sobre todo relamerse de lo que sucedió con el célebre partido del Tamudazo. Los cánticos desde el primer minuto de “A 2ª, a 2ª” retronaron en el Camp Nou, picando en el orgullo a los blanquiazules que salieron hipermotivados, dispuestos a plantar cara al intratable Barcelona de Guardiola (Ver partido).

Pasada la media hora, sin que el dominio del Barcelona fuera agobiante para los de Pochettino, sucedió una jugada que cambió el rumbo del encuentro. Una dura entrada de Keita a Moisés en la zona media, provocó las iras de “Lo Pelat” que presionó al colegiado y este no dudó en mostrar la cartulina roja al jugador azulgrana. La cosa pintaba bien para los pericos, al menos difícilmente habría la temida goleada que todos intuían y temían. Con uno menos, los locales quisieron mostrar su cara más agresiva y el partido fue subiendo de tensión hasta que se llegó al descanso.

Al poco de comenzar la segunda mitad, el extremo brasileño blanquiazul, Nené, llegó hasta la línea de fondo y puso la pelota en la cabeza de De la Peña. El cántabro remató con comodidad y sin oposición y abrió el marcador. De cabeza. Increíble. El cántabro lo celebró con mucha rabia y demostrando que el Espanyol, pese ser colista, estaba muy vivo.

dlpeña27

Momento del primer gol en el Camp Nou

Pero como quien no acababa de creérselo, apenas unos minutos más tarde fabricó un gol, tras un error con los pies del cancerbero azulgrana. Con una extraordinaria sangre fría, marca de la casa, controla el balón y con un toque final exquisito superaba por alto a un sorprendido Valdés. La celebración de Iván aún fue más expresiva, dando brincos y con el dedo índice haciendo el gesto de callar el coliseo barcelonista.

dlpeña22

De la Peña silenciando al Camp Nou

0-2, Una ventaja que el Espanyol de esta temporada no había tenido en ningún partido. Pero quedaba mucha tela que cortar todavía. Y muchos nervios. Y mucha tensión. Y mucho de todo. Tanto, que los nervios y la tensión se incrementaron un poco más cuando Touré marcó dentro del área después de un fallido despeje de la defensa blanquiazul.

Allí apareció el genio de nuevo del cántabro, controlando la situación, para desespero de sus rivales, que no estaban acostumbrados a perseguir el balón. Fruto de ello, Iván fue víctima de patadas causadas por la impotencia, la más evidente la de un superclase como Xavi. El Espanyol aguantó las acometidas de su rival, sin demasiados agobios, aunque con los lógicos nervios de no poder dejar escapar una oportunidad histórica como la que se presentaba.

27 años después, cuando la inmensa mayoría de jugadores del Espanyol aún no habían nacido, los blanquiazules volvían a reinar en el Camp Nou. Abundando en ese tema, además, el Espanyol había logrado otro de hito histórico: jamás hasta ese momento un colista había ganado en el campo de un líder. Y menos aún, en un derbi ciudadano.

dlpeña23

Iván celebrando uno de sus dos goles

barcelonaFC Barcelona: Valdés, Alves, Abidal (Puyol, 23), Piqué, Márquez, Touré, Keita, Xavi, Henry (Busquets, 46), Messi y Etoo (Gudjohnsen, 65).

espanyolRCD ESPANYOL: Kameni, David, S. Sánchez, De la Peña (Coro, 71), Luis García, Ángel (Román, 36), Pareja, Nené (Tamudo, 87), Jarque, Moisés, Iván Alonso.

Árbitro: Delgado Ferreiro (Colegio Vasco). Tarjeta amarilla a Pareja, Piqué, Eto’o, Luis García, Jarque, Xavi, De la Peña, Sergio Sánchez, Touré), Puyol, Iván Alonso y Tamudo. Roja directa a Keita (min. 37).

Goles: 0-1, Iván de la Peña (min. 49); 0-2, De la Peña (min. 53); 1-2, Touré (min. 62).

“ME DIRÁN QUE ESTOY LOCO, PERO NOS VAMOS A SALVAR”

A pesar de la heroica victoria en el derbi, los resultados seguían sin sonreír al Espanyol en los partidos siguientes, que hundían en la miseria al Espanyol en la tabla, colista y a ocho puntos de la salvación a falta de diez jornadas para la conclusión. Pochettino, como último recurso, se llevó al equipo a Navata para realizar un mini-stage y recargar pilas, para conseguir un milagro: La salvación.

dlpeña3

Iván tiró del carro para salvar al Espanyol

Iván de la Peña hizo una de las ruedas de prensa más impactantes de la temporada, en la previa contra el Deportivo en Montjuic, espoleando a todos los estamentos del club para salir de la profunda crisis que estaba inmerso el equipo. “¿Por qué no vamos a salir? Estamos trabajando bien y confío en el equipo. Creo que nos vamos a salvar. Dirán que estoy loco, pero creo en este equipo, en cómo está entrenando. Confío muchísimo en la plantilla y estoy convencido y así lo vamos a demostrar en el terreno de juego. Lo digo, porque lo creo realmente y si no fuera así, estaría diciendo otras cosas. A nadie le gusta estar en esta situación y por eso insisto en que confío en esta plantilla y lo digo de verdad. El equipo no tiene ansiedad, sino ganas de sumar los tres puntos. No quiero pensar en Segunda División. Aquí estamos todos: jugadores, afición,… Todos nos jugamos mucho. La afición siempre ha respondido y no podemos pedirle más porque ha estado a nuestro lado y su apoyo ha sido increíble en los últimos partidos. Hemos de darles las gracias y que siga igual porque entre todos vamos a salir de aquí. Los equipos que están por encima se creen más tranquilos, pero yo no lo estaría tanto, porque nosotros estamos convencidos de que nos vamos a salvar. De momento, el domingo queremos ganar. Es lo único que nos pasa por la cabeza”. Unas declaraciones que insuflaban las últimas dosis de optimismo al entorno blanquiazul, de un jugador como Iván, todo un referente para el equipo y la afición. 

DE LA PEÑA LIDERA LA HEROICA SALVACIÓN

El Espanyol necesitaba una remontada milagrosa en las diez últimas jornadas, ya que estaba a ocho puntos de la salvación. De la Peña como líder del equipo, suplantando a Tamudo que pasaba por una mala forma evidente, se echó el equipo a las espaldas. Era el alma del equipo, por esa razón, Pochettino lo intentaba cuidar lo máximo posible para que su frágil musculatura no dejara tirado al equipo en el momento más crucial de la temporada. Todos los estamentos del club, se tomaron la salvación como un reto. La afición liderada por el grupo de animación, La Curva, el club en la imagen de Pochettino y los jugadores liderados por Iván.

dlpeña2

Iván celebrando la remontada hacia el milagro

En las siguientes nueve jornadas, los de Pochettino ganarían siete partidos, cederían un empate y una sola derrota. Con esos números impresionante, el Espanyol consiguió el milagro, salvarse y además lo hizo con una jornada de antelación, en Almería se certificó la permanencia ganando 0 a 3, esta vez con Iván en la grada por sus molestias musculares. Sin duda, sin la presencia del cántabro, el espanyolismo no hubiera podido contar esa heroica salvación. “Lo Pelat” jugó 22 encuentros en total ligueros, marcando 4 goles, su record personal como blanquiazul.

Delapeña15

Iván y sus compañeros celebrando un gol

Tras la salvación, el espanyolismo era un clamor para que renovaran a Iván. Como casi siempre sucedía, su prolongación de contrato fue un culebrón, ofertas de Rusia, tanto del CSKA y Spartak ponían en peligro su continuidad en el club. Pero tras largas semanas de negociaciones, el cántabro aceptó la renovación por dos años más como blanquiazul.

AMARGA CAPITANÍA

Si para cualquier jugador ser nombrado capitán es un orgullo y motivo de felicidad, este no fue el caso de Iván. El jugador tomó el brazalete, después de que Pochettino le arrebatara ese rango a Tamudo y que en plena pretemporada en tierras italianas, el nuevo capitán Dani Jarque falleciera trágicamente por un paro cardíaco. El golpe para la plantilla fue durísimo, que costó meses recuperarse.

Esa trágica situación, llevó a que la plantilla, con el visto bueno de los técnicos, a que el cántabro fuera designado como primer capitán de la plantilla blanquiazul, un orgullo que en otra situación hubiera estado acompañada de gran felicidad, esta vez no era el caso.

LESIONES AL ORDEN DEL DIA

La temporada volvió a significar un auténtico calvario para el cántabro, sus problemas físicos no cesaron a lo largo de la temporada, el cántabro tuvo un carrusel de lesiones que solo le permitieron jugar 4 partidos, ninguno de ellos completo y tres de suplente. Una lesión muscular de grado uno en el tríceps sural de la pierna derecha, le llevó por el camino de la amargura. Por esta razón, se desplazó a Belgrado para aplicarse un tratamiento específico, que de líquidos derivados de la placenta de yegua, durante tres o cuatro día. Iván en rueda de prensa explicó su viaje a Belgrado: “En esta ocasión sí que me ha pasado por la cabeza tirar la toalla; esta vez más que nunca porque no puedo entrenar. Lo sufro yo y no quería llegar a esta situación. Lo que quiero es jugar y lo intentaré hasta el final y si no puedo jugar, lo dejaré. Y dejaré que el club haga lo que crea conveniente con mi último año de contrato”. A partir de allí, ni prensa ni afición, hurgó más en la herida del santanderino, que veían que lo estaba pasando francamente mal con toda esa situación.

A pesar de este revolucionario tratamiento, su mejora no era suficiente para jugar. Eso le llevó a pasar por el quirófano, para superar las molestias que padecía en la musculatura tibial posterior de la pierna derecha. El centrocampista, tras las pruebas a que había sido sometido, sufría una fibrosis de las vainas musculares del tibial posterior. Esta dolencia, en una zona ya afectada por lesiones anteriores, actuaba como si fuera un síndrome compartimental por lo que debía ser intervenido. Su temporada acabó sin poder disputar ningún encuentro más.

Delapeña31

Iván intentando superar las lesiones

La siguiente temporada siguió con los mismos derroteros. El cántabro atormentado por sus continuas molestias, sólo pudo jugar unos veinte minutos en la segunda jornada de Liga frente al Villarreal.

ANUNCIA SU RETIRADA

El 19 de mayo de 2011, Iván de la Peña, convocó a todos los medios en la sala de prensa del Estadio de Cornellà-El Prat, para anunciar lo que era un secreto a voces, que colgaba las botas al no superar las molestias que le impedían jugar con normalidad. Con rostro emocionado, el cántabro manifestó: “Aunque mi cabeza me pedía que siguiera adelante. El inmenso cariño que he recibido de toda la gente del Espanyol desde el primer día. Tuve la ilusión de jugar en Primera División y lo conseguí. He disfrutado muchísimo de esta profesión, porque el fútbol me ha dado los mejores amigos y quiero agradecer los momentos que he pasado: he disfrutado como un enano. No me esperaba el cariño que he recibido durante mi etapa aquí por mi pasado, del que me siento muy orgulloso. Gracias, gracias y gracias al club, a la institución… Me quedo con el sentimiento de este club, de la afición, de los jugadores… Este club es muy grande y hay que ayudar a que siga creciendo. A veces no lo valoramos tanto, pero éste es un gran club”. El cántabro, estuvo acompañado por el consejero delegado, Joan Collet, Mauricio Pochettino, Luis García, Javi Márquez, Tommy N’Kono, y su agente, Manel Ferrer, en su emotiva rueda de prensa.

 

POCHETTINO LO PREMIA FRENTE AL SEVILLA

La gran novedad de la última lista de Pochettino de la temporada fue la entrada de Iván, pese que no tenía la alta médica. Era un homenaje a su carrera y a sus éxitos con la zamarra blanquiazul. El cántabro jugó sus últimos 13 minutos como profesional y con la camiseta blanquiazul en una de las jornadas más emotivas que se han vivido en el Estadio periquito. ‘Lo Pelat’ fue el gran protagonista de un partido que ni siquiera se vio empañado por el resultado final, donde los blanquiazules cayeron por 2 a 3. Al anunciarse su nombre por megafonía antes de comenzar el partido, todo el público aplaudió a rabiar. La escena se repitió en el minuto 68 cuando De la Peña salió a calentar. Estuvo 12 minutos en la banda antes de entrar en el campo en sustitución de Joan Verdú. Entonces toda la grada se puso en pie para ovacionar al capitán, al ‘9’ blanquiazul. Luis García, le cedió el brazalete de capitán como homenaje.

Delapeña24

Jugando sus últimos instantes como profesional

espanyolRCD Espanyol: C.Álvarez, Chica, Amat, Luis García, Verdú (De la Peña, min.79), Galán, Javi López, Osvaldo, Álvaro (Callejón, min.66), Iván Alonso (Rui Fonte, min.55) y Raúl Rodríguez.

sevillaSevilla FC: Javi Varas, Cáceres, Romaric, Kanouté, Escudé, Alfaro, Sergio Sánchez, Negredo, Dabo, Medel (Fazio, min.88) y Luis Alberto (Renato, min.70).

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Colegio Navarro). Por parte del Sevilla, enseña tarjeta amarilla a Martín Cáceres.

Goles: 0-1, Negredo (min.2); 0-2, Kanouté (min.45); 1-2, Osvaldo (min.53); 1-3, Negredo (min.60); 2-3, J.Verdú (min.71).

Al finalizar el partido, la grada estalló en aplausos. Todos los integrantes de la plantilla y del cuerpo técnico salieron con una camiseta dándole las gracias por haber jugado con él: “Nosotros sí que hemos disfrutado como enanos (CONTIGO)”. Los futbolistas del Sevilla también quisieron despedirse de Iván, que no pudo reprimir las lágrimas. ‘Diremos que te vimos jugar’ rezaba la tercera pancarta de La Curva. Iván Alonso le subió a caballito antes de que el genial centrocampista, acompañado por sus dos hijos, diera una vuelta de honor mientras se exhibía un vídeo con algunos de sus mejores momentos.

Delapeña22

De la Peña, que entregó una camiseta a La Curva, se llevó varios regalos: una foto inolvidable del “De la Peñazo” con el texto a pie de imagen en el que se podía leer ‘Iván, perico per sempre’ y varios obsequios de La Curva, entre ellos, una bufanda y una camiseta.

Delapeña20

El jugador, a pesar de la emoción del momento, se hizo con el micrófono para dirigir sus últimas palabras. “Sólo quiero desearos lo mejor en el futuro. Tenéis que ayudar a llevar al Espanyol a Europa, que es donde merece estar. Os llevaré siempre en el corazón. Visca l’Espanyol!!!”, dijo.

Delapeña21

Acompañado por sus dos hijos, Iván abandonó el terreno de juego mientras sus compañeros le dedicaban los últimos aplausos. Después de una larga carrera como futbolista llegó el momento de colgar las botas. ‘Lo Pelat’ dijo adiós emocionado y agradecido al club por todas estas temporadas.

ENCONTRÓ SU FELICIDAD EN LA CASA DEL POBRE

Iván marginado por el futbol profesional, asqueado de los rígidos sistemas que le querían imponer los técnicos con sus libretas herméticas y en que la imaginación, el talento y la estética sin esfuerzo y musculatura no era concebido. Gracias a ello, el Espanyol pudo disfrutar durante muchos años de su inigualable creatividad, de ese pase al espacio que sólo era capaz él de ver a la primera y el resto en la repetición de la televisión, su estética por el juego y sus toneladas de talento.

Una Copa del Rey y un subcampeonato de la UEFA es su palmarés como perico, nada deslumbrante para un jugador de su excelsa categoría, pero en el Espanyol no sólo dejó eso, sino toneladas de magia, implicación y sentimiento perico, cosa que muchos dudaban, habiendo sido un icono barcelonista y reconocido culé. Muchos pericos recelaban de él cuando se anunció su sorprendente fichaje. Hoy podemos afirmar que nadie se arrepiente de que llegara dicha noticia a finales de agosto de 2002.

dlpeña

Artistas como él, bien pocos ha podido disfrutar el espanyolismo. Por esta razón, le damos gracias a esos técnicos cuadriculados, a esa indolencia defensiva y a sus innumerables lesiones, sin ellas, el Espanyol jamás hubiera podido disfrutar tanto de su magia. Y es que Iván entregó su felicidad futbolística en el Espanyol, el club pobre de Barcelona, pero como se suele decir, la felicidad es la certeza de no sentirse perdido e Iván se encontró en el Espanyol, donde se sintió más feliz.

ESTADÍSTICAS DE IVÁN DE LA PEÑA

DELAPEÑA

DE LA PEÑA CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

DELAPEÑA1

VIDEO IVÁN DE LA PEÑA

_____________________________________________________

Bibliografía: Mundo Deportivo, LFP, web oficial RCDE,  La Vanguardia, El País, Revista 23 Perico.

Fotos: Web oficial RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Marca, Web Laureano Ruiz, Diario Montañés, Revista RCDE, Anuari Tot Espanyol.

RAFAEL CARLOS PÉREZ GONZÁLEZ “MARAÑÓN”

16 mayo 2011

EL  ARQUITECTO 

DEL GOL

marañón

Hablar de Marañón es decir gol en la historia del Espanyol. Con 144 goles en partidos oficiales es el máximo goleador hasta la fecha del conjunto perico de toda la historia. Pese que en Liga lo superó Raúl Tamudo que pulverizó su marca de 111 dianas. En el global de todas las competiciones oficiales del club, el de Olite mantiene intacto su record, el de hombre gol del club y es que decir Marañón en el Espanyol es sinónimo de gol.

marañón24

Marañón marcó una época como blanquiazul

SUS INICIOS

Rafael Carlos Pérez González, conocido en el mundo futbolístico como “Marañón”, nació en la ciudad navarra de Olite el 23 de julio de 1949.  Su padre fue un destacado futbolista de la Real Sociedad que estuvo tres años o también su tío, Adolfo Pérez Marañón que jugó en Osasuna, Oviedo o Levante. Esa tradición familiar le llegó a Rafa y empezó a dar sus primeros pinitos futbolísticos en los Salesianos de Pamplona, de allí pasó al Club Deportivo Oberena de Pamplona, donde conoció con otro ilustre jugador espanyolista que marcó una época, Amiano. Sus buenas actuaciones en el cuadro navarro hicieron que el Real Madrid se interesara en sus servicios y él no dudó en aceptar la oferta madridista, a pesar de que en su infancia su equipo era el Atlético de Madrid.

DEMUESTRA SU VALÍA EN SEGUNDA DIVISIÓN

En las categorías inferiores blancas estuvo dos años, ya que en la temporada 1968/69 fue cedido al Ontinyent de la segunda división. En el cuadro valenciano demuestra su gran olfato goleador, marcando 15 goles. El conjunto consigue la permanencia, no sin sufrimientos, ya que tuvo que hacer la promoción. Su buen hacer en la división de plata, hace que el Sporting de Gijón pida al Real Madrid del joven delantero navarro, junto a otros dos madridistas más, Tejada y De la Fuente.

sporting2

Marañón vistiendo la zamarra rojiblanca junto a Quini

En el cuadro asturiano, el de Olite forma una delantera excepcional y que fue el terror de la segunda división junto a Quini, Churruca, Herrero y Valdés. Los asturianos dirigidos por el técnico Carriega ascendieron de manera brillante a tres jornadas del final, donde el conjunto rojiblanco marcó la friolera de 77 goles, y Marañón colaboró marcando 16 tantos en 29 encuentros.

sporting

El Sporting del ascenso Marañón abajo en el centro

EN EL REAL MADRID CASI EN BLANCO

Las dos grandes campañas que hizo en la división de plata y sobretodo en el Sporting, donde el navarro logró el ascenso con el conjunto gijonés, el Real Madrid no dudó en repescarle para su proyecto. Con Miguel Muñoz apenas tuvo ocasiones de demostrar sus cualidades. A pesar de que el “9” blanco Grosso sufrió una lesión de menisco y se perdió buena parte de la temporada, pero los Amancio, Manolín Bueno o Planelles están por encima de Marañón en los planes del mítico míster blanco. El ariete navarro en Liga juega 11 partidos y no logra ningún tanto.

r.madrid3

Amancio, Pirri, Marañón, Velázquez y Gento en el Madrid

Donde pudo demostrar más su calidad futbolística fue en la Recopa de Europa, donde jugó 3 encuentros y logró marcar su primer gol oficial con la elástica blanca fue en el partido de vuelta celebrado en el Santiago Bernabéu frente al Hibernians Valletta de Malta, donde sustituyendo a Pirri en el descanso, consiguió a los cinco minutos de entrar en juego el tercer tanto madridista, el resultado final fue de 5 a 0 para los blancos. La trayectoria blanca los lleva hasta la final, el partido disputado en Atenas les enfrenta al Chelsea inglés, ambos equipos empatan a uno, gracias a un gol salvador en el último instante de Grosso que lleva el partido a la prórroga donde ambos equipos no logran deshacer las tablas. Dos días más tarde se celebra el desempate en el mismo escenario, ya que en aquella época no existían las tandas de penalti. Finalmente, los ingleses se llevan el gato al agua al vencer por 2 a 1. Marañón no tiene minutos en ninguno de los dos partidos. El Madrid de Marañón no logra ningún título esa temporada.

La segunda temporada, la cesión al Castellón de Planelles, el camino para Marañón podía allanarse, pero su gozo en un pozo. El panorama para el navarro empeora, ya que el fichaje de un joven cántabro procedente del Racing de Santander irrumpe con fuerza en el Real Madrid, Carlos Alonso Santillana, pese su juventud, se hace con el “9” del Madrid y Marañón “chupa” más banquillo que nunca con Miguel Muñoz, sólo juega 8 encuentros ligueros, pero por fin consigue estrenarse en la Liga, su gol es frente al Granada en Los Cármenes el 16 de abril de 1972, aunque su tanto no es suficiente para evitar la derrota merengue por 2 a 1. En Europa, Copa de la UEFA, no dispone de minutos, el Madrid cayó en segunda ronda frente al PSV holandés. Donde Miguel Muñoz le dio confianza y pudo brillar más fue en la Copa, el delantero navarro consiguió dos tantos en los seis partidos que disputó el conjunto madridista, pero los blancos cayeron en semifinales frente al Valencia. Marcó contra el Sant Andreu y contra el club que le dio la gloria, el Espanyol, ambos goles en el Santiago Bernabéu. Los madridistas esta vez pueden cantar el alirón de la Liga, con Marañón en su plantel.

r.madrid2

Marañón celebrando el título liguero, corriendo en el centro de la imagen

El delantero de Olite, afrontaba su tercera temporada con la ilusión de ir entrando más en los planes de Miguel Muñoz, pese que la presencia de Santillana era complicada de desbancar. Así fue, Rafa volvió a tener un papel marginal, jugó 9 partidos de Liga sin poder marcar ningún tanto. En la Copa caen frente al Sporting en la primera eliminatoria, donde el delantero navarro jugó ambos encuentros. La decepción para Rafa era máxima, ya que era la competición que solía jugar más minutos. Al menos, a nivel personal tuvo la satisfacción personal de jugar por primera vez y sería su única ocasión, la máxima competición continental, la Copa de Europa. Su debut es en el partido de vuelta disputado en el Santiago Bernabeu contra el IBK Keflavik, en una eliminatoria que ya estaba resuelta en la ida, al vencer los blancos por 0 a 3. Marañón disputó la segunda parte y los blancos ganaron por la mínima gracias a un gol de otro futuro espanyolista, Juan Verdugo. Posteriormente disputó los encuentros frente al Arges Pitesti rumano y en la despedida del Madrid en la Copa de Europa frente al que era en aquel entonces rey de Europa, el Ajax de Amsterdam. Ambos partidos que disputó fueron en el Bernabéu, sin poder perforar la portería rival. Otra vez, el madridismo se fue de vacío esa temporada.

caricatura

Caricatura de Rafa Marañón

Esa situación marginal en el conjunto blanco, hizo que su futuro fuera lejos de las orillas de Chamartín y a punto estuvo de recalar en el Racing de Santander, pero finalmente la operación no fructificó y se quedó en el conjunto merengue por cuarta temporada consecutiva. Al contrario de las otras temporadas, Marañón tuvo mucha más presencia en las filas madridistas. Sobre todo cuando hubo la dimisión de Miguel Muñoz, tras 25 años en la casa blanca, debido a los malos resultados, supuso la entrada de Luis Molowny y una oportunidad de reivindicación para el navarro. Así fue, para el técnico canario las cualidades de Marañón fueron bastante más aprovechadas y jugó buena parte de encuentros del campeonato liguero, pese que tampoco era un fijo, debido a la dura competencia que tradicionalmente ha tenido el conjunto madridista en sus filas. El navarro disputó 19 encuentros y marcó 4 dianas, siendo sus mejores registros en el campeonato doméstico. En la Copa de la UEFA, disputó los dos encuentros que jugó el Real Madrid, pero el Ipswich Town del legendario Sir Bobby Robson los tumbó a las primeras de cambio, todo un duro revés en la aventura continental. En la Copa para el cuadro blanco, las cosas marcharon muchísimo mejor, ya que los blancos se alzaron con el título al vencer en el Vicente Calderón por un contundente 4 a 0 al eterno rival, el FC Barcelona. Marañón no disputó la final, pero sí que jugó el resto de eliminatorias, excepto el partido de ida de los cuartos de final frente al Granada. Disputó un total de 5 encuentros, marcando un único gol frente al Betis en el partido de vuelta de los octavos de final en el Santiago Bernabéu.

r.madrid

Marañón en acción frente al Murcia

SALIDA DEL MADRID

El técnico de la casa Luis Molowny dejó de ser entrenador del Madrid y el club blanco anunció la contratación del laureado técnico macedonio, otrora yugoslavo, Miljan Miljanic, que venía de realizar un brillante mundial de Alemania con la selección plavi. La contratación por unos 15 millones de las antiguas pesetas del espanyolista, el oriundo Roberto Martínez, y la incertidumbre por el cambio de técnico planteaba una más que posible salida del navarro de la casa blanca. En pretemporada, el técnico balcánico le comunicó que lo consideraba transferible y que su futuro blanco tenía una caducidad próxima. Además, Marañón tampoco gozaba de los favores del gran patriarca blanco, el presidente Don Santiago Bernabéu, que una vez afirmó del navarro que “un delantero con el culo bajo no puede meter goles”. Evidentemente como pitoniso, el presidente madridista no se ganó la vida.

Esa situación hizo que varios clubes se interesaran por el ariete navarro, sobre todo, Zaragoza y Espanyol. El club blanquiazul buscaba un relevo a su gran referencia ofensiva, el oriundo Roberto Martínez que como hemos citado acababa de fichar por los blancos, por lo que el interés espanyolista estaba más que justificado. Además el cuadro perico contaba con la pequeña ventaja que Marañón conocía tanto al técnico blanquiazul Santamaría, que lo había tenido en el juvenil madridista y congeniaron a la perfección, y a ex compañeros como Borja, De Felipe o Amiano, con el que coincidió en el Oberena. Por el contrario, el Zaragoza tenía la ventaja que ese año disputaría competición europea y eso para un futbolista siempre suele ser goloso.

El jugador llegó a un acuerdo con la entidad blanquiazul en plenas vacaciones en Cubelles, donde paseando por la localidad vecina de Coma-ruga se encontró a un viejo conocido suyo en el Madrid, Pedro De Felipe, que dos años había dejado la nave blanca para desembarcar en la perica. El central le animó a fichar por el Espanyol y poco después se encontraba en la finca del presidente Manuel Meler, situada en la misma Coma-ruga, para sellar el acuerdo total entre club y jugador. Sólo faltaba el acuerdo entre clubes. El dirigente blanquiazul, José María Villegas, que años antes ya había traído de la capital a jugadores como Borja o De Felipe, viajó a Madrid para encontrarse con su homónimo blanco, Antonio Calderón, para sellar el traspaso de Marañón. Los blancos exigían unos 12 millones de pesetas, los blanquiazules no querían dar más de 8. El Espanyol partía con la ventaja que el Zaragoza, tampoco quería llegar a esa cifra exigida por la entidad madrileña y la propuesta madridista de rebajar el precio a cambio del medio zaragocista Planas II, no era del agrado del conjunto aragonés, por lo que el acuerdo entre merengues y pericos era inminente, ya que el Madrid no le interesaba mantener a Marañón y Santamaría le agradaba mucho tener en sus filas al ariete navarro.

Finalmente, hubo fumata blanca por unos 8,5 millones de las antiguas pesetas. El presidente blanquiazul, señor Meler, anunció el fichaje el 29 de agosto de 1974 y que las negociaciones se empezaron a fraguar con el traspaso de Roberto Martínez al Madrid, y que finalmente fructificaron con éxito. Marañón firmó por 3 años a cambio de unos 2 millones de pesetas anuales.

marañón2

Marañón por fin de blanquiazul

ESTRENO A LO GRANDE CONTRA EL SANTOS DE PELÉ

El ariete navarro poco tardó en ofrecer alegrías a la parroquia perica. Su debut fue en el prestigioso Trofeo Ramón de Carranza, tan sólo dos días después de su firma con el club blanquiazul. Su estreno nada más y nada menos fue contra el Santos de Pelé, donde los catalanes se impusieron con todas las de la ley por un claro 2 a 0, donde el navarro fue una de las figuras indiscutibles del match con el pase del primer gol a Manolín Cuesta y marcar el segundo, como un auténtico depredador del área, al aprovechar el error en el blocaje del cancerbero brasileño Wilson. Marañón, escorado a la banda izquierda, formando un triplete atacante con Amiano como delantero centro y Manolín Cuesta como extremo diestro, con Solsona y José María como interiores. Esperaba en la final el conjunto carioca del Palmeiras que se había deshecho del Barcelona, también por 2 a 0.

espanyol

ESPANYOL: Borja, Ramos, De Felipe, Ochoa, Molinos, Ortiz Aquino, Manolín  Cuesta, Solsona, Amiano (Aslund, 56’), Marañón y José María (Romero 68’). 

santosfc

 

   SANTOS: Wilson, Marinho, Ze Carlos,  Wilson Campos, Leo, Carlos Alberto, Mazinho (Mifflin, 56’), Brecha (Adao, 56’), Clayton, Pelé y Edu.

Goles: 1-0: Minuto 40, Manolín Cuesta. 2-0: Minuto 58, Marañón.

Árbitro: Michelotti (Italia).

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales de la vigésima edición Trofeo Ramón de Carranza, donde el Espanyol defendía título.

El Espanyol no pudo reeditar éxito en la final y cayó por 2 a 1 frente al Palmeiras de los Luiz Pereira o Leivinha, que en un futuro no muy lejano desembarcarían en la liga española, concretamente al Atlético de Madrid.

74.75

El equipo base de la temporada 1974/75

ESCORADO A LA BANDA IZQUIERDA

Rafa que venía precedido de una buena fama de hombre gol, sobretodo adquirida, en su año en el Sporting, donde demostró su capacidad realizadora, formando un tridente demoledor con Quini y Churruca. Los cuatro años en la casa blanca fue un freno a su proyección deportiva y su paso al Espanyol era un acto de reivindicación deportiva. Pero para sorpresa de muchos, Santamaría le colocó en la banda izquierda, pero el navarro supo adaptarse a esa demarcación, pese que su posición favorita era la de “nueve” clásico. En esa demarcación le tocó realizar una misión sacrificada para un jugador acostumbrado a moverse por el centro y pensando sólo en el gol. En su nueva misión, Marañón no sólo tenía que marcarlos sino también fabricárselos a los demás. En su primer año, el de Olite rindió en un óptimo nivel, aunque aún sin explotar sus dotes goleadoras, aportó una más que aceptable cifra de 7 goles en 29 encuentros.

marañón5

Sus galopadas por la izquierda fueron un clásico en Sarrià

IMBORRABLE PRIMER DERBI

Para el navarro, el Barcelona ha sido un rival predilecto y lo demostró ya en su primer enfrentamiento frente a los azulgranas en Sarrià. El Barcelona de Cruyff, vigente campeón de Liga, venía a Sarrià lleno de estrellas y con un claro objetivo, conquistar su primer Copa de Europa en su 75º aniversario. Para ello contaban, a parte del citado astro holandés, con jugadores de una talla indiscutible como Marcial, Neeskens o Rexach. Era un derbi y en Sarrià, por lo que las espadas estaban en todo lo alto, ya que nunca los barcelonistas se sentían cómodos en ese feudo.

mora

El chut de Marañón supera a Mora

El festival de los de Santamaría fue arrollador, ganaron por 5 a 2 a los de Rinus Michels, donde brillaron con luz propia muchos espanyolistas como Manolín Cuesta o el incombustible Amiano, ambos marcaron a pares y donde Marañón cerró el célebre marcador de 5 a 2 para el gran festín de los locales, recogiendo un balón en posición, más que dudosa, para encarar a Mora y batirle de tiro cruzado. Una de las mejores tardes del espanyolismo en lo que a los derbis se refiere.

espanyolRCD ESPANYOL: Bertomeu; Ramos, De Felipe, Ochoa, Molinos, Ortiz Aquino, Manolín Cuesta, Solsona, Amiano, José María y Marañón.

barcelonaFC BARCELONA: Mora; Rifé, Torres (Martí Filosia, 65), De la Cruz, Neeskens, Quique Costas (Juan Carlos, 43), Rexach, Migueli, Cruyff, Marcial y Clares.

Goles: 1-0: Manolín Cuesta, min. 27. 2-0: Manolín Cuesta, min. 31. 2-1: Migueli, min. 35. 3-1: Amiano, min. 42. 3-2: Clares, min. 56. 4-2: Amiano, min. 58. 5-2: Marañón, min. 82.

Árbitro: Sánchez Ríos (Colegio Andaluz). Amonestó a Amiano, De Felipe y Manolín Cuesta por parte del Espanyol y a Neeskens por parte del Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada del Campeonato de Liga, disputado el 24 de noviembre de 1974. Casi lleno en el estadio de la Carretera de Sarrià.

Imágenes del 5 a 2 al Barcelona 

NO SIEMPRE FUE FÁCIL

La estancia en el club blanquiazul del delantero navarro. En su segunda campaña, Santamaría contaba con él de manera intermitente, la llegada de Jeremías y Caszely y su irregularidad, debida en buena parte al acoplamiento que debía hacer estando en una posición, extremo izquierdo, que a él no le acababa de agradar hizo que su segunda temporada como blanquiazul fuera bastante pobre. Su crisis de juego y anímica provocó que se planteara su posible marcha al Alavés, su descontento era más que evidente por su situación personal y más cuando el año pasado era un fijo para los onces del míster, pero una conversación con el presidente Manuel Meler, calmaron los ánimos del ariete navarro. Santamaría en la recta final de temporada finalmente fue contando con el delantero y marcó sus únicos dos tantos en el campeonato liguero, donde los blanquiazules hicieron un más que meritorio cuarto puesto en el año del 75 aniversario, clasificándose de esta manera para la Copa de la UEFA.

marañón7

Donde sí Santamaría confió con el de Olite fue en el torneo del KO y jugó todos los encuentros coperos, excepto el primero en Sarrià frente al Elche. Marañón marcó 5 tantos, todos ellos en la eliminatoria de octavos de final frente al Málaga, dos en Sarrià donde los periquitos vencieron por 3 a 2 y un hat-trick en la Rosaleda, donde los espanyolistas volvieron a ganar por 3 a 4. En los cuartos de final, el rival fue el Betis, donde los blanquiazules cayeron en el Benito Villamarín por 3 a 1 y en Sarrià los blanquiazules ganaron de manera insuficiente por 2 a 1. Marañón, falló un penalti con el 0 a 1 en el marcador, lastimosamente lo lanzó fuera.

EXPLOTA COMO GOLEADOR Y ROZA EL PICHICHI

El extremo izquierdo navarro desde la pretemporada demostró a Santamaría que nada tendría que ver la temporada anterior con la venidera. El de Olite con goles y extraordinarios encuentros se iba ganando el cariño de la afición y el temor de las defensas rivales. Marañón jugó todos los minutos posibles y estuvo en la brecha para lograr el pichichi hasta el final con el valencianista Mario Alberto “Matador” Kempes, el canario argentino “Puma” Morete y el barcelonista Manolo Clares. A falta de una jornada, Marañón y los argentinos llevaban 22 dianas y Manolo Clares 21.

             kempes_1

 Clares, Morete y Kempes pugnaron con Rafa por el Pichichi

El Espanyol iba al Sánchez Pizjuán, Kempes visitaba el Calderón, con un Atlético ya campeón de Liga y Clares jugaba en casa frente al Betis. Lamentablemente, el ariete navarro se quedó sin marcar, al empatar a cero en Sevilla. Morete tampoco mojó en su visita a San Mamés. Clares igualó a Marañón al marcar un gol y Kempes finalmente se llevó el Pichichi, al marcar dos tantos. Un triste final liguero, ya que además de la pérdida del Pichichi, el Espanyol perdía también sus opciones europeas al no ganar en Sevilla, condición sine qua non, para clasificarse para la Copa de la UEFA. Pese a ello, la temporada liguera de Marañón fue extraordinaria. Disputó todos los encuentros y minutos del campeonato, marcando un hat-trick de nuevo contra el Málaga y tres dobletes, uno de ellos frente al Barcelona, para hacer un total de 22 goles, igualando la plusmarca de Juncosa en la temporada 1942/43, siendo el record de un jugador en el club blanquiazul.

marañón31

Marañón acabó con 22 dianas

En la Copa, los blanquiazules se quedaron a las puertas de la final, al caer otra vez frente al Betis. Los blanquiazules consiguieron una corta renta de 1 a 0 en Sarrià, gracias al gol del chileno Caszely, pero en Sevilla, los de Santamaría volvieron a mostrar su cara más conservadora y cayeron por 2 a 0 en la prórroga. El drama se vino hacia Barcelona, ya que los espanyolistas tuvieron la final muy cerca, pero un error garrafal del portero Echevarria, a falta de tres minutos para el final, envió el partido a la prórroga, donde los béticos acabaron imponiéndose.

En Europa, el Espanyol no hizo un papel muy brillante, al no pasar de los octavos de final, al perder contra el Feyenoord holandés, ambos partidos por 1 a 0. Marañón en esta competición marcó dos goles, frente al Niza en Sarrià y el Eintracht Braunsweig en Alemania.

 marañón32

Rafa no perdonaba dentro del área

DEBUT INTERNACIONAL CON LA SELECCIÓN

Su fabulosa temporada no pasó inadvertida para el seleccionador español Ladislao Kubala, que el 18 de marzo de 1977 anunció la convocatoria del navarro por primera vez en un partido de la selección española absoluta, en esa lista, también se encontraba su compañero de equipo Dani Solsona. El partido frente a Hungría en un amistoso en la ciudad de Alicante.

El encuentro no fue muy brillante, España jugó muy imprecisa, y sólo el talento de Juanito pudo hacer frente a la rocosidad magyar. Marañón disputó la segunda mitad, y dio más capacidad al ataque español, con su agilidad y mordiente.

Los húngaros se avanzaron en una acción de córner y esta situación espoleó a los locales. Primero, Marañón desperdiciaría una maravillosa ocasión de empatar al cabecear el balón fuera cuando tenía toda la portería para él después de una ligada jugada entre Solsona y Juanito. Y sería finalmente Juanito, el que lograría el gol hispano tras una pared con Marañón. El burgalés se metió decidido en el área con el balón pegado a sus botas y chutó raso engañando al portero, que se quedó clavado.

 Tras el partido, Marañón se mostró satisfecho por su actuación individual en el día de su debut. “Bastante contento, contribuí al tanto sus nos dio el empate y creo que cumplí”, afirmaba el ariete navarro. Pero estas sensatas declaraciones del navarro, no concordaron con las críticas que recibió de la prensa madrileña por el error que tuvo en la clara ocasión que gozó, sin dudas, unas injustas críticas hacia el debutante espanyolista.

bandera7781 ESPAÑA: Miguel Ángel (Arconada, 45’), Capón, Benito, Camacho, Pirri (Cortabarría 45’), Del Bosque, Juanito, Villar, Satrústegui (Solsona, 45’), Churruca y Rojo (Marañón 45’).

hungria

 HUNGRIA: Gujdar, Torok (Martos, 45’), Balint, Toth, Zomborl, Kerekl, Fazekas, Nyllasi (Nagy, 62’), Kovacs (Puztay, 58’), Pinter y Varady. 

Árbitro: Michel Vautrot, Francia. Amonestó a Benito y a Balint.

Goles: 0-1: Minuto 58, Puztai. 1-1: Minuto 68, Juanito.

Incidencias: Casi tres cuartos de entrada en el Rico Pérez de Alicante en el encuentro amistoso, disputado el 27 de marzo de 1977.

RATIFICA SU GRAN MOMENTO

Marañón, tras prolongar su contrato con la entidad blanquiazul tres años más. En la temporada 1977/78 volvía demostrar que su olfato goleador seguía intacto y era la gran referencia ofensiva del cuadro de Santamaría, pero los resultados colectivos del equipo eran muy mediocres y eso generó muy mal ambiente tanto en la plantilla, donde se vieron algunos capítulos de indisciplina contra el técnico uruguayo. Tampoco ayudó, una fisura en el riñón que sufrió Marañón, que le tuvo apartado un mes de los terrenos de juego y agravó más el mal juego del equipo. La afición también estaba muy descontenta y cansada de los métodos de Santamaría, que era acusado de no confiar con la gente de casa y dar mucha cancha a los jugadores extranjeros que tampoco daban un salto cualitativo a la plantilla, tal y como reflejaban los resultados. Finalmente, tras seis temporadas y media, el técnico fue cesado al caer estrepitosamente en el Sardinero por 4 a 0.

marañón21

Marañón seguía con su buena racha goleadora

La situación del equipo no mejoró con la contratación de Heriberto Herrera, el hombre que 15 años antes ya ascendió el equipo a primera división en su primera estancia en la división de plata y que venía de hacer una brillante carrera en el Calcio italiano, donde entrenó a equipos como la Juventus o el Inter de Milan.

marañón19

El ambiente con el técnico no mejoró, su fama de sargento y sus entrenamientos exigentes, hizo que tuviese muchos roces con algunos jugadores, sobre todo con Ortiz Aquino, Fernández Amado, Caszely y Jeremías. Además algunas relaciones no eran muy fluidas, sobre todo entre el chileno Caszely y Marañón, por las declaraciones del  “Gerente” que afirmaba que el tridente Caszely, Jeremías, Flores sería el ataque ideal, hecho que sentó a cuerno quemado al navarro, como así lo manifestó en el Mundo Deportivo: “Yo no quiero entrar en polémicas. Me parece muy bien que un jugador se autopromocione mientras los demás se lo acepten, pero que desacredite a los compañeros no lo puedo aguantar de ninguna de las maneras. Repito que no quiero entrar dentro de una polémica que lo único que haría es perjudicar al club, al que yo me debo y que tan bien me ha tratado en los años que he estado enrolado en sus filas, pero a partir de ahora no voy a soportar ninguna manifestación más de este tipo”.

marañón35

Espectacular salto de cabeza de Marañón para Caszely que controla con el pecho

El final para los blanquiazules fue dramático, por una racha final muy mala que no logró sentenciar la salvación matemática que tenía a la mano a falta de cuatro jornadas para el final. Pero sendas derrotas en casa frente Racing y Las Palmas, más el empate a uno en el Rico Pérez. Esa terrible situación, hizo que hasta cinco equipos, Espanyol, Burgos, Hércules, Racing y Betis, se jugaran el último puesto del descenso. La única combinación fatal para los blanquiazules era la en el Helmántico frente al Salamanca, sumada al triunfo del Real Betis en casa frente a la Real Sociedad y el empate del Racing de Santander en casa frente al Sporting de Gijón. Burgos y Hércules jugaban entre ellos y con un empate se salvaban ambos, por lo que el Hércules igualaría a puntos con el Espanyol, si los blanquiazules caían en Salamanca. En esas circunstancias se alcanzaría un cuádruple empate a 30 puntos que condenaría a los de Sarriá.

marañón18

Marañón era el sostén de los blanquiazules

 El Espanyol cayó de manera justa en Salamanca por 1 a 0, por lo que estaba a merced de terceros resultados. Afortunadamente, el Racing ganó por la mínima al Sporting, por lo que evitó el temido cuádruple empate que condenaba al Espanyol. Finalmente, el damnificado fue el Betis que no le valió la victoria en casa frente a la Real Sociedad. La Liga 1 977-78 fue una fuente de angustias y desvelos para los blanquiazules, pero al final todo quedó en un gran susto. Un susto mayúsculo que no debía caer en saco roto.

marañón33

El Espanyol vivió un drama mayúsculo en El Helmántico

Si colectivamente la temporada se catalogaría como decepcionante, para Marañón de manera individual le fueron bastante mejor, ya mantuvo sus buenos registros goleadores con 18 tantos en 30 jornadas. Así también lo consideró el seleccionador Ladislao Kubala, que se lo llevó para el Mundial de Argentina. 

MUNDIALISTA EN 1978

España por fin volvía a un Mundial tras haber faltado a las dos últimas citas, no participó en México 1970 ni en Alemania 1974. El combinado de Kubala llegó a la cita de Argentina con muchos apuros, tras ganar por 0 a 1 en el pequeño “Maracaná” de Belgrado a Yugoslavia con el histórico gol de Rubén Cano. En el recordado “botellazo” a Juan Gómez “Juanito” cuando se dirigía hacia el túnel de vestuarios, al hacer con el dedo la señal de la derrota al siempre caliente público plavi. Marañón vivió ese partido desde el banquillo español, aunque no disputó ningún minuto.

Lote24_Crecs_Marañon_edited

Mundialista Marañón

Ladislao Kubala, convocó a Marañón y a también espanyolista Urruti, aunque ninguno de ellos cumplió el sueño de poder debutar en dicho campeonato. Desde 1950 que ningún blanquiazul iba convocado para un Mundial con España. El combinado nacional quedó encuadrado en el grupo C junto a Austria, Suecia y Brasil. La lógica decía que brasileños y españoles pasarían a la segunda fase pero todo empezó mal desde la concentración. Nada más lejos de la realidad. El debut fue contra Austria de los Krankl, Prohaska y Jara entre otros, en el José Amalfitani (Estadio de Vélez) de Buenos Aires.

La selección centro europea fue muy superior, un tempranero gol de Schachner, al que respondió el jugador del Athletic de Bilbao Dani, hizo que se mantuvieran las tablas durante mucho tiempo del partido. A 10 minutos del final Krankl deshizo la igualada y España comenzaba con una derrota su participación en el Mundial. El segundo partido, en Mar de Plata, se presentaba a cara de perro y el rival era nada más y nada menos que Brasil. Una equipo venido a menos, pero Brasil al fin y al cabo. Era una selección de transición, con algún veterano ilustre como Rivelino y jóvenes muy prometedores como Zico o Toninho Cerezo, pero todavía en su etapa jovial. El partido no fue brillante, empate a cero, pero para la historia quedará por el calamitoso error de Julio Cardeñosa “el gol de Cardeñosa”, que salvó el defensa Amaral bajo palos, cuando ya se cantaba el gol. Con todo casi perdido, y dependiendo de una carambola, España se la jugaba frente a Suecia, nuevamente en el campo de Vélez. Un solitario gol de Asensidio a los de Kubala el único triunfo, pero fue insuficiente para pasar a la siguiente fase y se cayó eliminado. Era una nueva decepción de la selección en los Mundiales.

Curiosamente, tanto Marañón como Urruti, pese no jugar en dicho Mundial, han sido los últimos representantes del Espanyol en los Mundiales con la selección española, cosa que no deja de sorprender, y que constata el continuo maltrato de los seleccionadores nacionales con el club blanquiazul. Marañón finalmente fue cuatro veces internacional y no tuvo la suerte de estrenarse como goleador.

MARAÑÓN CAPITANEA EL EQUIPO

José Antonio Irulegui se hizo cargo del equipo en la temporada 1978/79, iniciada con renovadas ilusiones y una plantilla remozada, cuyo resultado fue más que aceptable, acabado la Liga con un punto positivo, clasificados en octavo lugar. Marañón bajo sus registros goleadores, quedándose con 11 dianas. Eso le acarrearon algunas críticas de la afición, que pedían que se diera paso al canterano Ángel, un prometedor extremo zurdo que tenía las puertas vetadas, por la presencia del navarro. El de Olite se lo tomaba con filosofía, esas críticas. “He pasado malos ratos como supongo que todo el mundo. Cuando vienen me refugió en mi familia, en mi vida privada, una buena ayuda. Ahora cuando me hablan, por ejemplo, de este chico, Ángel y de que le cierro el paso, pienso que yo estuve cuatro meses sin ir ni concentrado y que me hubiera llegado a desesperar si no me hubiera cargado de paciencia y volcado en otras facetas de mi vida”.

marañón12

Marañón en la 78/79 fue nombrado capitán del Espanyol

La temporada acabó con mal sabor de boca, ya que en el torneo del KO, el conjunto blanquiazul cayó muy pronto ante el Valladolid que militaba en segunda división, que sumado a derrotas de bulto como un sonrojante 8 a 1 en la Romareda frente al Zaragoza. Eso provocó que el técnico vasco hiciera las maletas a final de temporada.

MARAÑÓN DE GOLEADOR A PORTERO

Un hecho destacable en esa temporada estuvo en la jornada 5 del campeonato liguero. La anécdota se escribirá a partir de las 21.15 horas del 07-10-1979 en la Carretera de Sarrià. El rival era el Zaragoza del prestigioso técnico serbio Vujadin Boskov. Por coincidencia de colores con el RCD Espanyol, los aragoneses saltan al terreno de juego con camiseta roja y pantalón blanco. Tras unos minutos de titubeo y un fuerte ritmo de juego, fueron los aragoneses los que tomaron la iniciativa, destacando la actuación del líbero serbio, Radomir Antic, que fue el jefe de operaciones del cuadro de Boskov. El mucho fútbol de ataque zaragocista, iniciado casi siempre por el extraordinario líbero Antic, con unos cambios de profundidad de una precisión y malicia asombrosa, alcanzó a marear a la cobertura espanyolista que pasó por no pocos momentos de agobio, pero en el ataque aragonés le faltó punch.

El partido, que fue duramente disputado; corrió el riesgo. En varias ocasiones, de adentrarse por terreno de pura violencia. Y el colegiado Acébal Pezón no fue desde luego extraño a ese proceso de exasperación que puso en peligro el encuentro. Una de las situaciones que dieron paso al juego antirreglamentario fue, sin duda, un derribo dentro del área al blanquiazul José Manuel Casanova, que no fue sancionado, a los 27 minutos, originando un ambiente de crispación en la grada que durante siete largos minutos hizo degenerar el partido en auténtica batalla. El colegiado pudo haber mostrado dos e incluso tres tarjetas rojas, pero precisamente en esta fase pareció que ignoraba lo que sucedía en el terreno de juego. El Espanyol que estaba nulo en ataque, se defendió como pudo y en el último minuto, quiso el azar, que en una de sus escasas llegadas. Díez corrió hasta a línea de fondo, centra desde allí ajustadísimo y pasado, y Marañón, habilísimo y desde un ángulo inverosímil, cabecea a la red, 1-0. Un tanto de muy bella factura.

marañón20

Marañón dio el gol del triunfo

La segunda mitad, Irulegui quiso dar más mordiente ofensivo y puso a Pavón por Flores, pero el guión fue el mismo, dominio agobiante de los maños. La angustia local, se agravó aún más, cuando el espanyolista Díez se lesionó al sufrir un tirón muscular, una vez agotados los cambios, hecho que le obligó a permanecer en el campo, pero de una manera muy mermada. El partido se complicaba por momentos y el cuadro de Irulegui apeló a toda clase de recursos para defender la mínima renta que estaba en grave peligro, siendo Urruti el auténtico héroe de los blanquiazules. El seguidor periquito volvió a vivir momentos de sobresalto y alarma. Por si algo faltaba, para aumentar todavía el clima de drama imperante, se lesionó a falta de tres minutos el guardameta Urruti, que a la vez fue expulsado por el colegiado asturiano. Por lo que el Espanyol tuvo que improvisar un portero y Marañón se ofreció a suplirle bajo los postes. El dramatismo final se convirtió en jubiló, cuando se pitó el final, donde Marañón vivió una jornada atípica, ser el goleador y portero del equipo, como si de un patio de colegio se tratara.

portero

Rafa como portero de urgencia

espanyol

ESPANYOL: Urruticoechea, Molinos, Canito, Verdugo (Huertas, 60), Lanchas, Longhi,  José Manuel, Díez, Flores (Pavón, 45), Fernández Amado y Marañón. 

zaragoza

ZARAGOZA: Nieves, Lasa, Camús, Antic, India, Oñaederra, Pichi Alonso, Pérez Aguerri, Amorrortu, Víctor y Juanjo.

Goles: 1-0: Minuto 44, Marañón.

Árbitro: Acebal  Pezón (Colegio Asturiano). Mostró tarjetas amarillas a Molinos, a Amorrortu y a Camús. Tarjeta roja a Urruti y también a Nieves, éste una vez finalizado el encuentro.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del Campeonato de Liga. Buena entrada en el estadio de la Carretera de Sarrià.

LA INSPIRACIÓN GOLEADORA DE MARAÑÓN EVITA EL DRAMA

Con un nuevo inquilino en el banquillo blanquiazul, el cántabro y hasta aquel momento segundo entrenador del seleccionador Ladislao Kubala, Vicente Miera. Las cosas no podían empezar mejor para el Espanyol y para Rafa Marañón, el extremo zurdo hizo una auténtica exhibición, marcando cuatro goles al cuadro almeriense de Maguregui. Un logro en el club que igualaba el record de Iriondo, Martínez Catalá, Gonzalvo y Grau, este último fue el último en lograr la hazaña de marcar cuatro goles en un partido con el Espanyol, y 30 años después, Marañón se unió a este selecto club de la historia del club.

espanyolESPANYOL: Urruticoechea, Molinos, Verdugo, Huertas, Lanchas, Ayfuch, Fortes (Díez, 75), Amarillo, Bio (Longhi, 80), Fernández Amado y Marañón.

almeria

ALMERIA: César, Lobato, Arias, Paniagua, Piñero, Oscar López, Corral, Garay, Rolón, Vilá (Maxi, 45) y Rojas (Serrán, 64).

Goles: 1-0: Minuto 3, Marañón (p). 1-1: Minuto 43, Corral. 2-1: Minuto 51, Marañón. 3-1: Minuto 72, Marañón. 4-1: Minuto 78, Amarillo. 4-2: Minuto 85, Serrán. 5-2: Minuto 88, Marañón.

Árbitro: Merino González (Colegio Canario).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada inaugural del Campeonato de Liga. Una excelente entrada en el estadio de la Carretera de Sarrià. Con saque de honor por la reina de las fiestas de’ la Casa de Almería en Barcelona.

marañón3

El de Olite tuvo una tarde extraordinaria frente el Almería

La fabulosa tarde de Marañón, no fue flor de un día y el extremo navarro volvía por sus fueros goleadores, pero ese inicio arrollador con goles de Marañón no se reflejaban en la clasificación, ya que el conjunto de Miera se hundía poco a poco en la clasificación. Además, el extremo navarro tuvo la mala fortuna de fracturarse la clavícula izquierda, que le dejó en el dique seco durante mes y medio, cosa que notó en exceso el Espanyol.

El equipo no reaccionaba, sólo la alegría de vencer en el derbi por 2 a 0, con goles de Marañón y Arabí, fueron un oasis en la travesía por el desierto que transitaba el conjunto blanquiazul en la temporada 1979/80. Cuando a Marañón se le secó la pólvora, el cuadro periquito estuvo siete jornadas sin ver puerta, de la 22ª a la 28ª jornada, en total 708 minutos, curiosamente, el último gol antes de iniciarse el maleficio lo marcó Marañón y lo rompió como no, también el navarro. Todavía a día de hoy, constituye un record negativo en la historia del club.  

marañón4

Marañón rompió el maleficio ante el gol frente al Valencia

Inmersos en plena lucha por el descenso, el cuadro blanquiazul tiene un partido a vida o muerte en el Rico Pérez de Alicante frente al Hércules. El conjunto de Miera logró la victoria, gracias a un solitario gol del recién llegado, Milcíades Morel, un delantero paraguayo procedente del Club Libertad de Asunción e internacional con la selección guaraní. Esa victoria fue balsámica y el Espanyol pudo huir de la quema. Al final, el equipo acabó en una discretísima décima cuarta plaza, con 30 puntos y 4 negativos y 37 goles a favor, 17 de ellos fueron del extremo navarro, sin duda pieza fundamental para la salvación del equipo.

LOGRA BATIR A JULIÁN ARCAS

Marañón no empezó con buen pie la temporada, tras realizar en la anterior una gran campaña. Todo comenzó en el mes de octubre en San Mamés. Faltaban cinco minutos para concluir el partido disputado y Marañón intentó dar un pase con efecto. Torció el pie en el aire y oyó un chasquido. Comenzaron aquí las molestias, fue duda durante toda la semana y jugó frente al Sevilla mermado de facultades y forzado. Esas reiteradas molestias y tras varias revisiones se decidió que fuera intervenido quirúrgicamente, por el doctor Vilarrubias, para acabar con la rotura en el tendón del bíceps que le llevaba por el camino de la amargura. Esa lesión, le tuvo en el dique seco durante dos meses.

Pero ni con esas, el navarro se olvidaba con su cita con el gol, marcó 14 goles en 27 encuentros, más de medio gol por partido. De esos tantos, cabe destacar, uno frente el Barcelona, que supuso el de la victoria, en un partido marcado por la nieve que a punto estuvo de impedir la llegada del Barcelona al estadio, por culpa de las inclemencias meteorológicas. Su gol llegó gracias a una falta que sacó el Espanyol, el baión llegó a Roberto Martínez, desde su demarcación centró remató casi raso, no logrando despejar la zaga azulgrana y oportunamente Marañón desvío a la red.

marañón28

Con esta acción Marañón lograba el tanto del triunfo perico

espanyolESPANYOL: Urruti, Huertas, Verdugo, Molinos, Ayfuch, Escalza, Roberto Martínez, Vilches (Carreño, 61), Fortes (Arabí, 78), Urbano y Marañón. 

barcelonaBARCELONA: Artola, Ramos, Migueli, Olmo, Sánchez,  Alexanko, Simonsen, Landáburu (Esteban, 45), Quini, Zuviría, Estella (Martínez, 55).

Goles: 1-0: Minuto 8, Marañón.

Árbitro: Franco Martínez (Colegio Murciano). Mostró tarjetas amarillas a Estella, a Vilches y Olmo.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima novena jornada del Campeonato de Liga. Mala entrada en el estadio de la Carretera de Sarrià, debido a la mala climatología que azotó Barcelona. Terreno de juego en muy malas condiciones.

Otro de sus tantos más recordados en esa temporada, fue en el Santiago Bérnabeu, donde Rafa daba con su gol la victoria por 1 a 2 en el coliseo madridista. Y el último gol importante fue frente el Atlético de Madrid, donde logró superar él que era por aquel entonces máximo goleador en el campeonato liguero del club, Julián Arcas. La victoria fue blanquiazul por 2 a 0, el navarro abrió la lata colchonera, desde los once metros. Fue uno de los mejores partidos de la temporada ante un Atlético que en aquel momento lideraba el campeonato. 

marañón13

Marañón pugnando con la defensa colchonera

espanyolESPANYOL: Urruti, Arabí, Escalza, Molinos (Ángel, 79), Huertas, Padilla, Roberto Martínez, Vilches, Morel (Fortes, 45), Urbano y Marañón. 

atleticoAT. DE MADRID: Navarro, Marcelino, Julio Alberto, Arteche, Balbino (Bermejo, 72), Ruiz, Marcos, Robi, RubénCano (Villalba, 75), Quique y Rubio. 

Goles: 1-0: Minuto 56, Marañón (p). 2-0: Minuto 65, Roberto Martínez.

Árbitro: José Emilio Guruceta (Colegio Guipuzcoano).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima octava jornada del Campeonato de Liga. Floja entrada en el estadio de la Carretera de Sarrià. Fueron jaleados los goles del Salamanca contra el Barcelona. Guruceta, fue ovacionado por un centenar de aficionados al abandonar las dependencias de Sarrià, por su gran labor arbitral.

El Espanyol con Maguregui, acabó en una discreta décima posición con 34 puntos, sin positivos ni negativos. Otra vez, sin obtener el pasaporte europeo y en la Copa un K.O. doloroso e inesperado contra el Terrassa. Estos sinsabores, hizo que la afición se dividiera entorno a la figura del navarro y más cuando el delantero zurdo no estaba fino ante la puerta rival, donde los más críticos afinaban sus “dagas” para cargar contra Marañón, algo muy habitual en el Espanyol y también en este país.

LA DELANTERA CENTENARIA

En la temporada 1981-82, el Espanyol incorporó a Carlos Ruiz procedente del Athletic de Bilbao, hecho que ofrecía un dato curioso, entre Marañón (33 años), Roberto Martínez (36 años) y Carlos Ruiz (33 años), sumaban la friolera de 102 años de edad. Las lesiones de Roberto Martínez  y el pobre rendimiento del bilbaíno, hizo que el Espanyol empezara muy mal la temporada, hecho que obligó a la directiva a fichar de urgencia al paraguayo Orlando “Negro” Giménez, que estaba apartado en el Valencia. El “Negro” y Marañón fueron pilares básicos, junto a las incorporaciones invernales de Lauridsen y Miguel Ángel para reactivar el equipo en una zona tranquila y ofreciendo una enorme alegría a la sufrida parroquia perica al ganar contra pronóstico a un Barcelona lanzado hacia el título en el Camp Nou. De hecho, a raíz de esa inesperada derrota, los azulgranas cayeron en picado y dejaron el título a manos de la Real Sociedad.

marañón17

Como hecho estadístico, resaltar que Marañón alcanzó el gol 100 en esa campaña, aunque fue un gol agridulce, al no poder celebrarlo con victoria, ya que los blanquiazules cayeron derrotados por un contundente 2 a 4 frente al Betis en Sarrià.

UN AMARGO FINAL

Como desgraciadamente ha sucedido demasiadas veces en este club, el final de Marañón no fue como se merecía una figura de su indudable calibre en la historia del club blanquiazul. La entrada en la presidencia de Antonio Baró en lugar de Manuel Meler y el anunciado y anhelado relevo generacional, con nuevos valores empujando fuerte que años más tarde, sería la base que lograría una de las mayores gestas de la historia del club alcanzando la final de la UEFA en 1988, hizo que Marañón siempre fuera discutido. La presencia de Jesús Orejuela I, abría el debate de quien debía ser titular.

marañón30

Pese su rendimiento, Marañón era discutido

Este encarnizado debate se encrudecía mucho más al estar Marañón en su último año de contrato con la entidad, hecho que caldeó aún más el debate sobre su continuidad o no en la entidad. Los números de Marañón, pese a todo ese debate, no ofrecían muchas dudas, 16 goles en 42 partidos oficiales, un número más que aceptable en un club como el Espanyol. El delantero de Olite, estaba sorprendido por todo el revuelo que se generaba a su alrededor y no daba crédito a las dudas sobre su rendimiento. “Quiero creer que no existe campaña en mi contra. Y con respecto a que alguien me defienda diré que son varios los medios de comunicación y aficionados espanyolistas que ven clara una realidad aplastante: soy el máximo goleador, de la temporada y de la historia en el club, además de haber jugado unos 45 partidos este año sin contar los amistosos. Ahora pregunto yo, ¿Quieren retirar a un futbolista que ha hecho todo esto? Si un jugador así no vale, ¿quién puede valer? Mi única respuesta es que alguien pretende que no valgo para el Espanyol… pero quizá sí para otro equipo. Un misterio”.

marañón10

Marañón siempre un peligro por alto

Su último partido oficial con el Espanyol fue el celebrado el 08 de junio de 1983 frente a la Real Sociedad correspondiente a los octavos de final de la Copa de la Liga. El cuadro de Maguregui había cosechado un meritorio empate a 2 en Atocha, donde el propio Marañón logró marcar uno de los dos tantos. El partido de vuelta en Sarrià decidiría quien pasaba, teniendo en cuenta que el factor de los goles a campo contrario aún no estaba presente en la competición.

marañón34

Marañón en su último partido como espanyolista

El partido fue muy tosco y de poca calidad, ambos equipos temían ser víctimas de descuidos defensivos. Mucha lucha y poco futbol ofrecían donostiarras y barceloneses, además el calor hacía que las fuerzas en ambos equipos flaquearan. Finalmente, los penaltis dictaron quien pasaba y quién no. Desgraciadamente, Marañón erró el último penal blanquiazul, al adivinar Arkonada su lanzamiento. Por lo que dejó la oportunidad a López Ufarte de sentenciar la eliminatoria y éste no perdonó al engañar a N’Kono en su lanzamiento. Amarga despedida de Marañón, que no pudo despedirse marcando y además falló su lanzamiento en la tanda de penaltis, condenando a su equipo. 

espanyolESPANYOL: N’Kono, Job, Arabí (Márquez, 91), Zúñiga, Escalza, Padilla, Murúa (Mauri, 71), Lauridsen, Giménez, Corominas, Marañón. 

realsociedadR. SOCIEDAD: Arkonada, Celayeta, MuriIlo (Olaizola, 91), Zubillaga, Gajate, Cortabarría, Orbegozo, Diego (Sagárazu, 106), Uralde, Larrañaga, López Ufarte. 

Goles: –

Tanda de penaltis (2-4): Cortabarría (0-1). Escalza (1-1). Larrañaga (1-1).  Lauridsen (1-1). Uralde (1-2).  Zúñiga (2-2). Arkonada (2-3). Marañón (2-3). López Ufarte (2-4). 

ARBITRO: Urízar Azpitarte, del Colegio Vizcaíno. Mostró tarjetas a Celayeta, Larrañaga, Escalza, Uralde, Giménez, López Ufarte, Job, Murillo y Lauridsen.

Incidencias: Partido disputado en Sarrià, el 08 de junio de 1983, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa de la Liga. Media entrada con unos 20 mil espectadores. La Final se tuvo que decidir a la tanda de penaltis, donde los donostiarras estuvieron más acertados.

La decisión final de la directiva fue el de prescindir de los servicios de Marañón, hecho que dejaron muy tocado al extremo navarro, que se mostró muy disgustado por el proceder de los máximos dirigentes blanquiazules. “Siento decepción, una decepción enorme. El golpe moral ha sido muy grande y no me lo merecía, ni como persona ni como jugador. No es ético el modo en que ha actuado la junta directiva. No se puede tratar así a un profesional. He sido una persona que siempre he ido de frente y diciendo las cosas a la cara. Nunca he exigido un trato de favor. Han sido ellos los que me aseguraron un trato preferente en consideración al tiempo en el club y a los servicios prestados. Hace unos días estuve hablando con el señor Carenzi y me dijo que estuviera tranquilo y no me preocupara por el asunto. Ha habido mucha hipocresía en todo esto. Aún me acuerdo cuando firmé este último contrato por tres años. Meler no me quiso renovar y alegó el problema de la nueva directiva encabezada por Baró. Yo era consciente de la situación y pedí que el tercer año me dieran una cantidad bastante menor a los dos primeros. Pero ellos cambiaron las condiciones. El primer año cobraría una cantidad que iría aumentando progresivamente. Firmé el contrato sin mirarlo y me enteré luego de ello. No entiendo por qué sale con eso de que los últimos tres años de contrato se me ofrecieron considerando mi trayectoria en el club y como favor. Incluso recuerdo ahora que cuando estampé mi firma el propio Baró me dijo: Esperemos que no sea el último contrato que firmes. Es incomprensible”. Pese que le prometieron un partido de homenaje, junto a Verdugo, este jamás se produjo, otro feo detalle de la entidad hacia su historia.

marañón15

Marañón tras nueve años dejaba la entidad blanquiazul

FIRMA POR EL SABADELL

Una situación que no le sucedía desde hacía una década, el navarro debía buscar equipo para seguir su carrera futbolística. Reacio a marchar de Barcelona, porque se sentía muy a gusto con su familia y además quería compaginar su carrera de Arquitectura, Marañón finalmente decidió enrolarse a las filas del Sabadell, del presidente Rafael Arroyos, que militaba en aquel momento en la 2ª B. “He venido a fichar por el Sabadell. Son muchas las ofertas que he desestimado porque hay varias circunstancias que me vinculan a la ciudad de Barcelona. Me falta tan sólo un curso para finalizar la carrera de Arquitectura y he encontrado un trabajo muy bueno en una Caja de Ahorros que no podía desaprovechar, ya que puede significar la base de mi futuro… Además, un traslado á estas alturas, incluye una serie de problemas familiares, como el buscar colegio para mis hijos, vivienda, etc.”

sabadell2

Marañón firmando por el Sabadell

En el cuadro arlequinado tuvo la oportunidad de enfrentarse al Espanyol en un partido veraniego, donde el morbo estaba servido y era una manera de reivindicar su valía y el error del club espanyolista al prescindir de sus servicios. La venganza no fue posible y se quedó sin marcar y los periquitos vencieron por un cómodo 2 a 4. En el Centre d’Esports Sabadell vivió la alegría de ascender a la división de plata y en su último año como profesional pudo despedirse en la segunda división, marcando cuatro goles y consiguiendo la permanencia del club vallesano.

sabadell

Marañón militó dos años como arlequinado

SE RETIRA Y PASA A SER TÉCNICO

Tras retirarse como futbolista profesional, Marañón enfocó su vida profesional como técnico. Su vinculación con el conjunto arlequinado no acabó como futbolista, ya que Rafa hizo las funciones de segundo entrenador de Pedro Mari Uribarri, donde se consiguió el anhelado ascenso a la primera división, todo un éxito para el conjunto vallesano. Su singladura en el Sabadell terminó allí y decidió aceptar la oferta de la Federación Catalana y fue seleccionador de Catalunya en categoría infantil, donde logró proclamarse campeón de España al vencer a Asturias por 2 a 0. En su segundo año no pudo repetir éxito y la selección catalana, esta vez Juvenil, quedó apeada en semifinales. Sorprendentemente, Marañón fue cesado de sus tareas en la Federación Catalana, las malas relaciones con el coordinador y responsable del futbol base de la Federación, Francisco Rodri propició esa decisión.

El de Olite, siguió vinculado al futbol, creó una escuela formativa para niños y también participaba con la Agrupación de Veteranos del Espanyol. En 1990 firmó con el Horta de la tercera división, pero sin demasiado éxito.

PRESIDENTE DE LA AGRUPACION DE VETERANOS A TÉCNICO DEL CLUB

En el mes de junio de 1996, Rafa Marañón que hasta entonces era vicepresidente de la Agrupación de Veteranos del Espanyol se hizo cargo de la Asociación, tras la renuncia de Molinos por entrar en el Consejo de Administración de la entidad. El navarro acogió con orgullo dicha designación.

veteranos

Rafa jugando con los veteranos del club periquito

Pero esas funciones, las pudo degustar bien poco, ya que en menos de un año fue llamado de urgencia desde la entidad, para ejercer como segundo de Vicente Miera, ex técnico de la casa y del propio Rafa, ya que la situación del equipo era delicada y el fantasma del descenso llamaba a las puertas, en un año decisivo ya que aquella temporada era la de abandonar Sarrià para ir a la incógnita de Montjuic. Los resultados no acompañaron a los de Miera y el técnico cántabro fue cesado, sustituyéndole Paco Flores que era el entrenador del filial. Esta reestructuración técnica hizo que Marañón ocupara de manera interina el cargo de entrenador del filial hasta final de temporada. Su presencia en los banquillos blanquiazules no fueron muy positivos ni longevos.

tecnico

Marañón como técnico de la entidad espanyolista

ARQUITECTO DE LA CIUDAD DEPORTIVA

Tras acabar la carrera de Arquitectura y practicar clases Expresión Gráfica Arquitectónica en la facultad de Aparejadores de Pedralbes, por fin pudo unir sus dos grandes pasiones en un proyecto, la Ciudad Deportiva del Espanyol. Tras abandonar de manera traumática Sarrià y no tener ningún patrimonio, el club decidió ponerse manos a la obra y construir la tan anhelada y necesaria Ciudad Deportiva en la localidad de Sant Adrià del Besós, donde el club adquirió los terrenos.

ciutatesportiva2

Diseñando la Ciudad Deportiva del Espanyol

Marañón fue escogido para realizar la obra magna. Con un presupuesto limitado, el arquitecto navarro decidió realizar una obra moderna y aprovechar el espacio, no muy extenso, lo máximo posible, para que las instalaciones blanquiazules fueron lo más funcionales posibles.

Finalmente, la obra fue inaugurada oficialmente el 10 de septiembre de 2000, justo en el año del centenario de la entidad. Una efeméride que llenaba de orgullo a todo el espanyolismo y en particular a Marañón, padre de la criatura.

ciutatesportiva

Vista aérea de la Ciudad Deportiva de Sant Adrià del Besós

Aún así, no todo fueron alegrías para Marañón, ya que en 2004 vio como el club le demandaba de manera subsidiaria, por una mala compactación del subsuelo en que se ubicaban campos y resto de instalaciones, parte de las cuales habían sufrido pequeños hundimientos del subsuelo. La demanda principal era para la Constructora de la instalación (Agrupación Guinovart y Obras y Servicios Hispania), pero Marañón como arquitecto también debía de aparecer en dicha demanda, aunque él no era responsable de los daños que reclamaba el club. Evidentemente, este caso no gustó a Marañón, que otra vez veía como el club de su vida, no le trataba como merecía.

Este suceso, le daba pocas opciones de ganar el concurso que hizo el club para la construcción del Nuevo Estadio ubicado en Cornellà-El Prat y así fue, finalmente el proyecto ganador fue el de la empresa Reid Fenwick Asociados de los arquitectos Mark Fenwick y Esteve Gasulla, dicho sea de paso, hicieron un extraordinario trabajo y su proyecto fue fabuloso.

cornella

Marañón jugando en Cornellà-El Prat con los veteranos

MÁXIMO GOLEADOR DE LA HISTORIA

Pese que Tamudo le arrebató el honor de ser el máximo goleador en el campeonato de Liga. Aún así, el navarro sigue ostentando el ser el máximo goleador en competiciones oficiales con 144 goles: 111 en Liga, 26 en Copa, 5 en la Copa de la Liga y 2 en Europa.  Le sigue en este ranking, Tamudo con 140 goles y Arcas con 101.

marañón8

Además, tiene el honor de ser el máximo goleador en el torneo del K.O. con 26 dianas, seguido del canario Jorge con 21 y Edelmiro y Prat con 17 tantos cada uno. 

PICHICHI DEL CIUTAT DE BARCELONA

De los muchos honores que ha obtenido Rafa Marañón en la entidad blanquiazul, uno de ellos es tener el privilegio de ser el máximo goleador del Trofeo organizado por el club, el Ciutat de Barcelona. Dicho Trofeo dio la casualidad que se inauguró dos semanas antes de que Marañón fichara por el club blanquiazul.

TARRADELLAS

Marañón también es el Pichichi del Ciutat de Barelona. En esta imagen recibe el trofeo en manos del Molt Honorable Josep Tarradellas

Curiosamente su debut no fue hasta la edición de 1976 y sólo faltó a la cita del gol en dicho Trofeo en la edición de 1980, en el resto de ediciones mojó, haciendo un total de 11 dianas en 13 encuentros disputados, muy lejos queda el segundo goleador blanquiazul en todas las ediciones disputadas, Paco Flores con cinco goles y luego Tamudo y Amiano con 4 tantos cada uno.   

MÁXIMO ARTILLERO PERICO EN LOS DERBIS DE LIGA 

Otro honor más para Marañón es que hasta la fecha es el máximo goleador en los duelos ligueros frente al Barcelona 9 goles, 5 de ellos en Sarrià, con lo que le convierte también en el máximo goleador tanto del Espanyol como del Barcelona, en los partidos de Liga del Espanyol como local.

 derbi2

Marañón todo un Killer frente al Barcelona

Marañón mantiene dicho honor, en los partidos de la máxima en partidos oficiales, esta vez compartiendo este título honorífico con Julián Arcas, ambos con 9 dianas. El de Olite, todos en Liga, y el bravo Arcas repartidos con 4 en Liga y 5 en la Copa.

EL DOCTOR ARQUITECTO DEL GOL

Marañón en sus nueve temporadas como blanquiazul demostró que era un auténtico depredador del área, a pesar de jugar como extremo izquierdo, nunca perdía la oportunidad de ver portería. Su pierna izquierda era como Dr. Jekyll y Mr. Hyde, es decir, podía ser un mísil o un guante de seda, ya que técnicamente el navarro iba sobrado.

marañón9

Además, como buen delantero goleador que era, iba muy bien de cabeza y no perdía la oportunidad nunca de lucir su temible remate, pese no ser muy alto. Su polivalencia hizo convertirse en un auténtico icono en el Espanyol, ser internacional y mundialista. Sin duda alguna, hablamos de uno de los jugadores más grandes de la historia del Espanyol.

Su relación con la entidad no pasó solamente a ser un legendario jugador blanquiazul, sino que también se involucró en la Agrupación de Veteranos de la entidad, relanzándola junto a su buen amigo Fernando Molinos, además colaboró como técnico del club y fue el arquitecto que diseñó la Ciudad Deportiva del club en Sant Adrià del Besós. Sin duda alguna, estamos hablando de uno de los personajes más relevantes de la historia del club blanquiazul.

marañón6

Decir Marañón, es decir GOL

    ESTADÍSTICAS EN LIGA DE RAFAEL MARAÑÓN

maranon

 

LAS VÍCTIMAS DE MARAÑÓN

MÁLAGA: 13 GOLES (8 en Liga / 5 en Copa)

ATHLETIC: 10 (10 en Liga)

BARCELONA: 9 (9 en Liga)

SEVILLA: 8 (8 en Liga)

R. SOCIEDAD: 8 (6 en Liga / 1 en Copa / 1 en Copa de la Liga)

ZARAGOZA: 7 (5 en Liga / 2 en Copa)

CELTA: 7 (2 en Liga / 1 en Copa / 4 en Copa de la Liga)

BETIS: 6 (6 en Liga)

ALMERIA: 5 (5 en Liga)

CADIZ: 5 ( 4 en Liga / 1 en Copa)

HERCULES: 5 (5 en Liga)

SALAMANCA: 5 (5 en Liga)

SP. GIJON: 5 (4 en Liga / 1 en Copa)

VALENCIA: 5 (5 en Liga)

AT. MADRID: 4 (4 en Liga)

LAS PALMAS: 4 (4 en Liga)

AT. CIUTADELLA: 3 (3 en Copa)

BURGOS: 3 (3 en Liga)

ELCHE: 3  (3 en Liga)

RACING: 3  (3 en Liga)

R. MADRID: 3  (3 en Liga)

CASTELLON: 3  (3 en Liga)

VALLADOLID: 3  (3 en Liga)

CEUTA: 2  (2 en Copa)

ANDORRA: 2  (2 en Copa)

MASNOU: 2  (2 en Copa)

IGUALADA: 2  (2 en Copa)

GRANADA: 1 (1 en Liga)

MURCIA: 1 (1 en Liga)

OSASUNA: 1 (1 en Liga)

ARAGON: 1 (1 en Copa)

MALGRAT: 1 (1 en Copa)

LLEIDA: 1 (1 en Copa)

NASTIC: 1 (1 en Copa)

OLYMPIQUE NIZA: 1 (1 en UEFA)

EINTRACHT BRAUNSWEIG: 1 (1 en UEFA)

  MARAÑÓN CON LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

MARAÑON1

_____________________________________________________

Bibliografía: Pericos Online, Mundo Deportivo, LFP, libros historia RCDE,  La Vanguardia, Les històries més insòlites del RCD Espanyol.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, Marca, Pericos Online, Web Oficial RCD Espanyol, Les històries més insòlites del RCD Espanyol, Libro 75 años del Real Madrid, Anuari Tot Espanyol.

JULIAN ARCAS SANCHEZ

23 abril 2011

LA FURIA PERICA

arcas5

Hablar de Julián Arcas es hablar de pasión, temperamento, rebeldía, de esa furia desprende el espanyolista en la sociedad, por lo que hablamos del prototipo de jugador que más se ha acercado al alma del aficionado blanquiazul. Perico acérrimo, Julián Arcas fue y sigue siendo un símbolo y es que como él solía decir, la furia y el temperamento, es algo que se lleva a dentro y Julián los tenía hasta el tuétano.

centenari

Arcas, junto a Trias y Martorell, en la izada de la bandera del Espanyol en la celebración del Centenario del club blanquiazul

SUS INICIOS

Don Julián Arcas Sánchez nació el 7 de enero de 1926 en la pequeña localidad de Vélez-Blanco, en Almería. Desplazada su familia en Cataluña, cuando tan sólo tenía un año. El noveno de diez hermanos, cinco chicos y cinco chicas, procedente de la clase media, su padre era un jornalero que se ganaba bien la vida, pese que eran tiempos muy difíciles, por sus buenas dotes en el trabajo.

Aprendió el fútbol en la calle, con pelotas de papel o trapo, y comenzó a forjar el carácter de delantero tenaz, incisivo, valiente, imparable. Sus primeras experiencias deportivas las vivió en equipos como la Peña Tarzán (equipo de aficionados que él mismo fundó siendo un niño, y cuyo nombre servía para unir sus dos grandes pasiones el cine y el futbol), en honor a las películas de Hollywood interpretadas por el legendario nadador Johnny Weissmüller.

 arcas26

Retrato de un joven Arcas

Ya de pequeño, Arcas tenía claro que quería ser delantero centro y cuando jugaba, él siempre decía que quería ser el “9” del Espanyol, como buen hincha perico que era. De hecho, en sus fantasías se hacía las alineaciones del conjunto blanquiazul con él de delantero centro, su equipo era el de la Copa de Vallecas de 1940: Trias, Teruel, Pérez, Arasa, Rovira, Llimós, Ara, Jorge, Gonzalvo I, Mas y Arcas, el sacrificado en los sueños de Arcas era Martínez Catalá, al que admiraba profundamente. De hecho, años más tarde tuvo la fortuna de coincidir con varios de ellos.

Esa afición tanto futbolera como espanyolista le vino gracias a su hermano mayor, el cual era un apasionado espanyolista que contagió a Julián ese mismo sentimiento, que ya le acompañaría toda su vida. Su hermano tenía quince años más que Julián, jugaba en el Badalona y solía llevarle a ver los partidos apasionantes de la época que se solían disputar en la Copa Catalunya. Desgraciadamente, su hermano falleció durante la Guerra Civil.

Posteriormente jugó en la Peña Piccolino, el Rapids de San Martín, Comercial Sert, Martinenc. El joven futbolista empezaba a destacar y fueron varios clubes quienes se interesaron por él, pero fue el Horta quien de la mano de su portero en aquella época, Travé, habló sobre el joven Arcas y el club hortense le hizo varias pruebas en unos amistosos, lo cual supuso que Julián tuviera que firmar un contrato en blanco y vitalicio a cambio de una gabardina y doscientas pesetas de sueldo mensual.

FICHA POR EL ESPANYOL

En la Unión Esportiva Horta, permaneció durante la temporada 1945/46 y parte de la 1946/47. En un partido de entrenamiento a principios del mes de febrero 1947 contra el Espanyol de los Mariscal, Teruel, Llimós, etc. Arcas tuvo una actuación descollante y logró marcar dos goles al legendario portero Trias. El cuadro blanquiazul, que no andaba precisamente muy boyante en la clasificación, lo apuntó rápidamente en su agenda. El siguiente partido con el Horta, contra el Mataró, estaba como ojeador blanquiazul, el mítico Tin Bosch, y Arcas volvió a brillar con luz propia en la victoria frente al Mataró por 4 a 1, al marcar los cuatro goles del conjunto hortense. Tres días más tarde, el Espanyol se hizo con los servicios de esa joven promesa

Cabe decir, que el Horta en aquella época era un vivero de jugadores que posteriormente triunfaron en Sarrià (a otro nivel, incluso Abel Matutes hizo sus primeros pasos en el club hortense), la buena relación entre ambas entidades hizo que posteriormente, el año 1949, se firmara un acuerdo de colaboración por el que se convertía en el filial del club blanquiazul, recibiendo ayuda económica y deportiva (jugaron como cedidos Zalaya, “Totó” Fernández, Iriarte…). Pero antes de todo esto, la directiva del Espanyol decidió la incorporación al plantel espanyolista del joven Arcas.

En ese mismo tiempo, llegaban al Espanyol otros jugadores muy jóvenes como el egarense Artigas y el donostiarra Piquín, que en los siguientes años y con otros memorables nombres como el meta Trías, Argilés, Parra, Teruel, “Coco” Marcet, Pepe Mauri o Egea, integrarían un equipo extraordinario, un verdadero precursor de un nuevo modelo de fútbol que pedía jugadores fuertes, de gran resistencia física, donde el valeroso Arcas encajaría a la perfección.

arcas9

Arcas junto a Calvo, escucha atentamente a Pepe Planas

Arcas recién fichado, debutó esa misma semana oficialmente con el Espanyol que entrenaba Pepe Planas el 16 de febrero de 1947 ante el Celta de Vigo en Balaídos, disputando los 90 minutos de juego. Recordando aquel partido, Arcas: “El entrenador me había llevado con la expedición, pero yo no pensaba jugar. Fue la primera vez que viajaba en coche-cama y que estuve en un hotel de primera. Acostumbrado como estaba a ir por esos campos de regional y de aficionados, sin medidas de seguridad, sin darme cuenta que estaba en Balaidos, un estadio de primera división, y convencido de que no iba a jugar, pregunté a mis compañeros: ¿queréis que os guarde la cartera y el reloj? Se echaron a reír… A su vez, el entrenador me preguntó que era aquel paquete envuelto en papel de diario que llevaba bajo el brazo. Me puse colorado. Era el bocadillo que me había llevado para después del partido… El entrenador, serio, me dice: ¿Te atreves a jugar? Me quedé de una pieza. Casi sin voz respondí que sí, ya a los dos segundos estaba equipado. El campo estaba impracticable, incluso se había planteado suspenderse y jamás había jugado en un campo de hierba y ni en aquellas condiciones me arrugué, parecía que me comía la pelota, todas las quería para mí. ¡Qué emoción verme en aquel campo! … creo que hice más kilómetros que una locomotora. Siempre recordaré la crónica de José Luis Plazas (Mundo Deportivo) que escribió: Arcas, el debutante, es un hombreda gran combatibidad, que no teme a nadie; un diamante en bruto que hay que pulir…“. El resultado fue un 3 a 2, con una gran actuación de Pahiño, que hizo el primer gol de los gallegos.

arcas27

Arcas en su debut en Balaídos

celtaReal Celta de Vigo: Simón, Vázquez, Salas, Bermejo, Alonso, Yayo, Retamar, Hermida, Pahiño, Areito y Porta.

espanyolESPANYOL: Martí, Rigau, Mariscal, Celma, Fábregas, V. Hernández, Galobart, Arcas, Jorge, Calvo y Bello. 

Goles: 1-0: Minuto 39, Pahiño. 2-0: Minuto 42, Porta. 2-1: Minuto 52, Calvo. 3-1: Minuto 54, Retamar. 3-2: Minuto 75, Bello.

Árbitro: Señor José Martínez Íñiguez (Colegio andaluz).

Incidencias: Partido celebrado en Balaídos, el 16 de febrero de 1947, correspondiente a la vigésima jornada del campeonato de Liga. Terreno de juego en muy mal estado, lleno de charcos, debido a la intensa lluvia caída en Vigo.

En Sarrià debutó la jornada siguiente el 9 de marzo, frente al Sevilla, consiguiendo en el minuto 25 de juego el segundo gol del equipo en batir al portero hispalense Busto. En aquel partido Arcas sufrió una lesión renal, pero ese dolor lo ocultó a los responsables médicos y cuerpo técnico del club, ya que la jornada siguiente el rival era el Barcelona y quería vivir su primer derbi fuera como fuera. Sin embargo, la primera experiencia en Les Corts fue bien negativa: el equipo azulgrana, comandado por un excepcional Escolà, autor de cuatro tantos, proporcionó al Espanyol un severo correctivo, un 5-0, el otro tanto barcelonista lo anotó Bravo. El joven ariete blanquiazul apenas podía moverse por el campo, aunque disputó todo el encuentro, un derbi es un derbi y para Arcas mucho más. La temporada de su debut también se cerraba con un doloroso 8-3 en el campo del Atlético de Madrid. El Espanyol estaba en un momento de grave crisis deportiva, y la garra de un debutante Arcas no fue suficiente para evitar un triste papel en la competición oficial.

Cabe destacar, eso sí, que el conjunto blanquiazul logró llegar a la Final de la Copa Generalísimo, cayendo en la misma en la prórroga con polémica arbitral, por 2 goles a 0 frente al Real Madrid. Arcas no disputó ningún minuto en dicha competición.

TARDES MEMORABLES

Tras una temporada cedido en el Terrassa de tercera división. En la 1948-49, a punto estuvo de hacer las maletas para jugar en el Mallorca, pero finalmente el Espanyol decidió que el joven delantero se quedara en el primer equipo blanquiazul. Arcas sólo disputó dos partidos en la liga, frente al Valencia en Mestalla y Athletic de Bilbao en Sarrià, no conseguió anotar. La 1949-50 empezó a frecuentar la alineación titular, y en doce partidos disputados anotó tres tantos (ante Málaga, Celta y Nàstic), pero el verdadero estallido fue en la siguiente campaña. Quien primero le dio continuidad en el equipo fue el sustituto en el banquillo de Patricio Caicedo, Juan José Nogués, ex portero y ex entrenador barcelonista, que en 1942 había evitado desde el banquillo, el más que probable descenso del FC Barcelona a la segunda división, y que también alcanzaría el hito histórico del ascenso del Gimnàstic de Tarragona en la máxima categoría del fútbol español la temporada 1947-48.

 arcas32

El futbol español, después de presenciar las lecciones magistrales del equipo argentino de San Lorenzo de Almagro, capitaneado por el español Zubieta, introduciendo unos esquemas desconocidos en aquel entonces en nuestro panorama nacional, ya se estaba aclimatando a ese revolucionario sistema, el 4-2-4, y pese que era un esquema más defensivo, en la Liga se vieron más goles que nunca. Por ejemplo, El Espanyol de Nogués estableció el record hasta la fecha inalcanzable de 82 goles en una temporada. Capaz de marcar muchos goles en partidos como el disputado ante el Lleida (8-0 con un hat trick de don Julián), el 7-1 que se le infligió al Madrid en Barcelona el 31 de diciembre de en 1950, con un Arcas que abrió la lata en el minuto 15 de partido, seguido por tres de Marcet, uno de Montalvo en propia puerta, Egea y Piquín. El Real Madrid había incorporado al defensa internacional francés Hon, así como el argentino Olsen que ayudaba en ataque al gallego Pahiño, sin duda, el españolismo vivió una de las mejores Nocheviejas de su historia. La mano experta del entrenador aragonés Pepe Nogués, se empezaba a notar en los blanquiazules. Pero por lo que muchos espanyolistas recuerdan aquella temporada es por lo que sucedió en Sarrià el 15 de abril de 1951, en el cierre de la liga como locales, en la penúltima jornada del campeonato.

arcas21

Arcas un pieza clave en el ataque perico

El Espanyol, a pesar de algunos resultados espectaculares, estaba situado en la parte baja de la clasificación, y corría serio peligro de caer en una de las plazas de promoción de descenso; llegaba al campo españolista un FC Barcelona que, a pesar de no encontrarse en su mejor momento anímico porque la anterior jornada había perdido matemáticamente las opciones al título, tenía un extraordinario plantel que en la temporada siguiente, a las órdenes del mismo Fernando Daucick, lograría ganar Liga, Copa y Copa Latina, muchos azulgranas acudieron al derbi con el deseo de compensar la pérdida del título con la alegría de enviar al Espanyol a la promoción … pero les salió el tiro por la culata. Aquella tarde gloriosa los Ramallets, Gustavo Biosca, Segarra, Basora y Calvet recibieron una goleada histórica, la mayor en liga entre ambos equipos barceloneses, inaugurada al cuarto de hora por Grau, y seguida en el minuto 28 por Arcas al rematar de cabeza un centro de Marcet, el 3-0 lo volvió a anotar Grado dos minutos más tarde, Marcet el 32 clavaba el cuarto tanto. A los tres minutos de la reanudación Egea hacía el quinto, y nuestro Julián Arcas repetiría el 88, cerrando el marcador, al culminar por debajo una escapada por la banda, un 6-0 que ha pasado a los anales del fútbol como muestra de cómo no se aplicará la táctica del fuera de juego, para que los más viejos pericos aún recuerdan como Nogués humilló Daucick y su planteamiento, con un festival de pasadas de Marcet los rápidos Arcas, Grau y Egea, la mítica “ratita “. Años más tarde, el mismo Marcet recordaba como parte de la derrota del Barcelona fue debida en que los periódicos deportivos de la ciudad recrearse en vaticinar la debacle del Espanyol cacareado la nueva táctica que Daucick aplicaría ese día… y Nogués, evidentemente, preparó el partido en consecuencia. Contaba Marcet como:”…comenzamos a correr durante el partido. En las primeras ocasiones los barcelonistas se quedaban quietos, Esperando que el árbitro Rivero señalara orsay. Cuando vimos aquello, las sorprendimos y cuando quisieron reaccionar, ya las habíamos marcado tres o cuatro goles…”. En el vestuario, al acabar el partido, don Julián se lamentaba: “es una pena que el partido haya terminado. Podríamos haber marcado unos cuantos más…“.

arcas3

Arcas superando a Ramallets, fue el segundo gol

Curiosamente y a pesar de la goleada estrepitosa infligida al eterno rival, el partido que recordaba con mayor agrado de esa temporada era un 7 a 0 infligido al Murcia, donde el ariete espanyolista tuvo una actuación descollante, a pesar de marcar un solo gol. “Me salió un encuentro redondo, aunque sólo metí un gol. Marcó primero Marcet, después Xirau, y a falta de siete minutos para el descanso era el mismo Xirau quien establecía el 3-0. En la reanudación, de nuevo Xirau tiró fuerte y el defensa Arrambarri interceptó el balón con las manos. El penalti lo tiró Celma y marcó el 4-0. A los 23 minutos, cogí el balón dentro de nuestro terreno, con campo por delante me adentré y al otro extremo del campo vi a la “rateta” Egea solo. Le mandé el balón y éste, sin pensárselo dos veces, chutó rebotándole al portero Martí que se lo introdujo él mismo al fondo de las mallas. Tres minutos después Egea botó un córner y saltamos Marcet y yo. Teniendo la fortuna de conectar el cabezazo y marcar el sexto, y cuando faltaban dos minutos para el final, Grau, al marcar una falta directa, redondeó la feliz tarde de nuestro equipo. Fue mi mejor partido como futbolista”. Arcas firmó al final de temporada 16 goles en 24 partidos disputados.

arcas20

Arcas frente al cuadro pimentonero

espanyol 

ESPANYOL: Trias, Veloy, Parra, Soto, Flotats, Celma, Grau, Arcas, Marcet, Xirau y Egea. 

murcia

Murcia: Martí, Cobo, Aramberri, Bernabé, Juanete, Alcázar, Bollano, Blanco, Del Toro, Areito y Raphy.

Goles: 1-0: Minuto 6, Marcet. 2-0: Minuto 14, Xirau. 3-0: Minuto 38, Xirau. 4-0: Minuto 56, Celma (p). 5-0: Minuto 68, Egea. 6-0: Minuto 72, Arcas. 7-0: Minuto 88, Grau.

Árbitro: Señor Marrón (Castellano).

Incidencias: Partido celebrado en Sarrià, el 11 de marzo de 1951, correspondiente a la jornada vigésima cuarta del campeonato de Liga.

murcia7.0

El desaparecido Chalet muestra el contundente resultado

EXTREMO DIESTRO

Pese que Julián Arcas siempre reconoció que su posición natural y en la que mejor y más a gusto se sentía era de delantero centro, la verdad es que en el Espanyol el gran Arcas se le conoció como extremo diestro. Julián en el Horta había brillado de nueve puro, como también lo hizo en su año de cesión en el Terrassa, pero en el club blanquiazul donde encontró el estrellato fue como extremo derecho. La idea fue de Pepe Nogués, al tener la baja del extremo diestro Grau, probó con Arcas en esa posición. El ariete ya no se movió de esa posición hasta en la recta final de su carrera en blanquiazul, donde su veteranía hizo que volviera en su posición natural, la de nueve puro.

arcas13

Arcas goleando al Real Madrid

En la temporada 1951-52 el atacante blanquiazul mantuvo sus números, con 11 goles en 25 partidos. Sin embargo, los resultados del equipo en conjunto eran un tanto decepcionantes: si bien cuando el engranaje funcionaba el Espanyol de Nogués era temible, y practicaba un fútbol de pressing espectacular ya la misma vez muy efectivo cara a puerta, si alguna de las piezas no estaba a la altura del equipo sufría unas goleadas de escándalo. En el seno de la misma directiva estos descalabros le generaron muchos enemigos al míster, y pese a acabar la temporada en una estimable séptima posición, Nogués no renovó y abandonó el banquillo del club. Así, la persona que dio confianza a Julián Arcas dejaba la dirección técnica, creando cierta incertidumbre sobre el encaje de los puntales del equipo para el futuro entrenador del club.

21 GOLES EN LIGA

Afortunadamente, la persona elegida para dirigir el equipo fue Alejandro Scopelli, conocido en sus tiempos como “El Conejo”, todo un personaje carismático, parte integrante de la mítica delantera pincharrata, del Estudiantes de la Plata, los “Profesores” con Lauri, Zozaya, Ferreira y Guaita, y que en el Espanyol también marcaría una bonita época difícil de olvidar. El argentino supo transmitir a todos los jugadores pericos su ambición y su carisma, de hecho fue el entrenador que más le marcó al ariete blanquiazul. Una de las máximas de Scopelli, que parecía hecha a medida para Arcas, era esta: “el crack no debe ser un muñeco perfecto, con cuerda, accionado por imitación, sino un ser humano que vibre, piense, tiemble… un ser que al entrar al campo sienta respeto por el público, pasión por sus colores, cariño por sus compañeros y exacta noción de su misión”. Scopelli era un entrenador con mucha personalidad y Arcas tuvo su mejor temporada como profesional al marcar 21 goles. El atacante perico alcanzó un hito muy difícil de repetir por un jugador que vista en el futuro la blanquiazul: fue uno de los máximos artífices de la espectacular arranque del Espanyol en la Liga, donde ganó los primeros siete partidos de la competición, al anotar nueve goles en las jornadas que iban de la 2 ª a la 7 ª ; dos goles al Sevilla (con un resultado final de 6-2), sendos tantos en Chamartín contra el Real (1-2), en Sarrià ante el Sporting (4-0) y el Valencia (2-1), y Valladolid (0-1), cerrando su tanteo particular con un hat-trick ante el Athletic de Bilbao de los Panizo, Zarra y Gainza en Sarrià (4-1). Una vez acabado el partido ante los vascos, aquel 26 de octubre, el Espanyol lideraba la clasificación con 3 puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid, y 5 sobre los culés.

mauri5

Arcas, Mauri y Egea con el oxígeno

Pocos comentarios se pueden hacer ante esta estadística. Por desgracia, la extraordinaria eficacia goleadora de Arcas, no evitó que el Barcelona acabara como campeón, con seis puntos por encima de los blanquiazules que acabaron cuartos. Un bagaje decepcionante cuando el equipo había liderado la clasificación durante veinte y cuatro jornadas, seguramente una de las decepciones más amargas de la historia del club, sólo superable por el drama de Leverkusen 35 años más tarde. Por lo menos, a nivel personal, Arcas pasaba a la historia por conseguir el gol número 1.000 del club al batir al meta Pita, en el partido RCD Espanyol 3, Zaragoza 2 del 26 de abril de 1953.

ADIÓS SCOPELLI

En la siguiente temporada, el Espanyol acaba de nuevo cuarto clasificado de la mano de Scopelli, aunque el equipo nunca tuvo opciones de campeonar como la temporada anterior. Arcas bajó también su tono goleador, sólo pudo anotar 7 goles en 17 partidos, siendo el cuarto máximo goleador del equipo por detrás de Cruellas (12 goles), Marcet (10 tantos) y Ramírez con 8 dianas.

arcas16

En la 1954-55, las cosas de cara a puerta para Arcas no le fueron mejor, 6 goles en 19 encuentros. El partido liguero inaugural de Sarrià frente el Athletic con el escándalo de Díaz Argote y la sentada blanquiazul por lo que consideraban un atraco a sus intereses. Lo cierto es que el Espanyol siempre estuvo en el alambre de la zona de peligro y Scopelli fue víctima de los resultados, lo sustituyó Odilio Bravo que tampoco supo reflotar el equipo. Finalmente la dupla Ricardo Zamora y Pepe Espada, que no pueden evitar la liguilla de promoción para la permanencia, pero en ella el Espanyol se muestra firme y con Arcas y sobre todo Paseiro como estilete y salvan la papeleta de la promoción de manera holgada.

arcas18

Le invalidaron este gol en la promoción… Fue un golazo

INTERNACIONAL CON LA SELECCIÓN B

Posteriormente, en la 1955-56, reavivó con 14 tantos en 26 partidos. El 31 de mayo del 1956 debutó como internacional B, curiosamente en un partido diputado en Les Corts a las órdenes de don Pedro Escartín, en un España 2 – Alemania 5.  Arcas siempre se lamentó y sin falta de razón, que al militar en el Espanyol partía con desventaja frente a otros jugadores del Madrid o del Barcelona, ​​y más si, como reconocía, tenía como competencia otro gran jugador como el extremo diestro azulgrana Estanislau “El Pipo” Basora, el monstruo de Colombes.

EspañaB

4 Pericos con la selección B frente a Alemania B: De pie: Alonso, Argilés, Biosca, Gracia, Bosch, Casamitjana y Vicente, portero reserva. Agachados: Arcas, Pepillo, Rafa, Peiró y Gento y Ángel Mur Padre (masajista)

Pese a ello, Arcas estuvo muy cerca de conseguir el anhelado debut como internacional absoluto, el seleccionador nacional Pedro Escartín, que el 12 de marzo de 1953 le convocó para el partido frente a Bélgica disputado en el Campo de Les Corts, pero el buen delantero espanyolista se tuvo que conformar con la suplencia sin gozar de ningún minuto en ese partido internacional.

SU GRAN MACHADA

Fue en este justo momento, en 1956, cuando Julián Arcas trasciende la figura de jugador, de gran deportista y perico de corazón, para convertirse en todo un mito para espanyolismo. En la competición de Copa, el sorteo dirimió un enfrentamiento entre FC Barcelona y Espanyol en cuartos de final, en el partido de ida en Sarrià, el resultado fue de 3-1 a favor de los blanquiazules, donde el ariete marcó el tercer tanto perico. Arcas para disfrutar y presumir de la victoria con gol incluido, se dirigió el Bar Armengol, un local que se encontraba en la plaza de Goya, cerca de la calle Sepúlveda, donde solían acudir otros reconocidos pericos como Ricardo Mercader García, Cacho, el directivo Romaguera, etc.

arcas31

Arcas todo pundonor y raza

Entre copa y copa, en un ambiente un tanto enrarecido por las sospechas que había entre los aficionados pericos de que el FC Barcelona estaba “tocando” a nuestro portero José Vicente Train, el dueño del local, culé hasta la médula, quiso aguar la fiesta a nuestro jugador pronosticando una futura derrota y eliminación de los pericos en Les Corts, en el partido de vuelta: “No presumas, que ni con el 3 a 1 pasaréis, porque el domingo le superaremos“, con la carcajada general de los clientes culés que habían. Arcas, torpedeado en su orgullo de jugador y de perico de corazón, respondió una bravata de las suyas: “Ya le puedes decir a tu amigo Antonio (Ramallets), que nos tendrán que marcar siete u ocho goles el próximo día, porque yo solito le clavaré cuatro”. La fanfarronada del delantero blanquiazul, acabó en una apuesta entre el señor Armengol y Arcas, pagar un aperitivo para todos los que presentes que estaban en ese momento en el bar, hablamos de unas trescientas pesetas de la época. Al salir del bar, Arcas pensó “la pagaré mala suerte”.

arcas25

Arcas y el señor Armengol en el bar de éste, recordando viejas batallas

Llegó el partido donde Arcas debería afrontar su bravuconada ante Ramallets. Ciertamente, los blanquiazules salieron muy nerviosos y a quien más se le notaba era el prometedor portero, pero aún imberbe, Vicente “El Grapas” que incomprensiblemente nada más empezar el partido se le cuela por debajo el cuerpo un disparo de Kubala. Lo aparentemente más fácil lo había hecho el conjunto azulgrana: marcar el gol de salida; el gol que le podría infundir alas a su entusiasmo, moral y juegoy remontar con ellas la eliminatoria.

 arcas11

Arcas supera a Ramallets en Les Corts

Los minutos que siguieron al gol parecían que, en efecto, los barcelonistas iban a por el resultado sensacional. Yes que aun sin llegar a dominar de una manera clara, patente, a los blanquiazules, sí daban la impresión de jugar con el aplomo y ligazón indispensables como para poder imponerse en el campo y en el marcador.

Si el Barcelona siguió insistiendo con su juego de ataque buscando de nuevo el camino del gol, el que igualaría la eliminatoria y abrirle nuevos y prometedores rumbos. El Espanyol, por su parte, no perdió la serenidad. Y al no perder la serenidad, puso la primera piedra del que había de ser, en definitiva, magnífico edificio de su clasificación.

Porque le permitió aguantar sin necesidad de recurrir a medios defensivos, lo que abrillantaba aún más su serena defensa a un Barcelona entregado sin reservas y con ilusión a por el desquite de Sarrià. Del partido de poder a poder, surgió una figura indiscutible con luz propia y que resolvió por si solo la eliminatoria, con sus tres goles fulgurantes en apenas veinte minutos de diferencia, Julián Arcas.

Una lección más, cuatro goles marcó su equipo. Los cuatro los consiguió Arcas. Algunos de ellos poniendo rúbrica a magníficas jugadas de la delantera o de todo el equipo. Otros, por puro sentido del gol, de la oportunidad, del constante ir a cara al gol. Que es lo que da o quita personalidad, relieve a cualquier delantero y don Julián Arcas se consagró esa tarde en Les Corts como uno de los símbolos más importantes del club blanquiazul… y suerte tuvo su amigo Ramallets de que la media hora final la jugó de centrocampista por la lesión de su compañero Gámiz.

 arcas12

Uno de los cuatro goles de Arcas, menuda tarde!!!

Como que a veces existe la justicia divina, y la realidad no siempre estropea una buena historia, Arcas pudo cumplir su promesa. Lo primero que hizo, a penas sin cambiarse, al acabar el partido fue ir al bar a saludar al dueño del local y cobrarse su apuesta. Sin duda, una de las tardes más felices de Arcas como jugador profesional.

barcelona

Barcelona: Ramallets, Segarra, Biosca, Gracia, Gonzalvo, Bosch, Tejeda, Villaverde, Kubala, Sampedro y Manchón.

espanyol

ESPANYOL: Vicente (Soler 69’), Argilés, Cata, Faura, Gámiz, Casamitjana, Arcas, Marcet, Benávidez, Muñoz y Ruiz. 

 Goles: 1-0: Minuto 3, Kubala. 1-1: Minuto 20, Arcas. 1-2: Minuto 22, Arcas. 1-3: Minuto 43, Arcas. 2-3: Minuto 52, Tejada. 2-4: Minuto 53, Arcas. 3-4: Minuto 54, Manchón. 4-4: Minuto 86, Tejada.

Árbitro: Señor García Fernández.

Incidencias: Partido celebrado en Les Corts, el 27 de mayo de 1956, correspondiente al partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Generalísimo. Lleno hasta la bandera.

GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA

Los afortunados que lo vieron jugar, aseguran que poseía un genio y un carácter para darle de comer a parte. Ejemplos hubo muchos, como lo fue la bofetada que le propinó a su compañero Hernández, porque este le recriminó una acción del juego.

 arcas33

Ni que decir sus múltiples piques con el eterno rival, el propio Arcas reconocía dichos rifirrafes con los azulgranas: “El Barcelona no me era simpático, por el simple hecho que soy del Espanyol y ellos son nuestro rival. La mayor alegría era ganarle. Toda la vida allá donde iba había un perico por treinta culés. La verdad sea dicha, ellos siempre han sido más grandes que nosotros, deportivamente, económicamente, socialmente… Siempre ha habido la broma, hasta la burla, de los amigos “no tenéis nada que hacer”, y por eso, como espanyolista, cuando nos enfrentábamos al Barcelona trataba de esforzarme más que nunca, aunque fuera sólo para poder reírme un poco de los demás como se reían de mí. Para mí los partidos contra el Barcelona tenían un encanto especial. Eran los dos más esperados de toda la temporada por la rivalidad que encerraban. La rivalidad empezaba en el barrio, en el bar donde ibas a tomar el aperitivo, en la calle…Y conste que esa rivalidad sólo era deportiva porque siempre he tenido buena amistad con jugadores barcelonistas y aún nos reunimos mensualmente en cenas de veteranos”.

 arcas35

Para Arcas un derbi era más que un partido

Este orgullo perico de Arcas lo reconocía el legendario defensa barcelonista, Gustavo Biosca, que ponía de los nervios a la grada de Les Corts y a más de un jugador azulgrana: “Vaya temperamento tenía. A mí no logró sacarme de mis casillas casi nunca, pero al pobre Antonio Ramallets, por ejemplo lo llevaba por la calle de la amargura. Fíjense que cuando me enfrentaba a Mauri, me dolía hasta a mí, si le daba un golpe, ¡Era un buenazo! Pero Arcas… ¡Menudo elemento! Y no se crean que era un rompedor a secas. Tenía calidad y era muy listo en el área. Pero hablaba tanto que te ponía de los nervios”.

Otro jugador barcelonista ilustre de la época, Juanito Segarra, recordaba la figura de Arcas con cariño pero a su vez con resquemor, reconociendo que era el rival que más de quicio le sacó en su carrera futbolística: “Nadie tan “emprenyador” como Julián Arcas, nadie. Era un tipo estupendo de paisano, pero cuanto se vestíade corto… Recuerdo una eliminatoria contra el Espanyol que fue tremenda por su parte. En la ida perdimos 3-1 y en la vuelta, en Les Corts, coincidimos los dos equipos en el túnel. Julián se fue a por Ramallets y empezó a decirle que le iba a meter un gol por debajo de las piernas, que lo veía nervioso: Antonio se iba poniendo “negro”. Pues bueno, jugamos el partido y Arcas nos metió cuatro goles. Empatamos 4-4 y cuando ya nos había vuelto locos a todos, en una jugada sin trascendencia, se sentó sobre el balón. ¡La bronca que se llevó fue de las que hacen época”.

arcas4

Arcas disputa un balón con Ramallets

Un partido especial por la relevancia del marcador final, fue el mítico 6 a 0 en Sarrià. Arcas recordaba su particular pique con su buen amigo Ramallets cuando los culés ya habían encajado cuatro goles, y Julián seguía atosigándole y en un mano a mano con el portero barcelonista, el cancerbero le dijo: “¡A ver si aprendes a jugar al fútbol! “, A lo que Julián respondió: “Muy bien, de acuerdo, pero tú, ¡mira el marcador!“. Arcas reconocía que Ramallets siempre parecía más nervioso de lo habitual cuando se veían las caras: “Deben ser cosas psicológicas, y él ante mí; es posible, porque le marcaba un gol que otro no se lo hubiera metido. Antonio era muy profesional, muy puntilloso, muy barcelonista en su gran categoría y se lamentaba y dolía cuando encajaba un gol”.

 ramallets

Ramallets tenía pesadillas con Arcas

Tras el célebre partido disputado en Sarrià, Arcas recordaba con cierta gracia el post partido: “¡Qué gozada esa tarde! Yo tenía la costumbre de volver a casa después de los partidos “un poco tarde”. Aquella noche fue especial. Regresé tardísimo yo me metí en la cama. Al rato me eché a reír como un loco. ¡Menudo jaleo armaría que mi madre se levantó y vino asustadísima hasta mi habitación! ¿Qué te pasa?, me preguntó. Nada, le contesté; Que me estoy acordando de mis amigos del barrio, de los barcelonistas. ¡Menudo día les voy a dar mañana!”.

Otra de sus anécdotas que siempre contaba, una vez retirado como futbolista, es que era un apasionado de jugar al deporte rey: “Cuando era un chaval tenía una ilusión bárbara por jugar a futbol. ¡Hombre que yo, siendo ya jugador de Primera con el Espanyol, los sábados o domingos por la mañana, me iba a jugar con la peña de mi barrio, el Rapid de Sant Martí, y por la tarde lo hacía con el Espanyol… que si se enteran me echan del club”. De hecho esta pasión duraría hasta el fin de sus días, no paraba de ver futbol, sobre todo de futbol base y obviamente el de su Espanyol.

 arcas10

El fútbol siempre ha necesitado de jugadores de estas características, de hombres que actúen sin reservas mentales de ninguna clase, que salgan siempre a darlo todo, y que si las cosas no salen todo lo bien que ellos quisieran, nunca es por inhibición propia. Son los auténticos forzados del deporte rey, Arcas era de armas tomar, pero ni sus bravatas infantiles destiñeron jamás su clase y, especialmente, su afán de lucha y competitividad. En esto fue un gran ejemplo para todos.

INTRANSFERIBLE PARA EL CLUB

Como extraordinario jugador que era, los mejores conjuntos de la liga española intentaron hacerse con sus servicios, una de sus más grandes satisfacciones a nivel personal fue el haberlas rechazado todas… cuando el directivo madridista Tejada intentó negociar con Paco Sáenz y Francisco Perelló, el presidente dejó bien claro de entrada: “Si queréis a otro jugador podemos comenzar a entablar las negociaciones, pero con Arcas no. No queremos que se vaya“. Don Julián, cuando lo supo, se llenó de orgullo y decidió quedarse de por vida defendiendo la camiseta del Espanyol. Por este motivo, cuando Samitier en nombre del FC Barcelona, en varias ocasiones, o incluso el Marqués de Florida en el del Atlético de Madrid intentaron ficharlo, se encontraron con la negativa del jugador como única respuesta. “Sinceramente, creo que hubiera conseguido más títulos y mucho más dinero, pero para mí, el Espanyol estaba por encima de todo, ya sólo por su nombre es lo más grande que hay. Y la verdad, cada día me siento más orgulloso de haber obrado de aquella manera”, apuntaba el legendario ex jugador blanquiazul.

arcas30

SE PIERDE LA FINAL DE MONTJUIC

En la temporada 1956-57, anotó únicamente 6 goles en 27 partidos disputados, pero a cambio, después de unos años de sequía en los derbis del Campeonatos de Liga, marcó el segundo gol en la victoria de los jugadores entrenados por Ricardo Zamora batiendo nuevamente a su gran rival, Ramallets. Sin embargo, ese año Arcas sufrió una de las decepciones más grandes de su carrera deportiva: el no poder disputar la única final de Copa que hasta el día de hoy ha enfrentado a Espanyol y Barcelona, ​​la que se disputó en Montjuïc el 16 de junio de 1957, debido a la sanción recibida por la expulsión en la vuelta de la semifinal disputada en Mestalla, donde por un rifirrafe con el valencianista Mestre, a raíz de una entrada que hizo el jugador valencianista al blanquiazul Cruellas. El colegiado Gardeazabal decidió echar a ambos jugadores. La delegación blanquiazul no estaba preocupada por la posible sanción al delantero blanquiazul, ya que el pique fue verbal y no físico, pero el acta del colegiado fue muy severa y a Arcas le cayeron 8 partidos de sanción al tener un antecedente de expulsión… de ocho años atrás, en un partido jugado en Lleida! Y el Comité de Competición consideraba el acto como reincidente, por lo que el castigo se duplicaba en esos casos. Arcas nunca entendió esta dura sanción, clave en la derrota en la final y más cuando en esa misma época los jugadores Igoa y Herrera, siendo igualmente reincidentes, fueron sancionados con tan sólo cuatro partidos.

 valencia

Arcas acaba de ser expulsado en Mestalla

La Final celebrada en el estadio de Montjuïc, entre los rivales ciudadanos, Arcas la tuvo que ver desde la grada y el Espanyol sucumbió por un solitario gol de Sampedro, en un más que posible fuera de juego, a seis minutos de la conclusión. Al finalizar el encuentro, Arcas enojado y siendo el único espanyolista con tino de ir a recriminar al árbitro la concesión del gol de los azulgranas, ¡y eso que estaba en la grada! Cuando Arcas requirió indignado al colegiado Zariquiegui sobre la ilegalidad del gol, aquel respondió: “¿qué querías, que tuviera a Don Paco media hora más en el palco?“. Era conocida la poca afición de Franco al fútbol, ​​y menos como cuando en aquella ocasión tuvo que desplazarse a Barcelona en deferencia a las aficiones de los dos equipos.

 copa1957

Arcas posando, de paisano, con sus compañeros en la Final de Copa del Generalísimo.

En la caseta espanyolista estaban abatidos… por la derrota en sí,  pero especialmente por como se había producido la misma: “por una sola cosa los espanyolistas estaban indignados, por el gol del Barcelona, pues todos coincidían en que había sido logrado después de una falta de Martínez a Catá”. Los periodistas que acceden al vestuario sienten por encima de todo las quejas a viva voz de Julián Arcas, discutiendo la jugada con sus compañeros y directivos: “Arcas, por lo visto, o mejor dicho, por lo oído, pone el mismo nervio en el terreno de juego que fuera de él. Así es Arcas”.

SU ADIÓS COMO JUGADOR BLANQUIAZUL

En la siguiente temporada, la 1957-58, sólo marcó un gol en nueve partidos, pero, cosas del destino o de la voluntad, este último gol con la camiseta del Espanyol fue ante el FC Barcelona, ​​el 17 de noviembre de 1957 , y su último partido con nuestros colores fue un RCD Espanyol 2 – FC Barcelona 1, donde pudo despedirse como más le gustaba, con una victoria frente al eterno rival, pese que no pudo materializar ninguno de los dos goles blanquiazules (lo hicieron Benávidez y Olivella en propia meta).

olivella

Olivella supera, sin querer, a Estrems

Tuvo la satisfacción de que en pitar Ortíz de Mendivil el final del partido, enfilaba por última vez el camino a los vestuarios de Sarrià con una victoria ante su eterno rival, el F.C. Barcelona y así poder sacar pecho frente a sus amigos culés. Era el 23 de marzo de 1958. Arcas, tras 12 años, ya no vestiría más los colores del primer equipo del club de sus amores.

 arcas34

Arcas atento a las órdenes de Berkessy, en su última temporada en el Espanyol

espanyolESPANYOL: Vicente, Dauder, Abel, Faura, Sastre, Casamitjana, Arcas, Szolnok, Benávidez, Coll y Torres. 

barcelonaBarcelona: Estrems, Segarra, Gensana, Olivella, Rivelles, Vergés, Tejeda, Villaverde, Kubala, Basora y Evaristo.

Goles: 1-0: Minuto 2, Benávidez. 1-1: Minuto 21, Evaristo. 2-1: Minuto 75, Olivella (propia puerta).

Árbitro: Señor José María Ortiz de Mendivil (colegio vizcaíno).

Incidencias: Partido celebrado en Sarrià, el 23 de marzo de 1958, correspondiente a la jornada vigésima quinta del campeonato de Liga.

Con 86 goles, fue durante muchos años el máximo goleador de la historia del club, hasta que primero Rafa Marañón con 111 y luego Raúl Tamudo le superaran. También figurará para siempre como el autor del gol número 1000 de nuestro club. Fue en el partido Espanyol-Zaragoza con el resultado de 3-2 jugado el 26 de abril de 1953. Los tres goles blanquiazules los marcaron Mauri el primero, el segundo y milenario Arcas y Marcet el tercero. A su vez, también tuvo la fortuna de marcar el gol 900 y 1100 del club en el campeonato liguero. 

mauri2

Arcas el tercer máximo goleador de la historia del club

A CÁDIZ DE FUTBOLISTA A ENTRENADOR

El 28 de marzo de 1958, a petición suya, el jugador blanquiazul se desvinculó del club de su vida para firmar hasta final de temporada con el Europa. En el conjunto graciense estuvo hasta final de esa campaña. Posteriormente fichó por el Cádiz, siendo la primera vez que el jugador se desplazaba fuera de Barcelona para vivir desde que al año de edad dejó su tierra natal Vélez-Blanco (Almería). En el cuadro gaditano, las cosas personalmente le van bien, juega 10 partidos y marca 7 goles, pero a nivel de conjunto al cuadro andaluz no le va nada bien y está abocado al descenso. Esta situación, hace que la directiva gaditana le planteara a Arcas la posibilidad de llevar al equipo como primer técnico, hecho que le debía hacer combinar ambas facetas, como preparador y jugador. El bueno de Julián no dudó en un instante, dijo sí. Cabe citar, que Arcas se sacó el carnet de entrenador nacional en 1955, junto a otros ilustres como Marcel Domingo, Heriberto Herrera o Eizaguirre. De manera milagrosa y con Arcas como entrenador el equipo salió a flote y de estar prácticamente sentenciado para el descenso, al final quedaron en una más que notable séptima plaza en la tabla clasificatoria, que ni el más optimista de los cadistas podía soñar.

Su gran temporada en el conjunto amarillo hace que la petición de renovación para seguir en el banquillo andaluz sea un clamor, la directiva pelea lo indecible para que así fuera, pero la tierra tira y Arcas se decanta por una oferta del Figueres. En la Unión Deportiva Figueres, equipo de una ciudad y de una comarca que acabó estimándose muy, simultaneó la temporada siguiente, la 1959-60, los cargos de entrenador y jugador, cuando saltaba al césped, su segundo, Josep Fajol, dirigía el equipo desde el banquillo. Los comienzos con este equipo no fueron fáciles, pero finalmente lo llevó a la final del campeonato regional, donde consiguió el Campeonato de Cataluña de Tercera División. Este hito lo llevó a disputar la promoción de ascenso a Segunda División contra el San Sebastián, en el partir de vuelta a Figueres, con un 0-2 en contra, el veterano Arcas decidió saltar al campo, y gracias a él el partido se convirtió en un ataque y gol constante a favor de los ampurdaneses, que acabaron ganando por 4 a 2, de todos modos insuficiente para compensar el 4-0 de la ida. Julián Arcas tuvo a final de temporada la alegría de ver cómo su amado Espanyol se hacía estadio Figueres con el prestigioso Trofeo Salvador Vilarrasa, por delante del Cruzeiro, Toulouse y del equipo que había entrenado aquella temporada, el Figueres , reforzado excepcionalmente con Joel (Valencia), Didí (Real Madrid), aprobaba (At. Madrid), Evaristo, Kubala y Czibor (Barcelona).

Entonces el Nástic decidió contratarle y Arcas accedió a dicha oferta. Eso generó malestar en el conjunto gerundense y le negaron la baja, al entender que Arcas tenía un doble contrato tanto como entrenador y otro como jugador. En la de técnico accedieron a regañadientes, pero si quería la baja como jugador debía indemnizar el club. Arcas “negoció” en Figueres con el club su baja, montando un escándalo por entender lo que le estaban haciendo era una canallada, ya que su contrato de jugador lo hizo para hacer un favor al club, al no poseer muchas fichas disponibles de jugadores y sin percibir ninguna cantidad extra a la que ya recibía como entrenador. Al final, gracias a la intervención de los directivos del cuadro ampurdanés Nurcete, Nuñez y Durán, el problema se solucionó y Arcas pudo fichar por fin por el Nástic de Tarragona. En el cuadro tarraconense siguieron sus éxitos, ya que también lo hace campeón de tercera división.

SU TRAGO MÁS AMARGO COMO PROFESIONAL

Un año más tarde, en la temporada 1961-62 el RCD Espanyol volvía a llamar a su puerta, esta vez, para integrar con el otro gran mito viviente del club, don Ricardo Zamora, una especie de tándem de salvación en el banquillo del equipo ante la situación dramática de colista de 1 ª en que la había dejado José Luis Saso. La misión de la salvación era casi imposible… El club blanquiazul anunció las nuevas designaciones técnicas en una nota de prensa oficial:

La Junta Directiva del R.C. D. Español, reunida en el día de hoy, tomó por unanimidad el acuerdo de confirmar a don Ricardo Zamora como director técnico del equipo profesional de futbol y nombrar a don Julián Arcas preparador del mismo, de los por su historial y comprobado amor al club, se espera puedan conducir la actual situación. 

Barcelona, 12 de diciembre de 1961

 arcas29

Arcas como entrenador del Espanyol

A pesar de conseguir evitar el descenso directo y conseguir la tercera mejor puntuación desde que cogieron el equipo, no pudieron evitar la promoción de permanencia. Una promoción desastrosa con clausura en el viejo Zorrilla, donde Arcas y Zamora recibieron presiones de la directiva para elaborar una alineación condicionada, provocó el primer descenso de la Espanyol en su historia. Rodilla, que al poco tiempo formaría parte del club blanquiazul, marcaba el 2-0 que enviaba a los catalanes a segunda y que provocaba el llanto de unos inconsolables Arcas y Zamora. Don Ricardo, recordando aquellos hechos, dejaba bien a las claras que desde el mismo club existieron presiones injustificadas: “yo prefiero no recordarlo. A mí me dejaron con las manos atadas… todos tenemos que olvidar y arrepentirnos de muchas cosas…”. Arcas tuvo un duro revés deportivo, aún escuece ver sus llantos en el viejo Zorrilla. Estaba tan desconsolado por el descenso del Espanyol, el primero de su historia, que estuvo dos años sin saber nada de los banquillos. Sin duda, estas dos leyendas del club pagaron demasiado caro su amor hacia la entidad al coger una tarea de improbable éxito, como lamentablemente así fue.

 arcas2

Un desolado Arcas en el banquillo del Viejo Zorrilla

El año siguiente, el club recuperó la categoría en la promoción frente al Mallorca, gracias al gol de Idígoras en el partido de desempate en el Bernabeu. Cuando regresó el equipo fue una explosión blanquiazul, colapsando los aficionados el aeropuerto barcelonés con Julián Arcas como abanderado. El técnico que dirigía junto a Zamora al Espanyol la tarde que el equipo bajó a Segunda por primera vez en su historia, rompió todos los cordones de seguridad de las pistas y llegó hasta las escalerillas del avión para abrazarse a los jugadores. Arcas volvía a sonreír con su Espanyol.

PRIMER ENTRENADOR DEL FEMENINO

Arcas tras un paréntesis de dos años, accedió a entrenar a varios equipos como el Sants, el Sant Martí o el Igualada. Y en 1970 volvió a vincularse de nuevo con la entidad blanquiazul, pero esta vez para ayudar al futbol femenino que recién empezaba a practicarse en el territorio nacional. Convirtiéndose en el primer entrenador de la historia del Espanyol femenino. Julián quedó maravillado por el entusiasmo de sus chicas, que entrenaban con una ilusión para luego poder jugar y eso al técnico blanquiazul le encantaba.

femenino2

Arcas como entrenador del femenino del Espanyol

Curiosidades de la vida, su amigo Antonio Ramallets también era técnico de un equipo femenino, el FC Barcelona, por lo que la rivalidad entre ambos esta vez se reflejaría desde los banquillos de los clubes de toda su vida. Por cierto, Arcas también le comió la tostada a Ramallets desde el banquillo con el Espanyol, consiguiendo varios títulos. Arcas estuvo un año como entrenador y en el siguiente, ayudó al femenino pero como supervisor técnico, dejando las funciones de primer entrenador el señor Luis Oliva, que junto a su familia, fue pieza fundamental para que el femenino del club tirara hacia delante.

femenino

El femenino ganó la Copa Pernod frente al Barça (2-1). Arcas y Zamora con las mozas pericas en el Estadio del Camp Nou

Arcas participó también en proyectos como el filme La técnica del fútbol de Ricardo Blanch, de 1970, donde sobre el césped de Sarrià daba con otra serie de grandes jugadores explicaciones teóricas sobre la práctica del fútbol. A finales de los 70, también regresó al club de uno de sus antiguos equipos como jugador, la UE Horta, como entrenador en la 3 ª división. Como nota anecdótica, en uno de sus negocios, un estanco en la calle Galileo del barrio de Sants, las cajas de cerillas llevaban su imagen con la camiseta del Espanyol.

arcas15

Arcas regentaba un estanco en el barrio de Sants

RECONOCIMIENTOS POR PARTE DEL CLUB

Como uno de los grandes emblemas del club, Arcas fue protagonista de algunos de los actos del 75 aniversario del club, como los partidos del equipo de veteranos contra una selección de jugadores que habían participado en el campeonato de Cataluña, y contra el equipo del FC Barcelona, ​​disputados en octubre de 1975 en Sarrià. En abril del año 1977, también durante la presidencia de Meler, fue uno de los promotores de la oficialización de iure de la Asociación de Veteranos del RCD Espanyol, que de facto venía funcionando desde muchos años atrás. Arcas jugó con ellos hasta el año 1989, en que lo dejó por problemas físicos, recordemos que don Julián, en su carrera deportiva, y como prototipo de jugador que nunca rehuyó el contacto, sufrió diferentes lesiones como fracturas en el tabique nasal, de tipo craneal, y múltiples patadas.

veteranos2

Arcas con los veteranos del club

El 11 de enero de 1981, en la previa del partido de la máxima frente el Barcelona en Sarrià, el club decidió condecorar a Arcas, una vez que Marañón le igualara como máximo goleador de la historia con 82 tantos en el campeonato liguero, cifra errónea, ya que Arcas logró 86 dianas, pero algo muy habitual en el club blanquiazul, que no sabe cuidar estos detalles. Por cierto, Arcas vio desde el palco como Marañón a los 8 minutos de encuentro “batía” la marca incorrecta convirtiéndose en el recordman goleador del club, dando el triunfo por 1 a 0 a los pericos. Realmente, la marca fue batida dos meses más tarde, donde Marañón consiguió frente el Atlético de Madrid en Sarrià su gol número 87 en Liga. Posteriormente batiría Tamudo a Marañón, esta vez si en un derbi.

 arcas17

Arcas junto a Meler recibiendo un más que justo reconocimiento

El 14 de noviembre de 1999, el día de la Ceremonia Inaugural del Centenario, una de las imágenes más recordadas es la de Julián Arcas, acompañado de Trias y Martorell, izando la bandera del club, después de haber recorrido el anillo del estadio saludando con su bufanda con extraordinaria emoción.

centenari2

Arcas en el desfile de los veteranos durante el Centenario del club

Pocos días más tarde, el 20 de noviembre, recibió de manos del presidente Daniel Sánchez-Llibre un premio de la Federación de Peñas del RCD Espanyol en reconocimiento a su trayectoria deportiva.

Uno de los grandes mitos del españolismo fallecía el 12 de enero de 2001, y el españolismo se vistió de luto al conocer la muerte de don Julián Arcas. Su muerte se produjo en Girona a la edad de 74 años. Su cuerpo fue incinerado dos días más tarde en la ciudad de Figueres.

arcas22

El gran Alberto Martorell llora delante del féretro de Arcas

Sus familiares se encargaron de hacer volar sus cenizas en el mismo olivo del centenario que él vio plantar el 20 de febrero de 2000 el rec del Molí de Verges por iniciativa de la peña Sempre Pericos de l’Empordà, dentro de la campaña de plantación de árboles fomentada desde el club. Aún hoy puede verse allí mismo una placa que conmemora este hecho, la última muestra de lo que por Arcas significaba el Espanyol, y del que por espanyolismo significa la figura de éste gran personaje.

LA FURIA PERICA

Más de una década vistió los colores del Espanyol, los defendió a cara de perro, de allí que muchos le llamaran “Bull Dog”, otros el “Tigre de Sarrià”. Renunció a una fama mayor, económica y deportiva, al quedarse siempre en el club de su vida. Siempre se desvivió por el Espanyol, eso le provocó algunos sin sabores como el primer descenso del club que vivió desde el banquillo del Viejo Zorrilla. Con su nariz un poco aplastada como la de un boxeador, producía el terror en el área. No era técnicamente un prodigio, pero suplía ese factor con una decisión desmedida y un tiro mortal con la cabeza o los pies.

Seguramente, es el jugador que más y mejor ha representado lo que significa el Espanyol, un club con limitaciones, pero con un espíritu de lucha tenaz encomiable que jamás se rinde, como era Arcas tanto en un terreno de juego como en la vida misma. Una figura inolvidable para el españolismo, porque decir Arcas es decir Espanyol y viceversa.

arcas23

Todo un símbolo del club: Julián Arcas

 ESTADISTICAS DE JULIAN ARCAS

ARCAS

_____________________________________________________

Bibliografía: Històries Blanc i Blaves de Pericos Online, Mundo Deportivo, libros historia RCDE,  La Vanguardia, Les històries més insòlites de l’Espanyol, El Españolista.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Revista Tot Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, De l’Encís de Sarrià al somni de Cornellà-El Prat, Pericos Online, El Españolista.

JOSEP MAURI CARBONELL

19 abril 2011

LA NOBLEZA

POR BANDERA 

 mauri10

Hablar de Pepe Mauri es hablar de un ser excepcional, extremadamente humano y bondadoso, maestro de caballeros y ejemplo para todos. Gran deportista, fiel siempre a unos colores, modelo a seguir por los jugadores, técnicos y directivos, pues todo lo alcanzó y ejerció con dignidad, así lo definió el expresidente de la entidad Manuel Meler en 1998, tras el triste fallecimiento del gran Pepe Mauri el 15 de febrero de ese mismo año.

De Pepe Mauri, delantero centro natural y extremo izquierda esporádico, no se puede afirmar que fuese un prodigio del fútbol. El mismo lo admitía: “Técnicamente era flojito, pero tenía entrega, fuerza de voluntad, decisión, valor a prueba y capacidad de sufrimiento.” Como él mismo se definía como jugador, también lo era como persona, todo corazón y jamás tuvo una negativa hacia el Espanyol. En el club blanquiazul hizo de todo, jugador, técnico, ojeador y hasta de directivo. Fuere donde fuere, Pepe regalaba cordialidad, amistad y sobretodo vendía espanyolismo, su entrega a los colores blanquiazules siempre restaran en la memoria de los aficionados periquitos.

mauri

Un clásico gol de Mauri, oportunismo puro

SUS INICIOS

José Mauri Carbonell, nació en Barcelona, en el barrio de Sant Gervasi, el 22 de febrero de 1930. Padres también barceloneses. Su familia ya estaba involucrada en el mundo del deporte, concretamente en el del futbol. Su padre fue portero del Sants y su tío Teodoro, fue jugador del Espanyol en los años ’20, por lo que el amor al balompié lo tenía en la sangre.

Por nacer en una barriada lindante a Sarrià, Mauri, desde sus inicios, siempre se inclinó por los colores del Real Club Deportivo Espanyol, ya que en su hogar paterno se respiraba un ambiente de  futbolero blanquiazul, por cuanto los domingos, desde su domicilio se oía el griterío de Can Rabia.

Su infancia la pasa entre la charcutería de sus padres y el colegio de los Padres Capuchinos del Pompeya, donde practica el futbol constantemente y junto a otros estudiantes fundan el C.D. Neutral, donde el bueno de Pepe hace sus primeros pinitos futbolísticos, posteriormente juega en el At. Turó y en el Poble Nou, donde destaca lo suficiente para que el Mollet lo fiche cuando tan sólo tenía 15 años. En el equipo vallesano permaneció cinco años hasta que el Europa barcelonés se hizo con sus servicios y consiguió su primera ficha profesional en la temporada 1950/51.

mollet

Mauri con la camiseta del Mollet

En el cuadro de Gracia destaca de gran manera, marcando 34 goles y siendo pieza fundamental para el ascenso del conjunto de Gracia a la tercera división marcando cuatro goles en el partido decisivo de la liguilla de ascenso contra el Celta aragonés, en Zaragoza, donde los de Gracia vencieron por seis goles a dos.

europa

Mauri luciendo la camiseta escapulada

Esta eclosión del delantero barcelonés llamó la atención del  Barça, que quisieron que Pepe Mauri fuera el sustituto de su ariete reserva, Jordi Vila, el cual no acabó de cuajar en el conjunto azulgrana. La estrella barcelonista Kubala quería un delantero tanque que le abriera las defensas contrarias. El directivo barcelonista Doménech intentó traerse a la joven promesa escapulada, pero en Sarrià también querían a aquel prometedor chaval del Europa. Los espanyolistas mediante Francesc Perelló Picchi, directivo por aquel entonces del club, recondujeron las negociaciones y estuvo en casa de los padres de Mauri hasta altas horas de la madrugada para convencerles que la mejor opción era el club blanquiazul. El jugador accedió y por un sueldo de 2.000 pesetas mensuales y cuatro años de ficha (40.000 ,50.000 ,60.000 y 70.000 de las antiguas pesetas) se convirtió en ‘periquito’ el 17 de julio de 1951.

MAURI77

Mauri por fin con la blanquiazul

EMPIEZA SU VIDA EN BLANQUIAZUL

Como su tío Teodoro, Pepe Mauri, firmó por el cuadro perico. A su llegada a la entidad blanquiazul, Pepe afirmaba “Tengo veintidós años y sé perfectamente que si quiero ser el delantero centro titular del Espanyol me he de ganar el puesto a pulso. Espero tener suerte con las lesiones y a la hora de disparar a puerta”.

  mauri8

Mauri atento a un posible rechazo del portero

El buen inicio del conjunto blanquiazul hizo que el debut de Mauri se hiciera esperar, ya que la delantera Arcas, Marcet, Piquín, Egea y Colino, procedente del Sabadell y en plena madurez, relegaron al bueno de Pepe al banquillo y su debut se demoró. Este estreno no llegó hasta la jornada 21, debido a que el cuadro de Nogués había entrado en una espiral de malos resultados, tres derrotas consecutivas, y los malos presagios empezaban a merodear por Sarrià. Enfrente el Sevilla, el Espanyol en Sarrià no podía ofrecer otra pobre imagen ante los suyos y la victoria era imperiosa para desvanecer los viejos fantasmas que suelen visitar la casa perica.

debut

En el día de su debut

El debut de Mauri no pudo ser mejor, marcando un gol y participando en otro. Aunque oficialmente la Liga de Futbol Profesional le dio el tercer gol a Mauri, cuando la realidad y leyendo las crónicas de aquel partido, el autor del tanto fue su compañero Colino, que aprovechó el rechace del portero tras el disparo de Mauri. El delantero barcelonés demostró su buen olfato de gol y su inteligencia a la hora de moverse en ataque. Su presencia revitalizó a un equipo falto de confianza y que se impuso al siempre temible Sevilla de los Araujo, Campanal o Arza.

espanyol

RCD ESPANYOL: Soler, Argilés, Parra, Soto, Bolinches, Artigas, Colino, Marcet, Mauri, Egea y Arcas.

sevilla

Sevilla FC: Manolín, Herrera, Campanal. Guillamón, Ramoní, Enrique, Arza, Guerrero, Araujo, Alcázar y Ayala.

Goles: 0-1. Min. 6, Ramoní. 1-1. Min. 13, Artigas. 2-1. Min. 22, Marcet. 3-1. Min. 46, Colino. 4-1. Min. 53, Mauri. 4-2. Min. 84, Araujo. 4-3. Min. 88, Araujo.

Árbitro: Asensi Martín, colegiado madrileño.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima primera jornada del Campeonato Nacional de Liga, disputado el 3 de febrero de 1952 en Sarrià.

mauri13

Mauri ya en su debut demostró su fuerza y nobleza

Esta actuación logró que el técnico Nogués lo incluyera prácticamente en todos los partidos que restaron de la temporada, donde Mauri volvió a destacar sobretodo en el partido disputado en Sarrià frente al Valladolid, donde el ariete tuvo una actuación descollante realizando un hat-trick y demostrando que el Espanyol había acertado de lleno con su fichaje y que haría una gran sociedad con sus compañeros: Arcas, Marcet, Egea y Piquín.

EL HISTÓRICO EQUIPO DEL OXÍGENO

Si el Espanyol de la temporada anterior ya apuntaba buenas maneras, con la incorporación del veterano y contrastado guardameta francés, Marcel Domingo, y del técnico argentino Alejandro “El Conejo” Scopelli, el Espanyol presentó sus bazas para ser un firme candidato al título liguero.

mauri5

Arcas, Mauri y Egea con el oxígeno

Scopelli había incorporado a sus métodos de entrenamiento el hacer inhalar oxígeno a sus jugadores durante el descanso de los encuentros. Era un sistema que años atrás había revolucionado el mundo de la natación, al ser usado por la selección nipona en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1932, donde los japoneses lograron la magnífica cosecha de 5 medallas de oro, 5 de plata y 2 de bronce, siendo el país más laureado en la natación por encima de la poderosísima y anfitriona Estados Unidos. Ese sistema, fue duramente criticado por los americanos, que acusaron a los nipones de dopaje, pero lo cierto es que esas prácticas revolucionarias no estaban tipificadas como ilegales, ni tan siquiera eran previstas en el reglamento, por lo que los éxitos de Japón no podían ser castigados. Quedó en secreto de sumario si el oxígeno era realmente la causa de los éxitos o sencillamente era algo psicológico para el deportista.

oxigeno_edited

Pasaban los años pero Arcas, Marcet, Mauri, Piquín y Egea seguían siendo inolvidables para todo el espanyolismo

Lo cierto es que este viejo recurso, el técnico Scopelli y sus jugadores creían en él, de hecho, es que el cuadro blanquiazul arrolló en la primera vuelta del campeonato, estando 11 jornadas invicto y siendo líder destacado del campeonato doméstico.

EL VERGONZOSO DERBI DE LES CORTS

El Espanyol llegaba invicto y sacando seis puntos de ventaja al Barcelona, tercer clasificado. Una victoria perica en Les Corts, eliminaría al Barcelona prácticamente de la lucha por el título y auparía aún mucho más las opciones de alzarse campeón a los periquitos. La expectación era máxima, el feudo barcelonista estaba a reventar, y luego durante el mismo, precisamente cuando el Espanyol al cuarto de hora de partido se avanzó en el marcador merced a Pepe Mauri, se produjo una avalancha en el gol sur del Estadio, hecho que provocó centenares de heridos y al menos un fallecido, una tragedia que el Régimen quiso tapar, sin dar la mínima importancia a dicho suceso.

Ante esa situación y con millares de aficionados rodeando el terreno de juego, el Espanyol con el beneplácito del colegiado y el delegado federativo quiso suspender el partido, pero el Gobernador Civil obligó reanudar el juego bajo amenaza de enviar al calabozo al capitán espanyolista Artigas.

A partir de allí, el Espanyol se desconectó del partido, y el Barcelona aprovechó tal circunstancia para remontar el marcador, que en condiciones normales a buen seguro no les hubiera sido tan fácil, debido al inicio arrollador blanquiazul. Otra de las desagradables sorpresas que tuvieron que lidiar los blanquiazules fue que al llegar a los vestuarios se lo encontraron con una densa y pestilente humareda, hecho que les obligó a cambiarse en los pasillos de los vestuarios y no poder utilizar el oxígeno en el descanso que tanto éxito hasta la fecha había dado.

Ante esa situación y con millares de aficionados rodeando el terreno de juego, el Espanyol con el beneplácito del colegiado y el delegado federativo quiso suspender el partido, pero el Gobernador Civil obligó reanudar el juego bajo amenaza de enviar al calabozo al capitán espanyolista Artigas.

 les corts

Portada de la revista Olimpia sobre el derbi

A partir de allí, el Espanyol se desconectó del partido, y el Barcelona aprovechó tal circunstancia para remontar el marcador, que en condiciones normales a buen seguro no les hubiera sido tan fácil, debido al inicio arrollador blanquiazul. Otra de las desagradables sorpresas que tuvieron que lidiar los blanquiazules fue que al llegar a los vestuarios se lo encontraron con una densa y pestilente humareda, hecho que les obligó a cambiarse en los pasillos de los vestuarios y no poder utilizar el oxígeno en el descanso que tanto éxito hasta la fecha había dado. Además de los operarios barcelonistas les cortaron el agua caliente de las duchas, viéndose obligados a ducharse con agua helada. Desde aquella fecha, tanto pericos como culés, cuando visitaban el feudo contrario, llegaban ya equipados en el autocar, para luego regresar a sus respectivas sedes para cambiarse y ducharse. Esta anómala situación duraría varias temporadas.

barcelona

FC Barcelona: Ramallets, Segarra, Biosca, Seguer, Flotats, Bosch, Hanke, César, Basora, Moreno y Manchón.

espanyol

RCD ESPANYOL: Domingo, Argilés, Parra, Cata, Bolinches, Artigas, Marcet, Mauri, Arcas, Piquín y Egea. 

Goles: 0-1. Min. 16, Mauri. 1-1. Min. 52, Hanke. 2-1. Min. 72, Moreno.

Árbitro: Blanco Pérez. Expulsó a Hanke del Barcelona en el minuto 73.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada del Campeonato de Liga disputado en el Estadio de Les Corts, con un lleno total, incluso habiendo un sobreaforo que provocó avalanchas y un muerto como mínimo.

Ese encuentro marcó un antes y después dentro del Espanyol, si bien es cierto que el conjunto blanquiazul se mantuvo en la zona noble durante muchas jornadas, el equipo de Scopelli aflojó su ritmo para finalizar en una más que aceptable cuarta plaza.

Pepe Mauri anotó en ese campeonato 9 dianas, y fue un destacado miembro de la mítica e inolvidable delantera apodada como la del “oxígeno” que formaron el mítico Arcas, el gran Marcet, y los hábiles Piquín y Egea.

DULCE VENGANZA EN LES CORTS

Una temporada más tarde, el Espanyol afrontaba el derbi sin nada en juego, en cambio, su eterno rival se jugaba la Liga, donde era segundo a dos puntos del Madrid a falta de dos jornadas. El Real Madrid en esa jornada recibía el siempre difícil Valencia y si ganaba se proclamaba campeón, ya que tenía el goal-average a su favor con los azulgranas. Los barcelonistas por su parte sólo podían ganar y esperar que el Madrid pinchara tanto en casa frente al Valencia como en Sarrià, donde los blancos finalizaban la Liga.

Pese que la Liga, salvo milagro era blanca, los barcelonistas no querían perder el campeonato por deméritos propios y menos contra el Espanyol. Los azulgrana entrenados por Daucik salieron con fuerza e ímpetu y gracias a ello pronto lograron avanzarse en el marcador gracias a un centro de Kubala que remató Moreno de cabeza a las mallas. La alegría local duró escasos cinco minutos, al transformar Faura una sensacional falta directa de larga distancia. El disparo duro y seco del medio gavanense hizo inútil la estirada de Velasco. A raíz del gol blanquiazul, el desconcierto y los nervios se apoderaron en los locales, que pese intentar buscar el segundo tanto, eran pillados constantemente a la contra por los peligrosos atacantes pericos, que no supieron traducir en gol las contras en el primer tiempo.

mauri2

Mauri marcando el cuarto gol en Les Corts

En la reanudación, la tónica fue la misma y a los cinco minutos el espanyolista Cruellas transformó de cabeza una buena entrega de Marcet. El Barcelona en pleno shock, encajó rápidamente un tercer gol, por obra de Marcet, tras escaparse por velocidad de Gonzalvo y batir a un desesperado Velasco. Con el 1 a 3 en el marcador y las malas noticias que llegaban de Madrid, donde los blancos se imponían cómodamente por 4 a 0 al Valencia, los azulgrana bajaron definitivamente la guardia, con un Kubala gris y borrado del mapa por Faura, como la primera parte lo hizo el central Parra. La estocada final la puso Pepe Mauri, gracias a un pase en largo de Faura que el ariete perico supo aprovechar, ganando en velocidad a la zaga barcelonista y frente a portería no perdonó e infligió el cuarto y definitivo gol. Contundente victoria blanquiazul que dejó tocado y hundido anímicamente al Barcelona. De hecho, pocas semanas después disputaba la final de la Copa del Generalísimo y sucumbió por un contundente 3 a 0 frente al Valencia en Chamartín.

barcelona

FC Barcelona: Velasco, Segarra, Biosca, Seguer, Flotats, Bosch, Gonzalvo, Kubala, Basora, Moreno y Manchón.

espanyol

RCD ESPANYOL: Domingo, Argilés, Parra, Cata, Bolinches, Faura, Marcet, Mauri, Arcas, Piquín y Cruellas. 

Goles: 1-0. Min. 20, Moreno. 1-1. Min. 24, Faura. 1-2. Min. 49, Cruellas. 1-3. Min. 53, Marcet. 1-4. Min. 60, Mauri.

Árbitro: Zariquiegui Izco, colegio navarro.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada del Campeonato de Liga disputado en el Estadio de Les Corts.

El Espanyol tras dar el gustazo a su parroquia de ganar en feudo azulgrana y aniquilar las opciones ligueras de sus vecinos, acabaron el campeonato en Sarrià frente al recién proclamado campeón, el Real Madrid. El Espanyol también venció por dos goles a uno, con goles de Mauri y Marcet.

LesCorts1-4

Alineación que presentó el Espanyol en Les Corts. De pie: Catá, Argilés, Faura, Parra , Bolinches, Domingo y Trías (suplente). (Agachados) Cruellas, Marcet Mauri, Piquín y Arcas.

 DIVISIÓN EN LA GRADA POR SUS CARACTERÍSTICAS

Como ya hemos citado, Pepe Mauri no era un jugador extremadamente técnico, sino que basaba su juego por su fuerza y nobleza, no en vano era apodado como el “jamones” por sus gruesos muslos, hecho que dejaba bien a las claras que su fortaleza física era más predominante que su técnica. Esta situación, hizo que la grada perica tuviera detractores, ya que consideraban que Mauri no era el delantero que necesitaba el equipo, sino que necesitaban un jugador de mayor calidad, pese que nadie negaba su total entrega hacia los colores blanquiazules.

mauri3

La fuerza y nobleza por encima de la técnica no era del agrado de todos

El problema para Pepe, es que esta situación no sólo quedó en el clásico debate de grada, sino que los técnicos del primer equipo le buscaban cada año un sustituto, para intentar suplir las carencias técnicas del ariete barcelonés, aunque hay que reconocer que ninguno de ellos logró el rendimiento de Mauri, pese que llegaran con una fama mayor que el delantero ex del Europa.

mauri6

Mauri cada vez disputaba menos minutos en el Espanyol

Esta situación, provocó que en 1957 dejara definitivamente el club blanquiazul, ya que su presencia en el equipo cada vez era menos decisiva, de hecho, el cuadro espanyolista fue finalista ese año de la Copa del Generalísimo, pero el ariete barcelonés no disputó ningún solo minuto en el torneo del K.O.

1956

En su última temporada como jugador blanquiazul

FICHA POR EL GRANADA DE SCOPELLI

El técnico argentino Alejandro Scopelli fue el flamante fichaje del Granada, que volvía a la máxima categoría tras 12 temporadas en la división de plata. El equipo nazarí a petición del preparador argentino fichó a Pepe Mauri. También incorporaron a petición del míster a otro ex compañero de Mauri, como el argentino Oswaldo, además del ex barcelonista Manchón. La ilusión granadina por mantenerse en la élite eran máximas y pese sus sufrimientos, el equipo de Mauri logró su cometido y se mantuvo en primera. El ariete barcelonés marcó 6 goles en los 12 partidos que disputó, una cifra sin duda notable.

mauri1

Caricatura de Pepe Mauri por Muntañola

En su segundo año en el cuadro nazarí se incorporaron otros viejos compañeros de Mauri, como Cata, Benávidez y Ramírez. La temporada fue de contrastes, si en la Liga el equipo andaluz no pudo evitar la promoción de descenso, en la Copa del Generalísimo fue la grata sorpresa del campeonato, colándose en la Final. Esta situación de vaivenes en la entidad granadina, supuso el cese de Scopelli y la entrada de un futuro técnico perico, el húngaro Janos Kalmar. Con el técnico magyar, Mauri perdió cierta confianza, pese a ello, el ariete tuvo un papel relevante para que el equipo granadino hiciera historia y se colara por primera vez en su historia en una Final copera, al marcar el único gol en el partido de ida de las semifinales frente al Valencia. En la vuelta, el cuadro che forzó el desempate al conseguir el mismo resultado (1-0). Las tablas se deshicieron dos días más tarde en el Santiago Bernabeu, donde los andaluces se impusieron con justicia por 3 a 1. En estos dos partidos, Mauri no participó. Esta situación se repitió en la Final, la cual no disputó, lo mismo que le sucedió con el Espanyol y como lo pasó al cuadro blanquiazul, los nazaríes perdieron claramente por 4 a 1 frente al Barcelona. Mauri disputó cuatro partidos coperos, marcando 2 goles.

granada

Mauri con la camiseta del Granada

Tras disputar la final de Copa, el Granada no tuvo tiempo para lamentarse, ya que tenía pendiente la promoción de permanencia frente al Sabadell, el cuadro de Kalmar se impuso con claridad 5 a 0 en Los Cármenes y logró un empate en la Creu Alta de Sabadell. Mauri, tampoco disputó ninguno de los dos partidos.

En su tercera y última temporada, su papel en la escuadra andaluza fue la más productiva en cuanto a números marcando siete tantos en catorce encuentros. La entidad andaluza, no sin sufrir, salvó la categoría un año más con Mauri en la plantilla.

Pero a buen seguro que el gran logro del bueno de Pepe Mauri en tierras granadinas no fue en el ámbito deportivo, sino en el sentimental, ya que en su estancia en Granada conoció a la mujer de su vida, Mari Carmen Montero.

ÚLTIMA PARADA LEVANTE

Mauri en el verano de 1960 se comprometió no sólo con su mujer, sino que también lo hizo con el Levante. Su contratación con el cuadro granota, fue por lo menos peculiar, el bueno de Mauri, estaba de paso por la bella ciudad del Turia. Iba camino del sur para contraer matrimonio un par de días después. Los directivos azulgranas detectaron su presencia y no dudaron en entablar una conversación para fichar al atacante barcelonés. Mauri aceptó y estampó su firma en un contrato en blanco… porque segundos después subía al tren para reanudar su marcha camino hacia la vicaria.

levante2

Mauri fue pichichi en segunda con el Levante

Su etapa levantinista duró tres temporadas más. Pepe Mauri dejó huella convirtiéndose en el pichichi de la segunda división del grup sur anotando 21 goles en su primera temporada como azulgrana. En sus dos siguientes temporadas en el conjunto del Turia, su protagonismo decrece de manera considerable pero vive el ascenso en 1963 con el conjunto levantinista, que por primera vez en su historia subía a la máxima categoría del futbol español. Tras estar tres años en el conjunto granota decide volver a Barcelona y cuelga definitivamente las botas.

SE VINCULA DE NUEVO CON EL ESPANYOL

Tras finalizar su carrera futbolística, se aleja del futbol, durante unos pocos años, creando un negocio de muebles junto a un viejo conocido suyo, Juan Carrillo, aficionado y socio espanyolista. Pero el fútboltira, a pesar de que ya jugaba con la Agrupación de veteranos de Barcelona. Se examinó como entrenador sin pretensión alguna de encontrar empleo. En el año 1968 se sacó el carnet de entrenador regional y siguiente el de nacional.

saga2

Pepe con sus hijos Edu y José cuando jugaba con los veteranos

Esa situación no pasó inadvertida por los técnicos blanquiazules que se enteraron. Lo contrataron para que entrenara los infantiles, pero su aventura con los chavales le dura tan sólo un año, ya que en 1970 lo hacen segundo de Daucik, el nuevo inquilino del banquillo españolista con el reto de estabilizar el equipo tras ascender de nuevo a primera.

Como segundo permanece 13 temporadas, casi ininterrumpidas, a excepción de un partido como entrenador interino tras el cese de su buen amigo Santamaría y a la espera de que se confirmase oficialmente la contratación de Heriberto Herrera. Fue en un partido copero en Sarrià, donde el Espanyol pasó agónicamente frente al Deportivo en la tanda de penalties, tras empatar a cero en Sarrià. Mauri, se mantuvo como fiel ayudante de todos sus entrenadores, Daucik, Santamaría, Heriberto Herrera, Miera, Irulegui y Maguregui.

tecnico77

Mauri ejerciendo de técnico en el partido de Copa contra el Deportivo

Con los que más años estuvo fue con José Emilio Santamaría, donde permanecieron juntos seis años y medio. Aprincipios de los 70, con Manuel Meler en la presidencia llegó a Sarrià José Emilio Santamaría. A su lado, Pepe Mauri trabajó seis inolvidables temporadas y media en la que el equipo se abrió a Europa e incluso peleó por el título liguero en la temporada 1972/73. Donde llegaron al mismo jugadores que se convertirían en símbolos del club, como Marañón o Molinos, cracks de otros países, como Caszely los inolvidables Roberto Martínez, Ortiz Aquino, Jeremías, Urruti y muchos más. Del técnico uruguayo, Mauri recordaba “Fueron casi siete años a su lado y creo que marcó una época. Era metódico y detallista; vivía con intensidad las penas y las alegrías”. Con José María Maguregui, fue con el segundo que más tiempo se mantuvo, tres temporadas. Con el técnico vasco también vivió buenos momentos, como las victorias a domicilio en el Camp Nou o el Bernabeu. Del Magu, Pepe afirmaba: “Su trayectoria en el Espanyol fue  buena. Secundó la política de cantera que marcó la junta directiva y lo único qué podría anotarse en su debe era su carácter extrovertido que le causó demasiados problemas; primero a él mismo, luego a algunos jugadores y, por último, al club”. Lo cierto es que pocos entendieron la peculiar idiosincrasia de ‘Magu’ como Pepe Mauri.

santamaria

Estuvo seis temporadas y media con Santamaría

Todos los entrenadores que pasaron por Sarrià siempre encontraron en Pepe Mauri un desinteresado colaborador dentro y fuera del rectángulo. Vicente Miera, en su primera etapa, y José Antonio lrulegui también trabajaron con él sobre el césped. La amistad con lrulegui fue entrañable.

Mauri con todos ellos demostró su profesionalidad y su servicio al club, ya que jamás tuvo la ambición de quitar la silla a nadie, su único objetivo era engrandecer el club y lo hacía sirviendo sin pedir nada a cambio.

En 1983, el club decidió que su etapa como segundo entrenador había finalizado y lo colocaron en la secretaría técnica, esta vez como responsable. Ya que la nueva directiva encabezada por el presidente Baró, decidieron que los encargados de ser los técnicos del primer equipo serían Miroslav Pavic, como primero y Xabier Azkargorta como segundo. Mauri una vez más acató las órdenes, además se sentiría aliviado por no tener que entrenar a su hijo Edu, que ya formaba parte de la primera plantilla y las malas lenguas siempre aparecen cuando se descubre algún parentesco, como era el caso de Pepe con su hijo. Aunque era obvio, que con la honradez de Pepe, la presencia de su hijo Edu en el primer equipo era tan sólo por mérito exclusivo de su hijo y de nadie más.

mauri12

Pepe y Magu celebrando la victoria en 1982 en el Camp Nou

LA SAGA MAURI

Si su tío fue en los años veinte jugador del club y posteriormente fue él quien en 1951 recaló en las filas blanquiazules. Sus hijos Eduard, Josep y Adolfo no fueron menos y también pertenecieron al conjunto blanquiazul. Aunque sólo Eduard logró jugar en el primer equipo, donde lo hizo durante siete años. Y no sólo eso, ya que posteriormente también fue galeno del club blanquiazul durante una larga etapa, donde vivió de primera mano el éxito de las Copas del 2000 y 2006 o la Final de la UEFA de 2007.

familia

José, Adolfo, Pepe y Eduardo, la saga Mauri de blanquiazul

El apellido Mauri, con el patriarca Pepe a la cabeza, fue, es y será sin duda una referencia para la afición y la historia del club blanquiazul.

NOMBRADO PRIMER ENTRENADOR

En la temporada 1988/89, aún con el trauma de Leverkusen a cuestas, el Espanyol de Clemente no levantaba cabeza en la Liga con 14 puntos y 10 negativos, a tres puntos de la salvación y dos de la promoción de permanencia. La gota que colmó el vaso fueron unas declaraciones del técnico de Barakaldo en el diario Deia antes del choque frente al Athletic en Sarrià, donde afirmaba. “La situación del Espanyol personalmente, no me afecta en absoluto. Antes de la llegada de Heath y Ezequiel éramos un equipo de Segunda. Considero harto difícil que el Espanyol pueda derrotar al Athletic. Nunca pienso en dimitir, porque no lo haré jamás”.  El presidente de la entidad, Antonio Baró, ya no pudo aguantar más esa situación. Tenía a su directiva y a la afición en pie de guerra contra Clemente, pese que hasta ese momento su defensa a ultranza al técnico vasco era firme como un roble, hecho que le creó varios enemigos.

chatarra

Mauri y un servidor, cuando Pepe era el entrenador

Tras el cese de Clemente, el hombre encargado para salvar el equipo fue Pepe Mauri, el hombre para todo en el club, que jamás supo decir “no” al Espanyol, Raúl Longhi, ex jugador de la casa, sería su segundo. La situación era muy complicada, pero Mauri no tenía miedo a tal responsabilidad: “Éste es un acto de servicio más al Espanyol, para jamás he tenido ni tendré un “no”. Asumo la responsabilid que se me encomienda y desde estos momentos prometo entrega total, una ilusión grande por sacar el equipo adelante y todo el trabajo del mundo”.

El debut de Pepe Mauri en el banquillo frente, según Clemente, el “invencible” Athletic no pudo ser más positivo, los blanquiazules vencieron por 1 a 0, gol de Álex García, y la alegría volvía a Sarrià, tras estar seis meses sin ganar como locales. El recién nombrado técnico blanquiazul estaba muy feliz “Estoy loco de alegría. Casi siento que floto. ¿Qué les he dado a los jugadores? Unos pocos consejos. El mérito del triunfo es suyo. Llevo muchísimo años en esta casa y soy consciente de que poseo un carisma.  Pero el carisma deben verlo en los jugadores, porque en definitiva ellos son los que están encima del césped y los que a larga deben luchar para que salgamos de este mal momento en que nos encontramos”.

espanyolRCD ESPANYOL: N’Kono, Urkiaga, Martín, Golobart, Eloy, Zubillaga, Ezequiel Castillo, Aragón, Heath (Gabino, 24’ (Pichi Alonso, 90’)), Pineda y Alex. 

athleticAthletic Bilbao: Biurrún, Lakabeg, Txirri, Andrinúa, Alkorta, Patxi Salinas, Luis Fernando (Gallego, 73’), Garitano, Estibariz (Sarriugarte, 59’), Uralde y Meridiguren.

Goles: 1-0. Min. 23, Alex.

Árbitro: Calvo Córdoba, colegio castellano-leonés. Amonestó a Ezequiel Castillo por los locales y a Garitano, Txirri y Alkorta por los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada del Campeonato de Liga disputado en el Estadio de Sarrià. Tarde primaveral, gran ambiente en los graderíos, que presentaban un magnífico aspecto rozando el lleno.

La estrella Mauri seguía surgiendo efecto y arrancaron cuatro puntos y dos positivos, gracias a la victoria en casa frente el Atlético de Madrid (1-0) y de sendos empates a cero en sus salidas al Sánchez Pizjuán y Ramón de Carranza. Cuatro partidos de Mauri, sin conocer la derrota, confirmaban la reacción de los pericos y cada vez la salvación se veía más cerca en Sarrià.

LOS JUGADORES SE REBELAN A MAURI

Pese que los resultados eran positivos, los pesos pesados de la plantilla no estaban muy satisfechos con los métodos de trabajo, tanto los de entrenamiento como los tácticos, de Pepe Mauri, los cuáles consideraban anticuados. De hecho, según se decía, los jugadores matizaban ciertos aspectos tácticos del míster. El detonante fue la derrota en casa frente al Málaga, a raíz de aquel doloroso resultado, las reuniones entre los capitanes y el presidente fueron una constante durante la semana. Mauri, estaba en la picota, ya que los jugadores no creían en él ni en sus sistemas de trabajo.

mauri7

Mauri en el banquillo de Sarrià

El asunto se agravó más, cuando el viernes a las vísperas del partido en Oviedo, a Pepe Mauri le coge una infección urinaria, que le impide ir a la capital asturiana. Longhi coge la manija del partido, sustituyendo al convaleciente Mauri, y el Espanyol gana en el Carlos Tartiere por 0 a 1. Mauri vivió el partido en la clínica con muchos nervios olvidándose por 90 minutos del dolor que padecía, la alegría final se podía palpar oyendo sus palabras: “Casi saltó de la cama con el gol de Pineda. Estoy loco de alegría”.

Pese la victoria, las aguas seguían bajando revueltas en Sarrià, la situación de Mauri no era estable, y finalmente fue cesado, aún teniendo un balance de 3 victorias, 2 empates y una sola derrota. Pesó más la valoración de la plantilla y la directiva el 24 abril tomó la decisión, tras reunirse con jugadores y entrenador, de cesar a Mauri como primer técnico del primer equipo. Así lo manifestaron en una nota de prensa:

La Junta Directiva del Real Club Deportivo Español informa que durante las últimas semanas ha mantenido a través de su Comisión Permanente diversas reuniones con la Comisión de jugadores que representa a la totalidad de la plantilla profesional y con José Mauri Carbonell con el objeto de analizar la marcha del primer equipo de cara al tramo final del Campeonato Nacional de Liga.

De dicha conversación las que todas las partes han prescindido de posturas subjetivas para informar con la máxima objetividad y claridad, se han extraído las siguientes conclusiones:

A) Que durante el periodo de permanencia como entrenador de D. José Mauri se ha venido manteniendo una diferencia de criterios técnicos con la totalidad de jugadores profesionales que ha resultado insalvable después de agotada todas las vías de diálogo.

B) Que en la difícil situación deportiva del primer equipo se ha valorado la unidad existente entre todos sus componentes para afrontar con la necesaria tranquilidad lo que resta de competición y su contribución en los últimos resultados deportivos-

C) Que dadas las premisas anteriores D. José Mauri Carbonell ha manifestado su deseo de no continuar ejerciendo las funciones de entrenador.-

 Como consecuencia de ello la Junta Directiva, a propuesta de la Comisión Permanente, ha adoptado los siguientes acuerdos:

1.- Aceptar el deseo de D. José Mauri Carbonell relevándole de su cargo de responsable técnico del primer equipo profesional.

2.- A partir de esta fecha la responsabilidad técnica del primer equipo será asumida por D. Raúl Longhi Aizpun con la colaboración de D. Angel “Pichi” Alonso Herrera.

 3.-. Reiterar nuestro agradecimiento a nuestros socios y simpatizantes por el continuo y unánime apoyo dispensado desde las gradas a nuestros jugadores, exhortándoles a seguir haciéndolo ante los decisivos compromisos que restan hasta el término de la presente temporada. 

Barcelona, 24 de abril de 1989. – La Junta Directiva del R.C.D Español.   

Finalmente, Mauri volvió a la secretaría técnica, sin hacer ruido y ninguna declaración altisonante que pudiera perturbar la estabilidad del club, como siempre decía, él estaba para servir al club, para nada más. García Andoin, el que fuera segundo de Clemente, se sumó a la dupla Longhi&Pichi Alonso, ya que estos dos no poseían el carnet nacional, cosa que el técnico vasco sí lo tenía. El triunvirato técnico no pudo salvar el descenso del equipo, tras caer en la promoción frente al Mallorca.

Pepe Mauri volvía a desempeñar funciones de menor responsabilidad, de hecho, con la llegada del presidente Juli Pardo, sus tareas eran de poca trascendencia al estar como máximo responsable en la dirección deportiva. Los malos resultados en el inicio de la temporada 1991/92, hizo que la directiva le recortara poder de decisión a Solsona, el cual estaba muy discutido por ciertos fichajes como los de Cuxart, Alfaro Moreno o el técnico Petrovic. Esta nueva situación, hizo que el papel de Mauri tuviera más relevancia, ya que formaría junto al mismo Solsona, Jaume Sabaté y Josep Manel Casanovas la nueva estructura técnica del club.

De hecho, Mauri en diciembre tuvo trabajo extra, ya que la delicada situación del equipo y el desastroso rendimiento de los extranjeros fichados en verano, hizo que el Espanyol decidiera cambiar los foráneos que disponía para dar un vuelco a la situación. Mauri trajo muchos informes y algunos nombres, tras su viaje por Argentina y Brasil, pero del que estaba perdidamente enamorado era del brasileño del Sao Paulo, Raí, hermano menor del astro brasileño de los ’80, Sócrates. Finalmente las opciones monetarias primaron y el Espanyol optó por el fichaje de 3 rusos, Galiamin, Moj y Korneiev, que posteriormente fueron cuatro con la incorporación dos meses más tarde de Kuznetsov. La apuesta salió bien y el Espanyol salvó la categoría con Javier Clemente de nuevo en el banquillo. Y es que Mauri se podía equivocar, pero jamás se benefició a costa del club, tal y como reconoció años más tarde en Mundo Deportivo: ¿Ofrecerme primas por fichajes? Una no, muchas, pero sólo viéndome la cara se les quitaba las ganas de repetir. Una vez fueron 5.000 dólares, otras que si un regalo para mi esposa”.

DE SECRETARIO TÉCNICO A CONSEJERO

Era la única faceta que le quedaba al bueno de Mauri por cumplir, ser consejero. El 20 de octubre 1994, al acogerse a la jubilación anticipada, el club decidió por expreso deseo del presidente de la entidad, Francesc Perelló Picchi, el mismo que le convenció cuando en 1951 era directivo del club para fichar como jugador del Espanyol, que la institución le necesitaba y que esta vez sería como consejero. Mauri expresaba su enorme satisfacción por su nombramiento: “Para mí es un premio a todos estos años de trabajo en el club. Tengo una enorme satisfacción personal y a que el presidente y los consejeros me ven capacitado para que siga aportando mi granito de arena desde el Consejo. Es como un reconocimiento a mi entrega en todos estos años y como un premio que, hasta la fecha, no se le ha dado a nadie. Es un honor para mí haber pasado por casi todos los estamentos del club. Me tomo con gran ilusión mi nueva función. Toda vía tenemos que hablar de mis atribuciones, pero, como siempre, estoy a la disposición de mi presidente. Trabajaré en la área que me designen con toda la ilusión del mundo”.

consejero

Mauri en la Sala de Juntas de Sarrià ejerciendo de consejero

Finalmente fue nombrado vocal de la social. Mauri. De esta forma, completaba un palmarés único en la historia del club blanquiazul: jugador, entrenador, secretario técnico y directivo. Desde la mesa del Consejo Mauri aportó sus conocimientos sobre lo que necesitaba un vestuario deportiva y anímicamente. Pero sobre todo aportó mucho a la relación con las Penyes.

UNA PENYA EN SU NOMBRE

El carismático ex jugador y símbolo del club Pepe Mauri, tuvo su pequeña recompensa, cuando unos incondicionales pericos decidieron el 22 de noviembre de 1996 crear una penya con su nombre. De esta forma, esos aficionados pericos querían plasmar el cariño que estos núcleos peñistas sentían hacia uno de los hombres que más cerca y permanentemente estuvo de ellos.

penya

Mauri en la inauguración de la Penya con su nombre

Pepe Mauri siempre estuvo al lado de todo lo que desprendía espanyolismo desde su relación y experiencia con el fútbol profesional hasta el puramente amateur, incluida la no muy conocida parcela del equipo femenino que también defiende los colores del club y que su aportación siempre fue valiosa. Y es que el Pepe Mauri sólo necesitaba ver los colores blanquiazules para prestar su incondicional apoyo.

El 15 de febrero de 1998, Pepe Mauri falleció a causa de una larga enfermedad. El mundo del deporte y concretamente el espanyolista estuvo de luto, ya que una de sus figuras más carismáticas de la historia había desaparecido. En los últimos meses unos trastornos le llevaron a efectuar una serie de revisiones médicas y, al término de las mismas se vio obligado a arrinconar cualquier actividad profesional.

El 09 de mayo de ese mismo año, el club decidió montar un partido en memoria a la figura de Pepe Mauri, donde el primer equipo se enfrentaría a un combinado de jugadores de la Liga española, entre ellos ex jugadores del club como Urzáiz, Soler o Ezequiel Castillo, que fue el mismo Pepe Mauri quien lo trajo a España del Argentinos Juniors. El entrenador de este combinado fue Javier Clemente. Lamentablemente, la afluencia de público no fue la deseada, ya que apenas cuatro mil personas fueron al homenaje.

mauri11

Entrada del partido de homenaje a Pepe Mauri

Tampoco hay que olvidar el gran feo del Barcelona, que se había comprometido a prestar cuatro jugadores para el evento, Vitor Baía o Busquets, Couto, Óscar y De la Peña, y finalmente ninguno de ellos acudió al homenaje, según el Barcelona por motivos médicos. Obviamente una farsa que ni el mismo Barcelona se podía creer, en su conciencia quede.

mauri9

Los Mauri en el partido de homenaje al patriarca de la família

AMIGO DE TODOS

Pocos caballeros habrán existido en el mundo del futbol como Pepe Mauri, siempre amable y caballeroso. Sabía que tenía muchos amigos en el mundo del fútbol porque si algo lo caracterizaba era su cordialidad, su afectividad y su educación. Lo fue todo en el Espanyol, primero hincha, luego jugador, luego segundo entrenador, secretario técnico, primer entrenador y finalmente consejero. Todo ello, lo hizo con sencillez y honradez. Sin duda alguna, hablamos de uno de los símbolos más carismáticos de nuestra entidad.

mauri4

Pepe Mauri una figura inolvidable para el espanyolismo

 ESTADISTICAS DE JOSEP MAURI

MAURI

_____________________________________________________

Bibliografía: Mundo Deportivo, Libros historia RCDE,  La Vanguardia, Històries Blanc i Blaves.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, Revista Tot Espanyol, Històries Blanc i Blaves, Olivetianos.es.

JOSEP PARRA MARTINEZ

6 abril 2011

 EL KAISER

  DE SARRIÀ

 

PARRA9

Hablar de Josep Parra es hablar de elegancia y calidad, fue un avanzado a su tiempo, ya que era impropio ver a un central noble, hábil con el balón, incapaz de dar patadas a destiempo, hecho que le generaba ciertos reproches del público blanquiazul, y sin duda fue un precursor de lo que iba a ser la figura del libero de los años setenta con el alemán Franz Beckenbauer como gran estandarte de esa demarcacion.

Marcó una época defendiendo los colores blanquiazules y sus actuaciones destacadas le valieron para ser mundialista en Brasil 1950, donde el combinado español consiguió una fabulosa actuación, una meritoria cuarta posición. Diez temporadas en blanquiazul que dejaron un recuerdo imborrable que le catapultaron en ser considerado como uno de los grandes defendiendo la camiseta espanyolista.

SUS INICIOS

Josep Parra, pese que sus padres eran murcianos, nació en Blanes el 22 de agosto de 1925. Pronto con su familia voló hacia la Ciudad Condal, donde empezó sus primeros pinitos en el mundo del balón. Los Parra eran cuatro hermanos, Juan, Ángel, José y Mercedes, pero sólo él fue quien se dedicó jugar seriamente al futbol. Creció en la calle Radas, en el barrio del Poble Sec, disfrutando del futbol en los aledaños del Estadio de Montjuic, que junto a sus amigos con una pelota de serrín jugueteaban por las plazoletas cercanas al emblemático estadio. También en su colegio de Barcelona, Collaso de la Brecha de San Pablo del Campo, demostraba la gran calidad que iba atesorando el futuro Kaiser blanquiazul.

parra10

Parra celebrando la comunión

Poco a poco se veía que aquel muchacho prometía en el mundo del futbol y el equipo de su barrio se hizo con sus servicios e ingresó en el equipo amateur del SEC. Sus actuaciones en la Satalia, el histórico campo de la calle Margarit, pronto le hicieron subir al primer equipo del Poble Sec, donde militaba en la regional catalana. Su clase y crecimiento hicieron que el de Blanes destacara con fuerza. Sus actuaciones hicieron que José Boter, ojeador del Barcelona, se interesara por sus servicios. Pese este interés, Parra se enroló en el conjunto grisgrana del Júpiter, jugando por verdadera afición en el que se llamó Campo del Gas, en la calle Taulat del Poble Nou de Barcelona.

Dejó la escuela, para ser aprendiz en una farmacia de la Calle Buenavista de Gracia y le fue tomando afición a preparar recetas y potingues inclinándose por los estudios farmacéuticos. Pero con sus irregularidades, originados por los entrenamientos y partidos de escapatoria que algunas veces jugaba, dando excusas en la farmacia, acabó por cambiar de profesión. Trabajó en una fábrica de puños para paraguas. Posteriormente en una empresa de tejidos de Terrassa, hecho que propició que en el año 1945, el Terrassa F.C. de la tercera división se hiciera con sus servicios. La primera prima que cobró fue de 500 pesetas, por fichar de “aficionado”. Más tarde, ya le dieron una ficha de 4.000 pesetas al firmar por el club egalense, pero finalmente, invitado a rellenar la cartulina rosa del profesional, percibió algo más potable: 10.000 pesetas.

En la ciudad egarense plantó sus raíces y se quedó a vivir de por vida en dicha localidad. Como jugador egarense, la familia Parra vivió un duro golpe, el fallecimiento de su padre, que durante sus últimos veinte años se vio lastrado físicamente teniendo que ir en silla de ruedas. Esta situación, hizo que José Parra se tomara el futbol de manera más profesional y un medio de vida para sostén de su familia. Su buena progresión hizo que tras año y medio en el cuadro vallesano, el Espanyol se hiciera con sus servicios en 1947.

De hecho, el club blanquiazul tuvo que hacer un esfuerzo para incorporar al prometedor jugador, que en el Terrasa desempeñaba su juego como centrocampista, ya que el Nàstic de Tarragona también pretendía sus servicios, que en aquel entonces militaba en la máxima categoría nacional.

PREDESTINADO EN SER PERICO

Una de las anécdotas que ha contado siempre nuestro protagonista es la que el destino le guardaba ser del Espanyol, incluso cuando él no sabía ni donde se encontraba Sarrià y ni mucho menos lo había pisado, así la contaba el legendario defensa blanquiazul. “En una ocasión, un amigo mío del Poble Sec, que era culé, me dijo que si quería ir a Les Corts con él a ver al Barça, porque su padre que era dueño de los carnets no podía ir. Imagínese, ir a ver un partido del Barcelona. Yo estaba encantado, vivía el partido con toda intensidad. Hubo dos jugadas similares, una por bando, con entrada fuerte del defensa al delantero. Cuando la dureza la puso el visitante, mi amigo saltó como una fiera; luego cuando fue al revés, se mantuvo impasible. Yo le dije “hombre ha sido como la de antes”. Y él me contestó: ¡Eso lo dices porque eres Espanyol! Y yo no sabía ni donde jugaba!” Unos años después, ya como jugador perico, volvió a encontrarse a aquel amigo de la infancia y éste, después de darle un abrazo, le recordó “¡Ya decía yo que tú eras periquito!

EMPIEZA SU VIDA EN BLANQUIAZUL

Los informes del técnico Pepe Planas tras presenciar un encuentro frente al Sant Andreu, solicitó al presidente Francisco Roman que ficharan a ese joven centrocampista del Terrassa. A finales de 1947, tras sus dos buenos años en Terrassa, el Espanyol no dudó en fichar al centrocampista del equipo egarense, para apuntalar la zona medular del cuadro periquito. Debido a una “oportuna” lesión del gran centrocampista del “Pirata” Fábregas, el técnico Pepe Espada pronto le hizo debutar en la media espanyolista, fue el 18 de enero de 1947 frente al temible Atlético de Madrid que disponía en sus filas a la temible delantera de seda, sobrenombre del periodista José María Ubeda del periódico Pueblo, cuyos integrantes eran Vidal, Silva, Campos, Escudero y el ex blanquiazul, Josep Juncosa, aunque en Sarrià sufrían la baja de Campos. 

Ciertamente, el de Blanes fue uno de los más destacados para los blanquiazules, dejando bien a las claras su enorme clase. El partido tuvo una parte para cada uno, si en la primera los blanquiazules se impusieron en el terreno de juego ante un gris At. de Madrid, en la segunda mitad, los colchoneros apretaron las tuercas y por poco no se llevaron la victoria de Barcelona. El resultado final, un justo empate a dos.

debut

Una instántanea del choque entre Espanyol y Atlético

Tras su brillante debut, fue un fijo para las alineaciones de Pepe Espada, siendo unos de los líderes de la medular blanquiazul, pese a su juventud y no tuvieron más remedio que reubicar al carismático Fábregas en otra posición.

espanyolRCD ESPANYOL: Trías, Casas, Mariscal, Celma, Parra, Llimós, Sospedra, Rosendo Hernández, Artigas, Calvo y Basilio.

atleticoAt. de Madrid: Antonio Pérez, Riera, Aparicio, Mencía, Arnau, Cuenca, Juncosa, Vidal, Jorge, Escudero y Silva.

Goles: 1-0: Minuto 32, Sospedra. 1-1: Minuto 44, Jorge. 1-2: Minuto 55, Silva. 2-2: Minuto 77, R. Hernández.

Árbitro: Señor Jauregui (Colegio Guipuzcoano).

Incidencias: Partido celebrado en Sarrià, el 18 de enero de 1948, correspondiente a la decimosexta jornada del campeonato de Liga. Lleno hasta la bandera.

SÚ ÚNICO GOL EN PRIMERA

Si recordada siempre es la fecha del debut, no menos es la del primer gol y para Parra tampoco se hizo esperar en demasía, ya que debido a sus funciones de contención en la medular no se prodigaba demasiado en ataque. Fue contra el Celta el 17 de octubre de 1948 en Sarrià, donde los blanquiazules batieron contundentemente a los gallegos por 5 a 0.

CCI05042011_00000

El de Blanes sentó cátedra en el Espanyol

El de Blanes abrió la cuenta blanquiazul a los 34 minutos. ¿Cómo fue el gol? después de una bonita combinación entre Camer y Artigas, la defensa gallega logra rechazar el peligro del área, pero en la frontal de la misma se encuentra Parra, que de un fuerte disparo bate al portero Simón, por toda la escuadra izquierda, un bello tanto, que curiosamente fue el único en primera división del de Blanes.

DE MEDIO A CENTRAL

Pepe Espada, el mister del Espanyol, viendo las cualidades del de Blanes decidió retrasar a la posición de central durante el transcurso de la temporada 1948/49, sus grandes cualidades físicas y técnicas le permitieron jugar a pleno rendimiento como zaguero, siendo considerado para los que le vieron jugar el defensa más noble, con una técnica exquisita y todo un anticipo de lo que iba a ser el líbero de los sesenta, que el legendario jugador alemán Franz Beckenbauer iba a elevar a la máxima expresión.

CCI04042011_00002

A Parra le brillaba su clase incluso como central

Su forma de jugar encandiló a Sarrià, pero los más puristas pese reconocer su enorme calidad, le achacaban su falta de contundencia y su excesiva limpieza, pero esas virtudes le sirvieron para sentar una época en blanquiazul y un lugar de honor en el Mundial de Brasil, donde con la selección española consiguió un meritorio cuarto lugar. Tal fue así, que en 1951, unos guardiamarinas brasileños que pasaron por Barcelona, le trajeron banderines de varios clubs canarinhos como recuerdo y homenaje a sus fabulosas actuaciones en aquel inolvidable Mundial.

EN REBELDÍA

El central espanyolista vivió uno de los capítulos más rocambolescos y polémicos de su carrera como futbolista antes de iniciarse la temporada 1949-50. La historia arranca el 28 de agosto del año 1949, quedaban tan sólo 8 días para que se iniciara la competición de liga. Sarrià afrontaba su último amistoso antes del comienzo de la temporada. La debilidad del rival, el Badalona, ​​y la complicada climatología en forma de chubascos tormentosos hicieron que la entrada en las gradas sea testimonial. Se preveía una tarde sin demasiadas emociones, pero algo llamó enseguida la atención del público, y lo hizo en forma de tablón que empezaba a recorrer en manos de un empleado del club en la banda del terreno de juego, ya que el club aún no disponía de megafonía. ¿De qué se podía tratar? Pues ni más ni menos de un mensaje donde la directiva del club optaba por hacer pública una guerra interna que el socio y aficionado perico desconocía totalmente:

pizarra

“Se advierte al público que los jugadores Parra, Artigas, Celma y Veloy no toman parte de este partido por haberse negado a jugar. Firmado, la Junta Directiva”.

Se daba la circunstancia de que los cinco (los cuatro mencionados más Rosendo Hernández) estaban presentes en el estadio presenciando el partido entre el público, lógicamente, el aficionado perico comenzó a murmurar contra los rebeldes. En el terreno de juego, aprovechándose de la poca entidad de los badaloneses, la parte del Espanyol no declarado en rebeldía dominaba a placer e hizo su particular festín frente a un débil Badalona. Iban cayendo los goles a favor de los pericos: uno, dos, tres… así hasta cinco, que hicieron que uno de los presentes en tribuna llamara a la cara de los jugadores, coreado por el resto de pericos presentes: “¡No os necesitamos para nada!”

Evidentemente, esta frase, fruto de la rabia y del desconocimiento de las razones que llevaron a los jugadores a declararse en rebeldía, era una falsedad palmaria. Si que se necesitaban a ese póker de ases, sólo había que ver cómo analizaba la prensa en papel de esos puntales del equipo:

Artigas, cuya carrera ascendiente vistiendo la camiseta españolista fue una de las notas destacadas de la pasada temporada, también se resiste a jugar mientras no se solucione el asunto de los cinco rebeldes. 

¿Podrá volar muy lejos el Español sin sus dos medios volantes Celma y Veloy? Ésta es la pregunta que se hacen todos sus simpatizantes en este momento en que ambos están a punto de ser declarados en rebeldía. También Celma “se hizo” en el Tarrasa, mientras que Veloy empezó a despuntar en La Coruña.

Parra, una de las más auténticas revelaciones de nuestro fútbol. En una temporada, del anonimato al primer plano. Lo fichó el Español procedente del Tarrasa. Es uno de los cinco rebeldes.

El caso de Hernández es “especial”. A punto de ir al Barcelona y con la promesa de que su fichaje sería realidad… se encontró compuesto y sin novia. Oficialmente, Hernández no juega porque tiene un esguince. Pero aquí, la procesión va por dentro… y no nos sorprendería que Hernández confiara aún en jugar esta temporada con el Barcelona”.

He aquí que lo que mayoritariamente desconocía la gente, era el motivo de esta negativa a saltar al terreno de juego. Un año antes, en pleno 1948, desató al fútbol español una agria polémica, fruto de una situación ciertamente anómala. Muchos jugadores que habían sido fijados de equipos de categorías inferiores acostumbraban a firmar sus contratos federativos en blanco, ansiosos por jugar en un equipo de primera línea, dándose el caso de que se establecían unas diferencias salariales verdaderamente escandalosas dentro de una misma plantilla. La Federación, consciente de esta situación injusta, decidió que en el plazo de un año todos los futbolistas afectados por este tema finalizaban la relación contractual con sus equipos. Y este fin de contrato tenía lugar aquel verano de 1949, en que evidentemente tenían que renegociar los vínculos equipo-jugador. Y como en el club blanquiazul no se aceptaba esa medida federativa, que afectaba precisamente a los jugadores más sacrificados y brillantes la anterior temporada, que tenían que ver cómo otros jugadores venidos como fallidas estrellas se llevaban unos sueldos mucho mejores que los suyos, los interesados ​​decidieron no disputar ningún partido con la camiseta blanquiazul hasta que se renegociara su sueldo. Sin embargo, los directivos del club presentes en Sarrià el día de autos también dieron su versión de los hechos: “En el Español se guarda silencio sobre los “rebeldes” de Sarriá. Ausentes el presidente y el vicepresidente, se aguarda su llegada para tomar importantes decisiones al respecto. Hemos podido, pero, localizar telefónicamente a un directivo, que nos ruega el incógnito en razón de las ausencias citadas. Su punto de vista es, pues, meramente particular:

-Lo que yo no comprendo –nos dice- al paso que van las cosas, es que valor tienen la firma de un jugador de fútbol. Ellos estampan alegremente sus rúbricas a los pies de los contratos que pueden estudiar a fondo, cobran sus billetes y si al otro año les parece que quieren cobrar más… se colocan en rebeldía. ¿Qué pasaría si un club, cuando un jugador no rinde, pese a tenerle firmado contrato, se declarase en “rebeldía” y lo pusiese de patitas en la calle, sin indemnizarlo? En los casos concretos de Parra, Celma, Veloy y Artigas, el Español no ha podido portarse mejor. Tenía perfecto derecho a firmarles contrato por cinco años cuando la Nacional dispuso la modificación de los célebres “contratos en blanco”. Dejamos la cosa en tres años, a fin de que la temporada 1950-51 pudiesen cotizar una gran ficha. Se les aumentó el sueldo, se acordó pagarles una cantidad anual con la que estuvieron de acuerdo. Todos ellos aceptaron estas condiciones y firmaron… Pero, por lo visto, la firma de un profesional del fútbol no tiene valor. Es papel mojado. Creo que la federación debe intervenir seriamente, ya que de cundir el mal ejemplo las rebeldías serán fruta de cada temporada…”.

saez

El presidente Sáez desbloqueó la situación

Afortunadamente, la capacidad de convicción y negociación del presidente Paco Sáenz y del vicepresidente Luis Trias de Bes revelaron como en excepcionales, porque el primer partido de liga, disputado el 4 de septiembre en Sarrià contra la Real Sociedad, Parra, Veloy y Artigas fueron de la partida inicial, y los otros dos rebeldes, con o sin causa, se incorporaron las siguientes jornadas sin más contratiempos, pero con una buena historia que contar: el día en que el Espanyol les declaró públicamente en rebeldía, y de trance que vivieron cuando su propia afición se volvió en su contra al ser informada desde el mismo terreno de juego de su negativa a saltar al césped de Sarrià. Cabe reseñar que este relato fue contado en Pericos Online, Històries blanc-i-blaves, por los maestros Xavier Boró y Jordi Puyaltó.  

ESTRENO COMO INTERNACIONAL

A Josep Parra la llegó la oportunidad de estrenarse como internacional en el partido de vuelta en la eliminatoria válida para la clasificación del Mundial de Brasil 1950 contra Portugal. El central gerundense fue convocado para este decisivo partido por el seleccionador Guillermo Eizaguirre, tras lesionarse en el partido de ida en Chamartín el central barcelonés del Atlético de Madrid, José Luis Riera.

España partía como favorita, al batir a los lusos por 5 a 1 en Madrid, pero la diferencia de goles no servían y una derrota en Lisboa condenaba a los españoles a un partido de desempate en París. Por lo que el partido era de vital importancia para los españoles y el debut del central espanyolista no sería nada sencillo.

Tal y como estaba previsto España sufrió mucho para conseguir su billete para Brasil. Pese que los españoles se avanzaron en el primer tiempo con un gol de Zarra, los portugueses nunca dieron su brazo a torcer y remontaron el partido en dos minutos en la reanudación de la segunda mitad. Eso condenaba a los españoles a un indeseado desempate en París.

debutseleccion

El segundo tanto de Portugal en imagen

Todo pintaba mal, el Campo do Jamor con 80 mil portugueses enfervorecidos y un árbitro casero que pitó un inexistente penalti a Portugal, que fallaron, y anuló un gol a Basora en la segunda mitad a todas luces legal. Cuando peor panorama se avecinaba en el seno español, surgió la genialidad del delantero del Athletic Gainza, “El gamo de Dublín”, que a ocho minutos para el final, agarró un zurdazo que dejó helada a Portugal y clasificaba a España para el Mundial de Brasil.

La actuación de Parra, no fue muy brillante, lejos de sus actuaciones como perico, pero si fue muy sobria y sujetó a la perfección al escurridizo delantero luso Cabrita, por lo que su debut fue meritorio más teniendo en cuenta la dificultad del envite.

portugal 

Portugal: Capela, Barrosa, Felix, Carvalho, Ferreira, Serafim, Correia, Arsenio, Travassos, Cabrita y Albano. 

banderaFranco.3

 

 España: Eizaguirre, Gonzalvo II, Parra, Ontoria, Puchades, Panizo, Asensi, Basora, Gainza, Molowny y Zarra. 

Árbitro: Jack Mowat (Escocia).

GOLES: 0-1: Zarra (24′); 1-1: Travassos (51′), 2-1: Correia (53′), 2-2: Gainza (82′). 

Incidencias: Partido disputado el 9 de abril de 1950 en el Estadio Nacional do Jamor en Lisboa, correspondiente al partido de vuelta para la clasificación en el Campeonato del Mundo de Brasil.   

MUNDIALISTA EN BRASIL

Su buena actuación en Lisboa y su buen hacer en el Espanyol, le hizo acreedor de una plaza en la selección para ir al Mundial de Brasil. Destacar que otro perico, el delantero canario Rosendo Hernández, le acompañaría en esa fabulosa aventura hacia tierras brasileñas.

parrabrasil

Parra disfrutó en Brasil fuera y dentro del campo

La selección afrontaba el Mundial con optimismo e ilusión, sin mucho que perder y mucho que demostrar. El grupo era una piña y la ilusión en la expedición hispana era palpable.  De esta forma España llega a Brasil, donde tendrá como primer adversario a Estados Unidos. Parra no entra en los planes del seleccionador. A priori se prevé fácil pero que pese al tres a uno definitivo, se le complicó en demasía a los pupilos de Guillermo Eizaguirre. Especialmente polémico el resbalón sufrido por el cancerbero Eizaguirre que propició el tanto norteamericano Gaerjens en el minuto 17. Victoria incierta que los técnicos interpretan como un serio aviso, por lo que ven conveniente la introducción de algunos cambios de cara el siguiente partido, donde el de Blanes es uno de los favorecidos.

El debut de Parra sería frente a Chile en el marco incomparable: Maracaná. Entran el citado Parra, que llevaba el dorsal número 5, a más a más del cancerbero Ramallets y Panizo. Los damnificados son el portero Eizaguirre, Antúnez y elespanyolista Rosendo Hernández. La entrada de Panizo traslada a Igoa al interior derecho y esto provoca la homogeneidad de un equipo que da sensación de fortaleza defensiva y mucho poder ofensivo.

mundial

El once español contra Chile

Así España comienza a confirmar su buen momento y el sensacional estado de gracia de un futbolista llamado Telmo Zarra, un vendaval ofensivo, “la mejor cabeza de Europa después de Churchill”, un sensacional delantero que remataba con la cabeza incluso con más fuerza y precisión que con el pié. Y colgando de Zarra y Basora en el apartado ofensivo y de la seguridad de Parra en la retaguardia, más la presencia siempre segura del buen portero Ramallets. España venció de forma clara a Chile con goles de Basora y Zarra.

banderaFranco.3 

España: Ramallets, Gabriel Alonso, Parra, Gonzalvo II, Gonzalvo III, Puchades, Basora, Igoa, Zarra, Panizo, Gaínza.

chile

 Chile: Livingstone, Álvarez, Farias, Roldán, Busquets, Carvallo, Prieto, Cremaschi, Robledo, Muñoz, Díaz.

Árbitro: Alberto da Gama Malcher (Brasil).

GOLES: 1-0: Basora (17’); 2-0: Zarra (33′). 

Incidencias: Partido disputado el 29 de junio de 1950 en el Estadio Maracaná de Rio de Janeiro, correspondiente al segundo partido de la primera fase del grupo B del Campeonato del Mundo de Brasil. 

EL GOL DE ZARRA

De esta forma España llega al partido más importante del grupo en el que se enfrentará  a Inglaterra. “La Pérfida Albión”, que participaba por primera vez en un campeonato mundial, cabeza de serie y que había caído contra todo pronóstico ante Estados Unidos.

parrazarra

Parra y Zarra en un entrenamiento en Brasil

Por tanto un partido de altos vuelos en el que Inglaterra tenía la imperiosa necesidad de ganar para clasificarse.  Un partido que acabará entrando en la leyenda del fútbol español y cantará por las ondas de RNE el genial Matías Prats. Sucedió un 2 de julio, en un encuentro que el propio Zarra (Telmo Zarraonandía, 1921) calificó como “el partido del siglo”. Gracias a aquel gol España lograba, por primera y única vez en su historia, hasta que en 2010 “La Roja” se alzó con el campeonato del mundo.

La selección inglesa necesitaba ganar y a España le bastaba con el empate, pero los españoles salieron al campo con hambre de victoria. “España ha escrito hoy en el estadio de Maracaná una de las páginas más gloriosas de su fútbol”, comenzaba diciendo la crónica telegráfica del corresponsal del periódico ABC en Londres, Inocente Palazón Olivares.

Así recogía el gol ABC, visto en directo por 120.000 espectadores: “A los tres minutos del segundo tiempo se produce el gol de la victoria española. El portero, Ramallets, saca con la mano sobre Gonzalvo III, que avanza y pasa a Gaínza; este, a Panizo, quien cede a Puchades, retrasado; el medio español, a Gaínza; el avance lo corta el medio derecha, Wright. El despeje de este va al defensa Alonso, que pasa adelantado y cruzado a Gaínza, que, de cabeza, lo envía a Zarra, y éste remata sin parar hasta el fondo de la red.

zarra

El mítico gol de Zarra en Maracaná

El gol imparable de Zarra es acogido con inenarrable ovación por parte de los espectadores españoles y parte del público brasileño”. La victoria por 1-0 fue histórica porque dejaba fuera de la lucha por el título a nada menos que Inglaterra, “maestros” e “inventores” del fútbol mundial y el equipo “más calificado, sin duda, de los que participaban en la competición”. Aún se recuerda ese encuentro como uno de los más emocionantes que se hayan visto en la historia de los mundiales.

Resumen del partido entre España e Inglaterra

El mismo Jefe de Estado, el Generalísimo Francisco Franco envió un telegrama de agradecimiento al capitán y los jugadores: “Al terminar la retrasmisión con que seguí el emocionante encuentro y brillantísimo triunfo –decía–, os envío mi entusiasta felicitación por vuestra técnica y coraje en defensa de nuestros colores. ¡Arriba España!”.

Aquel remate de Zarra, considerado durante décadas el “mejor goleador de la historia del fútbol español”, tenía un significado mucho más amplio, pues para muchos fue el “final de la hegemonía futbolística de Inglaterra”, como lo escribió el célebre periodista español Matías Prats en la Tribuna Abierta.

 parra12

Parra en acción frente los “Pross”

Gol histórico que pese al empuje de una gran selección inglesa no puede con un equipo español colosal que recibe todo tipo de elogios, desde Ramallets -al que se compara con el mejor Zamora- pasando por Alonso, Parra y Gonzalvo II, la perfecta dualidad que conformaban Puchades y Gonzalvo III, la habilidad en la creación de Igoa y Panizo, la velocidad y la calidad de los dos extremos Basora y Gaínza y la grandeza de Zarra, un delantero de época. 

banderaFranco.3

 España: Ramallets, Gabriel Alonso, Parra, Gonzalvo II, Gonzalvo III, Puchades, Basora, Igoa, Zarra, Panizo, Gaínza.

inglaterra 

Inglaterra: Williams, Ramsey, Hughes, Eckersley, Wright, Dickinson, Matthews, Mortensen, Milburn, Baily, Finney.

Árbitro: Giovanni Galeati (Italia).

GOLES: 1-0: Zarra (48′). 

Incidencias: Partido disputado el 02 de julio de 1950 en el Estadio Maracaná de Rio de Janeiro, lleno absoluto. Correspondiente al tercer partido de la primera fase del grupo B del Campeonato del Mundo de Brasil.

UN HISTÓRICO CUARTO PUESTO

La aventura española, después de una brillante primera fase, seguía tras la histórica victoria ante uno de los favoritos, Inglaterra, que supuso el premio a una fase definitiva en la que España se enfrentó a los dos finalistas, logrando un empate a dos ante la futura e inesperada campeona, la Uruguay de los Obdulio Varela, Schiaffino o Ghiggia.

Curiosamente un resultado que supo a poco por las expectativas creadas, porque España se puso 2 a 1 en el marcador con sendos tantos de Basora, y por el balón que mandó a las nubes Igoa en una inmejorable ocasión. Fallo previo a la igualada de Varela que unida a la lesión de Ramallets -que jugó toda la segunda mitad mermado en sus facultades físicas- hizo disiparse las esperanzas españolas de victoria.

Cuatro días más tarde España se enfrenta a la temida y gran favorita selección brasileña que venía de golear 7 a 1 a Suecia, en sus filas futbolistas tan geniales como Bigode, Friaça, Zizinho, Jair y Chico.

Se teme lo peor y se cumplen los peores presagios cuando a los 31 minutos los brasileños vencen por un contundente 0-3. La superioridad es manifiesta, Brasil vence claramente por un contundente 6 a 1. Una lección en toda regla con Maracaná como testigo, la confirmación de que tras la histórica victoria sobre Inglaterra la selección española había perdido gas y gran parte de su seguridad.

mundial2

El equipo que se enfrentó a Brasil

Y para cerrar este mundial y la positiva etapa del cuadro español de Guillermo Eizaguirre como seleccionador, otra pequeña decepción ante Suecia. Encuentro final disputado el 16 de julio de 1950 en Sao Paulo en el que España cae por tres goles a uno, disipándose así las aspiraciones españolas de acabar en la tercera posición. Parra jugó todos los encuentros de esta segunda fase, disputando un total de cinco encuentros mundialistas.

seleccion

El once de la selección con los pericos Parra y Rosendo contra Suecia

Reseñar que su última presencia con la selección española fue en el amistoso disputado en el célebre estadio de Heysel de Bruselas frente a la selección de Bélgica., donde ambos equipos empataron a tres el encuentro. 

EL MÍTICO 6 a 0 AL BARCELONA

Parra vivió como jugador uno de los derbis más recordados y entrañables para el españolismo, el del 6 a 0 en Sarrià. La fecha del 15 de abril de 1951 fue un día histórico para el Espanyol y los derbis ante el Barcelona, ​​ya que ha sido hasta ahora la goleada más abultada en un partido de liga, Copa o en Europa, ya sea como local o como visitante.

6-0.2

El partido sucedió en un domingo soleado del mes de abril. Se disputaba la 29 ª jornada de Liga. Sarrià estaba a rebosar para presenciar el espectáculo del derbi. El Barça frente el partido sin ninguna opción al título al haber sido vapuleado del campo del Sevilla por 4 a 0 y sólo optaba a ser segundo. El Espanyol afrontaba el partido con los nervios de evitar la promoción, ya que luchaba con el Racing, Deportivo La Coruña y Málaga para evitar una de las dos plazas de la promoción, ya que la otra estaba adjudicada al Murcia. Por lo tanto el partido tenía suficientes ingredientes para que fuera muy caliente.

6.0

El once perico que humilló al Barcelona

El Estadio de Sarrià contemplaba un gran número de aficionados culés para hundir al eterno rival en el dramatismo de la promoción. El entrenador azulgrana era Fernando Daucik, técnico que implantó el esquema del fuera de juego como gran baza y hasta entonces revolucionario. Además de realizar una decisión muy polémica la de excluir al delantero César para poner a su lugar al defensa Calvet. Por parte españolista, estaba como entrenador Pepe Nogués, ex-técnico y jugador del Barça, que encaraba el encuentro con las bajas de Trias, Soto, Argilés y Piquín. Esto propició que entraran en el once Soler, como portero, Veloy, Diego y Grau. El árbitro era el vasco Rivero. Ambos conjuntos plantearon el mismo esquema un 3-2-5, la clásica W-M de la época.

parra

Parra frena a Basora en un derbi

El Espanyol en un principio no se pudo escaparse de la trampa del fuera de juego, pero al cuarto de hora de juego, esta táctica se hizo añicos. Marcet, como cerebro de los pericos, retrasó su posición para atraer al central culé Biosca, de esta manera poder lanzar largas aperturas por las bandas a Grau, Arcas o Egea, que esperaban que la pelota superara a la defensa azulgrana, lenta y sin recursos, ya que fue superada por Arcas que se deshizo de Segarra, pero no de Ramallets, pero en el rechazo el defensa Martin erró y Grau se aprovechó para abrir el marcador. Los 28 minutos de juego, Marcet presionado por Biosca se escoró a la banda derecha donde centró al primer palo para que Arcas anticipase a toda la retaguardia culé y anotara el segundo gol con un golpe suave de cabeza. Sólo dos minutos más tarde, Marcet recuperaba el balón en el centro del campo y lanzó un pase en profundidad entre en Biosca y Segarra, para que en Grau por velocidad los superase y encarara al portero, superándolo con un tiro cruzado por alto y colocar el tercero en el marcador. El delirio en las gradas era total y no era para menos. Pero el festival no había terminado aún y tres minutos más tarde el Espanyol metió el cuarto, obra de Marcet, que culminó una acción iniciada por el delantero Xirau que superó a la defensa y ante la salida desesperada de Ramallets y recuperar el rechazo de su propio disparo, retrasó el balón hacia en Marcet porque este chutara un pepinazo que se estrelló de nuevo en la red culé, sin que Gonzalvo III pudiera evitar el gol con su salto a la desesperada. Con este 4 a 0 se llegaba al descanso.

El Barça hizo cambios tácticos para reponerse del duro correctivo de la primera parte, pero todo resultó en vano para los hombres de Daucik, ya que los 3 minutos de juego de la reanudación, una falta en la frontal del área culé se estrelló en la barrera defensiva y el rechace lo aprovechó Egea que por velocidad ganó de nuevo a la defensa azulgrana para cruzar por alto el balón ante la mirada atónita de Ramallets, que se hacía cruces de lo que estaba pasando aquella histórica tarde.

El festival perico finalizó el minuto 83 de juego, cuando Arcas escapa por velocidad por la banda sin que ningún defensa sea capaz de detenerlo y ante la salida de su amigo Ramallets le supera por bajo y anotar el sexto gol perico.

6-0

Memorable resultado el vivido en Sarrià

Así se culminaba una de las más memorables actuaciones de nuestro club en un terreno de juego. Un 6 a 0 que a pesar haga ya más de seis décadas, aún perdura como la goleada más abultada e histórica entre los enfrentamientos en partidos de Liga y Copa entre los dos equipos de la ciudad de Barcelona, es decir, en competición nacional e internacional.

espanyolR.C.D. Espanyol: Soler, Veloy, Parra, Celma, Flotats, Diego, Grau, Marcet, Arcas, Xirau y Egea.

barcelonaFC Barcelona: Ramallets, Martín, Biosca, Segarra, Szegedy, Gonzalvo III, Basora, Marcos Aurelio, Calvet, Seguer y Nicolau.

Árbitro: Rivero (Colegio vizcaíno)

GOLES: 1-0: Grau ( 15′ ) ; 2-0: Arcas ( 28′ ), 3-0: Grau ( 30′ ), 4-0: Marcet ( 33′ ), 5-0: Egea ( 48′ ) i 6-0: Arcas ( 83′ ).

UNA NOCHE DE PERROS

El Espanyol se prestaba a inaugurar el campeonato de Liga 1952/53 en el campo de Balaídos en Vigo. El cuadro espanyolista hacía el viaje en avión hacia tierras gallegas, pero el mal tiempo provocó que a medio camino el avión tuviera que aterrizar en Bilbao. Desde la capital del Bocho, la expedición blanquiazul fletaron varios taxis de manera rápida, teniendo que viajar toda la noche para llegar a Vigo. Los de Scopelli llegaron tan sólo veinte minutos antes de disputar el encuentro. ¿El resultado? Victoria perica por 0 a 1, gracias a un tanto de Marcet. Ese Espanyol avisaba a todo el mundo que ese año sería un duro rival y que ni las inclemencias meteorológicas evitarían una temporada inolvidable a manos de Scopelli.

LA MEJOR ZAGA NACIONAL 

El Espanyol envuelto, como muchas veces, en una guerra interna turbulenta por la adquisición en propiedad de los terrenos de Sarrià, que pertenecía a la familia De la Riva, finalmente se solucionó con la llegada al mando del club de don Francisco J. Sáenz que hizo la fumata blanca y adquirió en propiedad el Estadio a cambio de 5 millones de las antiguas pesetas. Eso permitió al club centrarse en formar un equipo más competitivo. El egarense Argilés y Cata en la defensa, se unían a un ya consagrado y mundialista Parra, formando una de las mejores líneas en el panorama nacional, que se le sumaba a un formidable cancerbero, el francés Marcel Domingo que venía procedente del Atlético de Madrid y solventaba un problema en la portería ya que el legendario Trias ya era muy veterano.

argiles

Parra posando junto a su hijo y su cuñado Argilés

A esa seguridad defensiva, se le añadió gente de calidad en la media como Artigas, que sustituía al “Miserias” Flotats que marchó al Barcelona, dando un salto de calidad en la media y en la delantera estaba una delantera que marcó una época: Marcet, Arcas, Mauri, Piquín y Egea, acompañados de Colino que gozaba de una dorada madurez.

Ese formidable equipo explotó en las manos del “Conejo” Alejandro Scopelli, gran figura del futbol argentino, trajo ideas revolucionarias y métodos psicológicos eficaces. Bajo su mando, el Espanyol ganó fama y volvió ser temido. El cuadro blanquiazul permaneció las once primeras jornadas imbatido de la temporada 1952/53, siendo el líder de la competición, practicando un gran futbol y con una gran arma secreta: “El oxígeno”, que consistía en que los jugadores hacían unas inhalaciones de oxígeno durante la media parte, mediante bombonas de oxígeno.

scopelli

Scopelli junto al Dr. Navés con el famoso oxígeno 

Al margen de la oxigenoterapia y sus dudosos resultados científicos, la verdad es que el equipo perico mezclaba un juego moderno y a su vez vistoso con su técnica y velocidad. Finalmente el Espanyol acabó cuarto, la falta de banquillo y el cansancio hizo mella al equipo que se deshinchó en el rush final, pero al menos tuvo el honor de conseguir la Copa Reloj Duward, un trofeo que la marca de relojes Duward otorgaba anualmente al club menos goleado de la Primera División de España.

Al año siguiente, el Espanyol repitió el cuarto puesto en la Liga, aunque esta vez tuvo pocas opciones de alzarse con el título, y también reeditó la Copa Reloj Duward, al ser de nuevo el equipo menos batido del campeonato, demostrando la gran calidad de la zaga perica con un indiscutible Parra al frente.

duward

Parra como capitán recogiendo la Copa Duward

Esas extraordinarias actuaciones en la zaga blanquiazul le valieron para que continuamente salieran rumores de su inminente marcha del club por el interés de los grandes equipos nacionales, como el Real Madrid o el Atlético de Madrid, pero el club siempre se cerró en banda a una posible marcha del emblemático defensa perico y él jamás puso de su parte para abandonar la entidad que tanto quería.

52.53

El equipo titular del oxígeno que marcó una época

UNA DURA SANCIÓN

Tras dos grandes campañas del Espanyol con Scopelli al mando, pronto los blanquiazules intuirían que las cosas no serían tan halagüeñas. En el segundo partido de la Liga 1954-55, en Sarrià frente al Athletic de Bilbao. El conjunto vasco a la hora de partido vence por 0-2. Parecía todo sentenciado, pero los blanquiazules no se rindieron y en el minuto 74′ Marcet lograba acortar distancias (1-2). El tanto anima al Espanyol que, con más corazón que buen juego, arremete contra la meta bilbaína.

Y en pleno asedio llegaba la jugada clave. Minuto 83 de partido, cuando un pase largo de Marcet habilita a Cruellas que, frente a Carmelo, lo bate por bajo. Llegaba el anhelado empate y Sarriá estalló de júbilo. El colegiado dio validez a la jugada señalando el centro del terreno de manera ostensible, pero……. junto a la tribuna principal se alzó el banderín del juez de línea. El señor Luis López Moreno, que ya en la primera parte anuló un gol a los espanyolistas y que apreció de nuevo posición ilegal, esta vez de Cruellas.

athletic2

El gol anulado a Cruellas que desencadena toda la polémica

Alertado del banderazo y ante la insistencia de los jugadores rojiblancos que se arremolinaron junto al juez de línea, Díaz Argote accedía a consultarle. Finalmente, y en medio de una espectacular bronca, el colegiado varió su decisión inicial y termina anulando el gol. Los jugadores espanyolistas, alentados por la ira de la grada, y llenos de impotencia e indignación al ver que Díaz Argote se mostraba inflexible ante sus reclamaciones, adoptaron una actitud pasiva en señal de protesta. No mostraban ningún interés en reanudar el partido e incluso algunos, se tumbaron sobre el césped. Ante ello, el colegiado solicitó la presencia del delegado de campo, el directivo Alberto Aguilá Armengol, en un intento de que los blanquiazules depusieran su actitud. Pasados unos instantes sin que variara la esperpéntica situación, Díaz Argote, todavía con el delegado de campo dentro del rectángulo, ordena la reanudación del juego con el lanzamiento de la infracción que propició la anulación del gol. En medio del estupor general y con todos los jugadores blanquiazules ajenos al devenir del juego, el Athletic puso la pelota en juego y Arieta I, cruzaba el campo sin oposición alguna para anotar el tercer gol. Para valorar la escena, baste con decir que Marcel Domingo, meta blanquiazul, se hallaba fuera del arco. Ante la incredulidad general, el colegiado da validez al tanto (1-3) y una vez situado el esférico en el círculo central, ordenaba al Espanyol que reanudara el juego.

athletic

El colegiado Díaz Argote centro de todas las iras

Pero no es posible. Los blanquiazules continuaban su particular protesta. Mientras proseguía el diálogo del árbitro con el delegado de campo, un espectador impecablemente vestido con traje azul, saltó al terreno de juego y pateó despectivamente el balón enviándolo a un lateral del campo con la pertinente ovación del púbico, en un clima de mofa generalizada. La situación era de puro esperpento.

athletic3

La sentada de los jugadores del Espanyol en pleno césped de Sarrià

Superado por los acontecimientos y viendo como el escándalo se adivinaba imparable, ya que los jugadores del Espanyol no mostraban ningún ademán de seguir jugando, Díaz Argote ordenaba el final del partido cuando aún restaban cinco minutos para cumplirse el tiempo reglamentario. Los bilbaínos intuyendo lo que se avecinaba abandonaron precipitadamente el terreno de juego. Pero la traca final todavía estaba por llegar.

Cuando el colegiado se retiraba hacia el túnel de vestuarios, un elegante caballero de tribuna salta la barandilla introduciéndose al terreno de juego, se dirigió con paso firme pero parsimonioso hacia el trencilla. Su buena presencia hace pensar que se trata de alguien con suficiente autoridad para mediar en esa caótica situación. Nada más lejos de la realidad. Al llegar frente al árbitro, y sin mediar palabra le propinó una sonora bofetada, retornando seguidamente a su asiento en tribuna, sin que ningún agente de seguridad interviniera; cuando quisieron hacerlo, ya el personaje en cuestión se había vuelto a camuflar entre las abarrotadas gradas de Sarrià. El colegiado Díaz Argote, repuesto de la agresión, intentó buscar su agresor, pero finalmente fue controlado en su intento para que el incidente no pase a mayores. Por increíble que pueda parecer, nunca nadie supo dar razón del agresor.

Finalizado el partido, la Junta Directiva del club emitió una Nota Oficial para su publicación en los principales diarios de Barcelona, donde acusaba al colegiado y su linier de ser los grandes responsables de todo lo acontecido en Sarrià, por su conducta de mala fe y su parcialidad. Avisando que dicha denuncia iba a llegar a la Real Federación Española de Futbol.

Pese a esa nota contundente del club, el Espanyol no se escapó de recibir severas sanciones por parte del Comité de Competición. Se sancionó a Alejandro Scopelli entrenador del Espanyol y a José Parra (capitán) con 6 y 3 meses de inhabilitación, respectivamente, por indisciplina colectiva de los jugadores, negándose a seguir el desarrollo del partido. Se multó al club por incidentes graves del público que, entre otras faltas, derivaron en agresión al colegiado. (El montante final de la multa ascendió a 29.000 pesetas). Amonestación doble y multa a todos los jugadores del RCD Espanyol y también al delegado de campo, por desconsideración hacia el árbitro en el momento de producirse los incidentes. Se acordó dar el partido por finalizado con el resultado de 1-3. Suspensión por el período de 1 mes al colegiado Manuel Díaz Argote, por falta de autoridad para resolver los incidentes. 

Sin embargo, dichos acuerdos debían ser ratificados por el Comité Nacional de la Federación Española de Fútbol, donde una comisión de directivos espanyolistas formuló sus alegaciones. La súplica matizaría la sanción a Parra, logrando que los 3 meses de sanción impuestos, solo afectaran al ejercicio de sus funciones como capitán del equipo, por lo que el defensa central seguiría jugando con normalidad.

No obstante, el resto de acuerdos fueron ratificados, por lo que el castigo de 6 meses a Scopelli no fue revisado. Aunque “El Conejo” seguiría ejerciendo como técnico de facto en lo referente a tácticas y alineaciones, no podía ocupar su plaza en el banquillo. La directiva decidió que su lugar lo ocupara Pepe Espada, un hombre de la casa.

Sin embargo Scopelli no cumpliría íntegramente su sanción ya que sería cesado tras la última jornada de la 1ª vuelta a raíz de un empate en Sarriá (1-1) ante el Málaga, colista por aquel entonces. Su puesto lo ocuparía Odilio Bravo.

Por lo que respecta al trencilla Díaz Argote cumplió su sanción de manera íntegra. Aquella campaña sería la última que actuaría en la máxima categoría ya que, una vez finalizada, fue descendido a 2ª División donde todavía seguiría arbitrando dos temporadas más. Conocidas las sanciones Luis López Moreno, el linier santanderino que invalido los dos goles, renunció a su cargo y entregó la licencia a la Federación Centro, en solidaridad con el colegiado ya que estimó injusto el castigo que le habían impuesto.

Quizá como presagio de tiempos peores, aquella grotesca tarde marcaría el inicio de una temporada larga y dura para el Espanyol, que necesitaría de una liguilla de promoción para mantener la categoría, que afortunadamente pudo salvar.

espanyolRCD Espanyol: Domingo, Argilés, Parra, Cata, Bolinches, Faura, Cruellas, Marcet, Mauri, Piquín y Arcas.  

athleticAthletic Club Bilbao: Carmelo, Orue, Venancio, Canito, Mauri, Manolín, Arteche, Arieta I, Zarra, Maguregui y Federico Bilbao. 

Árbitro: Señor Díaz Argote.

GOLES: 0-1: Maguregui (35′) ; 0-2: Arteche (61′), 1-2: Marcet (72′), 1-3: Arieta.

LLEGA LA MARGINACIÓN

A partir de la temporada 1955-56, el papel de Parra en el Espanyol se fue difuminando, si antes el central afincado en Terrassa era pieza clave e indiscutible para el cuadro periquito. Llegada a la treintena, pese que su condición física era perfecta para un jugador de su edad, los entrenadores cada vez contaban menos con él, ya que amoldaron primero a Cata y luego las incorporaciones al primer equipo de hombres como Abel o Bartolí, hicieron que el papel de Parra fuera cada vez más testimonial. De hecho, en las siguientes cuatro temporadas que formó parte de la entidad el bravo central tan sólo jugó 22 partidos ligueros de 120 posibles, y varios de ellos los disputó por las bajas que tenía el equipo en defensa. Dejando bien a las claras que el tiempo de Parra en el club había pasado.

kubala

Kubala vs Parra, un duelo que marcó los años ’50

Esa marginación dolió al jugador de Blanes, como evidenciaba una entrevista concedida a Mundo Deportivo en 1957: “En todo lo que me ha ocurrido en el Espanyol he visto algo personal, incluso al margen de la opinión de los entrenadores. Y este sigue siendo mi criterio, porque no se me ha demostrado lo contrario”. ¿Dolido con el Espanyol? “¿Con el Espanyol? ¡En absoluto! El club está por encima del criterio de las personas que han influido en relegarme al ostracismo. Pero dejemos eso ahora”.

Pese a su ostracismo, la afición nunca olvidó al jugador y a la mínima que podía expresaba su apoyo y cariño incondicional al legendario central blanquiazul, la muestra más clara fue en un amistoso navideño celebrado en Sarrià, donde el rival era el Núremberg alemán. Parra hizo acto de presencia en los últimos quince minutos de partido y el público lo agasajó con una sonora ovación en agradecimiento a toda una carrera en blanquiazul.

RECALA AL CARTAGENA Y CUELGA LAS BOTAS

Esa triste situación, marcada también por la ley de vida del deportista, hizo que finalmente a la conclusión de la temporada 1958/59 abandonara el club, con la promesa que se le hiciera un partido de homenaje, que nunca llegó. Lo que no le faltó fueron ofertas, entre ellas una muy firme del Elche, pero finalmente recaló en la Unión Deportiva Cartagena de la tercera división.

cartagena

Parra posando con la zamarra del Cartagena

En el equipo cartagenero, Parra mostró su enorme clase y dejó huella en el conjunto murciano, tal fue así que no dudaron en ofrecerle la renovación, pero el de Blanes optó por la retirada y dedicarse a su negocio, un taller de mecánica, en su Terrassa y también pasar mucho más tiempo junto a su mujer, Conchita, y sus dos hijos.

Pese a que nunca dejó de matar su gusanillo por el futbol, jugando con la Agrupación de Veteranos de Barcelona o en las ligas de empresas, no mostró demasiado interés en enrolarse de manera seria en el futbol, tan sólo, estuvo en una corta etapa como directivo encargado del área deportiva y responsable de ser el enlace entre la directiva y los jugadores egarenses. En esa etapa coincidió con su buen amigo Agustí Faura, que fue designado entrenador.

terrassa

Faura y Parra charlando ambos en el Terrassa

La Federación Catalana de Futbol en junio de 1968, no quiso olvidar la figura del legendario central blanquiazul y le hizo entrega la medalla de oro de dicho organismo, el máximo guardón que otorgaba la Federación. Su presidente, en aquel entonces, Don Pablo Porta, tuvo estas palabras para definir la figura de Parra: “Al conceder esta medalla de oro a José Parra Martínez creemos que premiamos a las nobles cualidades de un jugador que, uniendo su gran, clase en la defensa de los colores del R.C.D. Espanyol, de la Federación Catalana y de nuestra selección nacional, ha sido modelo de caballerosidad y espejo de gran jugador. A José Parra le debíamos este galardón. El es, en verdad, la gran figura de la corrección en el fútbol”.  

LA ELEGANCIA HECHA FUTBOL

De José Parra, los más viejos del lugar aseguran que fue el defensa central más noble del futbol nacional. En Sarriá jugó durante una década, fue internacional y se cubrió de gloria. De é! se llegó a decir que “convirtió la defensa en arte” y muchas de sus lecciones las elevó a su máxima expresión más tarde el alemán Beckenbauer. El de Blanes, aunque egarense de corazón, pese a su limpieza – o quizás gracias a ella – es toda una leyenda del club blanquiazul y su talento traspasó fronteras gracias al Mundial de Brasil, que con España deslumbró por su nobleza y calidad, algo inusual en un defensa central de la época.

parra3

El antes y después en la defensa espanyolista: Parra y el malogrado Jarque posando para la revista Don Balón

 

 ESTADISTICAS DE JOSEP PARRA    

PARRA

 

 

_____________________________________________________

Bibliografía: Pericos Online, Mundo Deportivo, LFP, libros historia RCDE,  La Vanguardia, ABC, El País, El Españolista.

Fotos: Libros historia RCD Espanyol, Mundo Deportivo, Fuerza Perica, Don Balón, Pericos Online, El Españolista.

CRISANTO BOSCH ESPÍN

8 noviembre 2009

EL HOMBRE

DE SARRIÀ 

BOSCH

Crisanto Bosch Espín, lo fue todo para su Club, el RCD Espanyol, jugador, entrenador, cuidador, encargado del campo y huésped de la residencia de jugadores del club instalada en las mismas entrañas de Sarrià y sobretodo pieza clave para la subsistencia del club, junto a Trabal y Cuervas, en la sufrida Guerra Civil Española.

Obviamente, debido a la época que le tocó vivir, al bueno de Bosch el fútbol no le dio dinero, pero fue millonario en amistades, que las ganó a pulso a base de honradez, entrega y humildad. Seguramente por esta razón, a “Tin”, así le llamaban cariñosamente, el Espanyol le realizó más de un homenaje en vida y sin duda fueron más que merecidos. Permaneció en el club casi 50 años, donde su entrega y dedicación no sólo se quedó en su persona, sino que su familia siguió su ejemplo con su esposa Encarna y sus tres hijas María, Encarna y Margarita. Crisanto Bosch puede definirse, por encima de todo, como un hombre de corazón que puso su integridad y hombría de bien al servicio del deporte, a través de los colores de su amado club el Espanyol. 

SUS INICIOS

Crisanto cuando tenía que nacer tenía que venir su abuelo materno para apradinarle, pero un imprevisto le impidió desplazarse, por lo que pidió a los padres de la criatura que por favor le llamaran como él, Crisa